Alan Wake
Alan Wake
Carátula de Alan Wake
  • 9

    Meristation

Caminando hacia la luz

Ha tardado lo suyo, pero tras 5 años de intenso desarrollo y otros 2 de incertidumbre, Alan Wake llega para desterrar la oscuridad de nuestros ordenadores. Hoy repasamos las novedades de esta versión para compatibles, que ha sabido aprovechar el buen trabajo realizado para Xbox 360 añadiendo importantes mejoras.

Con prácticamente dos años de diferencia respecto a su lanzamiento para Xbox 360, Alan Wake termina apareciendo en PC. Una oferta que muchos dábamos por perdida cuando, poco antes de su lanzamiento, Remedy anunciaba la cancelación de la versión para compatibles. El tiempo ha terminado por legitimar la publicación de un título esperado y deseado por los usuarios de esta plataforma, ya resignados a desplazar la dramática historia del escritor hacia la consola de Microsoft.

Pero solamente hicieron falta 48 horas para recuperar los costes de desarrollo y marketing del producto, un golpe de efecto que advierte de la potencia de una plataforma siempre envuelta en críticas por la facilidad de acceder a sus contenidos de forma ilegal. El ansia de los jugadores ha sido tal, que el título se ha hecho rápidamente con el primer puesto en la lista de descargas digitales en uno de los principales soportes de distribución online. Sea por pasión, agradecimiento o arrebato consumista, esto debería empezar a cambiar la idea compartida por muchas compañías, y ayudar a despejar los temores infundados sobre la rentabilidad de esta plataforma. Un trabajo de calidad, siempre se verá recompensado. Un futuro Alan Wake 2 puede aprender mucho de esta realidad.

Es evidente que prácticamente la totalidad del mérito es responsabilidad de Remedy. Alan Wake nació para ser un título de PC, y no es de extrañar que la percepción general de esta versión tenga muchos puntos a favor frente a su lanzamiento para Xbox 360, más si se han tenido dos años de carestía para trabajar en los aspectos más desfavorecidos. Haber añadido los dos capítulos adicionales, comercializados como descargables en la consola, también ayuda. Antes de entrar en más detalles, podemos adelantar que nos encontramos ante un juego que vale la pena probar, y superar, como cualquier buena novela o película del género. Si os gustan los 'thrillers' psicológicos, seguro que os costará apartaros de la pantalla durante las docena de horas que puede llevarnos el juego.

Echemos un vistazo por el argumento, muy de pasada: Alan Wake es un escritor de novelas de terror que sufre del bloqueo homónimo. El mejor remedio para su estrés se plantea como una huida de la fama y el mundanal ruido hacia la apacible localidad de Bright Falls. Acompañado por Alice, su mujer, es instala en una preciosa cabaña a la afueras del pueblo. Como no vamos a revelar más sobre la historia, solamente diremos que, acto seguido, empezarán a acontecer algunos sucesos extraños. Si no, esto no podría llamarse terror psicológico. Una magnífica historia, dicho sea de paso, que puede recordarnos a las narraciones de autores como Stephen King, sobre todo por las similitudes entre los perfiles de sus protagonistas. Lo más importante, consigue mantenernos en tensión.

Si nos fijamos en las diferencias más notables entre la versión para consola y su reciente lanzamiento para PC, Remedy no ha perdido el tiempo. Los 5 meses de adaptación a compatibles han dado lugar a un producto ciertamente mejorado. En primer lugar, la capacidad técnica de un PC de última generación es ampliamente superior a la de la videoconsola de Microsoft, lo que se deja notar en la calidad final de los gráficos.  La mejora en definición de las texturas es apreciable a simple vista, siempre y cuando tengamos una máquina capaz de soportar ese trabajo gráfico. Si quitamos elementos mediante su panel de opciones, aplicando la peor de las configuraciones, Alan Wake cuenta con una visualización muy pareja, puede que incluso ligeramente inferior, a la de Xbox 360.

Por supuesto, no solamente de texturas vive el jugador, los efectos no han sido olvidados. En un título en el que la luz y la oscuridad juegan un papel fundamental, la iluminación es un aspecto clave del componente gráfico. Y si en su versión original el juego de luces era impresionante, en PC no podría ser menos. Mirar directamente a una potente fuente de iluminación es casi una invitación a buscar las gafas de sol. Pero no todo el trabajo de medio año se ha reducido a mejorar lo existente, al menos a nivel técnico. Remedy ha escuchado a los usuarios y ha dispuesto distintas novedades exclusivas de esta versión de PC, siendo a su vez la principal baza que justifica y recomienda la nueva versión para esta plataforma.
En primer lugar, la posibilidad de configurar el campo de visión de Alan, para que la vista en 3ª persona pueda ajustarse a las preferencias que a cada jugador resulten más cómodas, y adaptar la visualización a casi cualquier configuración de pantalla moderna. De hecho, si hemos invertido en ponernos a la última, podremos sumergirnos de lleno en la experiencia mediante el 3D, incluso con varias pantallas simultáneas. Evidentemente, nada es perfecto: el juego presenta algunos 'glitches' en breves ocasiones, como temblores en la cámara en función de la vista escogida y de la situación. Por supuesto, no se trata de nada que dañe sustancialmente al juego, pero sí que puede resultar incómodo en ciertos momentos en los que es preferible estar atento al diálogo.

Que afortunadamente no tendremos que leer si no queremos, porque al igual que en la versión para Xbox 360, Alan Wake está perfectamente doblado al castellano. Algo que siempre hay que reconocer y agradecer, por mucho que cada vez tengamos menos inconvenientes en disfrutar de nuestros momentos de ocio bajo idiomas foráneos. De forma adicional, el lanzamiento para PC incluye la posibilidad de superponer los comentarios del equipo de desarrollo, como si estuviéramos tratando los extras de una película en DVD. Todas estas características, en su conjunto, nos ofrecen un título que es mejor técnicamente, y más completo, que su versión análoga. Si eres un verdadero amante del título, puede que quieras aprovechar el momento para repasarlo desde tu ordenador.

Llega el turno de los controles, aspecto temido en cualquier adaptación de consola a PC. Pero cualquier miedo al respecto se despeja rápidamente, gracias a un buen trabajo de adaptación. La combinación teclado con ratón se acopla a las mil maravillas con la mecánica, más teniendo en cuenta la necesidad de cierta precisión en los momentos de acción, aunque podemos optar por un controlador de Xbox 360 si no queremos aprender trucos nuevos. El movimiento, realizado con la consabida relación W-A-S-D, nos permite acceder a las teclas para realizar acciones: Q para recargar pilas, R para munición, E y F para acciones. Para alternar entre nuestro pequeño arsenal de escritor, tanto la rueda del ratón como las teclas numéricas servirán. Sencillo e intuitivo.

Donde más problemas podemos encontrar, es a la hora de esquivar o echar a correr, pues que ambas acciones comparten el mismo activador: la tecla 'shift'. Todo dependerá del momento en el que usemos la tecla. Si la pulsamos y posteriormente escogemos una dirección, Alan tratará de esquivar. Si, por el contrario, nos estamos moviendo de forma continua y pulsamos 'shift', el personaje correrá como un poseso. La confusión se produce de forma simple, aunque no tiene más efecto negativo que el de ver al escritor agachándose antes de acelerar el paso, lo que puede resultar hasta cómico. El resto, atacar o apuntar la linterna, lo haremos con los dos botones principales del ratón. Tampoco hay mayor dificultad cuando la acción consiste en una combinación de teclas.

La existencia de guardado automático exclusivo queda reducida a un simple inconveniente en compatibles, dado que las partidas se almacenan en el perfil propio de cada usuario. Si queremos que dos personas puedan disfrutar del título en el mismo equipo, simplemente tendrán que hacerlo accediendo con usuarios distintos. Pero el juego no está exento de los mismos fallos que se pueden atribuir a su equivalente en Xbox 360, y que de los que Remedy ya se ha arrepentido o justificado. Alan Wake podría haber sido un 'sand-box' interesante, y haber aprovechado mucho más algunos elementos del juego, pero el resultado obtenido ha sido lo suficientemente notable como para estar conformes con el producto en su estado actual. Cuando llegue una segunda parte, hablaremos.

Si disfrutaste del juego en tu videoconsola, es probable que la versión para PC no te llame demasiado, sobre todo cuando hablamos de un juego en el que la narrativa conforma su motor principal. Remedy no te ofrecerá nada nuevo en esta ocasión, a pesar de que el título se comercialice junto con sus 2 descargables a un precio muy apetitoso. Si tuviste confianza, y la paciencia de esperar, en que Alan Wake acabaría llegando para PC, serás recompensado con creces. Uno de los imprescindibles del momento, a pesar de los dos años de dudas que nos han hecho pasar. Solamente un aviso: Hazte con una linterna, unas cuantas pilas y ni se te ocurra entrar en una habitación sin haber encendido antes la luz. Igual no te pasa nada, pero es mejor andar prevenidos.


- Mejoras gráficas sustanciales.
- Incluye descargables y extras.

LO MEJOR

  • Incluye descargables y extras.
  • Mejoras gráficas sustanciales.

LO PEOR

  • Los 2 años de espera e incertidumbre.
  • Si lo jugaste, no verás nada nuevo.
9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.