Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Generations

La tercera entrega de Ultimate Ninja Storm llega en forma de un auténtico Dream Match en el que el pasado y el presente de Naruto chocan con todas sus fuerzas. Con un enorme abanico de personajes y mejoras en el sistema de combate, CyberConnect2 quiere potenciar su creciente comunidad online.

La tercera entrega de Ultimate Ninja Storm llega en forma de un auténtico Dream Match en el que el pasado y el presente de Naruto chocan con todas sus fuerzas. Con un enorme abanico de personajes y mejoras en el sistema de combate, CyberConnect2 quiere potenciar su creciente comunidad online.

CyberConnect2 se ha convertido en la mayor especialista del sector a la hora de producir juegos basados en anime. El estudio japonés lleva ya bastantes años ligado a Naruto, una serie a la que han proporcionados muchos y buenos juegos de lucha en diversos formatos, siempre buscando nuevas ideas y aproximaciones distintas según las máquinas en las que han trabajado. Para esta generación crearon un nuevo motor y lo usaron de base para crear Ultimate Ninja Storm, una serie que se ha mostrado visualmente insuperable a la hora de hacer justicia-y a veces hasta superar- a la serie en la que se basa. Ahora sale en Japón la tercera entrega, Naruto Shipuuden: Unlimate Ninja Storm Generations, un auténtico Dream Match en el que el equipo condensa buena parte del presente y pasado de las aventuras de Naruto.

El sobrenombre Generations no está elegido al azar, pues la base principal de esta entrega es juntar personajes tanto de la primera temporada como de Shipuuden, creando la posibilidad de duelos imposibles ente Naruto niño y Naruto adolescente por poner el ejemplo más obvio y que sirve de imagen icónica del propio juego. Con semejante planteamiento, es la excusa perfecta para incorporar personajes que nunca han aparecido en Ultimate Ninja Storm, como es el caso de Zabuza y Haku, los antagonistas en el primer y recordado gran arco argumental de la serie, la que para muchos empezó a definir las satisfacciones del fantástico combate ninja que ha sido protagonista en la obra de Kishimoto -la primera vez que apareció el Sharingam, la primera transformación de Naruto, las primeras técnicas ninja de gran nivel... no es de extrañar que sea un arco bien recordado por los aficionados de la serie-.

La lista de personajes es enorme: 75 en total y 15 en soporte, aumentando en 33 la cantidad total respecto al anterior juego. Algunos son iteraciones del mismo personaje, especialmente para Naruto y Sasuke, que cuentan con diferentes versiones, pero cada una con habilidades distintas, reflejando sus distintas evoluciones. Todos los personajes son principales y dado que Generations cubre más espacio dentro de la serie, hay nuevas incorporaciones de peso. Están los Kages presentes en la guerra contra Madara: Onoki, Mei y A, además de Gaara y Tsunade por descontado. También están personajes que han sido introducidos de historias pasadas, como es el caso de un joven Kakashi y de su compañero Obito. Otras novedades son poder ver a Naruto en su Modo Chakra de 9 Colas, o a Sasuke usando Susano-o, tambien aparece Kabuto, en su versión original y en su nueva versión fusionada con el chakra de Orochimaru. En total es un plantel amplio y variado, con personajes muy distintos entre los que cualquier aficionado tendrá fácil elegir uno o varios favoritos para manejar en combate.

Visualmente no ha evolucionado mucho, pero eso básicamente significa que sigue siendo uno de los mejores ejemplos de cel shaded vistos en esta generación, lo que no está mal. Como es norma tradicional de la saga, el objetivo ha sido el de hacer que los luchadores se muevan con gran fluidez y velocidad, prestando especial atención a las animaciones para dar personalidad a cada personaje y sus ataques, así como para realzar la espectacularidad de los combates. Comprobar la manera en la que los ninjas se mueven por el decorado tridimensional, dando volteretas, arrojando shurikenes para mantener la distancia, realizando vistosos combos con cambios de cámara o cargando contra el enemigo a velocidad de vértigo, sigue siendo un auténtico placer y uno de los puntos más distintivos de Ultimate Ninja Storm frente a otros exponentes del género. La única pega sigue siendo la falta de AA, posiblemente el precio a pagar para que la tasa de frames no sufra.

El sistema de combate no ha cambiado en lo básico, así que los veteranos ya sabrán bien a qué atenerse desde el mismo comienzo. Movimientos básicos como impulsarse con el Chakra, los distintos combos básicos, la manera de recargar chakra para utilizar las técnicas especiales de cada personaje, las asistencias de compañeros... La base es la misma vista en el anterior juego, lo que no significa que no haya cambios sustanciales tanto en las mecánicas de combate como en la estructura general, aunque hay que entender que la atención de CyberConnect2 ha ido centrada en aspectos quizás menos visibles y más orientados al refinamiento de sus ideas anteriores.


Uno de esos primeros cambios es que Generations ya no incorpora un modo historia al uso de los dos anteriores, con escenarios que recorrer y explorar mientras se cumplen misiones. El alcance de ese aspecto se ha visto algo reducido y limitado a una serie de historias cortas protagonizadas por algunos de los personajes más importantes de las series como Naruto, Kakashi, Itachi, Sasuke... Cada historia es un repaso a un tramo de la historia de ese personaje, a veces desde su niñez hasta cierto punto en la serie -la reunión de los Kage- y se desarrollan con secuencias estáticas y pequeñas secuencias narradas o diálogos de los momentos claves, intercaladas por combates clave. Completando esas historias se podrá ir acumulando dinero y desbloqueando personajes para los diferentes modos del juego, algo que también se podrá hacer en los distintos modos del juego.

En la práctica, esto significa que el modo historia ha perdido peso con respecto a anteriores entregas, y además se ha hecho considerablemente más rápido de completar, en lo que parece que viene a ser una concesión del estudio a los que prefieren desbloquear su personaje favorito rápidamente y empezar a competir en el juego online. Estas pequeñas historia no están carentes de encanto y vienen acompañadas además de secuencias anime realizadas específicamente para la ocasión por el prestigioso Studio Pierrot, a veces inventando situaciones que no han sido mostradas en la serie y otras realizando una interpretación de lo sucedido -con muy buenos resultados, la calidad de las secuencias es alta y será un gran plus para los aficionados-. Pero perder el mundo que recorrer, la ausencia de los espectaculares jefes y de esos combates contra criaturas gigantes, es un aspecto que el aficionado deberá tener en cuenta a la hora de valorar lo que ofrece Generations.

Sin embargo, el estudio japonés no ha hecho eso sólo por capricho, ya que su objetivo principal parece haber sido centrarse en el combate y, particularmente, en tratar de que el combate competitivo online sea más equilibrado y más interesante para la comunidad, incluyendo una serie de mejoras y modificaciones destinadas a que los jugadores puedan tener más control sobre sus personajes, asegurándose que aquellos que adquieran más habilidad y experiencia puedan comenzar a destacar independientemente del personaje. Con la anterior segunda parte ya se había visto una clara tendencia a favorecer el juego online, con concesiones como la de acortar sensiblemente la duración de los movimientos especiales para no parar en exceso el ritmo de un combate entre dos jugadores. Generations viene a ser una continuación de esas ideas.

Las modificaciones son pequeñas pero sustanciales y abren nuevas posibilidades tácticas. Por ejemplo, ahora los jutsus de sustitución, que pueden sacar a un personaje de un combo rival, hacen que el personaje aparezca algo más lejos de lo que solía, abriendo un mínimo margen para que el contrario pueda reaccionar y evitar el contraataque. Antes era demasiado fácil usar los jutsus de sustitución como un contraataque infalible, sólo repelido por una consecuente técnica de sustitución rival, pero ahora habrá otras alternativas. Una de ellas por ejemplo será usar técnicas especiales como respuesta a una técnica de sustitución, ya que ahora su ejecución es lo suficientemente rápida como para poder ser utilizada inmediatamente tras el traslado del enemigo, abriendo la posibilidad de tomarlo por sorpresa. También se ha reducido la velocidad a la hora de lanzar shurikenes cargados con chakra, en lo que se intenta que sea una solución de compromiso para mantener relevante ese aspecto del combate a la misma vez que se evita que los jugadores abusen del mismo y se dediquen todo el tiempo a lanzar proyectiles.

Otra novedad es que ahora es posible realizar cancelaciones sobre algunos movimientos. Los conocidos Chakra Dash, en donde los luchadores se lanzan hacía su contrincante a toda velocidad, ahora pueden ser cancelados a mitad de su desarrollo, lo que permite al jugador habilidoso tomar por sorpresa a su rival. También se ha evitado que los Team Ultimate Jutsus -golpes demoledores realizados por los tres miembros de un equipo al unísono- sean tan invencibles como lo eran en la segunda parte, pueden ser fácilmente cancelados con un ataque normal si el jugador es lo bastante rápido. También se pueden cancelar combos, o convertirlos a combos aéreos con facilidad. Y volviendo a las técnicas de sustitución, ahora tienen dos variedades: si se usan antes del ataque rival pueden servir para escapar completamente del mismo, pero si se usan un poco después sirven como 'recuperación', pero no evitan el daño y además la barra de sustitución decrece más; la idea es mantener la fluidez y la velocidad endiablada del combate tanto como sea posible, posibilitando que el jugador pueda recuperarse inmediatamente de una acometida rival.

Eso, junto a novedades como diferentes modos survival  y la más variedad en el juego online, con la introducción de torneos, hace que las prioridades de Generations queden claras: aumentar considerablemente el número de personajes y trabajar para convertir el particular combate de la serie en una opción más seria para el creciente número de amantes de la lucha que ha surgido en esta generación. En cierto modo es una pena que cada vez se estén sacrificando más y más elementos característicos de la serie en pos de conseguir ese objetivo -las reducidas técnicas especiales es uno de los aspectos que más se echan en falta, pues CyberConnect2 siempre había destacado por sus imaginativas y pasadas de rosca interpretaciones de las habilidades especiales de Naruto y compañía-. Pero por otro lado es comprensible que el estudio quiera potenciar su juego en el campo del combate online, que es en buena parte el responsable de que el género de la lucha haya renacido. Todavía quedan unas semanas para ver el juego en Europa, y lo visto hasta ahora en la versión preview se muestra a un gran nivel, así que sólo queda esperar para ver el resultado de esta confrontación imposible entre generaciones.

Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Generations

Nueva entrega basada en el popular manga, ahora con nuevos modos de juego y una selección de personajes mucho más amplia que recorre varios arcos argumentales de la serie.

Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Generations