The Wonderful 101
The Wonderful 101
  • Plataforma WiiU 8
  • Género Acción, Aventura
  • Lanzamiento 23/08/2013
  • Desarrollador Platinum Games
  • Texto Español
  • +12
Carátula de The Wonderful 101
  • 8

    Meristation

The Wonderful 101

Platinum Games y Nintendo sellan la primera exclusiva de Wii U, The Wonderful 101, un videojuego atípico que pica de varios frentes para ofrecer una jugabilidad única y ajustada a la máquina de sobremesa. Tú eres el héroe 101 en este pequeño mundo colorista asediado por los extraterrestres.

En una época en la que las películas de superhéroes triunfan en las carteleras con Iron Man rompiendo moldes en facturación, por poner un ejemplo, la moda del salvador tiene su reflejo en los videojuegos con adaptaciones de las películas que, en ocasiones, se van de madre y ofrecen mucho menos de lo que merecen. Pero entre tanto héroe digital venido a menos se cuela un título exclusivo de Wii U, The Wonderful 101, antes conocido como Project P-100, y protagonizado por héroes a la japonesa, bienhechores anónimos que en comandilla luchan contra el invasor alienígena. Platinum Games toma la experiencia de Bayonetta, el diseño de Viewtiful Joe y la jugabilidad de Pikmin para salvar el mundo con humor y el Wii U GamePad, un cóctel particular a tener en cuenta.

Como director, un Hideki Kamiya creador de Bayonetta que confía en Nintendo para mantener su estudio –a pesar de no haberse quedado contento con algunas cosas–; como productor, Atsushi Inaba, que compartió labores con Kamiya en la producción de los juegos de Viewtiful Joe; de la edición de este exclusivo encarga Nintendo directamente. Son tres detalles que no pasan desapercibidos porque The Wonderful 101 emana los valores que cada uno representan: lo divertido de la acción de la bruja, los colores de los combates de Joe y el “toque mágico” que se gastan los juegos de la Gran N. Se trata de una oportuna mezcla con perspectiva isométrica y mecánicas de juego atractivas con más profundidad de la que se espera en un primer momento. Porque Wonderful 101 engaña a primera vista.

Platinum Games nos coloca en un globo terráqueo que está siendo asaltado por una raza extraterrestre conocida como Geathjerk, una suerte de criaturas que entremezclan todos los clichés habidos y por haber en el imaginario colectivo de los seres de otros mundos y que actúan como enemigos perfectos para justificar la jugabilidad. Para derrotarlos entran en juego los héroes protagonistas miembros de una organización protectora del planeta. Cada “Wonder”, nombre de los superhéroes, tiene su vida cotidiana antes de transformarse en su alter ego poderoso, una versión vitaminada y con un poder especial que crece mediante el apoyo de otros héroes a través de la “unificación”, un proceso que fusiona personitas entre sí para dar más poder al personaje controlado.

Antifaz en rostro y con un color asignado por barba, los Wonder van captando a estos supervivientes durante los ataques alienígenas a medida que avanzamos y vamos alistándonos a este particular ejército dibujando círculos en la pantalla. Estos héroes secundarios de andar por casa son la base de la jugabilidad, pues de su número dependerá el potencial de nuestro ataque; a más héroes secundarios, más grande será el arma que generemos y mayor daño causará sobre los enemigos. Para crear el arma de cada héroe tendremos que realizar dibujos de formas (línea para la espada, curva para el látigo, bombilla para el martillo, etc.) sobre la pantalla o “pintarlos” con el stick derecho. Los cambios aplicados sobre el arma en función del número de héroes no solo se basan en su tamaño, sino también en su forma. Así, por ejemplo, la pistola puede convertirse en lanza cohetes acumulando personajes.

Hecho el dibujo, los personajes que nos acompañan se unificarán conformando el arma del héroe y permitiéndonos asestar golpes para acabar con los enemigos, que requerían en la mayoría de las ocasiones un toque estratégico por parte del jugador. Y es que cada Wonder cuenta con su golpe especial: Wonder Red lleva el puño, Wonder Blue la espada, Wonder Green la pistola, Wonder Pink el látigo, etc. Cada arma es óptima para exterminar a un tipo de enemigo, llegando en ocasiones a tener que combinar varias para, por ejemplo, destruir la protección con el látigo y reducir la salud con la espada. Cabe destacar que no se trata de pulsar botones sin más, pues al unificar héroes gastaremos baterías que se irán recuperando progresivamente para evitar que abusemos de los ataques. De igual forma, las armas se utilizarán en ocasiones para resolver puzles repartidos por los niveles y obligatorios para avanzar como crear puentes, encender interruptores, etc.

El uso de las diferentes armas depende de cómo vayamos encarando el combate. En The Wonderful 101, el jugador debe pensar con cabeza para superar los enfrentamientos con los enemigos, que son cerrados al estilo de hack and slash clásicos (hasta que no acabas con el número de rivales establecido no puedes avanzar). No se trata tan solo de dibujar para sacar el arma y pulsar sin más; Kamiya ha aplicado mecánicas propias de un juego de acción como golpes sostenidos, combos que mezclan poderes de los Wonder y diferentes tipos de enemigos de manera simultánea, por lo que la táctica del jugador vendrá dada por el propio combate. Es un título con una merecida profundidad, más enfocado a la acción de lo que cabría esperar y con una perspectiva propia que difícilmente encuentra equivalente en el catálogo de Wii U.

La jugabilidad no es el único elemento que diferencia a los héroes, pues cada uno presenta una personalidad única basada en estereotipos territoriales,con Wonder Green representando al francesito glotón, Wonder Yellow almilitar ruso de otro tiempo, Wonder Pink a la chica mona de la clase degimnasia, etc. Se agradece que el equipo de Platinum Games haya dadoforma única a cada héroe especialmente en lo que respecta a los camposde diseño y de doblaje (en inglés). Son estereotipos, sí, pero llevadosal videojuego con humor, estilo y un sabor añejo a las series desuperhéroes urbanos de los noventa en las que los efectos especialesdespertaban sonrisas. Todo el diseño del juego viene aderezado por laconocida pasión de Platinum Games por el estilo de animación nipón tokusatsu. Lo cierto es que visualmente el trabajo del estudio japonés es uno de los más destacados vistos en Wii U hasta la fecha y sobre todo estable en todo momento.

La trama se desarrolla por niveles subdivididos en misiones y concluidas con un jefe al que derrotar usando generalmente varios poderes y sirviéndonos, en ocasiones, de elementos del escenario. Porque los combates son divertidos de jugar, visualmente atractivos –las QTE’s no faltan en determinados momentos pero no lastran la experiencia– y exigentes, sobre todo durante las primeras horas de juego cuando tendremos que hacernos con el control, que puede tener un gusto áspero en los primeros compases de la aventura a la hora de hacernos con el control de los poderes, motivo para que algunos jugadores terminen soltando el mando antes de la cuenta. Aunque le falta cierto gancho en lo que respecta al aprendizaje de la mecánica, si se le dan las horas suficientes termina funcionando.

Lo cierto es que la utilización del Wii U GamePad no es la más brillante que se ha podido ver en la consola hasta la fecha. Pikmin 3, recién estrenado este verano y última obra del diseñador Shigeru Miyamoto, saca más partido al mando que este proyecto de Platinum Games, que aunque hace uso del pad, no termina de convertirlo en algo indispensable. Dibujar los golpes de los héroes llega a ser en ocasiones un elemento secundario, por lo que terminamos usando el stick derecho, más versátil y rápido, para ejecutar esta acción. El uso de la pantalla  para la gestión de menús, cambio de héroes y otras tareas es idóneo. Y no es que el Wii U GamePad estorbe, sino que simplemente no cautiva. Sí que se agradece el modo Off-TV, que en ocasiones introducirá una segunda mini pantalla sobre la propia pantalla del mando para permitirnos completar puzles que requieren dos.

El equipo de héroes puede mejorar desde la tienda de los Wonder mediante la compra de poderes y power ups que se pueden utilizar en las partida, vinculándolos a los slots de expansión de los personajes, ampliables a medida que avanzamos y configurables antes de iniciar la misión. El coste a pagar para ir obteniendo estas mejoras y objetos de recuperación se traduce en puntos desbloqueados con nuestras actuaciones en las misiones. Lo cierto es que la personalización es cercana a la que podemos ver en un juego de acción tradicional (incluye nuevos poderes, más fusiones para los héroes, mejoras para los personajes, etc.) y se pueden ir desbloqueando poco a poco al avanzar. 

Los puntos que consigamos completando los niveles dependerán de nuestra astucia en los niveles, que tendrán una duración aproximada de entre 10-20 minutos y valorarán nuestro comportamiento en función de lo conseguido (daños, héroes perdidos, enemigos abatidos, etc.). La veintena de niveles de la campaña se traduce en más de diez horas para completar la primera vuelta, algunas más para mejorar puntaciones. Por la variedad de escenarios y de situaciones, especialmente en lo que respecta a los jefes, que resultan divertidos y gráficamente dignos de mención, The Wonderful 101 es un título duradero y rejugable gracias a los elementos que Platinum Games ha ocultado y que no se aprecian en la primera vuelta, como niveles superiores en escenarios a los que solo se accede con la habilidad del cohete.

Tras una capa de aparente simplicidad se esconde un juego complejo y en ocasiones hasta abrumador, con un estilo visual propio de Kamiya y compañía, una jugabilidad divertida (algo tosca en sus primeros compases) y con usos ajustados para el Wii U GamePad. Posiblemente no sea el título definitivo en el catálogo de Wii U por algunos de sus errores (siempre menores), pero sí una apuesta sólida, capaz y original que agradecerán los jugadores de la consola. Es, sin duda alguna, uno de los títulos más recomendados de todo el catálogo de la consola de sobremesa en relación a las horas de juego que ofrece, a su divertido planteamiento de juego y, por qué no decirlo, al riesgo que supone apostar por una idea como esta tanto por parte de Platinum Games como en el lado de Nintendo como editora.

En cuanto a su multijugador, The Wonderful 101 no presenta un modo que resulte especialmente impactante. Cinco jugadores en local, cada uno controlando a un héroe (uno con Wii U GamePad y los cuatro restantes con Mando Pro) pueden colaborar para acabar con las oleadas de enemigos que se presentan en diferentes escenarios. Es un añadido que se agradece, pero que no tiene suficiente atractivo como para ser uno de los elementos más recordados del juego de Platinum Games, sobre todo porque en ciertas situaciones la posición de los personajes puede resultar algo confusa, y porque no se presentan demasiados retos en esta modalidad como para atraernos a jugar.

LO MEJOR

  • Es un juego muy Kamiya
  • Divierte y es duradero
  • Gráficamente colorista y bonito

LO PEOR

  • Los controles agobian en las primeras partidas
  • A veces el uso del GamePad es engorroso

CONCLUSIÓN

The Wonderful 101 es un título diferente y, por qué no decirlo, hasta raro, pero con una rareza que se agradece en esta industria, más en el catálogo actual de Wii U que está falto de condimento. Sin ser un título de los considerados como “vende consolas” por su naturaleza extraña, el juego de Platinum Games divierte con su jugabilidad y sonríe con sus personajes gracias a un apartado gráfico cuidado, que sorprende por momentos y solvente en la consola de Nintendo. Es lo más próximo a un cruce genético entre la acción de Bayonetta, los personajes de Viewtiful Joe y la jugabilidad de Pikmin. Puede que el uso del Wii U GamePad no sea espléndido y que su control requiera de una fuerte fase de aprendizaje, pero merece la pena prestarle atención porque detrás de la superficie esconde una profundidad inesperada y proporciona bastantes horas de ocio. Un trabajo a la altura de lo que se espera de Platinum Games, un título que hará sonreír a los veteranos que crecieron con las historias de superhéroes y una manera divertida de expandir las horas de juego en la consola de sobremesa de Nintendo.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.