Iron Man 3
Iron Man 3
Carátula de Iron Man 3

Iron Man 3

Coincidiendo con el estreno de la tercera entrega de Iron Man es cines de todo el mundo, llega la adaptación oficial de la película en forma de endless runner de acción de la mano de Gameloft; y lo hace como título free to play, con un buen número de armaduras disponibles y acción, mucha acción. Veamos en nuestro análisis si Iron Man 3 resulta interesante para los fans de Marvel y del alter ego de Tony Stark.

Durante estos últimos años, las adaptaciones de películas al mundo del videojuego resultan nefastas, con títulos descafeinados y de niveles de producción mínimos que tratan de aprovechar el boom mediático de agresivas campañas de publicidad y que culminan con un estreno sonado en salas de cine. En el caso de la inminente Iron Man 3, la compañía gala Gameloft se ha hecho con sus derechos para lanzar en exclusiva la adaptación táctil de lo nuevo de Marvel para nuestros dispositivos iOS y Android. El resultado no es otro que el enésimo endless runner que llega a la AppStore y Google Play, en formato free to play ‒un modelo de negocio que Gameloft empieza a adoptar para la gran mayoría de sus títulos‒ y buenas dosis de la acción más frenética. Veamos en nuestro análisis si dichas características logran convencer a los fans del hombre de hierro que han visto como las anteriores adaptaciones de las películas protagonizadas por Robert Downey Jr. resultaban ser auténticos despropósitos en plataformas tradicionales.

La prueba del Iron Man
Lo nuevo de Marvell llega en forma de endless runner, con lo que deberemos permanecer con vida ‒o energía en este caso‒ la máxima distancia posible, mientras esquivamos misiles, cazas de combate, tanques y camiones, a la vez que derrotamos a diferentes enemigos, como agresivos drones o soldados ataviados en poderosas armaduras de combate. Y todo mediante gestos táctiles, ya sea para dirigir a nuestro superhéroe ‒únicamente de izquierda a derecha‒ o para disparar contra nuestros rivales, tocando repetidamente o deslizando el dedo sobre ellos. Iron Man irá cambiando de plano de vuelo de forma automática, ascendiendo o descendiendo según la zona en la que nos encontremos, lo que añadirá un mínimo de variedad a un desarrollo demasiado repetitivo y efímero. Y es que nuestras partidas serán fugaces, de apenas unos pocos minutos, dándonos la opción de invertir en cristales energéticos ‒llamados ISO-8‒ mediante micro-pagos, el elemento más preciado y escaso del juego.

La acción es frenética, con lo que deberemos permanecer atentos y no perder la concentración ni un instante, o de lo contrario, nuestra armadura sufrirá más daños de los que puede llegar a resistir, lo que nos llevará al fin de nuestra partida. A medida que vayamos superando obstáculos y derrotando enemigos, iremos ganado los llamados Créditos Stark, la moneda virtual del juego que nos permitirá mejorar nuestra armadura, uno de los aspectos más cuidados del juego y que será del agrado de los fans de Iron Man; y es que podremos jugar con todas las armaduras del hombre de hierro aparecidas en las películas, que no son pocas, como las Mark II, Mark 42, War Machine, Mark VI, Iron Patriot o Silver Centurion, entre otras, hasta un total de 18, lo que no está nada mal. El problema llega cuando queremos disfrutar de ellas, un proceso lento y tedioso en su vertiente freemium y fuertemente ligado a las micro-transacciones si queremos avanzar de una manera más natural.

A medida que vayamos jugando aumentaremos de nivel, a la vez que cumplimos con diferentes objetivos que nos otorgarán premios, de una manera similar a otros endless runner de la AppStore y Google Play; además, el sistema de trofeos también nos reportará cristales ISO-8, un buen aliciente para hacernos con todos. Y dichos cristales energéticos serán vitales para un progreso amable con el jugador, puesto que para hacer casi cualquier acción ‒como reparar las armaduras tras varios impactos‒ requerirán de unos segundos o minutos de espera, algo bastante engorroso destinado únicamente a hacernos pasar por caja. En ningún momento es obligatorio, aunque si el juego nos convence y decidimos dedicarle tiempo, será interesante para no estar esperando una y otra vez; incluso tendremos que dejar pasar las horas para enfrentarnos a villanos carismáticos como Crimsom Dynamo o el poderoso M.O.D.O.K.

Otro de sus mayores problemas es la reiteración de elementos y situaciones, puesto que cada partida será prácticamente igual a la anterior, con los mismo patrones de ataque de los enemigos y los mismos obstáculos a esquivar según los escenarios, desde bases militares hasta centros urbanos. Y en muchas ocasiones el control táctil no responde con la rapidez y agilidad necesaria, puesto que a medida que aumenta la velocidad de Iron Man será más complicado esquivar misiles, rayos láser y otros obstáculos; incluso con el uso del acelerómetro la situación se agravará todavía más. A nivel visual se muestra competente, aunque presenta algunos altibajos que lastran su presentación, aunque por lo general muestra escenarios detallados ‒aunque algo vacíos‒, personajes bien modelados y animados y efectos de lo más vistosos. Eso sí, en algunos momentos sufre más de lo necesario con ligeras bajadas de framerate. Llega con diálogos en inglés ‒ni las voces ni las ilustraciones de los personajes son las originales de la película‒ y textos traducidos al castellano.

LO MEJOR

  • Franquicia atractiva y con tirón gracias al estreno de la película en los cines
  • Las diferentes misiones nos animan a seguir jugando para desbloquear todas las armaduras
  • Visualmente frenético e impactante...

LO PEOR

  • ...Aunque no exento de algunos altibajos en su presentación
  • Los micro-pagos llegan a condicionar el desarrollo de la aventura
  • Jugabilidad demasiado repetitiva y monótona

CONCLUSIÓN

Iron Man 3 llega a la AppStore y Google Play como un endless runner vistoso y con una gran franquicia como telón de fondo, que se ve reforzada por el estreno de la tercera entrega de la saga en los cines de nuestro país. A pesar de resultar algo monótono y repetitivo tanto en su jugabilidad como en su desarrollo, muestra buenas maneras en un género, a estas alturas, tan sobre-explotado como reiterativo. Y totalmente gratis, algo que como es costumbre en nuestros dispositivos iOS y Android, es una arma de doble filo, puesto que podemos acceder a él sin coste alguno aunque con un desarrollo condicionado por los siempre polémicos micro-pagos. En este caso podemos jugar sin invertir un euro, aunque deberemos soportar molestas esperas de varios segundos o minutos para casi cualquier acción, además de esperar hasta 24 horas para enfrentarnos al reto diario contra alguno de los antagonistas de Iron Man. Un título frenético e impactante los primeros minutos de juego que no ofrece mucho más que batir los récords de otros jugadores y desbloquear todas las armaduras del siempre ocurrente Tony Stark.

6.3

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.