Minecraft
Minecraft
Carátula de Minecraft
  • 9

    Meristation

Minecraft

Alfonso Arribas

La magia del universo Minecraft se traslada a Xbox 360 y lo hace manteniendo la esencia que le ha convertido en una de las obras independientes más importantes de los últimos años. Ahora cambiaremos el teclado y el ratón por el mando para seguir construyendo y sobreviviendo en un mundo en el que somos libres para hacer lo que más nos gusta.


Cada cierto tiempo aparece un videojuego independiente, surgido de la imaginativa mente de un estudio con poco presupuesto, que con su original planteamiento aporta un soplo de aire fresco al mastodóntico mercado de los videojuegos. Durante los últimos años el fenómeno Minecraft ha sido descargado por más de 20 millones de personas, de las cuales 5 millones se han decidido por comprarlo, dejando boquiabiertos a las grandes multinacionales que constantemente buscan crear un éxito de estas proporciones con presupuestos elevadísimos. La obra de la pequeña desarrolladora sueca Mojang ha sobrepasado todas las expectativas imaginables y ha convertido a Notch, padre del proyecto, en todo un referente en el sector. Como muestra de la increíble repercusión de este sencillo videojuego, Microsoft decidió adquirir, en exclusiva, los derechos para editar en Xbox 360 el adictivo videojuego que estaba presente en los ordenadores de medio mundo. Ahora nos llega, únicamente como contenido descargable a través del Bazar de Xbox Live y a un precio de 1.600 Microsoft Point, la versión para Xbox 360.

El primer gran dilema surgió cuando Notch confirmó que Xbox 360 contaría con una versión de Minecraft, momento en el que miles de usuarios de todo el mundo inundaron los foros de quejas y malos augurios que pronosticaban una mala adaptación. A pesar de estas dudas iniciales, y tras más de un año de espera, el estudio 4J, que ha trabajado de manera conjunta con Mojang y Microsoft, por fin ha podido sacar a la venta Minecraft. Desde el primer momento la esencia se mantiene idéntica al original, con un estilo de menús y música similares, lo que nos hace disfrutar del aspecto único del que siempre ha hecho gala. Hay que dejar muy claro que Minecraft es una obra diferente, un videojuego que no tiene miedo a enseñar sus píxeles en un mundo donde todo se mueve en HD y donde las remasterizaciones de videojuegos antiguos parecen una obligación para jugarlos hoy en día. Sin embargo, la obra de Notch siempre ha buscado ofrecer ese aspecto añejo que se ha mantenido intacto a pesar del éxito, alejándose de las texturas en alta definición. En su versión para Xbox nos volvemos a encontrar con los mismos entornos llenos de píxeles donde las figuras son simples y cuadriculadas y donde hasta el sol es representado con un enorme cuadrado luminoso.

Vuelve el culto al píxel
Esta sencillez en sus formas no implica necesariamente que estemos ante un videojuego carente de matices, sino todo lo contrario. Minecraft es capaz de crear composiciones ambientales a la altura de los mejores títulos y consigue trasmitir paz y tranquilidad con sus paisajes que, aunque simples y repetitivos, transmiten la sensación de que estamos dentro de un mundo único. La ausencia de gravedad y la variedad de ambientes y climas, incluidos lluvia, nieve, desiertos, junglas o montañas, no hacen más que remarcar su extraordinaria belleza cimentada en los píxeles. A los escépticos que ven en su motor gráfico el principal problema de su jugabilidad les invitaría a que pasaran unas cuantas horas jugando a Minecraft, simplemente disfrutando con la construcción y recolección de objetos y, seguramente, tras este tiempo se olvidarían de sus prejuicios gráficos y abordarían la obra de manera mucho más comprensiva, disfrutando así de un videojuego que hace del píxel una auténtica obra de arte.

Otro elemento indispensable para entender el universo Minecraft es su banda sonora y la sonorización de los ambientes. En esta ocasión volvemos a contar con las magníficas partituras de C418, creador de las melodías originales, que nos dejarán boquiabiertos en muchos momentos del juego. El usuario podrá disfrutar de composiciones tranquilas y muy sencillas que constantemente estarán adjetivando ese universo píxelado. La armonía existente entre el aspecto gráfico y la música hacen de este videojuego una verdadera maravilla audiovisual. A nivel de sonorización de los ambientes nos encontramos nuevamente con sonidos sencillos, tal vez demasiado repetitivos, que consiguen transmitirnos el ambiente de ese universo. Esta galería de sonidos tan reducida nos permitirá reconocer con rapidez y sin equivocación a las decenas de animales presentes, algo que nos ayudará a determinar si nos encontramos en peligro o podemos seguir trabajando sin mirar atrás.

Ahora con un mando
Manteniéndose intacta la excelente composición visual y sonora del original en la versión de Xbox 360, era momento de estudiar al detalle cómo se había transmitido la jugabilidad del teclado y el ratón al mando de la videoconsola, algo que otros muchos usuarios pusieron en duda hasta el último momento. El estudio 4J sabía que seguramente éste sería el punto más conflictivo de su trabajo y por ello han puesto muchos esfuerzos en que el jugador sepa en todo momento lo que puede o no hacer y lo aplique con intuición. Una vez dentro del universo Minecraft encontraremos, en la parte inferior de la pantalla, los botones básicos que podemos emplear. Esto nos permitirá, por ejemplo, saber en todo momento como abrir el Inventario, la Mesa de creación, coger objetos o lanzarlos. Esta pequeña ayuda, que irá variando a medida que interactuemos con el entorno, presenta un aspecto retro muy sencillo.

Dejando de lado estas pequeñas ayudas, utilizaremos un stick para movernos y otro para mirar, un control sencillo y ya muy habitual para los usuarios. Mientras nos movemos contaremos con la cruz de apuntado de la versión de PC que nuevamente nos ayudará a precisar mejor nuestras acciones. Una vez que empecemos a movernos notaremos que la sensibilidad, en comparación con el ratón, es algo más reducida, lo que puede molestar a los jugadores tradicionales, siendo imperceptible para los que abordan el videojuego por primera vez. Para solucionarlo podemos adentrarnos en el menú y aumentar la sensibilidad al máximo, consiguiendo con ello un resultado casi idéntico al que puede generar un ratón en cualquier ordenador.

Una vez empecemos a andar podremos hacer las mismas cosas que con el ratón y el teclado, aunque simplemente con el mando de Xbox 360. Podremos agacharnos pulsando sobre el stick derecho o cambiar la cámara entre: primera persona, tercera persona desde atrás y tercera persona desde delante, pulsando el stick izquierdo. Así mismo podremos nadar o saltar pulsando A, coger objetos pulsando RT o colocar bloques con LT, todo ello de manera rápida y sencilla. Una vez dentro de los menús también encontraremos un sistema muy optimizado de selección. Podremos movernos con el stick, al estilo ratón, o bien con la cruceta, para seleccionar todas aquellas cosas que necesitemos en cada momento, dos estilos muy diferentes pero igual de funcionales. Como podemos observar la sencilla jugabilidad de Minecraft no era imposible de adaptar a un mando pues, aunque se pierde agilidad en los movimientos y no contamos con los atajos del teclado, seguiremos moviéndonos con rapidez.

Conocer el mundo
Suponiendo que a algunos usuarios les pueda parecer un reto adaptarse a este nuevo control, Minecraft presenta dos buenas opciones para conocer mejor el sistema de juego. La primera, presente en el menú de creación de mundos, es la de Jugar el tutorial. Esta opción nos permite, de forma rápida y bien explicada, ir paso a paso descubriendo todas las cosas que podemos hacer. Disfrutaremos de un pequeño mundo para el tutorial que está compuesto por todos los elementos que 4J ha creído necesarios para adoctrinar a los jugadores. En él nos irán apareciendo unas ventanas, también de aspecto píxelado, que nos indicarán cómo se realiza cada acción, desde las más básicas, como mirar o moverse, hasta las más complicadas, como la utilización de la Mesa de creación o el diseño del Portal inferior. Estas ventanas nos informarán sobre cada elemento pero también nos propondrán el reto de llevar a la práctica lo enseñado, teniendo que superar los retos de manera ordenada para poder acceder a nuevas estancias del mapa con nuevos desafíos. Este extenso tutorial puede ser completado de manera rápida, ayudando notablemente a los usuarios a conocer mejor el sistema de juego.

Sin embargo, si no queremos perder el tiempo completando retos de menor a mayor dificultad podemos ir directamente a las dudas más importantes a través de la opción Cómo se juega. Esta sección informativa estará presente en el menú inicial del videojuego y nos permitirá conocer, con ventanas ilustrativas y fotos, todos los aspectos que no dominemos. Podremos acceder a un total de 8 pestañas en las que recibiremos información sobre Fundamentos básicos, HUD, Inventario, Cofre, Mesa de creación, Horno, Dispensador y Portal inferior, sin duda una opción más rápida aunque menos entretenida para conocer Minecraft.

Un mundo a tu disposición
Una vez tengamos claros los nuevos controles de Minecraft será momento de que nos adentremos en su adictiva jugabilidad. En este apartado la versión de Xbox 360 se muestra idéntica al original, disponiendo nuevamente de un vasto mundo lleno de vida para hacer todo lo que queramos. En principio, la jugabilidad del título se cimienta en la capacidad para, al más puro estilo Lego, ir recolectando materiales, creando herramientas y construyendo todo tipo de estructuras, algo que nos mantendrá enganchados durante horas. Minecraft no cuenta con un modo historia ni con nada prediseñado que obligatoriamente debamos hacer, consintiendo su experiencia en modificar en un mundo que esta a nuestra completa disposición para construir y para sobrevivir día tras día a los innumerables peligros que nos rodean. Antes de continuar con la jugabilidad básica, es preciso señalar que antes de empezar la partida deberemos definir qué experiencia queremos tener. Para ello, aparte de indicar el nombre del mundo o sus preferencias orográficas, tendremos que indicar el nivel de dificultad en el que queremos jugar. Esta dificultad determinará, además del número y la agresividad de los enemigos, su presencia o no en nuestro mundo.

Para olvidarnos completamente de los enemigos podremos seleccionar la dificultad Pacífico, una forma perfecta de construir sin preocuparse de la llegada de las terribles criaturas al caer el sol. Si por el contrario queremos tener una experiencia mucho más completa podemos seleccionar entre Fácil, Normal y Difícil, dificultades que a medida que aumentan harán la experiencia mucho más peligrosa. Este apartado es tal vez la sorpresa negativa más reseñable de la adaptación, ya que no dispondremos ni del extremo modo Hardcore, que daba por concluido el juego cuando moríamos, o el entretenidísimo modo Creativo, un estilo de juego en el que somos como dioses y, además de volar a gran velocidad, disponíamos de todos los elementos del mundo para construir libremente desde el primer momento, sin duda un recorte jugable que puede defraudar a muchos jugadores tradicionales que disfrutaban en sus ordenadores con sus increíbles creaciones arquitectónicas y que deja a los nuevos sin dos modos realmente entretenidos.

Una vez dentro del mundo deberemos adquirir una gran habilidad para interactuar con los elementos naturales que nos rodean, siendo indispensables para poder sobrevivir en este inmenso mundo. El usuario podrá recoger desde simple tierra para construir sus primeras casas, hasta poderosos minerales que nos permitirán construir portales al inframundo, todo ello bajo la ausencia casi absoluta de gravedad. Para poder conseguir los diferentes elementos, aparte de tener que explorar durante horas el inmenso mundo, deberemos dominar a la perfección la Mesa de creación. Esta peculiar mesa de madera, que deberemos construir al principio del videojuego, nos permitirá combinar todo tipo de elementos para crear objetos realmente indispensables para nuestra evolución. La Mesa de creación ha sufrido cambios respecto a su versión de PC y ahora los jugadores no necesitarán de las constantes visitas a páginas web donde se indicaba cómo construir uno u otro objeto.

Nueva Mesa de creación
Ahora contamos con diferentes pestañas en las que estarán agrupados los objetos referidos a Estructuras, Herramientas y Armas, Comida, Mecanismos, Transporte y Decoración, pudiendo acceder dentro de cada una de ellas a todos los elementos que Minecraft nos permite fabricar. Una vez dentro de, por ejemplo, Herramientas y Armas, podremos ver los diferentes objetos, en sus múltiples versiones según el material empleado, y observar, según tu inventario actual, si se puede o no fabricar. En caso de que hayamos recolectado los materiales necesarios, simplemente pulsando A, el objeto se creará y pasará a nuestro inventario. Si por el contrario no tenemos algún material, éste nos aparecerá remarcado en rojo en la zona de composición y será imposible fabricar dicho objeto. Este sistema se muestra muy rápido y funcional, aunque seguramente los jugadores que provengan de la versión de PC encontrarán en este nuevo estilo una lacra que les impide investigar por la red o descubrir por ellos mismos cómo hacer los diferentes objetos que necesitamos.

Entre los centenares de objetos que podremos fabricar estarán, entre otros muchos, arcos, picos, hachas, antorchas, espadas o barcos, cada uno de ellos con sus respectivos materiales y composiciones, pudiendo encontrar desde objetos básicos de madera hasta otros más avanzados con minerales realmente raros. Todos estos elementos serán fundamentales para construir pero también para sobrevivir, ya que en el universo Minecraft las noches se vuelven un verdadero infierno. Cuando el sol desaparezca los apacibles lugares llenos de cerdos, vacas, pollos o pulpos se convertirán en un lugar inhóspito en el que a cada paso podremos encontrarnos con seres realmente mortales. Entre las criaturas más terribles tendremos a esqueletos, creepers, arañas o zombis, todos ellos con sus respectivos ataques y características únicas. Estos enemigos nos perseguirán e intentarán destrozar nuestras fortalezas para matarnos, motivo por el cual deberemos ser productivos y aprovechar la luz del día.

Para saber cómo nos encontramos dispondremos de una serie de corazones que indicarán nuestra vida, burbujas de oxígeno que marcarán el aire del que disponemos para bucear y unas corazas que determinarán el nivel de escudos. Este último aspecto lo podremos ir mejorando a medida que vayamos consiguiendo armaduras para la cabeza, el torso, las piernas y los pies de nuestro personaje, algo que nos ayudará a combatir a nuestros enemigos con mayor tenacidad. Todos los objetos de acceso rápido estarán presentes en una barra de objetos del inventario a la cual tendremos acceso de manera rápida simplemente pulsando el gatillo hacia el lado que queramos ir, pudiendo acceder al resto de los objetos pulsando Y, yendo así al inventario completo.

Amigos en Minecraft
Uno de los elementos que hizo alucinante al Minecraft original fue su capacidad para construir o sobrevivir con nuestros amigos. Esta vez, sin contar con los enormes servidores de PC, podremos disfrutar de una jugabilidad potenciada hasta el extremo con hasta 8 jugadores. La opción más sorprendente de este multijugador es que podremos compartir nuestro mundo con hasta 4 amigos en pantalla partida dentro de una misma videoconsola, algo realmente espectacular y que consigue que Minecraft se vuelva un juego mucho más adictivo y entretenido. Para poder jugar de esta forma simplemente conectaremos nuestros mandos y seleccionaremos perfil, estando automáticamente dentro del mundo que hayamos creado junto con nuestros amigos. Por si esta increíble opción nos pareciese poco, 4J ha decidido aumentar el número de jugadores simultáneos hasta 8 a través de Xbox Live. De esta forma otros 4 amigos desde sus casas podrán acceder a nuestro mundo para participar con los otros 4 amigos que están con nosotros, pasando a formar partidas de 8 jugadores que hacen la experiencia Minecraft aún más increíble. A pesar del gran esfuerzo para potenciar el multijugador, los usuarios de PC echarán en falta los enormes servidores online que permitían a decenas de jugadores colaborar simultáneamente para construir verdaderas obras de arte arquitectónicas, una pena que en Xbox 360 no podamos crear equipos de trabajo tan grandes.

Complementos muy interesantes
Uno de los añadidos más sorprendentes es Marcadores. Aquí podremos comparar nuestras estadísticas con las de nuestros amigos o el resto del mundo de manera sencilla y muy rápida. Dispondremos de apartados como Viajes, Bloques, Cultivos y Muertes, pudiendo en cada uno de ellos comparar datos únicos de cada pestaña, además podremos ver dichos datos en las 4 dificultades del juego, lo que nos permite mayor precisión a la hora de determinar cuál es realmente nuestro nivel. Dentro de esta opción también podremos consultar las Tarjetas de jugador que nos resulten interesantes, pudiendo agregarles a nuestros amigos para posteriormente jugar con ellos en partidas online cooperativas. Continuando con los contenidos extras más interesantes, dispondremos de un total de 20 trofeos que iremos desbloqueando a medida que superemos diferentes retos dentro de Minecraft, entre los que se encuentran desde sencillos logros como Abrir el inventario, hasta otros más complejos como Construir un Portal inferior.

Otra opción interesante que nos permitirá adaptar la experiencia jugable a nuestro gusto es Ayudas y Opciones. Aquí podremos elegir entre 3 configuraciones predefinidas de control con el mando, así como manipular todo lo referente a la música, la sensibilidad, la disposición de la pantalla en cooperativo o el control para zurdos. Finalmente, existe una pestaña denominada Descarga de contenidos en la que, aunque ahora no hay ningún material, se espera que muy pronto, tal y como anunciaron desde 4J, Minecraft se vaya actualizando y complementando con diferentes contenidos adicionales (tal vez con mods de texturas), aunque no sabemos aún si de forma gratuita y/o a través de DLCs de pago.

LO MEJOR

  • Esencia visual y sonora es idéntica al original.
  • Jugabilidad intacta respecto a su versión de PC.
  • Implementación sin fisuras del control con el mando.
  • Multijugador en pantalla partida para hasta 4 jugadores, ampliable a 8 con su opción online.

LO PEOR

  • No inclusión del modo Hardcore y Creativo que sí estaban presentes en la versión de PC.
  • Ausencia de servidores multitudinarios para multijugador online que nos permitan colaboraciones masivas.
  • La compatibilidad con Kinect se echa en falta pues, aunque no es necesaria a nivel jugable, hubiese sido interesante ver su implementación.

CONCLUSIÓN

Minecraft para Xbox 360 ha sabido mantener todo lo bueno del original para adaptarlo al control con el mando de manera perfecta, consiguiendo así una experiencia jugable idéntica a la que hoy en día disfrutan los jugadores de PC. Esta adaptación permitirá a los jugadores, que no hayan probado la versión original para ordenadores, disfrutar con un videojuego sencillo pero increíblemente adictivo donde deberemos construir, al más puro estilo Lego, todo lo que nuestra mente sea capaz de imaginar, disponiendo de un mundo enorme y de un entorno que está vivo a nuestro alrededor e interactúa constantemente con nosotros. Bajo esta propuesta jugable volvemos a contar con el apartado visual y sonoro que hizo de esta obra un referente en el sector, pudiendo disfrutar de mundos totalmente píxelados llenos de matices en los que las idílicas melodías adjetivan a la perfección cada momento que pasemos allí. Este lugar, carente de gráficos en HD, nos permite disfrutar de elementos píxelados como agua, tierra, arena, nieve o lluvia con un acabado perfecto respecto al entorno en el que vivimos. Todo ello, además, viene con la peculiar característica de la ausencia casi absoluta de gravedad en los materiales, lo que permite al usuario construir lo que quiera sin preocuparse de los difíciles conocimientos arquitectónicos que la gravedad nos obliga a aprender.

Todo este universo será esta vez controlado a través de nuestro mando de Xbox 360, pudiendo realizar cualquier acción que imaginemos con suma sencillez, algo que a muchos jugadores nos parecía imposible cuando se anunció el proyecto. Con el mando seremos capaces de organizar, construir y atacar sin perder velocidad o precisión respecto a su versión de PC, demostrando a los usuarios que no se necesita un ratón y un teclado para disfrutar de Minecraft. Toda esta jugabilidad clásica viene lastrada únicamente por la ausencia del modo Creativo, que nos permitía ser como dioses dentro de nuestro mundo, y del modo Hardcore, que nos obligaba a ser cautelosos, pues si moríamos una sola vez se acababa el juego. Dos modos realmente adictivos que los jugadores más tradicionales echarán en falta en esta edición para Xbox 360 y los nuevos desearían haber tenido. En este apartado de ausencias también se echa en falta la presencia de servidores masivos online ya que, aunque el multijugador para 8 es entretenidísimo, se pierde la esencia de la colaboración masiva que tanto gusta a los fans del original. Otro elemento que podría haber sido realmente interesante y que finalmente no se ha incluido en su lanzamiento es la compatibilidad con Kinect. Esperemos que en un futuro cercano 4J nos sorprenda con una implementación que, sin ser ni mucho menos necesaria, seguro sería interesante.

Para los jugadores habituales de PC el cambio será mínimo pues salvo alguna modificación en los menús y algunas opciones nuevas, ninguna de ellas revolucionarias, el videojuego se muestra idéntico al que pueden encontrar en sus ordenadores, por lo que el salto a la versión de Xbox 360 no está tan justificado. Sin embargo, todos los jugadores que aún no hayan probado la versión PC y se adentren por primera vez en este universo en Xbox 360 se van a encontrar con uno de los mejores videojuegos de los últimos años, uno de esos títulos que nos permiten ser libres y crear un mundo simplemente limitado por nuestra imaginación. Ha llegado la hora de que los jugadores de Xbox 360 conozcan el mundo de Minecraft y disfruten de una versión que mantiene intacta la esencia del original.

9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.