BeTech: noticias de tecnología

TRUCOS FOTOS

Consejos básicos para hacer buenas fotos con el móvil

Consejos básicos para hacer buenas fotos con el móvil

Trucos y consejos básicos para realizar fotos con el móvil y obtener siempre la mejor calidad.

Hacer fotos con el móvil es algo que verdaderamente fácil si hacemos las típicas tomas de familia y demás, pero se torna en algo muy complejo si pretendemos hacer algo de calidad que rivalice en un plano más profesional. Ahí el tema se complica y conviene tener claros una serie de consejos que te enumeramos a continuación.

Lo primero es conocer bien las prestaciones que tiene la propia cámara del teléfono, como bien dicen los pilotos de F1, conocer la máquina es clave para saber de lo que eres capaz, pues aquí más de lo mismo. No cuesta nada un breve repaso a las opciones que nos ofrece el terminal, algo que sueles encontrar en uno de los lados de la pantalla de la cámara, donde podremos ver los miles de ajustes que suelen ofrecer los móviles. Es algo quizá un poco tedioso pero seguro que se descubren prestaciones y opciones que nos ayudarán mucho. Del mismo modo es bueno tener los pies en el suelo y tener claro que un teléfono móvil por buena que sea la cámara no es una cámara profesional por lo que, por ejemplo, cuando tengamos que realizar fotos con baja luminosidad o de noche hay que tener un muchísimo cuidado de no mover el teléfono porque sino la foto saldrá borrosa.

Modo avanzado o profesional

No todos los móviles tienen funciones avanzadas o modo profesional en su cámara pero es cierto que si tienes la fortuna de tener uno de esos equipos estás de enhorabuena, ya que se abre ante ti un enorme mundo de posibilidades. Con estos modos podrás manejar la escena modificando valores tan comunes para los profesionales cómo son la compensación de la exposición, la velocidad del diafragma o el nivel ISO, sin olvidar el enfoque manual, todo un lujo en estos casos. Si eres un usuario “prof” seguro que ya se te está haciendo la boca agua. Si eres un usuario del montón, tranquilo, bastará con que deslices el dedo por la pantalla y modifiques esos valores sin piedad para ver cómo cambia la composición final de la foto. Prueba sin piedad y verás como la pantalla te lleva a ese punto de ajuste que dejará la foto con tu quieres. De verdad que si tienes un modo avanzado en tu móvil te estás asegurando un 90% de éxito en tus fotos. El mejor ejemplo son las tomas nocturnas o con poca luminosidad, donde con un modo manual puedes conseguir una instantánea propia del mejor de los fotógrafos sin tener conocimientos avanzados. Prueba y verás.

Filtros, encuadre y trípode

Los filtros son también grandes aliados a la hora de realizar una fotografía buena y moderna. Conviene analizarlos al detalle antes de empezar, ya que nos permitirán dar un aspecto completamente diferente y personal con un solo clic. Desde la aparición de la red social Instagram este tipo de filtros han cobrado una importancia sublime, de hecho, no sólo en Instagram, sino en cualquier red social sino subes una foto con filtro… no eres nadie. El encuadre es otro de los grandes aliados de la fotografía desde tiempos ancestrales, podemos decir que es un recurso clásico. Buscar siempre el ángulo diferente y enfocar desde donde los demás no lo hacen son maravillosos recursos para hacer algo original y diferente. El trípode es el gran accesorio del momento. Es algo clásico, sí, pero es que no hablamos de un trípode tan grande como tu espalda y que pese 2 kilos. Ni mucho menos, todo lo contrario, se trata de que te compres un trípode muy pequeño, de apenas 10 centímetros o incluso menos, de esos que entran en el bolsillo del pantalón. A que suena genial. Valen menos de 10 euros y son más efectivos de lo que te imaginas. La razón estriba en que, para empezar, te permite en tomas de baja luminosidad, cómo puede ser los atardeceres, evitar cualquier movimiento que provoque un fallo en la toma. Si haces fotos con el móvil en la mano y tienes montado ese pequeño trípode con sus patas estiradas está más que comprobado que el pulso que tienes es mucho más estable, por lo que sobran comentarios acerca de sus ventajas.

A qué hora…

No podemos terminar este reportaje sin aconsejarte las mejores horas para realizar fotos con el móvil. Los móviles disponen de buenas lentes con alta luminosidad, incluso con valores F1:9 y potentes procesadores pero el tamaño del objetivo es lo que es y la luz no tiene digamos mucho espacio para entrar por lo que las horas del día con mejor luz son nuestras mejores aliadas. Eso sí, ten cuidado nunca enfoques de cara al sol o de manera que incida directa o parcialmente sobre el objetivo ya que es muy probable que lo que enfoques te salga oscuro por la potencia del sol. El procesador de la cámara recibe mucha luz del sol, cierra para no quemar la toma… y deja oscuro lo que realmente quieres enfocar. Ojo con el sol. El atardecer y las horas en las que la luz se va son también grandes aliadas, ya que los parámetros de lectura de la imagen que tienen los teléfonos móviles logran tomas verdaderamente sensacionales, pero esa franja horaria se acaba rápido y… llega la noche. Aquí la dificultad es extrema si ya lo es con una cámara convencional con una cámara de móvil el tema se eleva muchos enteros. Está claro que tienen un flash, pero como mucho iluminan la cara y la escena.