Tekken Card Tournament
Tekken Card Tournament
Carátula de Tekken Card Tournament
  • 6

    Meristation

Tekken Card Tournament

Cristian Ciuraneta

Llega a la AppStore y Google Play una nueva entrega de la saga Tekken, ahora como juego de cartas coleccionables, un género que sigue ganando popularidad en el catálogo de nuestros dispositivos táctiles. Namco Bandai Games lleva una de sus sagas más populares a iOS y Android bajo el nombre de Tekken Card Tournament, en formato free to play, con gráficos vistosos, una jugabilidad radicalmente diferente y el añadido de la realidad aumentada; todos los detalles de este curioso spin-off en nuestro análisis.

Las grandes compañías de la industria del videojuego ven como las nuevas plataformas táctiles avanzan a pasos agigantados, tanto a nivel de ventas y popularidad como en su vertiente gamer; muchas son las sagas consagradas que se atreven a dar el salto a iOS y Android con todo tipo de adaptaciones táctiles, ya sean ports directos, remakes o extraños experimentos, para así tratar de adaptar su jugabilidad al formato táctil. Para sorpresa de sus fans, la franquicia Tekken llega a la AppStoreGoogle Play con Tekken Card Tournament, un spin-off basado en los cada vez más populares juegos de cartas coleccionables, presentando combates por turnos, tímidas dosis de estrategia, unos gráficos tridimensionales vistosos y la promesa de llevar la realidad aumentada ‒dentro de pocos meses‒ a su curiosa fórmula de juego. Y todo bajo el paraguas del formato free to play, eso sí, sin dejar de lado un buen número de opciones y mejoras mediante micro-pagos. Veamos en nuestro análisis si este extraño experimento de Namco Bandai Games logra llamar la atención de los fans de la mítica saga de lucha y de aquellos jugadores habituados a los juegos de cartas en formato táctil.

Golpe directo
La fórmula de juego de Tekken Card Tournament es tan sencilla como directa; a primera vista podríamos estar ante un port de cualquiera de las últimas entregas de Tekken para nuestros dispositivos iOS y Android, puesto que su puesta en escena nada tiene que envidiar a las versiones clásicas de la saga. Pero desde el primer instante de sus particulares combates descubriremos que nada tiene que ver; así, en cada turno tendremos tres opciones a nuestra disposición: movimientos de Focus, Strike y Block, todo mediante iconos situados en la parte inferior de la pantalla. Focus nos permitirá conseguir cartas de nuestro mazo, las cuales aparecerán en la pantalla de forma aleatoria. Con Strike podremos golpear a nuestro adversario usando las cartas disponibles ‒hasta un máximo de 5‒ gracias a los previos movimientos de Focus. Y por último, con Block, podremos bloquear los ataques de nuestro rival. En definitiva, el juego de “piedra, papel, tijera” de toda la vida aplicado al universo Tekken.

Y es que cada combate se desarrollará de la misma manera, lo que nos obligará a adivinar los movimientos de nuestro rival a la vez que aplicamos la mejor estrategia posible. En este sentido funciona bastante bien, puesto que podemos esperar diferentes reacciones de la inteligencia artificial según la situación; realizar varios Focus mientras nuestro rival se decide por bloqueos preventivos y asestar un combo de tres cartas mientras nuestro adversario trata de recuperarse es toda una gozada. Aunque no será tan alentador si somos nosotros los que recibimos los golpes. A medida que vayamos consiguiendo cartas más avanzadas, las opciones ganarán en número, como recuperar algo de salud o bloquear cierto número de daño, entre muchas otras; incluso podremos mezclar cartas para configurar nuestros propios combos. Y todo gracias a un editor de cartas bastante completo con el que crear nuestro propio mazo, hasta un máximo de 15.

Algunos de los nombres más famosos del universo Tekken se dan cita en este particular torneo, entre los que se encuentran luchadores como Kazuya, Paul, Law, Yoshimitsu, Xiaoyu, Nina o Lili, además del siempre entrañable pero implacable Panda; eso sí, echamos en falta otros grandes personajes de la saga, con lo que la variedad no será su punto fuerte. Por suerte, los fans de Tekken identificarán rápidamente las famosas técnicas de cada uno de los luchadores disponibles, mostrándose bastante fiel en este sentido a los títulos clásicos. La parte negativa llega gracias a los numerosas opciones mediante micro-pagos, lo que nos permitirá conseguir las mejores cartas para así obtener mejores resultados en los combates. Y es que si no invertimos algo de dinero real ‒no olvidemos, no obstante, que se trata de un título free to play‒ pocas opciones tendremos de avanzar cómodamente sin perder un buen número de combates. En este sentido, se muestra poco amable con el jugador y demuestra una curva de dificultad poco equilibrada, lo que nos obligará a repetir una y otra vez los mismos combates ‒subiendo de nivel‒ para lograr cierta cantidad de dinero real que nos permita adquirir cartas más interesantes.

Siempre podemos vender o intercambiar cartas, pero en ningún momento se muestra equilibrado, siendo siempre la opción de las micro-transacciones ‒en forma de créditos virtuales‒ la más cómoda y rápida; por otro lado, los menús no están del todo bien diseñados, con lo que será bastante tedioso navegar entre sus numerosas opciones. Además del modo arcade, podemos disputar combates online contra otros jugadores ‒a pesar de algunos problemas de infraestructura y estabilidad‒ y la promesa por parte de la compañía de organizar diferentes torneos y competiciones en breve. En verano está previsto que lleguen las cartas físicas coleccionables del juego ‒más de 190‒ con las que poder hacer uso de la famosa realidad aumentada y ampliar así nuestra colección de cartas gracias a códigos QR, dando vida a los luchadores en nuestros propios entornos. Su presentación es bastante vistosa, con gráficos tridimensionales sólidos aunque con algunas carencias a nivel de texturas y alguna que otra animación algo descuidada; el apartado sonoro mantiene las bases de la saga, aunque puede llegar a hacerse algo pesado, especialmente por sus repetitivas melodías.

LO MEJOR

  • Presentación sólida con vistosos combates tridimensionales
  • Poder coleccionar y configurar nuestros propios mazos Tekken
  • Cierto nivel de estrategia y diversión en los primeros combates...

LO PEOR

  • ...Aunque al poco tiempo resultarán repetitivos y poco profundos
  • Tendencia al uso de micro-pagos para mejorar su desarrollo de nuestra partida
  • Problemas de infraestructura y estabilidad en el juego online

CONCLUSIÓN

Tekken Card Tournament llega a nuestros dispositivos iOS y Android como un curioso spin-off de la franquicia Tekken enmarcado en el género de los cada vez más populares juegos de cartas por turnos en formato táctil. Su presentación es vistosa ‒siempre con margen de mejora, claro‒ y nos meterá de lleno en combates tridimensionales que bien podrían pasar por los de Tekken de PlayStation 2 en HD, lo cual no es negativo. A nivel de jugabilidad no pasa de ser un “piedra, papel, tijera” con ambientación Tekken, algo que puede defraudar a la gran mayoría de fans de la saga; los aficionados de los juegos de cartas tampoco encontrarán un título profundo y ameno, resultando demasiado sencillo en sus opciones y bastante repetitivo. Algunos problemas de estabilidad y de infraestructura en el modo online y la clara tendencia a los micro-pagos terminan por arruinar un desarrollo poco amable para el jugador. Con todo ‒y como título free to play‒, siempre podemos pasar un rato divertido repartiendo cartas con los luchadores más carismáticos de Tekken; ya podemos pasar por la AppStore y Google Play y descargar Tekken Card Tournament completamente gratis, con los textos en castellano y la necesidad de ligar nuestro perfil a Facebook o a la red de Namco Bandai Games para poder jugar.

6

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.