Spy vs Spy
Spy vs Spy
Carátula de Spy vs Spy

Spy vs Spy

Cristian Ciuraneta

Regresa a iPhone y iPad todo un clásico de los años 80; Spy vs Spy recibe un buen lavado de cara de la mano de Robots and Pencils, con la posibilidad de disfrutar de un modo retro, multijugador para dos y una buena cantidad de nuevas embajadas donde colocar nuestras trampas. Veamos cómo les ha sentado el paso de los años a los dos espías más conocidos de la revista MAD en nuestro análisis.

Spy vs Spy para iPhone y iPad es un remake del título del mismo nombre aparecido en el año 1984 de la mano de First Star Software para la familia de 8 bits de Atari, Commodore 64 y ordenadores Apple II. Fue un título muy querido en su época ya que ofrecía partidas en split-screen para dos jugadores, una jugabilidad adicitiva y el humor clásico de la publicación norteamericana que vio nacer a estos dos espías tan particulares, la mítica revista MAD. Ahora, y gracias al estudio canadiense Robots and Pencils, regresan a iOS con un aspecto totalmente renovado –aunque siempre podemos recurrir al modo retro–, el mismo nivel de desafío con nuevas embajadas y un divertido modo multijugador. Bombas, trampas, escondites, peleas... Todo ello en nuestro análisis de todo un clásico con casi treinta años a sus espaldas.

Spy vs Spy, el regreso de un juego que marcó tendencia en los años ochenta. Poco o mucho, todos hemos visto algo del título clásico o incluso lo hemos disfrutado en nuestra infancia; podemos jugar con el espía blanco o el espía negro aunque no habrá diferencias entre uno y otro. Nuestro objetivo: encontrar un maletín y cuatro objetos esenciales escondidos dentro de las embajadas que deberemos registrar al detalle. Así, podremos movernos entre distintas estancias, mirar dentro de los cajones, detrás de los cuadros o cualquier otro lugar que sospechemos que puede esconder algo de nuestro interés. Pero no terminará ahí la cosa; deberemos colocar trampas y preparar emboscadas para perjudicar a nuestro rival y entorpecer su camino. Además, podremos encontrarnos con nuestro competidor en la misma sala, momento en el que dará comienzo un combate tan sencillo como pintoresco.

Cara a cara
Y es que sólo podremos pulsar una serie de botones para golpear con una porra y dar patadas; no importa el orden, sólo lo rápido que podamos pulsar dichos botones virtuales. Este remake sigue las mecánicas del clásico de 1984 al pie de la letra, aunque alguna actualización en este sentido no le habría sentado nada mal; quizás algún tipo de quick time events o combinaciones para realizar combos habrían añadido algo más de profundidad a un sistema de combate demasiado simple. Aunque el objetivo de Spy vs Spy no son los combates en sí; deberemos plantear nuestras propias estrategias e ir controlando las acciones de nuestro rival sin dejar de mirar su pantalla. El modo de juego mediante split-screen se hace con todo el protagonismo del juego.

Por suerte tendremos a nuestra disposición un dispositivo que nos facilitará un mapa y una selección de trampas para colocar; el uso de dicho dispositivo consumirá una cantidad de puntos determinada, así que deberemos usarlo en momentos decisivos. Tendremos hasta cinco tipos de trampas a nuestro alcance como bombas de diferentes potencias, potentes muelles o cubos de agua, entre otros. Con unos simples toques en la pantalla podremos ir colocando nuestras trampas en lugares como el mobiliario, las puertas entre las habitaciones o las escaleras entre las diferentes plantas. Cuando uno de los espías caiga en una de las trampas colocadas seremos testigos de divertidas secuencias con graciosas onomatopeyas propias de un cómic humorístico retrasando, por unos segundos, su avance.

¡No mires mi pantalla!
Si estamos lo suficientemente pendientes de la pantalla de nuestro adversario podremos esquivar sus trampas; espiándole, podremos predecir sus movimientos y destapar sus emboscadas. El uso del mapa se vuelve esencial en los mapeados más extensos. La inteligencia artificial del juego no es muy compleja, aunque a decir verdad, sus mecánicas no exigen de complicados patrones de comportamiento. Tendremos hasta cinco niveles de dificultad a nuestra disposición; en los niveles más altos, nuestro adversario nos pondrá las cosas bastante difíciles, además de que será mucho más complicado lograr que caiga en nuestras trampas. Deberemos recurrir a las estrategia más sucias, el verdadero objetivo de Spy vs Spy.

A nivel de contenido, tenemos un total de 24 embajadas o niveles que superar –ocho de las cuales provienen de la versión clásica–, el típico sistema de puntuación de tres estrellas y un modo multijugador bastante divertido. Además, los más nostálgicos pueden recurrir al modo retro, que cambiará los atractivos y coloridos gráficos de esta renovada versión por los enormes píxeles de la versión original. Si bien es cierto que detectamos algunos problemas en el control táctil –con una notable falta de precisión en distintos momentos de la partida–, su control no es para nada malo. El juego llega en completo inglés aunque no tendremos mayores problemas dada su sencillez general; es compatible con Game Center con tablas de clasificación online y logros que desbloquear.

LO MEJOR

  • Jugabilidad directa y desafiante
  • Modo para dos jugadores
  • Diversión y humor en todo un clásico de los 80

LO PEOR

  • El sistema de combate resulta tedioso
  • Los mapas más grandes entorpecen la jugabilidad
  • Controles poco precisos en algunos momentos

CONCLUSIÓN

Spy vs Spy llega como un interesante remake de todo un clásico de los años ochenta, con una jugabilidad sencilla pero adictiva y desafiante. Su marcado sentido del humor –típico de una publicación como la revista MAD– le otorga mucha personalidad y los jugadores de más edad se reencontrarán con todo un icono de los videojuegos puesto al día. Quizás para muchos pueda saber a poco y que su fórmula no termine de funcionar en una era de dominada por los disparos y los copy-paste; más allá de eso, este nuevo Spy vs Spy llega con un aspecto gráfico sencillo pero lleno de encanto aunque con un contenido general algo limitado, pero que nos recuerda una época del videojuego mucho más sencilla y cercana que merece ser revisitada aunque sea a fuerza de remakes como el que nos ocupa. Ya podemos adquirir Spy vs Spy en la AppStore a un atractivo precio de 0,79 euros.

6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.