Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 3
Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 3
Carátula de Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 3

Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 3

Martín Iraola

Naruto se enfrenta a su aventura más vistosa en la última entrega de Ultimate Ninja Storm para Xbox 360 y PS3. CyberConnect2 vuelve a regalar a los seguidores del manganime una épica y rápida pelea donde jugabilidad, técnica y diferenciación de personajes dan la victoria, aunque tibia por los peores aspectos de la serie de juegos. Kyubi ataca Konoha.

Los productos fan service siempre corren el peligro de no llegar a la profundidad jugable que sí atesoran otras obras de su género. Pero al margen de su lugar como puro y simple juego de lucha, el objetivo con Ultimate Ninja Storm siempre ha estado claro: capturar el espectáculo de este shonen, su acción y sus personajes de una manera que ni la propia serie original puede conseguir para disfrute de los aficionados a la misma. Con esa conciencia como punto de partida, CyberConnect2 ha hablado siempre de Ultimate Ninja Storm 3 como un determinante paso adelante, una entrega que escucha el feedback y no solo amplía plantillas y momentos estelares del manganime, sino que además iba a venir a cargada de mejoras significativas en el gameplay para resultar un más que atractivo título de peleas 1vs1 más allá de representar al universo Naruto, siguiendo un poco la estela de Generations, que intentó -con éxito desigual- mejorar el sistema de lucha pensando en la comunidad online. Namco Bandai vuelve a apadrinar una joya para el fan pero un producto muy cuestionable para el que busca algo potente del género de la lucha en Xbox 360 y PlayStation 3.

Un acontecimiento argumental clave determina uno de los pilares de la serie de Masashi Kishimoto, el ataque a Konoha de Kyubi, el enorme y demoníaco Zorro de las Nueve Colas que marcará el nacimiento de Naruto. Ese episodio recordado y la Cuarta Guerra Ninja componen la mayor parte de Ultimate Ninja Storm 3, que arranca bastante fuerte este viaje a través del pasado y presente del protagonista, incluyendo el manejo de los míticos Sarutobi, Hiruzen o Minato saltando por los tejados y azoteas para intentar frenar la devastadora embestida de la mística criatura mientras el Cuarto Hokage pelea en el bosque con el Enmascarado. Regresan los jefes espectaculares al modo Historia, aderezados con mecánicas como los Quick Time Events integrados en cinemáticas variantes o hasta partes de hack and slash contra varios enemigos al estilo tradicional del género, recuperando y mejorando algunas de las recetas que ya vimos en alguna de las entregas de PS2. Sin duda, soplos de aire fresco dentro de la tónica dominante, los combates ninja uno contra uno y los algo más pesados paseos por escenarios abiertos al más puro estilo RPG.

Evolución de técnica

La recuperación del modo narrativo (Historia) deja a CyberConnect2 ir poniendo poco a poco en manos del jugador los diferentes personajes centrales en un beat'em up tridimensional donde machacar botones domina la pelea aunque también habrá momentos para descubrir las técnicas únicas de cada nombre propio tirando de cargas de Chakra, entre los que pos supuesto se encuentran Naruto, Sasuke, Gaara, Lee, Kakashi, Sakura, Zabuza, Darui, Fuu... Los encuentros contra jefes, como Gedo Mazo o los más importantes Hokages, son la mejor parte de un transcurso a través de los capítulos bastante repetitivo y completamente lineal en escenarios poco interactivos, muy divertido en tacto ya que requiere el juego rápido con los botones y la presentación de las técnicas de cada personaje así como su modo Despertar, pero reiterando el mismo esquema una y otra vez hasta llegar a los enfrentamientos más importantes, ya sí exigentes y con una IA poderosa para el rival, algo que no sucede en el camino hasta ellos.

Para despejar en cierta medida la previsibilidad de los acontecimientos y la linealidad dramática (ya que recorre muchos episodios ya vistos en el manganime), Ultimate Ninja Storm 3 ha dado consistencia a una herramienta de decisiones, conocida hasta hoy como Ultimate Decision Mode, donde los actos del jugador pueden variar las consecuencias y el final de la aventura. Los tramos más trascendentes recogerán este mecanismo dual del camino del Héroe o la Leyenda, en forma de elección de acontecimientos por dificultades, personajes, órdenes, ataques especiales o QTEs resueltos. La poca interacción de la mayoría de áreas escénicas o conversacionales y la floja IA de los esbirros de la parte hack and slash hacen que avanzar de un capítulo a otro reserve su único interés en ver cómo fluye la historia, lo que da algo más de importancia a este camino bifurcado según los actos del propio jugador, que vivirá unos u otros acontecimientos según las ramas que elija.

En los combates centrales, la mejor parte y en lo que verdaderamente son especialistas sus creadores tras varios títulos de Naruto a sus espaldas durante años, la plantilla de luchadores y las diferencias en éstos son cruciales, y funcionan bastante bien evitando aquí sí la sensación de repetitividad. La asistencia por un segundo personaje se ha cambiado y ajustado, de manera que ahora nuestro aliado temporal puede caer en la pelea y quedar sin estar a nuestra disposición durante el resto del combate, algo que añade cierto componente estratégico a estas invocaciones ya que hay que saber cuándo emplear este comando. Otra acción especial recae en el modo Despertar, que se puede disparar justo antes de morir nuestro personaje y en determinados bloqueos, que desatará su mayor potencial con transformaciones en criaturas y aspectos imbatibles, además bajo control gracias al nuevo manejo de estos momentos, muy espectaculares por cierto y fieles al anime. Como novedad en esta ocasión se ha incorporado un modo instantáneo de Despertar, que alterará gran parte del flujo del juego ya que los jugadores podrán usarlo en cualquier momento, incluso en medio de un combo, a costa eso sí de perder una parte de su barra de Chakra. Como es tradicional, los modos "Despertar" de algunos personaje suelen estar pobremente balanceados y ser demasiado abusivos, así que habrá que comprobar cómo responde la comunidad a la nueva posibilidad a medida que se vaya adaptando el multijugador, aparentemente descompensado.

Extras y curiosidades

Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 3 viene escoltado de un buen puñado de contenidos adicionales y curiosidades. Para empezar, a la vasta plantilla de más de 70 luchadores disponibles se añaden varios trajes y skins diferentes, destacando algunos muy sonados estas semanas previas al lanzamiento, como el de Goku en Bola de Dragón Z para Naruto -histórico- o el de colegiala para Sakura. Por otra parte, traspasar la partida desde Ultimate Ninja Storm Generations tendrá como recompensa desbloquear al Naruto especial ya convertido en Hokage, con su propia rama de habilidades y ataques especiales de maestro ninja. No faltan tampoco aditivos en cuanto a los ataques secretos de cada uno de los personajes controlables, movimientos que dejan al jugador controlar a las criaturas que éstos logran a invocar, alojadas en el stick derecho una vez en juego. También hay un puñado de ítems para la galería de coleccionables, muy al estilo de este tipo de juegos y que se nos darán en relación a las puntuaciones obtenidas tras cada episodio o partida multijugador.

No falta, por supuesto, una potente modalidad multijugador donde dos usuarios pueden medir sus fuerzas con sus personajes favoritos en encuentros tradicionales y con una plantilla que se ha diversificado bastante en busca de la variedad. Casi todos los fichajes del singleplyaer están disponibles pero no todos los luchadores son de entrada igual de manejables, requiriendo algunos bastante más práctica, lo que los hace a priori peores a los claros protagonistas y más versátiles (más lentos, menos dañinos, con peor Despertar...). No obstante el plantel es amplio. La mecánica uno contra uno en multiplayer funciona como en anteriores Ultimate Ninja Storm, con algunos ataques especiales imbloqueables, importancia de la posición en los bastante amplios escenarios, o incluso con un nuevo sistema de "fuera del ring" que puede darnos alguna partida en situaciones al borde del nivel. También tiene online uno contra uno, por supuesto.

Ensalada de Narutos

La plantilla es impresionante pero obviamente tiene algunas de las particularidades propias de esta clase de juegos cuando empiezan a sumar personajes. Tenemos la friolera de cuatro Narutos distintos: 4 Colas, Modo Sennin, 9 Colas y Naruto niño de la primera temporada (5 si desbloqueamos a Naruto Hokage), otros tantos Sasuke, 3 Gaaras, 2 Chojis... pero se acepta como parte de la naturaleza de estos juegos. Las novedades son interesantes, tenemos por supuesto a los protagonistas de la Cuarta Guerra Ninja -de los que no hablaremos demasiado para evitar posibles destripes, pero que suman algunas novedades muy interesantes al plantel de luchadores-. También aparecen por primera ver los Jinchuuriki -aparte de Naruto y Killer B por supuesto-, lo que supone ver más en acción a las biju de diferentes colas de lo que hemos visto en la serie. También regresan los Hokage de las 5 Villas Ocultas, más algunos de los pasados que ya hemos visto en anteriores juegos... en definitiva, una delicia de plantilla para cualquier amante de la serie.

Anime interactivo

En lo técnico es precisamente donde Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 3 vuelve a sacar lo mejor de la marca, evolucionando bastante lo visto y oído en los anteriores y siguiendo la línea Cel Shading para los gráficos e instrumental oriental para el sonido que la caracteriza. Voces en inglés y japonés, originales del anime y con subtítulos en castellano. Primer acierto al incluir el doblaje original nipón. Quizá los más pequeños de la casa echen de menos el español. Por otra parte, la banda sonora recoge melodías instrumentales con un tono más épico y televisivo, algunas de las canciones son recurrentes pero se graban en la memoria. Los efectos, por su parte, también son directamente extraídos del anime. Este título, en lo audiovisual, parece una ampliación de la serie de televisión. Sin quejas.

Es en la parte visual es donde realmente llama la atención esta entrega, con nuevas animaciones para cada uno de los personajes y un despliegue de efectos magníficos para los ataques especiales, buena caracterización también y acabado poligonal sin perder el estilo de dibujo. El gran tropiezo viene en los escenarios, poco interactivos, siempre planos y pobres en su mayoría, de estilo sobrio y genérico como praderas, arboledas, plazas de aldeas, acantilados, desiertos... pero sin demasiada viveza ni deatalle.  Los personajes acaparan el mayor esfuerzo gráfico, con expresiones faciales bastante cuidadas, movimientos fluidos y ágiles, efectos como arena, polvo, rayos o agua muy vistosos, y las transformaciones espectaculares. CyberConnect 2 sigue siendo uno de los mejores estudiso del mundo a la hora de usar el Cel Shading y hace tiempo que llegó a un punto donde sus juegos son más impactantes y espectaculares de ver que la propia serie -lo que tampoco era muy difícil si se tiene en cuenta el pobre nivel de algunos de los episodios de Naruto-.

LO MEJOR

  • Vistoso, fluido y sólido.
  • Recorre algunos de los mejores momentos del anime e incluso logra mejorarlos.
  • Renovada y muy amplia selección de personajes.
  • El regreso del modo Historia, las decisiones y los enfrentamientos contra Jefes Finales.

LO PEOR

  • El diseño de la mayoría de entornos, de nuevo bastante simple y plano.
  • Una vez dominado el combate más efectivo consiste en repetir cadenas una y otra vez.
  • Los tramos de exploración a pie bajan el ritmo y son insulsos.

CONCLUSIÓN

Naruto vuelve con su mejor entrega y la mayor mirada a las peticiones de los fans pero con un título que cambia en muy poco la tónica que manejaban los anteriores Shippuden. La Cuarta Guerra Ninja y el ataque de Kyubi son un atractivo voraz para los seguidores del rubio, pero no generan suficientes situaciones innovadoras interesantes en relación a lo ya recogido por CyberConnect2. El regreso del modo Historia, más profundidad jugable en los ataques especiales, el modo Despertar y los trucos secretos, los niveles beat'em up y QTEs o los enfrentamientos contra jefes mastodónticos como el propio Zorro de Nueve Colas, o la posibilidad de elegir entre rutas argumentales alternativas son el gran aliciente para sumergirse en esta nueva entrega de Ultimate Ninja Storm. En Generations lamentamos que muchos de estos aspectos quedaran eliminados, y es un alivio volverlos a ver aquí para que el juego pueda recuperar esa esencia propia y esa personalidad que lo distingue de un simple juego de lucha. Por lo demás, cuando un título consigue dejar visualmente a la serie que lo inspira a una altura por debajo, poco se puede añadir más a su impacto gráfico y presentación, los amantes de Naruto siguen teniendo la fortuna de tener a CyberConnect 2 trabajando en esta saga para poder revivir con más intensidad y espectacularidad los grandes momentos de la serie. Eso sí, no hay una gran evolución en la saga y eso también pasa factura para una cuarta entrega, aunque seguramente eso al aficionado, para el que va este producto, le preocupe poco ante la posibilidad de controlar a un mayor elenco de luchadores y disfrutar de la interpretación del estudio japonés de la gran serie de Kishimoto. Por lo demás, poco nuevo y poco diferente. Una obra solo correcta pero satisfactoria.

7.3

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.