Ninja Gaiden III, Impresiones

El lado más humano de Ryu Hayabusa, el acercamiento pleno al Japanese Dark Hero y al nuevo jugador, la modalidad multiplayer, las misiones por todo el mundo... Ninja Gaiden III supone cambios y novedades, llega para cerrar un ciclo y es la apuesta más fuerte de Tecmo Koei para este año. Fechado para el 23 de marzo, hemos probado un nuevo nivel, su modo online y charlado con su productor Yosuke Hayashi. Así corta la última katana de uno de lo personajes más exigentes de la historia de los videojuegos.

El lado más humano de Ryu Hayabusa, el acercamiento pleno al Japanese Dark Hero y al nuevo jugador, la modalidad multiplayer, las misiones por todo el mundo... Ninja Gaiden III supone cambios y novedades, llega para cerrar un ciclo y es la apuesta más fuerte de Tecmo Koei para este año. Fechado para el 23 de marzo, hemos probado un nuevo nivel, su modo online y charlado con su productor Yosuke Hayashi. Así corta la última katana de uno de lo personajes más exigentes de la historia de los videojuegos.

"En nuestros juegos metemos sexo y violencia". Yosuke Hayashi, director del Team Ninja y productor de Ninja Gaiden III lo tiene muy claro, no se va a romper con la fórmula que caracteriza al estudio, "aunque lo hacemos con motivos de trasfondo, no violencia gratuita porque sí". No obstante, por lo visto hasta ahora, sí que parece que la nueva y quizá última aventura del ninja Hayabusa haya roto con su fórmula de violencia extrema y visceral, de cabezas rodantes y cuerpos desmembrados. Y existían temores de que no fuera esto con lo único que romperá el ya no tan enmascarado Ryu, sino que también la dificultad exigente que siempre ha caracterizado a la marca desapareciera. Tras una mañana con el productor y un código casi final del juego, empezamos a tener muy claro por dónde han llevado sus desarrolladores este tercer gran episodio. El lado más humano y ético de todo asesino, achaca esta vez al protagonista, reflejando la ira y el karma negativo en su brazo. Abandonamos Japón para recorrer el mundo.

Uno de los artes del juego refleja a Ryu quitándose su ensangrentada máscara, con expresión seria y la boca entreabierta de frustración y toma de aliento. La moral le pasa factura a un héroe agotado en el que promete ser el Ninja Gaiden más grande, variado y espectacular de todos, no es para menos tras varios años de desarrollo y algunos cambios radicales en su propuesta. Para empezar, este título quiere ser accesible para todo aquel que no tuvo paciencia de darle las suficientes oportunidades a los juegos anteriores, desafiantes y exigentes en cuanto a reflejos y precisión a los mandos. La velocidad de juego no ha descendido, tampoco la espectacularidad, pero NG3 tendrá una modalidad llamada Hero -en español se llama simplemente Fácil- pensada para jugadores con poca experiencia en la marca, para que todo el mundo pueda interesarse en la licencia. Hayashi sabe que esto levantó agresivas polémicas entre los seguidores de la saga de juegos, que se vieron abandonados frente a una atención hacia los nuevos públicos. El productor no quiere que esto se vea así, y nos ha enseñado un nuevo nivel en la modalidad de juego Ninja, que no solo hace a los cientos de enemigos más dañinos, rápidos o inteligentes sino que también modifica algunos aspectos del código base del juego, como el manejo, ciertos enfrentamientos o los tiempos.

Otra inclusión en esta entrega era la de determinados Quick Time Events para combos finales y ataques especiales. "Los más tradicionales podrán desactivarlos también, teniendo una experiencia Ninja Gaiden completamente fiel a las anteriores entregas, pero yo recomiendo que se atienda a las novedades y no se desactiven tan a la ligera", advertía Hayashi, quien confía en contentar mucho a los fans con este tercer gran capítulo. Ciertamente y según lo probado en el modo Ninja, la dificultad -al menos de estos primeros niveles- no se ha visto rebajada en relación al principio de los otros juegos. Hay que decir también que los pequeños QTEs de final de combo funcionan bien y son muy rápidos, no son secuencias cinemáticas salpicadas, es ingame puro con esta brevísima intervención que logra los movimientos más espectaculares y acercando bastante la cámara. Ahora bien, aspectos facilitadores como que la barra de vida se rellene automáticamente tras cada zona o nuevos movimientos de esquivo realmente eficaces sí que están presentes.

Elementos jugables de Ninja Gaiden 3 podrían aparecer en Sigma Vita

El nuevo Ninja Gaiden llevará a Ryu a través del mundo, desde el barco en alta mar del nuevo nivel mostrado hasta una Londres tomada por terroristas con el London Eye al fondo, niveles en el desierto africano o en la selva. "Sigue siendo un juego muy japonés, pero hemos dotado a Hayabusa de una personalidad un poco como de agente internacional". Los cambios en la estética de los escenarios no se traducen de ninguna manera en cambios en juabilidad, ritmo, motor gráfico o manchas de sangre por todos lados. En esta entrega el protagonista se mueve como siempre, se maneja con los mismos botones, pero se han implementado varias cadenas de combos nuevos, algunos de alcance largo útiles para evitar rodeos mortales. Además, Ryu puede cargar su ataque de chakra concentrado, una onda expansiva oscura que tira al suelo a cualquier rival a su paso. A medida que mata, sufre, y su brazo se va poniendo más y más hinchado y enrojecido. Esto afectará tanto al argumento como a la jugabilidad pura, con medidores nuevos de moral que Hayabusa tendrá que controlar y podrá usar a su favor.

Vuelven los combates multitudinarios donde no hay respiro, los jefes finales de colosales proporciones, las trampas, torretas y proyectiles que buscan acabar con el personaje mientras se quita de encima a más y más esbirros, o las tácticas de bloqueo y esquivo. Todo ello sin olvidar la exigencia de dominio de nuevas técnicas que el desarrollo va imponiendo. Ninja Gaiden en estado puro y en escenarios realistas de diversas partes del mundo. También vuelven junto a Ryu viejos conocidos, como la joven Ayane, y "se cerrarán arcos argumentales", promete Hayashi. Sin duda, a nivel argumental este capítulo permitirá ver la osadía del ninja desde la perspectiva del propio ninja, con sus implicaciones morales y sensaciones. Será la mayor aventura, la más peligrosa, y la más accesible, también con soporte para PlayStation Move en su modalidad Fácil. "El jugador tradicional debe jugar como siempre, jugar con Move a NG3 es para pasar un buen rato sin tener que pensar en botones y combos complicados", reconoce el productor.

Por otro lado se ha enseñado por fin la modalidad multijugador online, un modo competitivo para seis usuarios que encaja mejor de lo que parecía cuando se anunció. Al fin y al cabo, todos los movimientos de Ryu y gran cantidad de combos se adaptan a un gameplay donde los personajes se peguen entre sí. La sensación es de estar jugando contra un jefe que tiene las mismas capacidades que el protagonista. Se pierde y se gana muy seguido, es rápido matar o ser matado, y esto crea un pique sorprendente, que para nada esperábamos. Los escenarios son reducidos, un par de pasillos y plazas centrales para que se encuentren los jugadores una y otra vez tras el respawn. Al combatir por equipos, el frenesí está asegurado, teniendo que medir en todo momento no ser rodeados y andar cerca de nuestro compañero. La velocidad de juego es idéntica a la del modo Historia, por lo que funciona de maravilla y frustra más si cabe, ya que hay muchos personajes igual de poderosos en pantalla. 

El Team Ninja ha escuchado el feedback de la comunidad seguidora de Ninja Gaiden. Para los habituales, esta entrega sigue siendo puro desafío, para los novatos será pura adrenalina. La variedad de escenarios, nuevas habilidades, situaciones de riesgo, giros del argumento e intensidad inigualable de los combates parece que lo elevarán aún más incluso que los geniales anteriores dos episodios. No somos pocos los que hemos devuelto la confianza a este juego tras esta toma de contacto, y es que sigue tan rápido y divertido como siempre, con los mismos pilares jugables, pero con un argumento de fondo que promete. Quizá los más puristas echen de menos la ambientación del japón feudal o la búsqueda desesperada de recuperación de salud, pero lo cierto es que el juego deja muchas ganas de explorarlo de principio a fin y la adrenalina por las nubes. En cinco semanas lo tendremos en las tiendas para ver si todas las promesas de las que habla su productor están presentes. De ser así, parece que podemos volver a respirar tranquilos.

Ninja Gaiden III

El regreso de Ryu Hayabusha en su tercera entrega.

Ninja Gaiden III