XCOM: Enemy Unknown
XCOM: Enemy Unknown
Carátula de XCOM: Enemy Unknown
  • 9

    Meristation

XCOM: Enemy Unknown

A finales de 2012 llegaba a PC, PlayStation 3 y Xbox 360, XCOM: Enemy Unknown, un excelente revival de la franquicia clásica en forma de título de estrategia por turnos, con todo el sabor de los XCOM de los noventa y una jugabilidad tan brillante como adictiva. Ahora, Firaxis Games y 2K Games ‒junto a 2K China‒ vuelven a unir sus fuerzas para llevar Enemy Unknown a nuestros dispositivos iOS, en un port táctil prácticamente calcado al original que logra mantener el gran nivel del título de sobremesa. Conozcamos más detalles de esta esperada adaptación en nuestro análisis para iPhone, iPad e iPod touch.

Este análisis se centra en la versión iOS de XCOM: Enemy Unknown. Para información más detallada sobre el juego se recomienda leer el análisis original de PC, PlayStation 3 y Xbox 360.

XCOM es una de las franquicias más queridas y recordadas de los 90 en PC, una saga que mezclaba estrategia por turnos y ciencia ficción ‒con la temática OVNI e invasión alienígena como eje central‒ y que dio sus primeros pasos en 1994 con XCOM: UFO Defense, seguida de varios títulos como Terror from the Deep y Apocalypse. Tras más de una década sin contar con un XCOM de calidad y que hiciera justicia a los inicios de la saga, llegaba a finales de 2012 XCOM: Enemy Unknown, un reboot en toda regla a manos del estudio especializado en títulos de estrategia Firaxis Games junto al gigante 2K Games, dando como resultado uno de los juegos más recomendables del pasado año, tanto en su género como en general. A una presentación más que vistosa ‒potenciada por el polivalente Unreal Engine 3‒ se unía una jugabilidad muy bien solucionada ‒y brillantemente adaptada a los pads de consolas‒ y una profundidad de juego sólo reservada a los más grandes; diversión, tensión y una cantidad abrumadora de contenido eran sus señas de identidad.

Pues bien, ahora ‒y tras poco más de medio año desde su aparición‒ llega a iPhone, iPad e iPod touch un port directo del juego original, con la mayor parte del contenido intacto y convenientemente adaptado al interfaz táctil; además, llega con la garantía de los desarrolladores originales junto al notable trabajo realizado por parte de 2K China en su adaptación. Por 17,99 euros tenemos uno de los mejores títulos del género, con toda su profundidad y jugabilidad intactos, horas y horas de juego táctico enfrentándonos a una invasión extraterrestre global, con la mayor parte de los mapas incluidos, una presentación idéntica a nivel visual ‒sólo mínimamente lastrada por la simplificación de texturas y algunos modelados‒, un interfaz táctil que responde con garantías, funcionalidad iCloud y un modo multijugador vía Game Center ‒al que todavía no podemos acceder‒ que llegará mediante actualización gratuita en un futuro próximo.

Como buen clásico de la ciencia ficción, XCOM: Enemy Unknown nos sitúa en una periodo de agitación mundial provocado por la inminente invasión de una raza alienígena; tanto las abducciones como los ataques selectivos empiezan a producirse de forma global. Así, la organización XCOM ‒con nosotros al mando‒ debe responder con contundencia, dando apoyo a todos los países afectados para tratar de repeler tan peligrosas incursiones extraterrestres. Tendremos que gestionar nuestra propia base de operaciones subterránea ‒previamente situada en el continente deseado‒, con todo tipo de estancias ‒como el cuartel, la fábrica, el hangar o los laboratorios, entre otras‒ en las que gestionar nuestras tropas, armamento, investigaciones y muchos otros elementos que serán de vital importancia para nuestra misión.

Como en el título original, podremos gestionar todo tipo de recursos, así como personalizar nuestros propios soldados antes de empezar cada misión, como su aspecto, nombres y apellidos, armas, accesorios, especializaciones o armadura, elementos clave que decidirán el devenir de todas nuestras incursiones militares en el campo de batalla, reflejándose de manera más que notoria en todos y cada uno de nuestros enfrentamientos, sin duda, una de las características más apreciadas por los fans de la estrategia por turnos de XCOM. El interfaz gráfico de nuestra base es inmejorable, con una presentación tridimensional muy bien resuelta y que nos permite movernos y acceder a cada estancia con simples toques y desplazamientos sobre la pantalla; además, podemos configurarla a nuestro gusto, creando nuevas plantas e instalaciones.

Gracias al buen hacer de los científicos podremos conocer más sobre los invasores, facilitándoles cadáveres y armas que recojamos de las misiones. En el hangar podremos gestionar vehículos aéreos que se enfrentarán a los OVNI, así como lanzar satélites espía y atender las solicitudes de otros países que se vean superados por las fuerzas extraterrestres. Por otro lado, en ingeniería podremos aprovechar las mejoras conseguidas para fabricar nuevas armas, accesorios y otros elementos útiles para los soldados. Aunque siempre tendremos que vigilar nuestros ingresos mediante decisiones que afectarán directamente a nuestro avance: decidirse por prestar atención a un país u otro, rechazar solicitudes o fracasar en una misión serán contratiempos que perjudicarán nuestra misión; por este motivo, la diplomacia será tan importante como moverse con soltura en nuestras misiones en tierra. Tanto es así que en muchas ocasiones parecerá que estemos ante un título de gestión en lugar de un excelente juego de estrategia bélico por turnos.

Eso sí, una vez en pleno conflicto, debemos ser muy cautelosos con nuestros pasos, puesto que si perdemos un soldado, lo perderemos para siempre, junto con sus mejoras. En este sentido, el título ofrece cierto nivel de RPG, puesto que tras cada misión, nuestros soldados acumularán experiencia que nos permitirán aumentar sus aptitudes y avanzar entre las diferentes especializaciones en forma de árbol. Las decisiones tácticas y la gestión de los recursos disponibles son imprescindibles, puesto que podemos llegar a arruinar nuestro avance por una mala decisión en el momento menos oportuno. XCOM: Enemy Unknown ofrece cuatro niveles de dificultad: Fácil, Normal, Clásico e Imposible, con la posibilidad de activar el modo llamado Hombre de hierro, un extra sólo recomendable para los jugadores expertos que no dejará recargar partidas anteriores; un mínimo error y nuestra partida habrá terminado, definitivamente.

En su traslación a dispositivos iOS, XCOM: Enemy Unknown ha perdido algunos mapas y misiones del modo campaña; según sus desarrolladores, se tratan de pequeños ajustes para permitir un port que funcione con garantías en el hardware de Apple ‒además de no aumentar excesivamente el peso de la aplicación, que en su versión 1.0 ya llega a los 3,2 GB‒, aunque no se ha recortado en ningún otro aspecto. Este pequeño apunte no debe llevar a la confusión, puesto que estamos ante el mismo juego que disfrutamos el pasado año en plataformas de sobremesa; y en contra de las últimas tendencias del mercado iOS, XCOM: Enemy Unknown llega íntegro sin ningún tipo de concesión a los polémicos micro-pagos tan de moda últimamente. Pero pasemos a las sensaciones que transmite este port táctil del celebrado título de Firaxis Games.

Cada misión nos situará en diferentes emplazamientos a lo largo del globo, ya sea para acabar con alienígenas en pleno suelo urbano, salvar rehenes, recuperar puntos clave, rescatar personajes importantes o interferir en abducciones, entre otros. Antes de cada incursión podremos configurar nuestro pelotón mediante cómodos menús táctiles; por lo general, se ha logrado una excelente adaptación gestual, basándose en un interfaz similar al que obtendríamos con un mouse de PC. Tras un acertado y simple tutorial, ya podremos manejar con soltura cada una de nuestras unidades, siempre por turnos y esperando a las reacciones de nuestros rivales para efectuar nuestras maniobras. Será aquí cuando entre en acción el componente táctico que tan bien supieron integrar los chicos de Firaxis Games en su día y que se mantiene tal cual en esta nueva versión.

La inteligencia artificial demuestra sus capacidades adaptándose según nuestros movimientos, siendo en los niveles de mayor dificultad tan letal como asombrosamente efectiva. Así, tendremos que enfrentarnos a diferentes tipos de enemigos, como los Sectoides, los clásicos alienígenas grises cabezones capaces de controlar las mentes de sus aliados, los Hombres Delgados, representando el mito de los Hombres de Negro, mucho más rápidos y versátiles, además de otras unidades mucho más mortíferas, como cyborgs capaces de sobrevolar el terreno, enormes soldados alienígenas o las Crisálidas, capaces de infectar rehenes y convertirlos en zombis capaces de reproducirse en gran número; cada enemigo requiere de diferentes acciones y tácticas por nuestra parte, aumentando el nivel de dificultad y añadiendo profundidad a su jugabilidad.

A nivel gráfico mantiene el motor gráfico Unreal Engine 3 como gran baza para mostrar entornos detallados y personajes más que competentes; sin ser nada puntero en este aspecto, sí logra una ambientación muy conseguida. Eso sí, la versión iOS que nos ocupa presenta cierto downgrade tanto en texturas como en algunos modelados; tal y como ocurre con ciertos mapas y misiones, se ha limitado la calidad de su presentación gráfica, recurriendo a texturas a menor resolución y modelados, por lo general, algo más sencillos. A pesar de estos pequeños ajustes, sigue manteniendo la esencia en lo gráfico, con todo el potencial del título de sobremesa y unas escenas animadas más que satisfactorias. Un factor no tan brillante es el reducido tamaño de los textos; mientras que en iPad parece suficiente, no lo es en iPhone e iPod touch, obligándonos a forzar en exceso la vista para leer los no pocos textos, eso sí, traducidos al castellano, no así las voces, que llegan en inglés, al contrario de la versión original totalmente localizada a nuestro idioma.

El interfaz táctil se ha solucionado de manera brillante, con menús claros y efectivos, que permiten una jugabilidad gestual del todo satisfactoria. En nuestro turno podremos acceder a los iconos de disparo, guardia y puntería libre, de gran tamaño y centrados en la parte baja de la pantalla de nuestro dispositivo. En la esquina inferior derecha se sitúa el menú de armas de fácill acceso; en la esquina opuesta encontraremos el selector de soldado táctil, así como dos iconos informativos del personaje seleccionado. En la parte superior izquierda se sitúa el objetivo en curso, completando un interfaz muy similar al del título de sobremesa; al tratarse de un juego de estrategia, todas nuestras acciones están bastante automatizadas, a excepción del lanzamiento de granadas, donde podremos modificar su trayectoria con nuestros dedos de forma directa. Si desplazamos nuestro dedo sobre el escenario podremos mover la cámara principal, así como rotar o realizar zoom pellizcando con dos dedos, todo muy intuitivo y cómodo. Para desplazar a una unidad tan sólo tenemos que tocar sobre el sitio elegido ‒o arrastrar el dedo sobre la posición deseada‒ y confirmar con el icono contextual correspondiente; sólo en esta situación podemos encontrarnos con algún desajuste táctil o imprecisión que no permite una total comodidad a sus mandos.

A nivel de sonido mantiene la excelencia del título de sobremesa, con melodías que encajan perfectamente con el tono de ciencia ficción tan personal de la saga XCOM, además de unos efectos de sonido tan característicos como efectivos. Eso sí, como se ha comentado con anterioridad ‒y por aspectos relacionados con el tamaño de la aplicación‒ sólo incluye voces en inglés, una pena, puesto que el título original sí ofrecía un doblaje al castellano más que interesante. Otro contratiempo ‒siempre comparándolo con el  XCOM: Enemy Unknown de sobremesa‒ es que en el día de su lanzamiento no ofrece multijugador competitivo uno contra uno vía Game Center, aunque tal y como aseguran sus desarrolladores, es algo que se solucionará próximamente mediante una actualización gratuita. Además, siempre podemos seguir con nuestra partida en diferentes dispositivos iOS gracias a las funcionalidades iCloud, respaldado todo por un sistema de guardado realmente cómodo y accesible; tanto es así que podremos guardar la partida en cualquier momento, incluso en mitad de una batalla.

LO MEJOR

  • Poder disfrutar de todo un XCOM: Enemy Unknown en iOS
  • Adaptación táctil satisfactoria, cómoda e intuitiva
  • Horas y horas de diversión y de la mejor estrategia por turnos
  • Numerosas opciones a nivel de gestión y acción táctica

LO PEOR

  • Ligera simplificación en texturas y modelados en su traslación táctil
  • Algunos desajustes en las acciones táctiles en el campo de batalla
  • Textos demasiado pequeños, especialmente en dispositivos de pantalla pequeña
  • A diferencia de la versión original, las voces llegan en inglés

CONCLUSIÓN

XCOM: Enemy Unknown llega a iOS con todo el potencial intacto de la excelente versión de sobremesa que aparecía en PC, PlayStation 3 y Xbox 360 a finales del pasado año. Se trata de un excelente port 1:1 del celebrado título de estrategia en tiempo real y ciencia ficción desarrollado por Firaxis Games y 2K Games, con una jugabilidad profunda, toneladas de contenido y opciones y horas y horas de diversión. Sólo algunas particularidades ‒relacionadas con la traslación a iOS del propio juego‒ condicionan mínimamente la experiencia de juego, como el ligero downgrade del apartado gráfico‒que no deja ser notable‒, la ausencia de algunos mapas y misiones o las voces en inglés, decisiones directamente relacionadas con la adaptación a la AppStore y el tamaño de la aplicación, que en su versión 1.0 ya llega a los 3,2 GB. Por otro lado, la ausencia del modo multijugador uno contra uno vía Game Center no impide que podamos disfrutar de tan divertido y adictivo modo de juego, puesto que llegará en breve mediante actualización gratuita. Llega con los textos traducidos al castellano, aunque el tamaño de los mismos es algo reducido, especialmente en iPhone e iPod touch. Con todo, estamos ante un auténtico must have en iOS, un port del mejor juego de estrategia del pasado año para nuestros smartphones y tablets; eso sí, sólo es compatible con los siguientes dispositivos: iPad 2, iPad 3, iPad 4, iPad mini, iPhone 4S, iPhone 5 e iPod touch 5, con posibilidad de disfrutar de nuestras partidas en distintos dispositivos vía iCloud. Todo por 17,99 euros, una cantidad algo elevada pero bien ajustada si tenemos en cuenta que el título original triplicaba el precio hace tan sólo unos meses.

9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.