BeTech: noticias de tecnología

Control físico en tu Smartphone

Cómo jugar con un mando de PS4 en un smartphone Android sin instalar nada

Cómo jugar con un mando de PS4 en un smartphone Android sin instalar nada

Si estás un poco harto del control táctil y echas de menos un mando con botones reales, te enseñamos a conectar un pad de PlayStation 4 a tu smartphone Android de la forma más sencilla posible

Jugar de forma táctil en un smartphone puede ser una experiencia tan placentera como inmersiva, ya que la interfaz de control de un Monument Valley, un Clash of Clans o un Slither.io está hecha para usar los dedos sobre la pantalla. Pero a la hora de afrontar una jugabilidad más clásica, más del tipo 2D o FPS en 1ª Persona, más propia en sí de una consola, entonces el control físico y los botones se echan mucho de menos. Sobre todo en cosas como un Ducktales HD, un Final Fantasy VII (que justo ayer llegó a Android, aunque en un port que deja mucho que desear) o el enorme catálogo de consolas retro vía emuladores.

 

Llegados a este punto, en el mercado hay una buena cantidad de mandos de control creados para ser compatibles con los smartphones, y brindar el tan deseado control físico cuando jugamos a un clásico de la primera PlayStation, de Super Nintendo o un arcade de lucha tipo Street Fighter o Mortal Kombat. Pero si no queremos invertir dinero, si nuestro móvil es Android, y da la casualidad que tenemos una PlayStation 4 en casa, con este sencillo método tendremos un mando conectado al móvil en 30 segundos.

La magia del Bluetooth

Conectados de forma inalámbrica o wireless a la consola desde la pasada generación, los mandos de las consolas actuales se enchufan mediante la tecnología del Bluetooth. Y esa misma es la que podemos usar en nuestra ventaja. Para ello simplemente hay que seguir estos pasos:

Paso 1

En el pad de PS4 apagado, pulsad y mantened apretados los botones PS y Share para activar el modo Emparejar. La pista de que está en este modo nos la da luz LED del mando. Si pulsamos el botón PS normalmente, el LED parpardea despacio, pero en el modo Emparejar la luz LED parpadea de forma rápida e intermitente bajo una tonalidad blanca.

Paso 2

Ahora, mientras la luz parpadea, nos vamos a nuestro smartphone Android y seguimos la ruta Ajustes > Bluetooth para asegurarnos que este está activado (también es posible activarlo deslizando la interfaz Pop Up superior) para desplegar los iconos y manteniendo pulsado sobre el símbolo del Bluetooth.

Paso 3

Una vez tengamos el Bluetooth activado, le damos a la opción Buscar y esperamos a que encuentre el mando.

Paso 4

Cuando el móvil tenga el pad localizado, simplemente tenemos que pulsar en el dispositivo Wireless Controller que nos ha aparecido para conectarlo con el móvil.

Y ya está. Ahora tendremos el pad conectado. Y para desconectarlo simplemente hay que apagar el Bluetooth en el smartphone. Solo queda activar el control por mando físico en los juegos que dispongan de este. Y en los emuladores entrar en las opciones de control y asignar/mapear nuestro nuevo control físico.