Actualidad

Assassin's Creed III tuvo un desarrollo "problemático"

Un diseñador del juego destaca los errores. Es una de las entregas menos queridas La época pirata le sienta mejor a la saga

El desarrollo de Assassin's Creed III, una de las entregas peor valoradas de la serie en comparación con los episodios anteriores, no fue sencillo. En el proceso, los problemas a los que se enfrentó su estudio creador acabó con la paciencia de más de uno.

Ahora, casi dos años después de su lanzamiento, un profesional que trabajó en el equipo de desarrollo, pero que mantiene el anonimato, ha detallado en Reddit algunos de los problemas a los que se enfrentó el juego de acción de Ubisoft.

"Puedo escribir sobre esto durante horas. Trabajé en el juego por desgracia. Fue una experiencia enloquecedora. A pesar de todo, haber trabajado en Ubisoft ha sido una experiencia fantástica", explica el diseñador que trabajó en Assassin's Creed III.

Uno de los problemas que destaca es el constante flujo de personal en el estudio "para conseguir cumplir con la fecha de lanzamiento anual (¡ouch!)". "El juego se desarrollo con Montreal, Quebec, Annecy, Bucarest y Singapur", añade.

La particular visión de la Revolución Americana que planteó Ubisoft sumó "entre 500 y 600 empleados" repartidos entre estos estudios, algo que terminó siendo problemático "por diferencias horarias, procesos organizativos, de cordinación", etc.

Assassin's Creed III

Norte América Siglo XVIII. Después de más de 20 años de conflicto, las 13 colonias americanas y la corona Británica están al borde de la guerra. Las líneas de la batalla dibujadas y el derramamiento de sangre es inevitable. De las cenizas de un pueblo ardiendo. Nace un nuevo Assassin, Mestizo mohawk y británico luchará por la libertad y la justicia forjando las llamas de la revolución...

Assassin's Creed III