Mario & Sonic  en los Juegos Olímpicos de Londres 2012
Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos de Londres 2012
  • Plataforma 3DS
  • Género Deportes
Carátula de Mario & Sonic  en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Deportes nebulosos

Javi Andrés javi__andres

El deporte más accesible y colorido corre por primera vez en Nintendo 3DS. Mario y Sonic llegan a la nueva portátil con su mejor edición de bolsillo pero compitiendo en las mismas mecánicas de minijuegos de siempre. Esta nueva entrega no puede entenderse como una verdadera evolución solo por colgarse la medalla del 3D, el giroscopio y perder a los personajes en la niebla de la capital británica.

Parece ser que Sega y Nintendo se han volcado por completo en esta franquicia mixta que llegó hace casi cinco años y que hoy es ya una de las marcas más fuertes en ventas de todos los tiempos. Juntar a Super Mario y a Sonic en un mismo videojuego era un hito, y si además ambos venían acompañados de su elenco habitual, el impacto podía ser histórico. Y así fue, el primer título llamó la atención de todo el mundo, tuvo muy buena acogida por los amantes de los recopilatorios de minijuegos y supo meterse en el bolsillo a toda la ola de jugadores poco habituales de Nintendo DS y Wii que veían en la unión de los icónicos personajes una garantía absoluta de calidad. Pero ahora, juntándolos por tercera vez, la sorpresa decae por completos y a sus programadores solo les quedaba la vía de intentar nuevas mecánicas, ideas distintas o una ampliación lo suficientemente vasta de la propuesta como para que la marca se mantenga vigente como una de las abanderadas de las compilaciones de minijuegos. Y no ha sido así, este Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 es más de lo mismo, pero reforzado técnica y cuantiosamente, claro, pues ha abandonado Nintendo DS para estrenarse en 3DS, completamente superior en todo, con efecto 3D, stick, giroscopio y cámaras.

Aún alejado de la versión de Wii, el cartucho recoge bastante contenido y es la entrega portátil más variada y duradera, no cabría esperar menos. 57 deportes repartidos por categorías y otros tipos extra enfrentarán a Luigi, Tails, Amy, Toad, Bowser, Knuckles, Peach, Shadow, Wario o Metal Sonic, que se dan cita en esta versión formando una plantilla total de 20 personajes, cuatro de cada grupo: Héroes, Chicas, Contendientes, Salvajes y Truhanes. Cada deporte -minijuego- deja escoger entre los cuatro miembros de un mismo grupo, siendo así imposible poner al rudo cocodrilo Vector en Gimnasia Rítmica o al enclenque Luigi en Levantamiento de Pesas, algo que sí se podía en la versión de Wii, estrenada hace más de dos meses, y que le daba un empujón a la variedad y hasta al sentido del humor, con escenas algo más graciosas y divertidas.

El Modo Historia

Mario & Sonic en los JJ. OO. 2012 de 3DS expone por otra parte una cantidad de contenido adicional a su modo principal importante. El nuevo Modo Historia está tratado con bastante gusto y nos mantendrá pegados a la consola más de 6 u 8 horas si queremos completarlo del todo y desbloquear todos los pins y secretos que supone terminarlo. En esta ocasión se nos narrará mediante diálogos semiestáticos y algo pesados incluso pero que podremos saltar cómo Sonic y Tails llegan a Londres mientras Mario y Luigi los esperan junto a Toad y otros amigos. La trama se hace dual contando las desventuras de cada grupo de personajes por separado hasta que se unen y toman nuevas vertientes inesperadas. Con un esquema de capítulos que desbloquear en otros modos de juego, esta modalidad Historia en realidad no es más que un enfrentamiento a todos los eventos que componen el cartucho, más de 60 si sumamos los añadidos a los minijuegos y retos adicionales. La dificultad va en aumento aunque no necesariamente la complejidad de manejo del minijuego, pues éstos se van intercalando por categorías y tipos.

Todo comienza con Bowser y el Dr. Eggman en el laboratorio de este último la noche de antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con una nueva creación del orondo bigotudo capaz de llenar de niebla la capital entera, con máquinas que serán repartidas por los villanos desde ese momento. A partir de aquí, el jugador acompañará a los distintos personajes por zonas emblemáticas de la urbe de los autobuses rojos, zonas como el Big Ben, Hyde Park, el Tower Bridge, la Abadía de Westminster o la noria London Eye, y por supuesto, el Estadio Olímpico, lugar central de todo el juego. En cada capítulo, este Mario & Sonic nos exige completar un número concreto de pruebas, para ganar a los adversarios de cada uno de estos episodios. Las pruebas siempre son minijuegos de deportes, y suelen estar disputadas en el Estadio, por lo que solo sabremos si vamos por un capítulo de Hyde Park o del Big Ben por el escenario que rodea a los personajes en los diálogos, bastante sosazos como decíamos.

Los pins y extras

Cada partida a Mario & Sonic nos da una cantidad de monedas determinadas que usar en la máquina de pins. La colección alcanza los 200 y hacerse con todos no será tarea fácil, ya que requerirá que juguemos a todos sus modos y completemos todos los desafíos con medalla de oro, algo prácticamente imposible en ciertas pruebas que de repente disparan la dificultad media del título, no excesiva. Los propios capítulos del Modo Historia son un extra, pues habrá que pasar varias sesiones con el juego para que se vayan desbloqueando y los podamos jugar. Pero hay otros extras, como mayores configuraciones para partidas multijugador o incluso la posibilidad de intercambiar datos con otras consolas 3DS con el juego a través de StreetPass o consultar rankings en internet desde la pestaña de Records del título. En esta entrega, pese a ser de bolsillo, hay horas de juego para rato.

Deportes diferenciados

Lo que hace único a todo Mario & Sonic en los JJ. OO., en este caso en la edición londinense de 2012, es la enorme diversidad de minijuegos e ideas expuestas para cada una de las pruebas olímpicas e incluso otros deportes que no forman parte de la competición internacional oficial. Hay pruebas de fútbol, baloncesto, voley playa o BMX que comparten cartucho con las tradicionales de atletismo, natación, vela... También hay sitio para las artes marciales como el judo o el taekwondo, pruebas hípicas, de esgrima o deportes de temporada y fuera de estadio. En todas ellas afectarán también valores como el vienro, la resistencia y el cansancio, la velocidad, etc. Cada evento tiene unos controles y exigencias distintos, por lo que no será extraño que las primeras partidas a cada uno las perdamos por no saber exactamente cómo funciona, ya que el título expone una leyenda de uso de los botones y resto de funciones de la 3DS durante los tiempos de carga, pero ningún vídeo de cómo se desarrolla el deporte en concreto, por lo que es fácil que el jugador pierda algunos de los primeros intentos en cogerle el ritmo y el requisito a cada juego.

Por ejemplo, en los juegos de salto de altura o en levantamiento de pesas el título al principio nos deja elegir el peso que queremos intentar levantar o la altura del listón que procuraremos saltar. Esto en la leyenda de botones del principio solo se traduce en "cruceta: subir o bajar altura/peso", y no se explica en qué momento decidirlo (al principio) ni qué dificultad supone colocar más o menos peso. No obstante, pese a este ejemplo y algún otro reseñable descuido de presentación y explicaciones, Mario y Sonic en los JJ. OO. de Londres 2012 vela constantemente por la mejor comprensión posible de cada prueba, con indicaciones ingame de los botones que pulsar en cada caso, avisos cuando llega el momento crucial de cada prueba (como el momento de sprint en la natación o los 100 metros lisos), señalización muy visible, grande y clara, etc. Se nota el interés de Sega por hacer completamente accesible el título, al igual que ocurría en las anteriores versiones y la homónima de Wii, entregas de las que recicla también montones de deportes y mecánicas exigidas.

El gran fallo de esta tercera edición de 2012 viene repitiéndose desde la primera entrega: el desequilibrio jugable. La curva de dificultad es demasiado oscilante así como el control de cada minijuego y los botones que usa. Por citar varios casos concretos, es lamentable la simplicidad que supone el deporte de ciclismo en pista, solo requiere pulsar lo más rápido posible repetidamente el botón A de la 3DS, para que el personaje pedalee más. Sin embargo, la prueba de BMX, por ejemplo, exige pulsar A para pedalear y coger impulso en las rampas, tomar las curvas con el joystick e inclinar la consola para aterrizar de los saltos con la estabilidad adecuada y lograr algo más de impulso. Además, podremos ponernos delante de los otros ciclistas y hacer bloqueos o sprints, y tendrá importancia el cansancio de nuestro personaje. Éste último es un minijuego mucho más complejo, profundo y divertido que el ciclismo clásico, y desde luego que Mario & Sonic en los JJ. OO. podría tener más de este tipo, ya que si lo que quiere es un acercamiento a público poco habituado con los videojuegos, no puede pretender lograrlo con retos insípidos y aburridos.

El uso de las capacidades de Nintendo 3DS más allá de los botones es pleno en la mayoría de deportes. Desde eventos que nos piden seguir el ritmo de la música con los pies del personaje haciendo trazos en la pantalla táctil para que camine más veloz hasta carreras de vela con aceleradores donde tendremos que soplar en el micófono para lograr corrientes de viento que impulsen a nuestro navío, que también tendremos que orientar hacia las superficies de turbo y esquivar las boyas. Todas sus posibilidades son empleadas en este cartucho, incluso las cámaras de fotos, que nos permitirán sacarnos algunas instantáneas para utilizarlas en competiciones con amigos, repartos de puntos, y otros extras.

Por último están el Triatlón y Pentatlón, un popurrí de pruebas que no terminan hasta que fallemos y que suponen una de las partes más divertidas de este Mario & Sonic, junto al modo Fiesta Mix, un torneo donde se nos ofrecerán varios minijuegos que disputar -rondas configurables- junto a otros usuarios, por equipos o de forma individual, y con una gran final con premios y hasta puntos bonus por logros, como "el salto más alto" o "el que menos juegos ha ganado", muy al estilo Mario Party. Sobre su modalidad multijugador, esta entrega permite a hasta cuatro usuarios competir cada uno en su 3DS todas las pruebas con un solo cartucho, aunque se asignará a los invitados el personaje de ShuyGuy en determinados momentos. Es un modo muy completo, que no queda eclipsado -como ocurre habitualmente- por el multijugador con varios cartuchos, donde obvimante tendremos muchas más opciones y modos, la posibilidad de conseguir momendas de la máquina de pins para nuestra partida, elección libre de personaje, anotar los resultados logrados, etc. Pero en esencia, en este título no se echa de menos nada en el multiplayer con Modo Descarga 3DS.

Color y 3D

El salto de Nintendo DS a 3DS en esta marca es más que considerable, también técnicamente. La ambientación y detalles no tienen nada que envidiar a las versiones de Wii. Público abundante -en el estadio y en lugares emblemáticos de Londres- con modelados koopas, chaos, toads y demás personajes secundarios de Super Mario y Sonic, muy buena definición de cantidad de elementos en pantalla y animaciones muy cuidadas, y colorido, sobre todo colorido. Las diferentes pruebas deportivas contienen mucha expresividad, ángulos de cámara vistosos y cómodos, y una buena puesta en escena, todas más o menos a un alto nivel. Los personajes guardan todo el carisma de siempre y su diseño es uno de los mejores que hemos visto nunca en alguno de sus juegos para portátiles. A esto se añade el efecto 3D, que sin ser determinante o especialmente destacable, sí que se comporta bien e incluso logra efectos agradables en minijuegos con perspectiva isométrica o cenital. El sonido, por su parte, pese a no tener diálogos escuchados una vez más, sí está a la altura del conjunto con una banda onora digna y todos los FX perfectamente representados, muchos de ellos recuperados de las anteriores entregas de DS. Sin duda, en lo técnico no podemos tachar este juego, por encima de lo que esperábamos.

Conclusiones

Tercer encuentro de Mario y Sonic en unas Olimpiadas y vuelta al esquema jugable de siempre: minijuegos muy sencillos y en los que desafiar a otros jugadores. Los protagonistas esta vez van un paso más allá y sacarán partido a las características de 3DS, como el efecto 3D, las cámaras fotográficas o el giroscopio, pero esto no se traduce necesariamente en diversión desenfrenada, sino que simplemente hace a esta edición la más variada de las tres en consola portátil. A esta entrega le sigue pesando la curva de dificultad oscilante y la sencillez extrema de algunos de sus retos. Se han reutilizado demasiados juegos de anteriores Mario & Sonic y se han limitado algunas opciones que sí posee la versión Londres 2012 de Wii. A cambio, tenemos una vez más una obra que no falla y es idónea para partidas rápidas, para público no experimentado en videojuegos o para los que quieran minijuegos por doquier durante muchas horas, ya que toda su enorme galería de elementos y extras a desbloquear lo hará duradero siempre que tengamos paciencia para repetir sus 57 pruebas una y otra vez. La ambientación de las dos sagas protagonistas y su nueva Historia son también otros puntos a tener en cuenta por el amante de este ocio, que si ya posee alguna de las anteriores entregas, con ésta apenas quedará sorprendido.

  • Más de 55 minijuegos disponibles, también en Modo Descarga para 4 jugadores con un solo cartucho.
  • Muy colorido y vistoso.
  • Modo Historia, pins, extras, combinaciones... es duradero.

LO MEJOR

  • Modo Historia, pins, extras, combinaciones... es duradero.
  • Muy colorido y vistoso.
  • Más de 55 minijuegos disponibles, también en Modo Descarga para 4 jugadores con un solo cartucho.

LO PEOR

  • Algunos minijuegos, simples, aburridos e irrelevantes.
  • Es más de lo mismo, no sorprenderá a quienes hayan jugado a alguno de los anteriores.
  • Gran parte de los diálogos del Modo Historia.
  • No se puede jugar cualquier prueba con cualquier personaje como en Wii.