Lara Croft and the Guardian of Light
Lara Croft and the Guardian of Light

Lara Croft and the Guardian of Light

Cristian Ciuraneta

Llega al fin la versión de Lara Croft and the Guardian of Light para dispositivos Android, eso sí, como exclusiva temporal para los terminales Xperia S, Xperia Ion y Xperia Play, en un port idéntico al aparecido el pasado año en iOS –con sus bondades y puntos críticos– pero con el añadido de contar con controles tradicionales en el caso de poseer Xperia Play. Nos adentraremos junto a Lara en una peligrosa jungla en un interesante shooter tipo dual stick que mezcla la acción más frenética con la resolución de rompecabezas.

Por desgracia, los usuarios Android debemos esperar días, semanas o incluso meses para poder disfrutar de muchas de las mejores novedades en nuestros terminales, tras pasar en primer lugar por la AppStore. En el caso de Lara Croft and the Guardian of Light hemos tenido que esperar casi un año, un lapso de tiempo decididamente exagerado en el caso del lanzamiento de un videojuego. Sea como fuere, Google Play recibe estos días una aventura de Lara Croft diferente –que fue lanzada a mediados de 2010 en PlayStation Network, Xbox Live Arcade y Steam–, un shooter isométrico con dual stick que mezcla con acierto la acción más directa con curiosos rompecabezas, dos de los elementos más importantes de la franquicia Tomb Raider.

Un nuevo compañero
Uno de los grandes atractivos de este título recae en la posibilidad de jugar en un divertido modo cooperativo local; en el caso de la versión Android –y como sucedía en la versión iOS–, se mantiene dicha opción vía Bluetooth o Wi-Fi, donde un jugador controla a Lara y el otro a Totec, un antiguo guerrero maya conocido como el Guardián de la Luz. El argumento nos sitúa en una peligrosa jungla de Centroamérica donde debemos dar con el Espejo del Humo, un poderoso artefacto de la antigüedad. El Dios de la Oscuridad, Xolotl, se ha apoderado de dicho artefacto, poniendo en riesgo a toda la humanidad. Junto a Totec, debemos acabar con él antes del amanecer o el mundo sucumbirá ante una época oscura.

Más allá de esto, este spin-off de la saga Tomb Raider combina acción, plataformas y rompecabezas con un control de doble stick; los controles responden bastante bien, todavía más si contamos con el terminal Xperia Play que cuenta con un pad de control tradicional. Deberemos enfrentarnos a todo tipo de criaturas, como demonios, cocodrilos o arañas; en algunos tramos deberemos hacer buen uso de nuestra agilidad y aquí es donde nos encontramos con los mayores problemas de su jugabilidad. Eso sí, gracias a una buena distribución de los checkpoints, podremos volver a intentarlo fácilmente si fallamos en alguna situación determinada. La aventura se divide en diez niveles de un tamaño considerable, lo que da como resultado una longevidad del título más que considerable.

Algunos puzles son algo rebuscados, lo que potenciará la exploración más allá de estar disparando sin descanso. También podremos buscar una gran cantidad de objetos, así como estancias secretas. La presentación general es buena, sin ser tampoco muy destacable en el género; esta adaptación ha sufrido un downgrade general en el apartado gráfico si lo comparamos con las versiones de sobremesa. Lara está bien animada y sólo nos encontraremos con algunos problemas de cámara en algunas situaciones puntuales relacionadas con las secciones de plataformas. Eso sí, algunas texturas no están del todo bien presentadas, dando una sensación de descuido en algunos momentos. También sufriremos de ralentizaciones muy a menudo, ya sea por el autosave o cuando aparecen algunos enemigos en pantalla.

El apartado sonoro presenta también algunos altibajos; mientras que las melodías son remezclas de temas clásicos de la franquicia Tomb Raider, los efectos de sonido sí quedan algo por debajo en cuanto a calidad general de los mismos. También podemos optar por escuchar nuestras propias canciones y dejar los efectos de sonido, aunque no es una opción muy recomendable, puesto que siempre reconoceremos temas clásicos que nos harán revivir momentos de otros títulos de la saga. Tendremos a nuestra disposición un amplio arsenal de armas, ya sea para Lara o Totec; desde las típicas pistolas dobles hasta escopetas o rifles de asalto, pasando por lanzagranadas, bombas con temporizador, magnums, lanzacohetes o las simples lanzas de Totec, hasta un total de 28 diferentes. Además, podremos equipar hasta cuatro diferentes, con lo que la estrategia de los combates se hace patente a partir de cierto punto.

Cada arma tiene sus propias características, como la potencia o su cadencia de disparo. Ambos personajes tendrán su propia arma básica que contará con munición infinita; el resto de armas necesitarán de munición repartida por los escenarios. También podremos dar con varios artefactos y potenciadores que mejorarán tanto las habilidades de ataque como de defensa de nuestros protagonistas. Tardaremos entre seis y ocho horas en completar la aventura sin profundizar demasiado en todos sus extras y objetos coleccionables; si decidimos exprimir el juego en su totalidad podremos tardar hasta veinte horas en hacernos con todo. Además, el modo cooperativo amplía todavía más la experiencia, con lo que tendremos Lara Croft por mucho tiempo.

LO MEJOR

  • Acertada mezcla de acción y rompecabezas
  • Spin-off de una célebre franquicia como Tomb Raider
  • Modo cooperativo muy interesante

LO PEOR

  • Apartado técnico con algunos altibajos
  • La cámara nos dificulta las secciones de plataformas
  • Llega demasiado tarde respecto a otras versiones

CONCLUSIÓN

Tras el notable Lara Croft and the Guardian of Light de sobremesa llega a Android una versión algo más sencilla pero que presenta todo el espíritu de dicho spin-off; podemos hablar de un port bastante fiel del original, aunque el apartado técnico se resiente sustancialmente. Si contamos con el terminal Xperia Play, a nivel de jugabilidad no nos defraudará en absoluto, ya que los controles tradicionales cumplen con su función perfectamente. Si sólo disponemos del control táctil, sí podemos encontrarnos con mayores problemas de precisión; en ambos casos, la cámara no ofrece la suficiente garantía como para permitir una buena perspectiva en las secciones de plataformas. Si disponemos de los terminales Xperia S, Xperia Ion o Xperia Play ya podemos hacernos con esta versión en exclusiva temporal; para el resto de dispositivos Android tendemos que esperar un tiempo más. Para celebrar el lanzamiento del título, se ofrece a un precio reducido de 1,19 euros hasta el próximo 23 de julio, donde pasará a costar 2,30 euros.