Project Zero 2: Wii Edition, Impresiones

Remake en toda regla para adaptar el infierno de las gemelas Mio y Mayu al Wiimote y las exigencias de hoy. Project Zero 2 se estrenará este 29 de junio en Wii habiéndose rediseñado muchos de sus aspectos, técnicos y jugables. Abandono de las cámaras fijas, 2 nuevos finales, ampliación de posibilidades y el mismo terror y sobresaltos del original.

Es inexplicable cómo Project Zero 4 no se nos ha traido a Europa y América. La marca tiene un buen cúmulo de seguidores y es uno de los mejores exponentes del terror hoy. Aprovechando el motor gráfico de esta última entrega, Tecmo Koei lleva bastante tiempo reeditando Project Zero 2 para lanzarlo en Wii como remake pleno, cambiando muchos de sus aspectos jugables por el mero hecho de rediseñar desde cero todos y cada uno de los escenarios del juego, para que ahora podamos recorrerlos en una nueva perspectiva tras la espalda de Mio, o que usemos el puntero del Wiimote como linterna y cámara cazafantasmas. Oscuridad, angustia y sobresaltos han sido siempre las señas de Project Zero, la nueva edición del título ha querido mantener estos hilos pero enlazándolos un poco más y haciéndose sorprendente para el que venga del original o el que nunca haya tenido contacto con la reconocida IP. Estamos ante un juego nuevo, que recoge la historia, estructura y estancias de aquel.

Una mariposa rosada

Hace más de 8 años, Project Zero 2 fue un magnífico exponente en PlayStation 2 y la posterior llegada a Xbox con Crimson Butterfly. Para los que no conozcáis esta maravilla original, aquí está aquel Análisis donde pudimos contrastar que realmente se trataba del mejor de la serie, un salto con respecto al primer juego y una forma más sensible e inocente de entender el survival horror, basándose en el miedo a lo desconocido y la total indefensa ni posesión de armas. Mio y Mayu son las dos jóvenes protagonistas de esta idea inspirada en clásicos del terror y obras más contemporáneas donde los lazos emocionales y la imaginación juegan las peores pasadas al jugador, que tendrá que recorrer una enorme mansión donde algo raro más allá de los peligrosos fantasmas sucede. Todo comienza con las dos pequeñas persiguiendo a una mariposa, una metáfora de toda la trama con un empeño artístico latente en cada fotograma y altos niveles de expresividad y empatía.

El usuario de Wii volverá a ser trasladado hasta un mundo oscuro y de pesadilla, lleno de pasillos angustiosos, rompecabezas y enemigos imperceptibles que aparecen en el momento más inesperado y de forma súbita. El juego utilizaba un sistema de cámaras fijas donde las dos indefensas adolescentes se movían por estrechas estancias en busca de respuestas, recogiendo objetos, y teniendo que usar la linterna como ojo, ya que normalmente el juego colocaba en la oscuridad más absoluta. La cámara fotográfica es el único "armamento" para Mio, que siempre debe estar al cuidado de que Mayu no reciba daños ni se pierda en la penumbra. Con este item central el título nos invitaba a buscar con el objetivo y disparar para que los fogonazos del flash y la magia de su mecanismo fotográfico debilitaran a los espectros.

Ahora, con un nuevo enfoque de cámaras móviles desde la espalda de la protagonista principal, en puntos concretos para lograr sensaciones o impactos nuevos y, en definitiva, mayor dinamismo, Tecmo Koei se las ha tenido que ingeniar para rediseñar desde el principio todos y cada uno de los recovecos y pasidllos del título, dibujar partes poligonales que antes -con las cámaras fijas- no había sido necesario definir, colocar otra iluminación y visibilidad, acoplar texturas, etc. Y todo ello para buscar el sobresalto, por ejemplo, restando visibilidad con cortinas que cuelgan del techo y que al atravesarlas no nos dejarán ver, puertas, o con esquinas más pronunciadas. Esto no solo cambia la manera de enfrentarnos a Project Zero 2 y sus áreas sino también la propia jugabilidad, que ahora responde mejor y de manera más plena, según lo que hemos podido probar. La mayoría de los sustos están tal cual, los enemigos, los puzles, los objetos... pero hay novedades y cambios suficientes como para apreciar que se está ante otro juego, empezando por el nuevo doblaje al inglés o el manejo y las nuevas capacidades de la cámara oscura.

Un clásico hecho ahora imprescindible

Cuando se presentó Wii, se mostraron algunas posibilidades por entonces únicas del Wiimote, como implementarle una mecánica de apuntado de linterna, hacer que el jugador con el mando pudiera tener la sensación de estar dentro de los juegos oscuros enfocando con un haz de luz sobre el escenario a su libre albedrío. Project Zero 2 será el juego que mejor utilice esta herramienta, con una nueva jugabilidad para la cámara de fotos y la linterna de Mio basada en apuntar a pantalla y buscar, así como mover la vista arriba y abajo -algo que no se hace desde el stick del Nunchuck-. Todo el rediseño, permite también nuevas situaciones como fantasmas que estarán detrás del personaje y ahora no veremos, o zonas donde si no damos un fogonazo de linterna, nunca encontraremos los objetos, algo que ya estaba en el original de 2004 pero que ahora se ha potenciado fomentando la exploración exhaustiva.

Y sobre objetos, recogerlos añade tensión puesto que se ha incorporado el peligro de que un fantasma o un brazo agarre de repente a Mio y suponga que el jugador tenga que responder de forma instantánea si no quiere que el personaje perda vida. Para coger algo, habrá que mantener pulsado A, con lo que Mio se irá agachando lentamente hasta tocarlo y tirar del objeto en cuestión. Solo el azar determinará si hay desagradable sorpresa o no, poniendo a prueba los reflejos en los momentos donde, por ejemplo, estamos bajos de vida y vemos un ítem que la regenera. El riesgo siempre está ahí, y a esto hay que añadir que la vulnerable Mayu puede andar un poco más atrás siendo atacada. Emoción e inquietud constantes a flor de piel, este Project Zero 2 disparará aún más los nervios... Además, el altavoz y la vibración del Wiimote ayudan a crear más sobresaltos, más momentos teroríficos por ejemplo al escuchar las psicofonías del juego con la textura de sonido especial que genera el pequeño altavoz del mando.

Los disparos con la cámara fotográfica ya contaban con combos, recargas especiales para hacer más daño a los espectros, habilidades únicas que saber bien cuándo emplear, etc. En esta Wii Edition se han añadido opciones, como nuevas cintas de película para la cámara o más lentes. Esto hará que estemos ante el Project Zero más completo y complejo de todos, con diversas opciones antes de cada disparo. También se han añadido algunos suculentos extras entre los que destacan los 2 nuevos finales que se suman a los 4 originales, la galería de coleccionables como ropa para los personajes -incluidos extravagantes trajes de Mario y Luigi-, artes inéditos, etc. o la segunda vuelta con mayor dificultad, que prolongará aún más las primeras 11 o 12 horas de aventura que dispone.

Un añadido importante, además, es la modalidad Casa Embrujada, una especie de "modo susto" cooperativo sobre raíles donde un jugador va recorriendo la mansión de forma automática mientras el otro le manda sobresaltos, vibraciones en el Wiimote, sonidos al altavoz de éste, fantasmas tras esquinas o puertas, etc. pero a la vez puede ayudarle a recoger objetos, apuntar con la linterna a otros puntos y demás acciones de apoyo, funcionando más o menos como en Super Mario Galaxy con la recogida de monedas y destellos por parte del Jugador 2. Recorrer una y otra vez esta Casa Embrujada es apasionante ya que ayudará a desbloquear algunos extras y promete hacernos reír y pasar miedo en compañía de otro usuario, siempre con una ruta cambiante en sustos. Es un modo exclusivo de Wii y solo posible con dos de sus mandos, ha querido recalcar Nintendo.

Conexión espectral

Un último extra tiene que ver con Spirit Camera: La Memoria Maldita, el primer juego de la saga Project Zero para Nintendo 3DS, pensado en exclusiva para aprovechar las cámaras, el giroscopio, la Realidad Aumentada y el 3D sin gafas único de la consola. Este cartucho de la portátil saldrá el mismo 29 de junio y basa su jugabilidad en ir escaneando Códigos QR dentro un manual especial de juego que vendrá en la caja llamado Diario Púrpura. Pues bien, en Project Zero 2: Wii Edition hay muchas referencias a Spirit Camera, hay una conexión entre juegos, pero entre todas destaca un Código QR especial en el manual de papel del juego que añadirá un nivel más a la aventura portátil, que también narra una historia y llenará de fantasmas la habitación donde estemos jugando, con una mecánica única, inmersiva e innovadora, y efecto 3D asombroso al sacar a los espectros y otros enemigos de la pantalla, teniendo que buscar y fotografíar sin resultar heridos. Con ambos juegos, la marca Project Zero acaba de volverse a poner totalmente de moda. Una gran noticia para los amantes del survival horror.

Project Zero 2

La segunda parte del popular juego Fatal Frame (también conocido como Project Zero) llega a Wii con este remake del original y un nuevo modo multijugador.

Project Zero 2