BeTech: noticias de tecnología

ROBO DE DATOS

Cómo saber si han robado tus datos de Facebook, Twitter u otra red social

Cómo saber si han robado tus datos de Facebook, Twitter u otra red social

Los últimos ataques y escándalos que se han traducido en el robo de datos de los usuarios de diferentes plataformas han disparado el temor por el robo de los datos.

Hace poco LinkedIn tenía que solicitar a sus usuarios que cambiaran las contraseñas porque habían robado las credenciales de muchos de ellos de sus bases de datos. Algo parecido pasó también con los "infieles" de la red social Ashley Madison, quienes vieron expuextas sus aventuras extra-matrimoniales en la Red, lo que provocó más de un problema que otro.

Pese a que las compañías toman sus medidas, lo cierto es que muchos ya se han apuntado a tantos servicios usando la misma contraseña que no saben cuanto de su privacidad está expuesta cuando les roban sus contraseñas de una de ellas. Es cuando llega la duda de ¿estarán por ahí mis datos filtrados? Una buena señal de que nos han "hackeado" nuestro correo, que suele ser el elemento más codiciado, es cuando a nuestros amigos les empiezan a llegar mensajes extraños y que no tienen nada que ver con nosotros desde nuestra dirección.

Una herramienta nos dice si nos han hackeado la cuenta

Pero como no siempre podemos detectar esto, hay que echar mano de alguna que otra herramienta que nos peude decir si alguna de nuestras cuentas se ha visto comprometida, para tomar las medidas pertinentes para solucionar el problema. La web que nos ayudará a resolver el problema es LEaked Source, con la que podemos acceder a un servicio de consulta online y comprobar si nuestros datos están disponibles de forma online para el mejor postor o si han sido publicados en algún lugar de Internet donde están expuestos.

Para ello sólo hay que ir a la url www.leakedsource.com, algo que podemos hacer tanto desde el móvil como el PC y poner ahí nuestros datos como la dirección de correo o el nombre, apellidos o el nick que usamos en esas redes. La propia web nos dirá en ese momento en qué plataformas han sido hackeados estos datos y cuándolo han hecho.

¿Cómo lo solucionamos?

Es cuando llega el momento de ponerse manos a la obra para intentar minimizar los daños y el primer paso es cambiar todas las contraseñas comprometidas. Luego hay que dar parte a las plataformas en las que encontremos que nos han robado los datos y, finalmente, tomar ciertas precauciones de cara al futuro como la de utilizar al menos 8 dígitos en la contraseña (números, letras, mayúsculas, minúscilas y símbolos), no usar palabras comunes como nombres, mascotas, etc, cambiar la contraseña cada cierto tiempo, no usar la misma password para todos los servicios - para lo que podemos utilizar reglas nemotécnicas para recordarlas - y finalmente, dejar de usar las contraseñas malditas como: 12345678, asdfg, abcdef, etc.