Skylanders SWAP Force
Skylanders SWAP Force
Carátula de Skylanders SWAP Force

Skylanders SWAP Force

Javi Andrés javi__andres

Los Skylanders se hacen intercambiables con SWAP Force, la nueva unidad de personajes mágicos intercambiables que abren todo un abanico de nuevos caminos a la exitosa franquicia de Activision. Y lo hacen con una aventura de tortas y saltos bonita y muy sólida que mantendrá absorbidos a los más pequeños de la casa y con este episodio gana aún más profundidad e ideas, aunque repite los esquemas.

Activision supo ver una perfecta perspectiva de mercado en la serie Skylanders. Empezó con el gancho del inolvidable dragón Spyro y ahora ya es un fenómeno tal que puede tomarse sus propias lindezas e innovar en cada episodio lo suficiente como para que sus millones de fans de todo el mundo y también España quieran las nuevas figuritas y videojuego cada Navidad. Tal fue el acierto con esta marca que otras compañías del sector como Disney Interactive con su Disney Infinity no han tardado en adaptar la idea de portal mágico donde colocar a juguetes reales que cobren vida en la pantalla. Skylanders: SWAP Force es la nueva producción del equipo de desarrollo habitual, Vicarious Visions, esta vez con una rompedora idea para dar mayor profundidad a la mecánica habitual, que por cierto se agiliza con más minijuegos, puzles y algunos tramos más de saltos y plataformas clásicas. Llegan los intercambios a los Skylanders en todas las plataformas, concretamente a los 16 nuevos personajes con la habilidad de colocarse un cuerpo determinado sobre sus patas.

PlayStation 4 y Xbox One también recibirán desde el primer día este tercer capítulo del universo de magia natural y criaturas de diferente clase entre las ocho disponibles (Aire, Muerte, Tierra, Fuego, Agua, Tecnología, Magia o Vida), personajes que ahora se hacen con otros 16 compañeros capaces de conectar mediante imanes cuerpo y piernas diferentes formando hasta 256 combinaciones distintas, lo que también conecta los dos tipos de Skylander que sean, pudiendo dar forma así a uno de Agua y Fuego al mismo tiempo, o de Vida y Muerte, Magia y Fuego, etc. Además de las clases, regresan las habilidades especiales, marcadas en las peanas y entre las que están Cohete, Excavar, Teletransporte o Velocidad, habilidades que dan aquí acceso a diversos desafíos y minijuegos solo practicables por Skylanders con ese atributo concreto, lo que sumado a que los niveles están repletos -todavía más- de puertas y secretos solo accesibles con un determinado tipo de clase o habilidad, hace que podamos decir que este SWAP Force es el título de la serie más fomentador del coleccionismo, al menos de un Skylander de cada una de las 8 clases y con cada habilidad.

Pero no es algo que distorsione la experiencia de juego o no permita completarlo en su estructura base, ni mucho menos. Activision ha vuelto a formar un Starter Pack con el juego más un portal nuevo -sirven los anteriores- y 3 Skylanders, dos de ellos de partes intercambiables y pertenecientes a la nueva SWAP Force. Con ello ya se puede llegar perfectamente al final de la aventura, las partes principales se resuelven con Blast Zone, Wash Buckler y Ninja Stealth Elf, los tres Skylanders incluidos en el paquete de incio. Así, este nuevo pelotón de 16 que son la SWAP Force, los Gigantes del año pasado y la trupe inicial ya son más de 50 figuritas perfectamente acabadas y resistentes las que la marca atesora, dando pie a un universo rico y completo de experiencias dentro de una licencia que encanta a los críos. Y no es para menos, pues su calidad como videojuego de aventuras y acción también es más que notable, enganchando a cualquiera desde el primer momento.

Cómo no, y para quien no conozca aún las virtudes de esta serie, los nuevos Skylanders siguen manteniendo el nivel propio guardado en cada figura física y sin importancia de la plataforma o portal donde se dispongan. Es decir, que un usuario que quiera llevar su Skylander de Fuego y habilidad Cohete favorito a casa de otro para jugar juntos al llegar allí encontrará que su personaje tiene adquiridas todas las habilidades, equipos y nivel de experiencia que tenía en su partida. Y esto es quizá el mayor mérito de esta licencia, hacer que esta magia y versatilidad pueda ser posible y precisamente incite como muy pocos productos al multijugador cooperativo, prestando nuestra habilidad a un amigo para abrir esa puerta que él con sus personajes no puede o ese jefe imposible por su poco nivel. El juego para dos está también muy presente, también en el modo de dificultad más alto y ahora reajustado, Pesadilla.

Otro aspecto comentado era la Arena de Combate, donde podremos incluso enfrentarnos a los Skylanders de otro usuario, eso sí, en una misma consola o PC. La función online se queda aquí para el envío de regalos y objetos a otros jugadores. Hay tesoros solo al alcance de unas criaturas concretas y quizá puedan venir bien a nuestros amigos. Activison sabe que gran parte del éxito comercial de este producto reside en todas estas estrategias de fomento y comodidad al multiplayer. SWAP Force y todos los modos de juego de la Arena de Combate lo llevan un poco más allá. Completar esta entrega al 100% requiere más habilidad que llegar al final de forma simple -bastante sencillo aun en modo Difícil y no con más de 8 horas- y muchas más horas y criaturas, ya sean prestadas o adquiridas. Es el episodio más grande y repleto de secretos, también un incitador claro como decíamos a la adquisición de otras figuritas adicionales.

Eon y Kaos siguen sus trifulcas

La SWAP Force es una unidad especial invocada para proteger a los Cuatro Elementales que cuidaban del Volcán Mágico que genera cada cierto tiempo la fuerza para mantener en pie las Skylands. Kaos vuelve a hacer de las suyas y encierra a estos Elementales, llenando de Greebles las tierras mágicas. El piloto Flynn, Tessa y el Pregonero de la Madriguera de Madera empiezan guiando los pasos del jugador en esta aventura que lleva por pantanos, desiertos, cuevas, ríos, cumbres, y demás lugares siempre preciosos en su arquitectura, colorido y vida jovial solo martirizada por los ataques de las criaturas de Kaos, ahora más endemoniadas por el poder que les transmite un Cristal Oscuro especial. Sobre enemigos y aliados, hay viejos conocidos pero también un nuevo ejército y dinámicas de combate que no se habían visto en la serie, como algunos inflados que rebotan, más presencia de proyectiles que esquivar, acorazados que pierden su armadura en momentos concretos, etc.

Pero si un punto innovador define a este tercer Skylanders, ése es la variedad de minijuegos, desafíos, retos secretos y puzles que dispone. Hay sistemas de puertas electrificadas donde unir dos rayos en una casilla concreta cambiando el control de uno a otro, carreras de pasar por aros contrarreloj o deslizarse por ramas resbaladizas, partes de pesca donde esquivar anguilas y remolinos para recoger bien el sedal, subida por árboles llenos de trampas y rocas cayendo, niveles de plataformas laterales clásicas donde conseguir grandes cantidades de oro y tesoros, los característicos bloques móviles que empujar para formar puentes, cañones, telescopios para buscar tesoros, recogida de animales perdidos, descensos en tobogán, rampas de salto, juegos de lógica... Si los anteriores eran ya un buen abanico de mecánicas insertadas y salpicando su acción cuerpo a cuerpo como tónica dominante en la experiencia de juego, éste va aún más allá. Eso sí, se necesitará un tipo de Skylander concreto para abrir cada puerta, y no basta aquí con los del Starter Pack.

La distinción entre parte de arriba y parte de abajo de los nuevos Skylanders de la SWAP Force hace que incluso la adquisición de habilidades para éstos -mejoras de personaje totalmente individualizadas- se reparta entre Arriba y Abajo, dejando así para el torso casi todos los atributos adquiribles con oro del juego relacionados con el combate, nuevos golpes, ataques mágicos y la potencia, y para los pies todo lo relacionado con el movimiento, el esquivo, el deslizamiento rápido o el salto. El salto ha ganado importancia en esta entrega ya que se han intercalado más tramos de plataformas, un acierto total para el tipo de aventura que propone, pero aún se le siguen echando de menos más segmentos de este tipo y no tanto mamporro, pues en realidad los combates caen en una cierta repetición y simplicidad si se le dedican unas decenas de horas o se viene de los anteriores juegos. Hacen falta combos más largos o diseños de otro tipo para los escenarios, ya así muy enrevesados pero en realidad con poco laberinto ni verticalidad.

La Madriguera de Madera es en este episodio el centro de operaciones, desde donde podremos mejorar a nuestros Skylanders uno a uno y cada uno con sus estadísticas, habilidades únicas, oro recogido o equipo. También hay una tienda para comprar gorros, botas y otros objetos equipables, o algunos personajes que nos agradecerán la ayuda y encargarán labores especiales que pueden desbloquearnos los mejores tesoros y Desafíos de Bonificación, niveles extra que dan más Estrellas al contador de jugador, de Maestro del Portal. Llegar al tope en la subida de niveles de las criaturas, la propia como Maestros del Portal, los niveles repasados esquina por esquina o toda la Tienda adquirida es un reto que no bajará de las 40 o 50 horas y la necesidad de poseer muchísimos Skylanders, algunos de colecciones anteriores. Eon llevará estos progresos y explicará detalladamente cómo ir a más.

Es un juego de extras y colección, en cierto sentido la versión para niños de Diablo y otros dungeon crawler solo que con figuritas que en cuanto se colocan en el portal entran en la pantalla con su propio estilo de lucha, movimiento y accesos. La Arena de Combate es el otro gran punto de partida para esta aventura, con todos sus modos desbloqueados a priori menos el Duelo Individual, que nos va lanzando oleadas de esbirros de Kaos cada vez más temibles hasta que aguantemos, pudiendo compartir en red las puntuaciones obtenidas. A partir de aquí, se dispone también este modo en cooperativo con otro jugador, uno de enfrentamiento competitivo o uno centrado en tirar a otros Skylanders de la plataforma de combate. Dará juego para los que tengan a sus criaturas mejor preparadas.

Cuidado audiovisual

Parece ser que en Vicarious Games han querido ir más allá en lo técnico con esta entrega y han limado los aspectos que anteriormente en la serie habían sido criticables. SWAP Force es el Skylanders más refinado gráficamente, con nuevas animaciones para las criaturas -muy distintas entre sí esta vez- y un acabado para los escenarios repleto de detalles y planos de cámara que, aunque no puede rotarse, deja siempre una visibilidad perfecta y hasta sugerente, estética. Eso sí, lo único interactivo de los entornos siguen siendo los cofres y cajas a recoger, pero la sensación de vida es total, con especial mención a efectos y materiales no sólidos como el agua en movimiento, el fuego o la bruma. Redondeado perfecto para los personajes principales y los espacios que se verán más de cerca. Se crea un mundo alegre y lleno de magia o sorpresas, sacando bien partido a cada sistema y que en las versiones next-gen contará con una iluminación dinámica más realista.

No se queda atrás el sonido, también notable. Con perfecto doblaje al castellano para todas las intervenciones, un registro de FX generoso y un abanico de melodías que retoma algunas de las ya manejadas en los dos anteriores capítulos pero también adereza a la BSO nuevas que rayan al mismo nivel. Cualquier texto es grande y legible, ideal para niños. Al igual que los menús o la navegación por niveles, muy completa pero no por ello poco visual o artificial. La barra de vida, subida de nivel y oro se ha hecho más clara. No quedan dudas de que Activision con cada nueva entrega está refinando su exitoso y fenomenal invento.

LO MEJOR

  • El intercambio de partes es buena idea para una serie cada vez más grande y completa.
  • Bonito y muy divertido, repleto de minijuegos, magia y secretos.
  • Largo, duradero, rejugable y preparado para compartir.
  • Apasionará a los más pequeños. Está pensado para ellos.

LO PEOR

  • Plano en combos. Sigue repitiendo demasiado las secuencias de golpes.
  • Incita al coleccionismo y ampliación más incluso que los dos anteriores.

CONCLUSIÓN

Skylanders está en su mejor momento. Tras la idea de Giants del año pasado para hacer una secuela y ampliación a la invención de Activision en 2011, este otoño llega una mejor iniciativa con este SWAP Force, desde ya uno de los mejores juguetes-videojuegos que se le puede regalar a un niño esta Navidad. Más trabajado audiovisualmente y en inserción de mecánicas variadas como más puzles o carreras, este tercer capítulo presenta a unos personajes capaces de intercambiar su torso, de manera que queden con las piernas de otro y mezclen así sus habilidades y tipos (Fuego, Vida, Aire...). Esto genera un gameplay más personalizado y donde el jugador elige cómo afrontar el combate, la progresión en el desarrollo de cada Skylander, el movimiento. El Starter Pack incluye 3 personajes, dos de ellos de la nueva SWAP Force, suficientes para acabar el juego pero no para completarlo al 100%, labor mucho más ardua. La llamada al coleccionismo y adquisición de figuras adicionales son aquí más descaradas aún, señal de las intenciones comerciales de su editora. Pero la experiencia de verdad que lo merece, es un juego de acción profundo y adictivo, bien hecho, que, aunque quizá demasiado fácil para los habituados al género y algo repetitivo por su escasez de combos para cada criatura, sabe sacarse partido y con esta nueva idea del intercambio de partes va a volver a dar que hablar en el patio del colegio.

8.2

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.