Trials Evolution
Trials Evolution
  • Plataforma 360 9
  • Género Conducción
  • Lanzamiento 18/04/2012
  • Desarrollador RedLynx
  • Texto Español
  • +12
Carátula de Trials Evolution
  • 9

    Meristation

Trials Evolution

Salva Fernàndez salbaFR

Trials Evolution vuelve con la esencia que hizo grande a la franquicia de RedLynx pero mejorando el contenido para ofrecer un videojuego de motocross de corte arcade como pocos. Desafiar las leyes de la gravedad y querer volar encima de dos ruedas.


Hace mucho, muchísimo, había un videojuego capaz de engancharnos durante horas y horas. Hablamos de más de dos décadas desde que un tal Excite Bikes era uno de los centro de atención de una consola como NES. Que se tratara de un juego de motocross era lo de menos: divertía. Y con eso basta para hacer disfrutar. Muchos juegos han ido recogiendo el legado de ese ya mítico nombre, pero fue Trials HD el que recuperó sensaciones viejas con posibilidades nuevas en la presente generación. Una obra para Xbox Live Arcade más que interesante que hoy tiene continuidad gracias a Trials Evolution, la vuelta al ruedo de uno de los mejores juegos descargables de este 2012 sin ninguna duda.

Hace poco menos de tres años desde que RedLynx diseñara Trials HD, juego que se adaptaba a la plataforma de descarga de Xbox llegado directamente de Trials 2, un juego para PC. La mecánica era tan sencilla como adictiva: un corredor con su moto, decenas de obstáculos y cambios de rasantes y, literalmente, a volar. Pocas veces un videojuego hace tanto honor a la plataforma para la que sale, en esta ocasión para Xbox Live Arcade. Porque arcade es la mecánica de juego y su manera de explotar al máximo eso del ensayo-error. Intentar una cosa hasta que salga bien. Repetir una prueba hasta que obtengamos la puntuación deseada. Arcade, también, porque luchamos contra nosotros, picándonos para sacar la máxima puntuación, la mejor de las medallas, el primer puesto de los marcadores con los amigos.



RedLynx es una compañía finlandesa centrada sobre todo en el desarrollo de juegos indie. Se encargó de uno de los juegos más potentes de N-Gage como es Pathway to Glory, al que acompañaron otros productos para esa plataforma y obras más ligeras para iPhone y compatibles. Trials HD es el juego que más y mejor mérito se le reconoce en el mundo de las consolas de la presente generación, una obra con muchas posibilidades que ahora ve como su sucesor hace bueno eso de más y mejor. No siempre pasa, pero vaya por delante que en este caso sí se ha conseguido explotar la fórmula para ofrecer contenido y variantes suficientes para convencer a los que se engancharon en 2009 a la primera entrega de esta franquicia en Xbox Live.

Cosa de físicas y de gravedad
Trials Evolution ofrece sobre el papel la misma puesta en escena que vimos en HD. Eso significa que nos encontramos ante un videojuego de motos en el que debemos llegar de un punto hasta el final del nivel habiendo superado por el camino todo tipo de obstáculos. La mecánica de juego es bastante sencilla y directa, aunque serán los matices y la precisión lo que haga que el jugador se enganche de mala manera a esta obra de RedLynx. Con uno de los gatillos aceleramos, mientras que con el otro podemos frenar en seco. El stick analógico izquierdo nos servirá para inclinar como deseemos la moto y el conductor, levantando así la rueda delantera o trasera, dirigir nuestros saltos para caer de la mejor manera posible, poder subir cuestas complicadas, hacer el caballito para saltar pequeños salientes… todo es posible con estos sencillos pero suficientes controles de juego.



El gran poder de Trials Evolution radica precisamente en las físicas con las que cuenta el juego. Si vamos demasiados inclinados hacia delante cayendo de un gran salto, la moto se romperá y seremos derribados. Si levantamos demasiado el morro tirando hacia atrás con el stick izquierdo, tal vez acabemos dando una vuelta de campana y por lo tanto, mordiendo el polvo. Si caemos demasiado verticales, más de lo mismo. Según que superficies, como una piedra, nos pueden hacer resbalar más de la cuenta según su forma. Cada pequeño detalle, cada matiz, es decisivo para la respuesta de nuestra moto. No se trata solo de superar grandes saltos o subir tuberías imposibles, se trata también que cuando caemos encima de ese pequeño bache casi insignificante sepamos como ponernos, porque sino lo que parece un mero trámite se convierte en nuestra tumba.
Los circuitos son de avance lateral sin posibilidad de desviarnos, aunque la cámara y el camino vaya tomando sus propios giros. Además, contamos con diversos puntos de guardado –checkpoint- que nos permiten comenzar desde estos para no tener que empezar de cero una partida si nos caemos por el camino. Según el tiempo que tardemos en acabar un circuito nos darán una medalla, que puede ser de bronce, plata u oro.

La idea es conseguir la máxima puntuación, ya que así completamos esa fase al 100% y sumamos el máximo de medallas posibles (oro es igual a tres) para poder seguir avanzando y desbloqueando contenido, como nuevos niveles, objetos de personalización y motos. Cada nuevo evento como un nuevo mundo y sus diversas fases o un nuevo carnet que intentar conseguir se desbloquea a medida que tenemos una cierta cantidad de medallas. Al principio desbloquear partes es sencillo, pero poco a poco deberemos repetir una y otra vez esas fases con bronce o plata para intentar sumar una medalla más y poder completar el juego. La personalización es uno de los elementos por losque destaca el juego de RedLynx. Podemos personalizar todo tipo de elementos de nuestro piloto (casco, complementos, ropa, botas, guantes) comprando objetos en la tienda con el dinero que ganemos jugando y superando pruebas. Algo que también podremos hacer con las motos que vayamos desbloqueando, de tal manera que podremos personalizar a nuestro gusto todo lo necesario para saltar al ruedo de cada una de las fases que nos ofrece Trials Evolution.



Más que una moto
Con nuestro vehículo podremos realizar todo tipo de movimientos de la manera más sencilla posible. Saber como caernos, dar golpes a objetos, hacer bien caballitos o frenar en momentos puntuales además de utilizar elementos del escenario como propulsores de agua o loops con turbos. Todo tiene sentido en Trials Evolution, nada es por azar. El control de la moto es imprescindible para triunfar en el juego, y sobre todo aprender cómo atacar cada obstáculo. Saber donde acelerar sin parar, donde frenar para coger carrerilla, como saltar más o menos para llegar a zonas casi imposibles o superar elementos que nos puedan frenar… Trials Evolution exige precisión, velocidad y una buena ejecución. El motivo de porqué gusta es precisamente en la fórmula: es sencilla, directa y muy adictiva. Detectar porque hemos caído ahí y intentar de nuevo el tramo para mejorar será nuestro modus operandi.

El desafío, además, vuelve a ser de órdago como ya pasó con Trials HD. Nos encontramos con un juego que tiene una curva de dificultad ajustada, con primeras fases bastante asequibles que sirven para hacernos a la idea de cómo funciona el videojuego, y posteriormente niveles que van subiendo de dificultad. Seguramente ni en principiante ni en fácil se nos atragantará ninguna fase –salvo algún detalle puntual- pero en mediano la cosa se empieza a complicar, con obstáculos y un diseño de niveles simplemente diabólico. Tan punto se nos exige velocidad como precisión para frenar justo a tiempo y escalar con tranquilidad zonas. Veremos como nos saltan más medallas de plata de lo que desearíamos, y como poco a poco simplemente tenemos el bronce por acabar tarde y con demasiados fallos que nos han frenado en nuestro avance. Completarlo al 100% significa horas y horas de práctica, tanto por el contenido que ofrece como por el reto que supone ejecutar a la perfección los circuitos. Cierto es que en algunos momentos podemos desesperarnos al ver –o presuponer- que algunas reacciones de la física no son como esperábamos no por falta de habilidad nuestra sino por elementos externos como el azar. Nada que el ensayo-error nos quite de la cabeza intentándolo una y otra vez.

Además del modo troncal del juego, en el que vamos desbloqueando zonas con todo tipo de circuitos, nuevos carnés de moto que permiten tener vehículos más veloces y potentes, también tenemos algunas alternativas de lo más curiosas. Una de ellas es precisamente la de torneos, que nos invitan a competir en una serie de circuitos consecutivos donde se nos va sumando el tiempo que tardamos en acabar cada prueba además de penalizarnos por cada error y reset que realicemos. Intentar hacerlo perfecto, sin fallos, y además dentro de un tiempo normal se convertirá en nuestra obsesión. Por otro lado tenemos pruebas originales que escapan de lo que es Trials Evolution. Saltos con esquís puestos, prueba al más puro estilo marble madness, conducir un ovni por distintos puntos del circuito o desafíos con distintos elementos, como correr lo máximo antes de acabar la gasolina o hacerlo sin frenos, forman parte del modo Circo que hay disponible. En total, entre todos los elementos nos encontramos ante más de sesenta pruebas,  una cifra interesante que supera con creces la que vimos en Trials HD.



Diversión en compañía
Pero si en algo destaca este Trials Evolution, además de un diseño de niveles desafiante y una gran cantidad de contenido para desbloquear, eso es en el multijugador. Escuchando a los usuarios y mejorando la propuesta de la primera entrega, en Evolution hay todo lo necesario para que tanto a nivel local como en Xbox Live se disfrute en compañía de este videojuego. Podremos hacer carreras y torneos de estas con hasta cuatro jugadores a la misma vez en una sola consola, algo que garantiza horas de diversión y muchas risas y carcajadas entre los amigos. Se consiguen piques antológicos entre los jugadores, algo que podemos traspasar al modo en línea. En Xbox Live podemos jugar tanto con esta modalidad de cuatro jugadores cada uno en su carril como hacer batallas entre jugadores con un solo carril y rivales con forma fantasma para no estorbarse los unos con los otros. Destacar que mientras jugamos a un solo jugador también tenemos la posibilidad de saber qué han hecho otros amigos nuestros en el circuito en el que estemos compitiendo para intentar superar sus marcas.

Otra de las grandes virtudes del juego se encuentra en un editor extenso como pocos. Gracias a él podremos construir las carreras que deseemos con circuitos pensados desde cero. El editor permite no solo diseñar trazados, sino también añadir todos los elementos que sean imaginables: objetos, edificios, obstáculos, efectos especiales, elementos que se desencadenan en momentos puntuales… cualquier cosa que hayamos visto en alguna de las pruebas de Trials Evolution se puede añadir y mezclar en un editor que nos puede tener horas y horas para diseñar un circuito a la altura de los de RedLynx. Uno de los elementos diferenciales de este juego es precisamente la posibilidad de compartir, valorar y descargar circuitos de todos los jugadores de Trials Evolution. Los podemos buscar por selecciones concretas, por novedades, por mejores puntuaciones de usuarios, por ser los más descargados… El editor y la imaginación de los usuarios hacen que el juego multiplique su vida útil.



Mundo de contrastes

Como ya pasaba en la primera entrega, nos encontramos ante un videojuego que cuenta con muchos contrastes artísticos. Aunque a nivel visual no es el mejor videojuego de Xbox Live Arcade, donde se han visto auténticas barbaridades, si es cierto que Trials Evolution entra por los ojos. Lo hace por la fluidez con la que se mueve, por los eventos que van sucediéndose de todo tipo y a toda velocidad (explosiones, movimientos de objetos, scripts milimétricos) y por el trabajo artístico en muchas de las fases. Jugar con el rojo potente de fondo que representa un atardecer, con la luz de la luna iluminando nuestros pasos o homenajeando algunos juegos arcade como pasa con alguna fase en la que jugamos con el estilo de juego de Limbo (con negro sobre blanco) el juego consigue ofrecer algo más que circuitos y obstáculos. Que sería suficiente, pero así es más bonito. Industrias, valles, agua, bosques… visitaremos de todo con Trials Evolution, que cuenta además con algunos cambios de cámara interesantes para dar más espectacularidad a nuestro avance.

Por desgracia, la banda sonora y los efectos de sonido no acaban de acompañar al mismo nivel que el resto de elementos del juego de RedLynx. Las guitarras eléctricas y las melodías que van sonando durante nuestras partidas son totalmente prescindibles, con pocos elementos destacados y que pueden hacerse algo repetitivas. Están, eso sí, camufladas por el monótono sonido del motor de las motos, que a pesar de ser distinto entre ellas, tampoco es la panacea sonora que una obra como esta merecería. Sin voces que doblar, el juego llega traducido al castellano en lo que menús, HUD y demás se refiere.

LO MEJOR

  • Completarlo al 100% es un auténtico desafío
  • Gran cantidad y calidad de contenido
  • El multijugador tanto local como vía Live
  • Un editor lleno de posibilidades

LO PEOR

  • Algunos momentos pueden ser frustrantes y parecer injustos
  • El apartado sonoro no está al nivel del resto del juego

CONCLUSIÓN

Trials Evolution usa la misma base que su predecesor, pero expande y mejora la experiencia gracias a la gran cantidad de contenido que se ha añadido. Más pruebas, más variadas, desafíos que siguen retando al jugador a sacar sus máximas puntuaciones, control simple pero directo y lleno de matices, potenciación del multijugador tanto local como vía online y un modo editor infinito que permite alargar la vida de este juego hasta lo nunca visto. Trials Evolution es un juego arcade de primera línea, totalmente recomendable por la diversión que ofrece, por la gran cantidad de contenido de calidad que se desbloquea a medida que avanzamos y por trasladarnos a épocas pasadas donde nos picábamos con nosotros mismos para intentar mejorar nuestros marcadores. Como buen Arcade. Algunos momentos frustrantes que no necesariamente son cosa de habilidad –esas físicas que a veces parecen actuar por azar- y una banda sonora discreta son pequeños detalles que no empañan, en conjunto, un excelente producto.

9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.