Ridge Racer: Unbounded, Impresiones

Muchos videojuegos de conducción se vuelven repetitivos tras haber recorrido una y otra vez todos los trazados disponibles. Para que esto no le sucediese a Ridge Racer Unbounded la desarrolladora Bugbear ha decidido crear un completo y sencillo editor de circuitos que nos permitirá crear, con las mismas herramientas que ellos utilizan en su estudio, infinidad de trazados que, además, podrán ser compartidos en la red para jugar con usuarios de todo el mundo.

Muchos videojuegos de conducción se vuelven repetitivos tras haber recorrido una y otra vez todos los trazados disponibles. Para que esto no le sucediese a Ridge Racer Unbounded la desarrolladora Bugbear ha decidido crear un completo y sencillo editor de circuitos que nos permitirá crear, con las mismas herramientas que ellos utilizan en su estudio, infinidad de trazados que, además, podrán ser compartidos en la red para jugar con usuarios de todo el mundo.

Durante la presentación de este completo editor de circuitos, en las oficinas de Namco Bandai en Madrid, estuvo presente Joonas Laakso, productor del nuevo Ridge Racer, que se mostró muy entusiasmado con las posibilidades creativas que este modo brinda a los usuarios. En el inicio del acto el finlandés explicaba que 'con el editor podremos crear los mismos circuitos del juego en tan solo un par de minutos', algo que sin duda nos da una idea de las posibilidades y la facilidad de utilización de este gestor de trazados. Sin embargo, sabiendo que también existen jugadores que buscan personalizaciones más complejas, se ha creado un editor más avanzado que incluirá mayor variedad de curvas, elementos decorativos o destrucción. Laakso nos aseguró que 'se han desarrollado dos opciones de edición para que todos los usuarios puedan diseñar, según su tiempo y su dedicación, los circuitos más espectaculares'.

Imágenes embargadas

En el modo más sencillo de creación lo primero que deberemos hacer es dar nombre a nuestra ciudad. Una vez indicado este aspecto nos aparecerá una enorme cuadricula vacía donde deberemos ir situando los diferentes bloques de creación. Para comenzar hay que elegir un bloque de salida, lo cual determinará desde donde partirá la competición, siendo imposible poner dos piezas de salida en un mismo trazado. Tendremos a nuestra disposición una gran variedad de curvas, más abiertas o cerradas, pequeños desvíos o incluso largas rectas que ocuparán dos bloques, lo que, unido a la opción de girarlos en cualquiera de las cuatro direcciones existentes, nos darán infinidad de posibilidades creativas.

Imágenes embargadas

A pesar de tener un espacio enorme para la colocación de bloques, tendremos que estar atentos a una barra, situada en la parte superior izquierda, que nos determinará el tope salarial que podremos emplear para crear un circuito, lo que limita el número de bloques que podremos poner, aunque el margen de trabajo se mantendrá lo suficientemente amplio como para no cortar nuestra creatividad. Para la construcción de este circuito tendremos multitud de entornos diferentes, ambientados en zonas como una ciudad, un suburbio, un muelle, una obra, entre otros, que podremos ir intercambiando dentro de un mismo mapa. Estas variables visuales nos permitirán crear, por ejemplo, una primera zona en el centro de una gran ciudad, una zona intermedia en los suburbios y una final en el puerto, algo que aportará a cada trazado un aspecto único y más realista.

Imágenes embargadas

Una vez que hayamos colocado todas las piezas sobre el tablero de cuadrículas, sin sobrepasar el límite presupuestario, podremos elegir una serie de características para personalizar, aún más, nuestro trazado. Lo primero que podremos elegir será si queremos que exista tráfico, opción que en caso de estar activada supondrá un hándicap muy importante para acabar primero, debido a los innumerables accidentes que estos pueden provocar, otra opción que aumentará considerablemente el número de colisiones será la cantidad de oponentes que elijamos, que aportarán mayor emoción y espectacularidad a cada prueba.

Imágenes embargadas

Pero Ridge Racer Unbounded no se queda aquí, ofrece también la opción de determinar la hora del día en la que vamos a competir, el número de vueltas que queremos completar y el modo de juego que emplearemos para correr, en una muestra más de la infinidad de variantes que podremos encontrar en este nuevo título de la saga. Algo que no debemos olvidar es que, al igual que sucede en todos los trazados oficiales, dentro de nuestros circuitos habrá una destrucción de los entornos espectacular, lo que hará que podamos romper todo lo que hayamos creado, siempre con un toque muy cinematográfico gracias a las repeticiones de los accidentes e impactos.

[pagebreak|pageTitle=|chapterTitle=]

Pero, por si todas estas posibilidades no nos pareciesen suficientemente sorprendentes, aparecerá un modo de creación avanzado donde las construcciones serán, si cabe, aún más espectaculares y complejas. Este motor de creación lleno de posibilidades sigue siendo muy sencillo, aunque lógicamente aumentará el tiempo de creación por su propio estilo más detallista, lo que sin duda hará de cada nuevo circuito algo único e inigualable. La principal novedad será la gran cantidad de bloques y elementos que tendremos a nuestra disposición. El nivel de personalización que nos ofrece Bugbear es sorprendente, para empezar, nos da la posibilidad de implementar todo tipo de saltos, que podremos ir encadenando de manera infinita, así como un gran número de curvas de lo más variadas, incluyendo las espectaculares curvas ovaladas al estilo Nascar u horquillas muy cerradas al estilo rally, para continuar con asombrosos looping que pasaremos a gran velocidad, con el consecuente espectáculo que ello conlleva, finalizando con todo tipo de elementos que interfieren en el trazado como vallas o contenedores.

Imágenes embargadas

La compañía finlandesa también ha decidido incluir un gran número de elementos decorativos que aportarán un toque más espectacular a cada carrera. Entre las opciones que podremos elegir estarán los barriles de gasolina, que explotarán al chocar con ellos, las cajas de papeles, que saltarán por los aires tras sufrir un impacto, o incluso enormes dinosaurios de más de 5 metros de alto, que se destruirán completamente si les golpeamos con violencia. Todos estos elementos, entre otros muchos seleccionables, harán de cada circuito una ciudad totalmente diferente.

Imágenes embargadas

Todas las creaciones que diseñemos tendrán una amplia variedad de caminos dentro del propio trazado, algo que también sucede en los circuitos predefinidos, los que nos permitirá, por ejemplo, subir por edificios en vez de ir por el asfalto, romper muros con el turbo para coger un atajo, o simplemente utilizar pequeños caminos ocultos para ir más rápido, lo que sin duda hace que tengamos que estar muy atentos a todo lo que pasa a nuestro alrededor. Indicar finalmente que el productor del nuevo Ridge Racer nos indicó que 'todos estos circuitos podrán ser puestos a disposición de la comunidad online a través de su modo para compartir creaciones', algo que hace prácticamente infinito a este título a nivel jugable.

Imágenes embargadas

Pero tan importantes son los circuitos donde correr como los coches con los que competir, para ello Bugbear ha decidido ofrecer un completo catálogo de vehículos inspirados en modelos reales, pues no disponen de licencias oficiales. Según nos pudo confirmar el propio Laakso 'contaremos con 25 coches que estarán distribuidos en 3 categorías diferentes según sus características, además, podremos elegir entre varios colores', lo que da como resultado un catálogo muy variado y adaptado a todo tipo de usuarios. Indicar que durante la presentación únicamente tuvimos acceso a dos tipos de vehículos, uno inspirado en el clásico Mustang y otro en un superdeportivo al estilo Lamborghini, que presentaban características de conducción diferentes y que en cierta medida marcaban nuestro estilo de pilotaje, dando un toque de realismo que siempre se agradece en este tipo de títulos arcade.

Imágenes embargadas

El nuevo videojuego de Bugbear, como confirmó Laakso 'se aleja del estilo tradicional de la saga Ridge Racer para ofrecer unas carreras más alocadas y llenas de destrucción, donde el usuario tendrá multitud de caminos y opciones por donde conducir, saliéndonos así del sistema de circuitos cerrados y con un solo camino'. Además, el título ofrece un control muy sencillo tal y como nos confirmó el productor 'hemos utilizado un control simple pero efectivo que permita a los usuarios disfrutar sin complicaciones desde el primer momento', para ello se han añadido únicamente dos gatillos, uno para acelerar y otro para frenar, un botón para derrapar y otro de turbo, lo que supone un control totalmente arcade. Para poder disfrutar del nuevo Ridge Racer Unbounded habrá que esperar hasta el 2 de marzo de 2012 que es cuando verá la luz en PlayStation 3, Xbox 360 y PC.

Ridge Racer: Unbounded

Ridge Racer: Unbounded deja atrás todo lo que tenga que ver con circuitos amplios y fáciles y pequeños choques con los rivales en pos de un nuevo mantra: Conducir, destruir, y dominar.

Ridge Racer: Unbounded