Skylanders Giants
Skylanders Giants
Carátula de Skylanders Giants
  • 8

    Meristation

Skylanders Giants

Javi Andrés javi__andres

El año pasado Activision tuvo otra idea de ésas que encarecen una compañía, dar vida a figuritas de juguete transportándolas a la pantalla. El juego de los portales y la acción colorista, Skylanders, vuelve en una edición mucho más gigante en todos los sentidos, ampliando la colección y sabiendo aprovechar todo su pontencial.

No hay niño que se resista a su propuesta y no ha habido mejor empujón para Activision que Skylanders, la marca que llama a la colección de figuritas y que además es un estupendo juego de acción y puzles puesto en marcha por la desarrolladora Toys for Bob. Gracias al gancho del inolvidable dragón violeta Spyro, las navidades pasadas la editora de Call of Duty innovó en la fórmula de interactuar en videojuegos y la jugada le salió redonda, dando vida a otro producto de plena rentabilidad con una vasta galería de personajes de juguete que debían adquirirse de forma individual para disfrutar de toda la propuesta que traía consigo este fantástico universo. Ya no está Spyro como protagonista, sino que en Skylanders Giants son los nuevos Gigantes quienes toman el rol central de la aventura, pero no por ello se da de lado a todo lo sembrado el año pasado con la primera entrega.

Si eres poseedor de algunos Skylanders -de la plataforma que sea- que pueblan las jugueterías desde hace justo un año, ahora todos ellos podrán continuar su hazaña en este nuevo episodio mucho más completo, profundo y cuidado audiovisualmente. Aunque habrá que añadir algún Gigante, pues no se puede completar el título sin la presencia de al menos uno de los nuevos personajes, de mayor tamaño físico, real y virtual, y con nuevas habilidades como despejar caminos bloqueados por rocas, abrir puertas especiales, acercar islotes tirando de cadenas o destrozar interruptores demasiado duros para el resto de personajes de menor tamaño. De esta forma, el nuevo juego exige probar alguna de las nuevas figuras, pero con una solo bastará, no obliga a hacerse con varias, algo fundamental para equilibrar los gastos del consumidor más humilde.

Portal místico de criaturas

Para quien no sepa en qué consiste todo esto y de qué estamos hablando, hay que decir que Skylanders es un juego en cuya dinámica hay una doble exigencia, por un lado como título de acción, puzles y ciertos plataformeo y exploración estándar, jugado con mando; y por otro como un videojuego que se controla intercambiando figuritas sobre una plataforma que las reconoce y las pone en pantalla para que podamnos controiarlas al instante, teniendo cada una de las 30 existentes (más las 30 que llegarán con este segundo capítulo) sus propios ataques, magias, nivel de experiencia, mejoras y movimientos o equipo. Así, el toque rolero se añade con fuerza, agrandando las posibilidades del juego más allá de cambiar de un muñeco a otro y avanzar y pegar sin pausa. Skylanders Giants, sobre todo, es bastante más que eso.

Hablamos de un juego infantil por estética y tono, sin violencia, con dificultad media-baja y con todo un universo de colores, personajes carismáticos caricaturizados, aventuras de dibujo animado, etc. El coleccionismo virtual de criaturas, al estilo Pokémon o Monster Hunter, en este juego también se traduce en coleccionismo real de cada figura de plástico, a un precio deste 9,95 euros cada una y que ahora amplíará (de forma paulatina en las próximas semanas) la serie hasta las 60, siendo este Giants totalmente compatible con todas las criaturas de la primera gama, sus niveles de experiencia ya obtenidos, mejoras, sombreros, habilidades específicas, etc. de manera que el jugador asiduo contará con un enorme e interesante punto de partida. Los enemigos, por supuesto, se adaptan al nivel de los Skylanders que usemos.

En relación a precios, los Gigantes costarán alrededor de los 15 euros. Son más grandes que el resto de Skylanders -casi el doble en tamaño- e incluyen en su diseño puntos de luz que se activan cuando los colocamos en el portal, todo un detalle que los hace lucir mucho mejor. Activision lanzará primero 4 para en poco tiempo -antes de Navidad- añadir a la colección otros 4. Como con el resto de figuras, habrá packs. El Starter Pack del juego incluye 2 Skylanders (Jet Vac de tipo aéreo y Cynder como No-muerto) y 1 Gigante (Tree Rex de tipo Vida, caracterizado por su fuerta bruta para mover cosas grandes y romper piedra). La idea de monstruos congelados en nuestro mundo y con vida en el suyo se mantiene, llevándonos la trama esta vez hasta los orígenes de Skylands, en una era dominada por los colosos.

Los protagonistas verán ahora cómo nuevas zonas, mundos y puzles se ponen ante ellos, en un conjunto de capítulos lineales que, pese a ser algo más reducido de lo que nos hubiera gustado para una primera vuelta (16 actos), es totalmente rejugable dado a que este universo está plagado de objetos coleccionables, tesoros, extras, retos y oro para comprar nuevas mejoras y habilidades, enfatizando el punto RPG. También se refuerzan las Zonas Elementales, es decir, áreas donde un determinado Skylander sale beneficiado con mayores rangos de daño, puertas que solo puede abrir este tipo de criatura o mejor resistencia. No obstante, como la primera entrega, solo con las tres figuras del Starter Pack se puede completar la aventura, aunque no recorrer todas sus salas al 100%. El nivel 15 pasa a ser el límite de cada personaje, que habrá que usar para desarrollarlo.

Mejor ritmo, mejor variedad

Al ser el segundo juego, Toys for Bob se ha esforzado en lograr una experiencia más completa y variada, con más posibiilidades en manos del jugador y nuevas exigencias. Empezando por los Desafíos heroicos, ahora hay un buen puñado de ellos, en contrarreloj y con dificultad más pronunciada, que nos permitirán desarrollar bastante a los Skylanders y anotar marcas que comparar con otros usuarios, guardadas en las propias figuras. Un montón de objetos de mejora y llaves se obtendrán gracias a estos retos, además de desbloquear, por ejemplo, nuevas pistas para su modo multijugador competitivo, que enfrenta en la modalidad Arena a nuestras criaturas y las del adversario, otro añadido que fomenta que queramos tenerlos siempre todos al máximo. No hay duda de que cada apartado de este videojuego se ha hecho con cabeza, buscando enganchar al jugador.

El ritmo de juego está también muy bien equilibrado en Skylanders Giants, con tres dificultades de inicio para acoger a todo tipo de usuarios y un buen arco progresivo para ir complicando tanto los puzles, como las bifurcaciones de caminos y exploraciones, los enemigos convencionales y, cómo no, los jefes. Precisamente sobre puzles, a menudo esbozados con cajas y bloques que desplazar como ya se vieron en el primer Skylanders: Spyro's Adventure, la dificultad se ha aumentado, hay rompecabezas más ingeniosos, pero nunca sin llegar a sorprender ni alcanzar a los grandes títulos de este tipo. La rama elemental a la que pertenece cada criatura determina también algunos de estos momentos, es más importante ahora si nuestro protagonista momentáneo es un No-muerto, un perteneciente al Fuego, al Aire...

Se intensifica por otra parte la variedad de enemigos y comportamientos, no su IA, de nuevo muy plana, pero sí las formas de acabar con ellos. Gracias a las cifras en pantalla, podremos ver el daño que ejercemos y qué Skylander es más eficaz en cada momento, no solo en agilidad, sino también en potencia y alcance. Está claro que si un jugador prefiere uno en concreto, o un trío de éstos, jugará media aventura con ellos obteniendo una experiencia distinta si la afronta con otros. No será por falta variedad, algo que se refuerza a la misma vez en los minijuegos, situaciones combativas, jefes, diseños de escenarios... La única pega jugable a destacar es que los Gigantes, en relación a los Skylanders, están bastante descompensados, son muchísimo mejores tanto en combate como en potestad de avance, ya que acaban con compuertas y se mueven a buen paso. Es quizá éste su principal punto negativo, el desequilibrio.

En multijugador, el modo arena vuelve a dejarnos enfrentarnos a otra persona con sus Skylanders pero solo de forma local, en una misma pantalla y con dos portales conectados. La buena noticia es que, una vez más, podremos llevar nuestras figuritas con todas sus estadísticas guardadas de un sitio a otro, sin problemas si nuestro amigo tiene otra consola ya que son multiplataforma. Además se han creado arenas más interesantes, pero que pueden parecer algo vacías precisamente por la mala noticia, que es que seguimos pudiendo jugar solo contra un único usuario, alejándose así de ese deseo de muchos seguidores de poner en pie frenéticos encuentros de cuatro en todos contra todos, por ejemplo. A lo Power Stone.

Los controles siguen siendo sencillísimos, así como la navegación por menús, con letras grandes y legibles y esquema de colores para facilitar la tarea a los pequeños de la casa. Que los NPCs tengan voz para absolutamente todos los diálogos es otra suerte para este público, todavía novato en la lectura. Además, Skylanders tendrá un doblaje estupendo a cargo de profesionales reconocibles de series y películas, también todo su apartado sonoro realmente, con buena diferenciación en los efectos y gemidos de unas y otras criaturas, músicas características de cada área, etc. A este aspecto técnico pocos descuidos pueden sacársele, algo que no ocurre en lo gráfico, bastante por debajo de lo que las plataformas HD son capaces de mover.

Color y suavidad de animaciones, además de variedad de efectos visuales son sus mejores bazas, pero a cambio estaremos ante un juego con texturas muy planas, poco nivel de detalle en los escenarios, poca interacción y algunos modelados donde los polígonos quedan demasiado visibles y no hay esa sensación de líneas curvas que tan bien sentaría a esta estética. No necesita un apartado gráfico de altura, pero ciertamente se podría haber pulido un poco más, y no que mantiene exactamente todo el acabado de la primera entrega, incluyendo el engine y la identidad visual.

LO MEJOR

  • Divertido, profundo, accesible y ágil. Ideal para pequeños jugones.
  • 1 o 2 jugadores, pudiendo llevar las estadísticas de cada Skylander en la propia figura.
  • Amplio y rejugable, con muchos objetos para coleccionar.
  • Poder usar todos los Skylanders y sus niveles del juego anterior.

LO PEOR

  • Los Gigantes están un poco descompensados.
  • Terminarlo por primera vez no lleva mucho tiempo, son solo 16 capítulos.

CONCLUSIÓN

Activision lo ha vuelto a hacer muy bien, mejorando una fórmula que si lograba explotar, marcaría una nueva manera de poner a los pequeños de la casa a jugar a videojuegos. Skylanders es más que una línea de juguetes y aventuras, tiene una profundidad considerable y bien medida para no ser complejo en propuesta pero tampoco plano. Y este segundo episodio es magnífico en eso, además de incoporar a los Gigantes, que aunque algo overpower, son un invento entusiasta para incorporar mecánicas y variedad de juego. Su apartado gráfico no es ambicioso, para nada, pero se le perdona gracias al buen acabado sonoro, colorido y su constante opción multijugador. Spyro ya no está casi presente, ha perdido protagonismo, se lo han arrebatado los colosos de la era primitiva de Skylands. Y qué bien.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.