Actualidad

COD Championship 2013: Fariko Impact gana 400.000 dólares

Los españoles Pain Gaming competieron duro. 2 millones para los veteranos de guerra Los micropagos en Black Ops 2

La ciudad de Los Angeles ya conocía un evento como el que el pasado fin de semana tuvo lugar, la Final Mundial de un Campeonato de Call of Duty. Fue en septiembre de 2011 cuando Activision lanzó a su FPS más popular al terreno de los eSports y el juego verdaderamente profesional, con un macro torneo COD XP que compartió las espectaculares partidas con miles de personas, cientos de ellas asistentes como público. El Call of Duty Championship 2013 sin embargo ha barajado otros valores, no ha querido ser un evento de graderío y poderosa puesta en escena directa como sí fue el XP y ha apostado más por el show meramente televisivo, por la retransmisión en directo en streaming y la vistosidad pensada para la cámara, comentaristas de renombre incluidos. Además no ha sido un acontecimiento que enseñe nada nuevo salvo un previsible tráiler de Uprising, el nuevo DLC de Black Ops II.

32 equipos venidos de los 5 continentes se han batido a través de las rondas por hacerse con el majestuoso trofeo y un primer premio de 400.000 dólares. Más de 1.000.000 de dólares se han repartido en premios dentro de un Hollywood Palladium que nunca había presenciado campeonatos a este nivel en la escena del videojuego. El recinto, semicircular y provisto de muchos cañones de luz, diferentes estancias y escenarios, es un viejo conocido para la industria puesto que fue el lugar donde se presentó la primera PlayStation 3, aquella gris del mando en forma de media lunaSin lugar a dudas, la elección del entorno de juego, en el corazón de Hollywood Boulevard, ha sido uno de los aciertos de Activision para cargar e épica y trascendencia el acontecimiento. Solo se ha echado de menos más público físico, pues el virtual se colocó pronto por encima de los 500.000 espectadores.

La representación española ha estado a cargo de Pain Gaming, uno de los pocos equipos europeos que ha asistido, salidos directamente del Pro Qualifer de Colonia (Alemania) el mes pasado. 4 jugadores expertos, muy jóvenes y con ganas de hacer historia llegaban junto a su manager, Angel Guerra, a la capital californiana dos días antes del comienzo del torneo. Los nervios parecían no poder con ellos, algo que pronto se deshizo tras una primera partida demoledora que les supuso un traspié capaz de pasarles factura casi todo el resto de los emparejamientos, muy desafortunados por cierto. Los nombres favoritos y que más se oían entre los especialistas como probables vencedores del campeonato se vieron rápido las caras con Pain, clanes como Fariko Impact -vencedores-, OpTical -líderes europeos- o Inmunity. El ánimo del grupo español empezó a mermarse tras la primera y desastrosa derrota.

Quizá no fueron conscientes del lugar donde estaban o las posibilidades que tenían, o quizá les pudo la confianza en sí mismos, pero desde luego las dos primeras partidas no sacaron lo mejor de ellos mismos y tocaron pronto una tecla sensible que loa dejaría heridos los dos días que aguantaron dentro de la tabla clasificatoria, hasta Octavos de Final donde fueron eliminados.No jugaron mal, ni mucho menos, pero un torneo de esta magnitud requería verdaderos héroes a los mandos. Y eso que habían llevado hasta un padde Xbox 360personalizado para tener mayor comodidad y posibilidades de éxito, un controlador con dos gatillos traseros para comandos habituales como el salto. No fueron los únicos con custom pad, un permiso que sinceramente creo que Activision debería replantearse en busca de la igualdad y equilibrio de juego para todos los participantes.

Todo parecía perdido cuando de repente un árbitro se acercó al capitán del equipo y le explicó que aún tenían derecho a una ronda más en los puestos de repesca debido al 2-1 que llevaban y a que el número de mapas perdido no tenía repercusión -como todos los asistentes creíamos y sería más lógico para decidir el triple empate que se produjo aquel primer día, el viernes 5-. De esta forma Pain tuvo acceso a dos partidas más donde los chavales enmudecieron con su impresionante actuación a todo el Palladium. Sua gritos de coordinación y órdenes para el juego arriesgado y más en equipo se oían desde la planta superior del recinto, gritos que les supusieron pronto la victoria y por goleada, clasificándose así para Octavos de Final y los brackets del segundo día. Partidas como ésas debían haber repetido, totalmente fuera de sí y entregando un formato de juego rápido, astuto, coordinado y demoledor.

Pero el nivel no solo era alto, era extremo. En Octavos unos sonadísimos Envyus y Fariko Impact, ganadores, empezaban a enseñar por qué ellos iban a llegar a la Final, enseñaron a qué habían venido, a ganar. Lo comentaban muchos de los youtubers del evento -entre los que estaba el español Willyrex- o hasta miembros de Treyarch, como Jay Puryear, el desarrollador del estudio que se sentó con MeriStation para contarnos cómo se eligen las reglas de un campeonato de esta magnitud. Lo cierto es que había normas extrañas, como la inclusión del modo Buscar y Destruir junto a Punto Caliente y Capturar la Bandera para las rondas más avanzadas, o los 11 puntos que se usaban en la gran final para decidir al vencedor, así como el mapa, Meltdown, que no es de los más respaldados entre la comunidad.

A las 17:30 angelinas del domingo -02:30 am españolas- terminaba un COD Championship 2013 que quedará en el recuerdo por ser el gran iniciador de Call of Duty en los eSports retransmitidos con absoluta profesionalidad, recursos visuales y espectacularidad propia de los programas más masivos de la televisión norteamericana. Un equitativo reparto de premios para los 8 primeros equipos, buena organización interna, eventos previos de clasificación o total comodidad y facilidades para los participantes han sido indiscutibles aciertos de una Activision que está viendo en este tipo de acontecimientos una vía idónea por donde llevar a su marca más prestigiosa, probablemente dispuesta a reinventarse este año o como mucho el que viene con el salto generacional. Se repetirá este COD Championship y la escala probablemente será todavía mayor, sin miedo a equiparar fenómenos del deporte electrónico mundial como Starcraft II o Legue of Legends. Call of Duty tiene perfectamente ese potencial.

Call of Duty: Black Ops II

La sorpresa no ha sido tanto su anuncio como las características que incluirá: dos líneas temporales, en 1980s y 2025, tecnologías pasadas y futuras para la secuela directa del juego más vendido de la historia del sector.

Call of Duty: Black Ops II