Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Carátula de Halo: The Master Chief Collection
  • 7

    Meristation

Halo: The Master Chief Collection

Salva Fernàndez salbaFR

Los cuatro títulos protagonizados por el Jefe Maestro en una única compilación. Más de cien mapas multijugador y contenido para aburrir en el estreno de John 117 en Xbox One. Un gran anticipo para lo que está por venir con Halo 5: Guardians, introducido con la serie Halo: Night, también estrenada con este título.

NOTA ORIGINAL: 9,5

Review actualizado a 24/11/2014


 

Cuando analizamos Halo: The Master Chief Collection, lo hicimos en unas condiciones ideales. Tal y como explicamos en el texto, el multijugador pudimos probarlo en un evento en Londres. Allí, las partidas que se hacían en cualquiera de los títulos de este recopilatorio, la organización de equipos, elección de modalidades y demás funcionaba sin ningún contratiempo. Pero la realidad ha sido totalmente distinta. Varias semanas después del lanzamiento de uno de los recopilatorios más esperados del año, el online no funciona en las condiciones óptimas que se le exige a un producto de estas características. Halo, santo y seña de las plataformas Microsoft. Por eso, hemos actualizado el análisis revisando la nota y adecuándola a la situación actual. La semana pasada tenía que llegar un parche que mejorara los elementos online del juego, pero el resultado no ha sido el deseado.

Uno de los atractivos de este juego era poder acceder a más de cien mapas de los cuatro Halo numerados y a decenas de modalidades. Algunos, como Halo y Halo 2, se podían disfrutar online cuando no era posible a día de hoy en ningún otro lugar. Se añadieron rediseños de mapas de Halo 2. Sobre el papel, excelente. Lo que probamos nosotros, lo que esperábamos: un multijugador enorme y eterno. La realidad: bien distinta. ¿Se pueden jugar partidas matchmaking a día de hoy? sí, con dificultades. Y con tantos problemas que el usuario puede desistir fácilmente y acabar sintiéndose engañado.

El sistema de búsquedas es tremendamente inconsistente a pesar del parche de 1,5 gigas que recibimos la semana pasada. Puedes estar varios minutos esperando que encuentre alguna partida. Y puede encontrarla y echarte por algún error sin llegar a empezarla. Al final, si se consigue estar dentro, podemos acabar fuera varios jugadores sin motivo aparente (Internet, en casa, sigue funcionando). Esto, junto a un desequilibrio de equipos absurdo a la hora de conformar las partidas (equipos con seis jugadores, los rivales con tres) hacen que la experiencia acabe estando muy alejada de lo que uno puede esperar. Si es que llega a haber experiencia, porque la búsqueda puede estar largos espacios de tiempo (más de diez minutos) antes de ubicarnos en alguna partida. Y uno puede cansarse de esperar, lógicamente.

Por el camino, modos de juego que han desaparecido, sin rastro de juego clasificatorio según rango en algunas modalidades (esta semana volverá la lista Rumble pero sin filtro por rangos), algo que no se arreglará hasta que se solucionen los problemas de matchmaking, lag evidente en muchas partidas incluido en el cooperativo en línea de las campañas y la presencia de algunos bugs menores en la interfaz tras la actualización. El resultado final, desalentador. 343i anunció y ha reiterado esta semana que siguen trabajando para mejorar todos estos problemas, pero el tiempo apremia y tres semanas después, la realidad es que el juego está lejos de ser el excelente recopilatorio que valoramos en unas condiciones que, tal y como ha quedado demostrado, no eran las reales.

Review original
La semana que viene se cumplen diez años de la salida de Halo 2. Por este motivo, 343 Industries ha preparado un homenaje a dicha entrega que va mucho más allá del que ya vimos en Anniversary. Se hace un remaster con un renovado aspecto visual que recuerda a Halo Reach, pero no viene solo. Viene en una compilación llamada The Master Chief Collection que aglutina cuatro de los títulos más importantes de la franquicia estandarte de Xbox: Halo. Centenares de horas por delante. Diversión equilibrada. Contenido para aburrir. El Jefe Maestro no llama a la puerta de One, la tira abajo directamente con todo tipo de extras. Desde acceso a la beta de Halo 5 Guardians hasta acceso a la serie Nightfall producida por Ridley Scott que sirve de preámbulo para conocer la nueva aventura del Jefe Maestro.

Ha pasado ya más de una década desde que Halo se estrenara en 2001 como juego de lanzamiento de Xbox, una nueva plataforma sobremesa que quería luchar contra la oligarquía japonesa (Sega, Sony, Nintendo) que estaba establecida en ese momento. Y la obra de Bungie tuvo mucho que ver en el éxito de la plataforma de Microsoft. La historia de ambos, consola y saga, van de la mano. 343 Industries quiere allanar el terreno ante el esperado Halo 5 Guardians con una compilación tremendamente completa a precio de un solo juego. Todas las campañas, todos los modos y mapas multijugador, extras como las Spartan Ops y varios elementos complementarios que interesarán a más de uno. Pocas pegas se le puede dar a nivel de contenido.

  

El anuncio llegó envuelto de una gran expectación. Hay varios motivos que hacen comprensible las ganas de poder rejugar las cuatro entregas de la saga. El primero de ellos es que se recuperan mapas que no podemos jugar online a día de hoy. Ni Halo Combat Evolved ni Halo 2, este después del cierre definitivo de servidores, permite competir en sus escenarios en pleno 2014, y esto acaba solucionado con esta colección. La remodelación de Halo 2 actualiza un título que todavía a día de hoy se siente moderno, sobre todo por mecánicas y propuesta jugable que lo acerca en muchas cosas a sus sucesores.

Un recopilatorio hecho y pensado para los fans de la saga y también, claro, por si algún despistado con One no ha tenido ocasión de probar los abanderados de la marca Xbox. Algunos echarán en falta ODST y Halo Reach, e incluso los más puristas probablemente hubieran puesto el último juego de Bungie en la saga antes que Halo 4.

  

La polémica, eso sí, no se salva en el desarrollo y publicación de este recopilatorio. En el blu ray que los jugadores podrán comprar físicamente están encajadas las cuatro campañas principales de Halo: Combat Evolved Anniversary, Halo 2 Anniversary, Halo 3 y Halo 4. Pero para poder hacer uso del multijugador es necesario un parche el primer día de salida del juego –ya está disponible- que ocupa unos 15 gigas. Es vital para poder disfrutar del online, aunque para algunos será un contratiempo tener que bajar tantos gigas de datos. 343 Industries tomó la decisión de no publicar el juego en dos discos.

Otro caso controvertido, en este caso más grave, es el idioma de Halo 2 Anniversary. Hace diez años en España recibimos el juego doblado en español neutro, algo que fue muy criticado porque perdía toda la inmersión posible en nuestro territorio. La primera duda que nos asaltó a todos al ver la compilación era saber cómo llegaría a nuestro país. En un primer momento se anunció que sería totalmente en inglés, pero las críticas y peticiones de los usuarios consiguieron arrancar una traducción de los subtítulos. ¿El problema? Que Halo 2 Anniversary solo tiene subtítulos en las escenas de vídeo. Durante las partidas, el in-game vaya, no hay subtítulos para traducir no ya los chascarrillos de los enemigos, sino también diálogos que podamos tener con Cortana, Johnson, el Inquisidor o algún enemigo como Verdad.

Cierto es que la inmersión estando en inglés se recupera –al menos así lo vemos- pero se pierden cosas por el camino para los que no hayan jugado al título original o no tengan nociones de inglés. Los diálogos muchas veces nos indican tareas que realizar, y aunque es cierto que en Halo 2 siempre está más o menos claro nuestro objetivo más inmediato, si que puede producirse algún momento de confusión. El caso tenía mala solución –era altamente improbable esperar un doblaje para el Anniversary- y seguramente lo realizado no podrá satisfacer del todo al público español. Y razón no les faltará.


Halo: Nightfall, de videojuego a serie 

La búsqueda de nuevas vías para narrar historias ha llevado a Microsoft a aliarse con el cineasta Riddley Scott para la producción de Halo: Nightfall,serie de enfoque tradicional que se emitirá a través de las consolasXbox y cuyo primer capítulo está incluido en The Master ChiefCollection. La producción corre a cargo de Scott Free Productions,empresa audiovisual del del director que trabaja como productorejecutivo, y se emitirá a razón de un capítulo semanal como otrasficciones seriadas de la televisión tradicional. 

De la dirección de la serie, cuyos episodios se han rodado en Irlanda e Islandia, se encarga Sergio Mimica (BattlestarGalactica). Su argumento se centra en la figura del Agente Locke, queco protagonizará el futuro Halo 5: Guardians con el Jefe Maestro. Halo:Nightfall es el primer paso de Microsoft para llevar sus videojuegos ala llamada tendencia transmedia lanzando productos que expandan historias de la consola a la televisión. Otros videojuegos como Quantum Break también tienen planes para contar con su propia serie audiovisual.

Otros extras: beta Halo 5, Terminales, Cine…
Antesde acabar, destacar algunos de los extras que llegan con el juego. HaloThe Master Chief Collection está conectado con el nuevo Halo Channel,desde el que podremos visualizar los vídeos que desbloqueemos de losterminales que podemos encontrar a lo largo de las campañas y que nosdarán detalles y algunas sorpresas sobre el argumento y el universoHalo. También está presente, como no, el modo cine que pudimos ver enHalo 3, con clips que se guardan temporalmente, herramientas de edición yposibilidad de capturar todo tipo de pantallazos. También podremosconsultar todo tipo de vídeos, personalizar a nuestros spartans e ID’s yacceder en diciembre a la beta de Halo 5 Guardians. Una betamultijugador que estará abierta durante algunas semanas para los quehayan adquirido esta compilación.

Combat Evolved, el inicio de todo
Halo: Combat Evolved Anniversary es el inicio de todo. 343 Industries ha recogido el trabajo realizado en la remasterización que apareció hace algunos años con motivo del décimo aniversario del juego original y mantiene intactas sus virtudes y sus defectos. El juego permite cambiar del motor nuevo al motor antiguo en cualquier momento pulsando tan solo un botón, además de correr a 1080p y 60 frames por segundo (estable pero que tiene alguna caída en el tramo final del juego con la presencia y masiva explosión de Floods). Estamos ante un juego que confirmó lo que Goldeneye ya había dicho: los FPS en consola son posibles. Un título que aportaba elementos al género conocidos por todos: regeneración del escudo automática, sistema de equipar dos armas máximo a la vez y presencia de vehículos.

  

Uno de los elementos que más destacaba del juego es la presencia de escenarios abiertos en varios momentos. Desde las enormes praderas del nivel 2 (Halo) hasta nuestra batalla francotirador en mano en el Cartógrafo silencioso, pasando por la búsqueda de Keyes en el penúltimo capítulo con entradas y salidas alrededor de una estructura, Halo ampliaba las miras de los FPS con mucho terreno que recorrer. A ello se le añadía una IA que era revolucionaria en su momento y que aguanta bien el tipo, con los Élites como principales representantes. Capaces de moverse a lado y lado, buscar cobertura y esquivar granadas. Combates donde la estrategia y la cobertura es vital y que sirven de contraste ante los ataques masivos de los Flood cuando hacen acto de presencia.

Bungie también nos dio a conocer una faceta que ha ido ganando peso a lo largo de las entregas: los vehículos. Seguramente en Combat Evolved la propuesta es algo tímida, aunque ya nos permite disfrutar de los warhog, los ghosts, alguno más pesado como el Scorpion e incluso los Banshees, con los que volaremos por necesidad en una de las últimas misiones. La propuesta ofrece una gran variedad de situaciones gracias a los vehículos, aunque es en posteriores entregas donde se explota todavía más la batalla a lomos de una de estas máquinas. El juego no está exento de algunos errores que hemos detectado, como algunos enemigos que se quedan sin reaccionar en esquinas o paredes o atrapados entre objetos, aunque son detalles casi anecdóticos.

  

Halo 2 Anniversary, la gran novedad
Los años pasan y una compilación como esta pone en valor un juego como Halo 2, muchas veces caído en el olvido por ser secuela del título que realmente dio el primer gran impacto, Combat Evolved, y predecesor del que está considerado por muchos como el mejor de la saga y uno de los grandes FPS de siempre, Halo 3. Pero lo cierto es que este Anniversary para Halo 2 pone en valor el trabajo que realizó Bungie en su momento con un juego que sienta muchas de las bases que damos por hechas en la tercera entrega que se estrenó en Xbox 360. El remake funciona de manera similar al de la primera parte: dos motores que van al unísono y que podemos intercambiar cuando queramos. Uno el original y otro el Anniversary. A 60 frames por segundo y a 1080p, aunque no son los estandarizados sino esta nueva modalidad con 1328x1080. Es el único de los cuatro con esta resolución, algo que se justifica por el funcionamiento de dos motores pero que teniendo en cuenta que estamos en Xbox One y no 360, no debería servir de excusa.

Lo cierto es que Halo 2 luce especialmente bien a nivel visual con el nuevo motor. La gran cantidad de detalles que se han añadido, los rediseñados personajes aliados y enemigos y muchos escenarios de la campaña ganan en fuerza. Es realmente espectacular ver el horizonte del nivel Gravemind, el detalle con que se trata el fondo de escenario de Gran Caridad o la vegetación y viveza de los exteriores de Alzamiento. Como en el caso anterior, hay alguna caída de framerate puntual también en tramos donde los Floods hacen acto de presencia, aunque no es nada especialmente grave.

El título se considera para muchos como el Halo centrado en los combates cerrados, y aunque es cierto que cuenta con múltiples batallas en un espacio limitado por el que movernos, en honor a la verdad es importante recalcar que cualquiera de las batallas abiertas que presenta Halo 2 es mucho más completa y pulida que la mayoría de su predecesor. Por cantidad de enemigos, variedad de vehículos y desarrollo de dichas refriegas (Metrópolis poco tiene que envidiar a las fases de Halo 3). Hay una batalla de Banshees en un momento dado realmente espectacular, por citar otro ejemplo. En general, la colección Jefe Maestro sirve para dar valor a este título, que se ve como aguanta mucho mejor los años que su predecesor y tiene elementos modernos que lo asemejan más a lo que vimos en los Halo posteriores.

El sistema de armas duales con una gran cantidad de pistolas combinables, poder disfrutar de la historia desde el lado del Pacto de la mano del Inquisidor (espada de energía en mano), la irrupción de la facción de los Brutes y su especial dureza en el cuerpo a cuerpo o momentos inolvidables como el primer Scarab que asaltamos forman parte de las múltiples virtudes de la campaña de Halo 2 Anniversary., que en su versión original tenía un final algo abrupto pero que aquí no es problemático. Tenemos los juegos que siguen después justo al lado.

Halo 2 llega, además, con nuevas cinemática creadas para la ocasión: simplemente espectaculares. Podemos alternar las cinemáticas con las originales, pero el trabajo hecho para el aniversario es impresionante: mejores ángulos, nuevas escenas, diseño de personajes detallado al máximo. Un detalle que se agradece. Ver como el Jefe Maestro se lanza al espacio con la gran bomba que carga al inicio del juego gana y mucho con estas nuevas escenas.

Halo 3, Obra Maestra
La joya de la corona de este recopilatorio es Halo 3, el título que apareció en 2007 y que cerraba la trilogía del Jefe Maestro hasta nueva orden. Un juego que conseguía realizar a lo grande todo lo que se había visto en los dos anteriores y que está disponible en este recopilatorio a 1080p de resolución y 60 frames por segundo. De nuevo, hay algunos momentos en que el framerate no será estable, como pasa en el nivel de El Covenant. Eso sí, que nadie espere bajones de framerate en medio de una gran batalla porque no sucede. El juego tiene algún bajón en momentos puntuales como el citado, donde por alguna razón –carga de texturas, número de elementos del escenario- se tambalea.

  

Más allá de esto, y del hecho de que también hay alguna aparición repentina de elementos ante nosotros –como texturas de hierba y matorrales- lo cierto es que el lavado de cara, que no puede ofrecer un cambio tan brutal como el que vemos de Halo 2 clásico a Anniversary por motivos evidentes, se nota sobre todo en movimiento. La fluidez de los 60 frames por segundo hacen que sea una experiencia muy reconfortante de rejugar, ya que todo se mueve –salvo algunos detalles y momentos- con gran fluidez. El número de enemigos en pantalla, la cantidad de vehículos disponibles (¡queremos que vuelva el powler y las motos Brutes!) y la escala de las batallas no tiene parangón en ningún otro juego de la saga.

Los enemigos principales son los Brutes con sus variantes y algunas armas propias, además de una IA ejemplar sobre todo en niveles altos solo superada por los Élites de Halo Reach. La épica es lo que define a Halo 3, con esas guerras contra dos scarabs a la vez, decenas de ghosts merodeando una zona concreta, dos y tres wraith machacándonos a distancia y Banshees disparando desde el aire. Y es que es eso lo que consigue, transmitir la sensación de una gran guerra. Donde no faltan combates en los que las granadas y la cobertura es vital, los Floods protagonizando momentos en los que gastaremos más munición de la que podemos abastecer y un final que sirve de homenaje al primer Halo. Hay fases, como la autopista Tsavo, que uno no se cansaría de hacer y que servía a Bungie para avisar a los jugadores: “Esto es Halo 3”. Podríamos mencionar otras en las que la escala de las batallas multiplica las virtudes del juego, como la Tormenta (Warhog versus bazookas), la travesía por el desierto de El Arca o surcar los cielos de El Covenant con un hornet.

Halo 4, la primera prueba de 343i
Y llegamos a Halo 4, el último que cierra la compilación del Jefe Maestro y único de los cuatro juegos que no estuvo desarrollado por Bungie. La entrega nos ubica cuatro años después de los acontecimientos de Halo 3, y aunque el juego muestra ser heredero de mecánicas y elementos de la franquicia, son varios los cambios que se han podido ver en una entrega que mantiene señas de identidad: amplitud de batallas, aunque más cerradas que Halo 3, presencia de vehículos y un sistema de combate marca de la casa donde granadas, coberturas, combinación de armas para eliminar los escudos y una buena IA enemiga están presente. Eso sí, seguramente la IA no está al nivel de su predecesor más inmediato, aunque los nuevos enemigos ofrecen cosas interesantes.

Porque en Halo 4 además del Covenant (los Élites son menos duros que las entregas anteriores) están los Prometeos, que ofrecen nuevas batallas para el Jefe Maestro. Los caballeros son los más duros, capaces de teletransportarse y buscar nuestra espalda, esconderse cuando no tienen el escudo… hacen de Élite, aunque no lleguen al nivel de desafío de estos. Junto a ellos están los Crawler, una especie de perros que van en manada, pueden trepar paredes y encima disparar, y los Watchers, que sirven de apoyo a los caballeros prometeos: les dan escudo, los pueden resucitar y devuelven las granadas entre otras cosas. Halo 4 destaca por algunas batallas con una ingente cantidad de enemigos, por mecánicas nuevas con ciertos vehículos espaciales y por la introducción de algunos elementos como habilidades que agilizan al Jefe Maestro, como el sprint. Un desarrollo de campaña, eso sí, con algunos altibajos.

  

Sobre el papel, es el juego más bonito y bruto a nivel visual. Solo hace falta ponerlo después de jugar a los tres anteriores para darse cuenta que el título se ve realmente bien. Multitud de detalles en diseños, animaciones y sobre todo escenarios. Ricos, con texturas muy trabajadas, una gran iluminación… pero el juego no se ha optimizado como se podía esperar. Los 1080p y los 60 frames por segundo acaban pasando factura al título, que cuenta con bajones de framerate que son más habituales de la cuenta. En momentos de multitud de enemigos, cuando nos acercamos a escenarios tremendamente abiertos. No es injugable ni son alarmantes, pero están mucho más presentes que en los otros tres juegos –donde es más anecdótico y puntual- y acaban afeando la experiencia general de una campaña que, con sus altibajos, mantiene grandes momentos de interés.

Juega y rejuega en cooperativo

El sistema de juego de las campañas de Halo The Master Chief Collection está pensado para que rejuguemos una y otra vez las campañas. Para hacerlo, la propuesta de esta compilación está abierta en canal, sin secretos. Podemos elegir jugar cualquiera de las misiones de las cuatro campañas cuando queramos, incluso entrar directamente en ciertos puntos de control. A medida que vamos avanzando vamos sumando puntos que nos dan un marcador final al acabar la partida. Esto, además de dar logros (los hay a montones y algunos son de lo más originales) por conseguir una puntuación par y poder ver nuestros resultados en los marcadores, pica a los jugadores a mejorar su rendimiento en las fases. Halo y Halo 2 permite cooperativo a dos jugadores (incluido local) mientras que Halo 3 y Halo 4 lo amplía hasta a cuatro. En todo caso, tanto en solitario como en cooperativo, las cuatro campañas mantienen también sus puntos más fríos, y esos altibajos que uno puede notar en fases como la Biblioteca (Halo), Cortana (Halo 3) o en algunas misiones de Halo 4 como puede ser Infinity seguirán presentes.

  

También el tiempo apremia, y siempre buscaremos mejorar el tiempo empleado en una fase para sacar mejores puntuaciones… y ganar más logros, que hay multitud de ellos. Tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de calaveras que podemos activar a nuestro antojo a cambio de obtener más “multiplicadores” de puntos. Como más difícil diseñamos la misión, más puntos recibiremos. Es una compilación pensada para los fans de la saga y la idea de 343i es ofrecerles elementos para que tengan motivos de rejugar misiones y mejorar puntuaciones.

Las campañas están diseñadas para disfrutarse en cooperativo (que eso sí tiene problemas de lag en varias partidas online), la mejor manera de sacar todo el jugo a las grandes batallas de la saga Halo. Un cooperativo a cuatro jugadores y nivel de dificultad legendario en Halo 3 aguanta comparación con todo lo que le echen. Uno conduce, el otro dispara, o viceversa mientras un tercero va con un ghost y un cuarto ataca desde los aires. Es la experiencia definitiva y uno de los puntos más fuertes que tiene el juego en lo que sus campañas se refiere. Más incluso ahora que se han añadido listas de juego en las que el título te invita a pasarte misiones concretas (por ejemplo, las cuatro últimas misiones de cada campaña) o hacer una gesta como terminar ciertos niveles con 8 calaveras activadas. Desafíos que buscan denominadores comunes de los juegos (niveles en pasillos, niveles en campo abierto) y que muchos de ellos están pensados para superarse en cooperativo.

El rey del multijugador
Halo The Master Chief Collection abruma por su propuesta multijugador, enorme en contenido y posibilidades.  343 Industries ha decidido meter los más de cien mapas que han aparecido a lo largo de estos 14 años en las cuatro entregas elegidas para este recopilatorio, y eso incluye los mapas de contenidos descargables e incluso, como es el caso de Halo 2, algunos mapas que fueron exclusivos de PC. Como explicábamos en la introducción, la propuesta se hace de lo más interesante desde el momento en el que podemos jugar online a mapas de Halo y Halo 2 que habían quedado en el limbo o solo en modalidades locales con la primera Xbox. Pero no es oro todo lo que reluce, y las cifras quedan en eso, cifras, cuando se ha visto el funcionamiento del juego en línea una vez salió a la venta.

  

Actualización (24/11/2014): Los servidores dedicados,tal y como hemos explicado en la actualización de la primera página, nofuncionan como deberían y hay múltiples problemas a la hora de buscarpartidas, jugadores que se caen, lag en el desarrollo de las mismas,modos de juego y elementos que van y vienen según las necesidades de343i (y que no pueden solucionar hasta arreglar el matchmaking). Unsinfín de problemas que han tenido algo de mejora con el parche deljueves pasado, pero que sigue siendo a todas luces insuficiente. Ygrave, ya que hablamos de una de las partes más importantes de esterecopilatorio. Los tiempos de espera han mejorado con el parche, pero han aparecido algunos nuevos bugs en la interfaz -menores- con los que tendrá que trabajar 343i contrareloj. También hay elementos a medias: vuelve la lista Rumble pero sin filtro por rangos, algo pedido por los usuarios. Un desaguisado que no tiene pinta de solucionarse a corto plazo.

Y eso que navegando por los menús del matchmaking uno se da cuenta de la cantidad de opciones que tiene delante de sí. 19 mapas de Halo Combat Evolved, 25 de Halo 2, 24 de Halo 3 y 25 de Halo 4. Y es solo el principio. Halo 2 Anniversary cuenta con seis mapas más replanteados y modernizados además de los originales, mientras que entre los de Combat Evolved Anniversary no solo están los mapas del remake para 360 sino también los originales del juego de Xbox. Hay infinidad de plazas en las que torear (y podemos jugar indistintamente al que queramos, Team Slayer en todos los mapas, o centrarnos solo en listas de un Halo concreto), pero hay también una gran cantidad de modalidades que elegir. El clásico asesino, bola loca, carreras, asalto, juggernaut, capturar la bandera, rey de la colina, infección o el territorios de Halo 2. Son muchos los modos disponibles: básicamente todos los que estaban en las entregas originales. Y naturalmente, dentro de cada modalidad tenemos especialidades distintas. Una gran cantidad de contenido que, esperamos, pueda ser funcional como debería haber sido desde el primer día. 

  

Los usarios esperaban con ganas la vertiente multijugador. Los tres primeros son juegos equilibrados, estratégicos y tremendamente variados en propuestas y modos, un compendio de elementos que no se pueden disfrutar como debiera por el momento, tras semanas desde que salió el juego a la venta. Halo 4 rompe un poco con todo esto debido a el sistema de habilidades, la presencia del sprint y otros elementos que lo convierten en un matchmaking más ágil y rápido pero menos Halo en términos generales. Algunos desequilibrios tanto de los perks -herederos varios de Reach- como de algunas de las nuevas armas juegan en contra de un multijugador que a pesar de todo, mantiene señas de identidad (armas repartidas por el escenario, vehículos, el uso de los golpes cuerpo a cuerpo). Siguiendo con Halo 4, también se añadirá las Spartan Ops mediante un contenido descargable gratuito para diciembre.

Crear Halo: Forge
Una de las herramientas que ha ido ganando peso en los últimos años dentro del universo Halo es Forge, un editor de mapas que permite ir un paso más allá en la creación de partidas. Esta herramienta está presente en sus versiones Halo 3 y Halo 4 sin cambios en el horizonte, pero la gran novedad está en el Forge de Halo 2, presente en los mapas rediseñados para la revisión Anniversary y con tres escenarios interesantes: son espacios totalmente vacíos en los que tenemos libertad absoluta para crear desde cero un escenario.

Las opciones se cuentan por centenares, ya que tenemos más de 600 objetos para colocar en el mapa que tenemos en mente. Y cuando hablamos de objetos, nos referimos a todo lo que abarca desde una arma o un vehículo hasta una montaña. O un valle, o un prado. Se pueden hacer -con paciencia- auténticas barbaridades con todo tipo de estructuras. Podemos instalar edificios de varias plantas, poner búnkeres, crear puentes a base de diversos objetos, llenarlo todo de elementos decorativos… Cualquier elemento que hayamos visto a nivel arquietectónico está disponible. Y claro, lo único que tenemos que hacer es dejar volar la imaginación para crear un nivel que se adapte a algún modo de juego que queramos explotar en “nuestro” mapa.


Suena Martin O’Donnell
A lo largo del texto hemos ido repasando como se veían y funcionaban los juegos a nivel técnico, pero no podemos olvidarnos del apartado sonoro de los cuatro títulos. Los dos primeros cuentan con una banda sonora remasterizada, algo que permite disfrutar de algunas de las legendarias composiciones de Martin O’Donnell. La banda sonora de Halo siempre ha jugado un papel vital a la hora de conformar una experiencia completa en medio de las batallas. No hace falta casi ni mencionar esos momentos en los que suena el piano de Finish the Fight para dejar paso a un ritmo épico que aparece siempre en las batallas de mayor envergadura.

La música, camaleónica y llena de contrastes, sabe adaptarse a cada momento. Capaz de ponernos en tensión cuando imaginábamos que estábamos avanzando por una zona sin apenas peligro o de advertir que el día del juicio final se acerca. Cada nota, cada detalle, tiene sentido y se contextualiza con lo que está sucediendo en pantalla. En el primer Halo tal vez el peso in-game de la banda sonora no es tan grande en comparación con los siguientes, pero pistas como Brothers in Arms impregnan el ritmo necesario en el instante correcto. Halo 2 Anniversary, sin ir más lejos, cuenta con ciertos temas de corte más rockero y guitarras eléctricas como protagonistas que encajan perfectamente con nuestro avance con el Inquisidor. O esos momentos en los que suenan notas de Halo Theme pero una versión distinta, porque la situación así lo exige. Los tambores, la percusión, es clave en las melodías de O'Donnell. El Gran Viaje (capítulo final de Halo 2), es una buena muestra de ello. No faltan cantos gregorianos que dan solemnindad a nuestro avance, momentos melancólicos (Unforgotten) y también el silencio. No serán pocas las veces en las que solo escucharemos los tiroteos. Una pausa que se romperá con la entrada de una pista musical en algún momento… y si eso sucede, es porque algo pasará en pantalla.

Halo 4, por su parte, cuenta con una banda sonora bajo la responsabilidad de Neil Davidge, mucho más convencional y jugando un rol de acompañamiento a nuestras acciones que funciona bien pero que no consigue transmitir lo que las otras tres entregas. A pesar de esto, no faltan melodías con notas brillantes (la última misión mismamente es un buen ejemplo). Tanto la banda sonora de Halo 3 como la de Halo 4 se mantienen intactas respecto a sus versiones originales. Todos los juegos excepto la segunda entrega llegan doblados al castellano. Altibajos en la interpretación -la mejor es la de Halo 4 seguramente- pero que se agradece por no perder detallo de cualquier detalle in-game, desde diálogos hasta los insultos de nuestros enemigos.

7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.