Inazuma Eleven GO: Luz
Inazuma Eleven GO: Luz
Carátula de Inazuma Eleven GO: Luz
  • 8

    Meristation

Inazuma Eleven GO

Will van Dijk

Después de recuperar las entregas desarrolladas originalmente para NDS y de elevar la saga a un merecido estatus de culto, Level-5 estrena en España el último y más interesane capítulo de Inazuma Eleven como primer auténtico exponente de la franquicia en el catálogo de 3DS. Nuevos gráficos, mismas mecánicas y la esencia de la serie de animación. Así es GO.



Dos ediciones, miles de jugadores dispuestos a unirse a nuestro equipo y una misión por delante: cambiar las reglas del nuevo mundo del fútbol, el deporte rey de un país que ha sucumbido ante la locura colectiva de ver cómo su selección se alzaba hasta lo más alto del éxito mundial. Inazuma Eleven GO sigue los pasos de los capítulos que hemos tenido ocasión de conocer tanto en el catálogo de Nintendo DS como de su sucesora, ofreciendo un interesante caudal de fútbol combinado con elementos tradicionales de RPG que a su vez siguen los patrones clásicos de las series de animación niponas. Parece más complicado de lo que realmente es, dado que tanto Level-5 como Nintendo, en un esfuerzo conjunto, han logrado sacar el máximo rendimiento de los distintos capítulos que han ido apareciendo en el mercado en un lapso de tiempo que ronda ya la década, ahí es nada.

Lo han conseguido a base de ofrecer una mecánica de juego realmente entretenida y variada, un argumento sólido y un componente técnico que en ningún momento ha echado por tierra las buenas sensaciones del resto del producto. Sin embargo, con el paso de los años y con la aparición de nuevas entregas, los aficionados han ido demandando una estética que se ajustase a los tiempos que corren, en un proceso evolutivo que recuerda al vivido por la serie Pokemon ante la aparición de los primeros capítulos 100% diseñados para fomentar la sensación estereoscópica o la notable mejora en el rendimiento de la CPU de 3DS. Entornos más cuidados, personajes más definidos: una experiencia más propia de lo que podríamos entender ofrece la serie de animación.



Aunque hemos tenido que esperar más tiempo del deseado, parece que Level-5 ha atendido las demandas de sus seguidores con Inazuma Eleven GO, la cuarta entrega "oficial" de la franquicia en portátiles, la primera en abordar la sub-trama GO y primera en ofrecer un aspecto tridimensional. Dividida en dos versiones -Luz y Oscuridad-, GO recorre el sendero establecido por sus hermanos mayores añadiendo interesantes novedades a la mecánica, un aspecto gráfico renovado y pequeños destalles que harán las delicias de los aficionados que pueden presumir de haber terminado todas y cada una de las aventuras protagonizadas por Mark Evans y compañía. Curiosamente y siguiendo los pasos de la serie animada, en este caso Mark cede el testigo a Arion Shewind, un centrocampista que se ha marcado como objetivo ingresar en el equipo de fútbol Raimon y que hará todo lo posible por conseguir sus sueños.

Una promesa eterna

Han transcurrido 10 años desde los eventos que tuvieron lugar en Inazuma Eleven 3. La selección Inazuma ha logrado auparse hasta lo más alto del estrellato y desde esa posición capta la atención de jóvenes y adultos. De la noche a la mañana, más de la mitad del país muestra un apasionado furor por el fútbol. Paulatinamente el fútbol se adueña de los patios de recreo, de las actividades deportivas y comienza a ser el rasero por el que se mide la valía de los propios estudiantes. La filosofía es básicamente la siguiente: si un muchacho es buen futbolista tiene la vida resulta, por lo que aprobará sin problemas; de lo contrario nunca será capaz de progresar en la vida. Esto desencadena una serie de acontecimientos que de una forma u otra se traducen en la toma de poder del Sector 5 (Fifth Sector), una organización que decide quién gana los partidos, quién juega y qué resultados se obtienen de ellos.




La historia de GO se centra en Arion y en las aventuras en las que toma parte como miembro del equipo Raimon, con especial énfasis en la figura de un Tsurugi Kyousuke que juega un papel fundamental en los acontecimientos que descubrimos a medida que transcurren las horas de juego. El estilo narrativo no ha variado con respecto a anteriores entregas y sigue las pautas establecidas por el género y también por la serie de animación, así que podemos esperar una mezcla homogénea de situaciones en las que se abordan temas futbolísticos, escolares e incluso amorosos. Arion se muestra como un personaje carismático que pese a ser centrocampista parece especialmente agraciado de cara a portería, por lo que el cambio de tornas en este sentido se agradece y resulta refrescante. Por desgracia el guión tarda algunas horas en arrancar, se pierde en diálogos excesivamente extensos y no se aleja todo lo que debiera de los típicos clichés de la serie. Una vez superada a introducción consigue mantener nuestra atención gracias en gran parte a lo divertido de la mecánica de juego.



Visión panorámica

Inazuma Eleven se ha dado a conocer por combinar rol y deporte; estrategia y acción. En anteriores análisis hemos hecho énfasis en la multitud de opciones que su peculiar oferta jugable ofrece, y que como era de esperar se ha ampliado en esta nueva itinerancia mediante distintos añadidos que comentaremos más adelante. Sin embargo, la novedad más destacada de GO no hace referencia a su mecánica, sino a la parte técnica. Esta edición supone un salto cualitativo a nivel gráfico y sonoro, con la inclusión de nuevos modelados que están a medio camino entre el cell shading y el estilo que tradicionalmente suele ofrecer Level-5 en sus desarrollos. Los personajes muestran un acabado mejor definido, un diseño más fácilmente identificable y característico a cada miembro que forma parte de nuestro equipo. La vista isométrica a la que estamos acostumbrados reduce la distancia, mostrando ahora objetos con más detalle y ciudades en las que resulta fácil y cómodo interactuar.

El lavado de cara es completo y representa una evolución natural sobre la base anterior, algoq ue se percibe en la exploración de escenarios y en los partidos. Los personajes tienen animaciones personalizadas, hacen gala de distintos acentos a la hora de hablar y cuentan con un doblaje excelso que potencia la sensación de estar ante una obra de gran ambición en este plano. La estructura de la aventura sigue siendo similar a la que podemos encontrar en una novela. En total encontramos 12 capítulos (por los 10 a los que Inazuma nos tiene acostumbrados) que cuentan con su particular introducción y posterior desenlace, resumenes sobre lo acontecido en el pasado, etcétera. Esta distribución contribuye a mejorar la impresión de presenciar una película interactiva en la que los vídeos animados son una constante. Se puede decir sin miedo a equívocos que GO es el capítulo más vistoso de la franquicia: sin duda el más cuidado y ambicioso en este sentido.


La reducción del espacio de visión que propone Level-5 en esta ocasión puede ser un contratiempo para formular estrategias durante los partidos. Se pierde visibilidad general, complicandose la ejecución de un pase. El HUD que encontramos en la pantalla inferior de la consola mientras disputamos un partido intenta dar solución a este problema, pero inevitablemente echamos en falta contar con un espacio más amplio para facilitar las jugadas de estrategia. La mejora cualitativa repercute también en la cantidad y duración de los tiempos de carga que sufrimos cuando cambiamos de zona o en transiciones entre exploración/partido de fútbol. Son pequeños detalles que probablemente se solucionarán en futuras entregas, pero que no se pueden obviar en la presente.

En cada nueva edición de Inazuma Eleven, Level-5 trata de mejorar o de ampliar el espectro de opciones ante el que nos encontramos durante los partidos que disputamos, sin duda el eje sobre el que gira la mecánica. Recordemos que el sistema de juego de Inazuma consiste en establecer a once jugadores sobre un campo de fútbol, otorgando control directo sobre sus movimientos y acciones de forma estratégica, en tiempo real. Podemos variar su rumbo y determinar hacia qué lugar han de dirigirse; seleccionar si esquiva una entrada o prefiere recibir una falta; si un disparo es una buena opción o si por el contrario es más aconsejable centrar un balón al área. A medida que disputamos partidos nuestros jugadores adquieren experiencia que posteriormente canjeamos potenciando sus habilidades espaciales o desbloqueando otras nuevas. Cuando derrotamos a un equipo rival es posible reclutar a alguno de sus futbolistas siguiendo pautas específicas. Las partes de exploración que vivimos suelen consistir en ir de aquí hacia allá realizando recados, conversando con personajes secundarios o preparándonos para disputar algún partido crucial.





La importancia de estar en forma
En GO encontramos algunos añadidos interesantes que modifican levemente la experiencia de juego. Los partidos se realizan de forma aleatoria, ahora podemos seleccionar en qué momento queremos jugar y rechazar propuestas en momentos inoportunos. Asimismo también se han introducido nuevos comandos de juego, menús que permiten realizar acciones con mayor velocidad y habilidades especiales. Destaca principalmente los denominados "Espíritus de Lucha", que permite emplear una criatura específica para que nos eche un cable en zonas determinadas del campo y que sólo se activan cuando un jugador alcanza su máximo potencial energético. También encontramos habilidades que se dividen en cuatro elementos, cuyo dominio es fundamental para elaborar estrategias y que determinan nuestra elección de futbolistas.

Los jugadores cuentan ahora con 'Fitness Points', puntos que determinan su estado físico y que varían en función de sus atributos. Cuando las estadísticas comienzan a merman es fundamental utilizar objetos específicos para que recuperen sus energías, garantizando de este modo su máximo rendimiento en el campo. Podemos realizar maniobras de equipo en sentido de atacante o defensivo. Contamos ahora con más opciones que nunca antes para combinar fuerzas con nuestros compañeros, una opción que nos lleva inevitablemente a lamentar la ausencia de un modo online que los aficionados llevan reclamando desde hace unos años. Tenemos acceso al StreetPass y a actualizaciones a través de SpotPass y otras opciones online que sí podemos tener en cuenta si queremos ampliar nuestra experiencia.


Destaca también la presencia de cartas o tarjetas que nos indican qué requisitos hemos de cumplimentar para conseguir que uno de los futbolistas que quereos se una a nuestro equipo o la posibilidad de conseguir objetos ocultos en función de las estadísticas que hayamos obtenido al finalizar los partie dos. Estas facetas están claramente destinadas a ofrecer nuevos retos a los jugadores que dominen la mecánica de juego, un intento por satisfacer a los expertos, que por lo general no deberían de tener demasiados problemas para terminar la aventura sin grandes esfuerzos. Esto se debe en parte también a la presencia de marcadores de objetivos que prácticamente eliminan cualquier necesidad de pararnos unos minutos para averiguar hacia dónde nos debemos dirigir para seguir con el contenido de la historia. Aunque no se desvelan todos los objetos secundarios, su uso facilita enormemente la exploración y reduce la necesidad de tener que hablar con personajes secundarios.

LO MEJOR

  • El lavado visual, las nuevas animaciones y el fantástico doblaje.
  • Los partidos son cada vez más dinámicos. Se acelera su ritmo y se facilita el acceso a determinados comandos.
  • El argumento da cohesión a los eventos del pasado y abre las puertas al futuro de la franquicia.

LO PEOR

  • Todavía no hay una experiencia Online definitiva.
  • Pérdida de visión del campo durante los partidos.
  • Algunos añadidos poco significativos para la mecánica.

CONCLUSIÓN

Inazuma Eleven GO es la primera entrega creada desde cero para 3DS. Este hecho se evidencia sobre todo a nivel gráfico gracias a un diseño de personajes y escenarios mucho más complejo y mejor elaborado. Se podría hacer un paralelismo entre lo que sucede aquí y el caso de los Pokémon más recientes, con un salto cualitativo hacia las tres dimensiones que pese a no ser definitivo establece el camino a seguir en capítulos postreros, situación que se da también en la mecánica de juego. En este caso se han introducido nuevos elementos que por lo general mejoran la experiencia pero no la transforman, algo que no tendría sentido a juzgar por la excelente recepción que la franquicia ha tenido a nivel mundial. Level-5 ahonda en aspectos como puntos de habilidad, estado físico, cansancio, intercambio de jugadores y adquisición de estrategias, pero sigue dejando de lado algunos aspectos como el Online, donde seguimos esperando una modalidad completamente integrada en la historia que nos permite exprimir al máximo la infinita cantidad de opciones que ofrece el cartucho.

Es una excelente noticia que el estudio japonés haya sabido renovar sus principales licencias -lo veíamos recientemente con el Profesor Layton-, aunque seguramente muchos jugadores se sentirán decepcionados por el lento arranque del argumento. Tenemos ante nosotros una aventura de extensa duración que nos mantendrá pegados a la consola mientras dure pese a no estar exenta de molestos clichés o de situaciones fácilmente omitibles, gracias en parte a su adictiva mecánica y a la ingente cantidad de posibilidades con las que contamos desde los primeros minutos de juego. Los seguidores acérrimos no pueden dejar pasar la oportunidad, especialmente ahora que se estrena este capítulo al unísono con la Copa Mundial de fútbol celebrada en Brasil, de disfrutar de un GO que además aborda nuevas perspectivas para el argumento, y que además presenta cameos de viejos conocidos con los que se trata de dar cohesión a los acontecimientos del pasado. Es Inazuma Eleven GO una grata sorpresa para disfrutar del verano que está ya a la vuelta de la esquina.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.