BeTech: noticias de tecnología

Coches inteligentes

La conducción inteligente de los Tesla ahora sale mas cara

La conducción inteligente de los Tesla ahora sale mas cara

Una de las innovaciones más esperadas de los últimos años es la de los vehículos de conducción autónoma. Tesla es un fabricante de automóviles eléctricos que está interesado en estas investigaciones. Sin embargo, aunque sus coches son de gama alta, esta innovación parece ser muy costosa y en las últimas pruebas realizadas parece que no incorpora más que un aumento del precio del vehículo.

El sector automovilístico avanza cada vez más. Las últimas tecnologías de comunicación y conexión permiten disfrutar de prestaciones tales como acceder a nuestro Spotify desde el navegador o disponer de WiFi durante el trayecto. También han tenido avances muy importantes destinados a disfrutar de una conducción más segura o incluso automática. En este último caso Tesla es uno de esos fabricantes que está trabajando en ofrecer coches inteligentes, aunque su proyecto no parece tan rentable como parece.

Aumento de costes sin innovación

Empecemos colocando a Tesla en el mercado automovilístico. Para los que vean por primera vez este nombre, es un fabricante de automóviles de alta gama que destacan por su propulsión íntegramente eléctrica. Solo comercializa dos modelos: S, un modelo de tipo berlina, y X, un todo camino o SUV. Sus precios varían en función de la versión y la capacidad de su batería, y van desde los cerca de 45.000 euros del S a los 70.000 del modelo X, eso sin contar los extras.

Precisamente, la conducción autónoma es un extra de Tesla. Su precio aumenta en algo más 2.200 euros, pero eso era en octubre del año pasado. Ahora habrá que desembolsar casi 500 euros más para disponer del extra en el vehículo de propulsión eléctrica. Aquellos que ya tenían su modelo S o X en el garaje también pueden disponer de esta mejora, pero les costará unos 3.115 euros incorporarlo sin que este le aporte nada nuevo, simplemente que el coche conduzca solo.

Pantalla táctil Tesla

Así es la pantalla del navegador táctil de los coches Tesla

Ya existen coches no tripulados

La tecnología de navegación automática no es una novedad de Tesla. En las últimas semanas hemos visto como diversos fabricantes y empresas se han interesado por ofrecer esta mejora en sus vehículos. El caso de Toyota y Uber es uno de ellos. Ambas compañías están trabajando en un proyecto con el que pretenden ofrecer un servicio de transporte privado cuyos vehículos no estén tripulados por un humano.

Pero mientras continúan sus pruebas otros se han adelantado. Nuntonomy ya ha hecho sus primeras pruebas públicas con éxito por las calles de Singapur. De momento los prototipos Renault Zoe y el Mitsubishi i-MiEV, ambos eléctricos, funcionan con un ingeniero a bordo que recoge y evalúa los datos del comportamiento del vehículo para que la versión final, cuya salida está prevista a lo largo de 2018, garantice una experiencia satisfactoria y segura para el pasajero.