Actualidad

La Cruz Roja quiere aplicar la Convención de Ginebra a los juegos

J.J. Martín

La protección de víctimas de guerra también se aplicaría a las víctimas virtuales.

El Comité Internacional de Cruz Roja quiere solicitar a los diseñadores y compañías de videojuegos que se apliquen las convenciones de Ginebra y La Haya, relativas a crímenes de guerra, a los títulos ambientados en escenarios bélicos. La Convención de Ginebra exige la obligatoriedad de proteger a las víctimas de conflictos armados tanto nacionales como internacionales, incluyendo a heridos, prisioneros, refugiados y civiles, y la Cruz Roja se plantea el aplicar estas leyes a las víctimas virtuales de los videojuegos.

"Aunque el Comité trabaja enérgicamente para promover las leyes humanitarias internacionales", se afirma en un comunicado oficial, "hay una audiencia aproximada de 600 millones de jugadores que pueden estar incumpliendo virtualmente esas leyes humanitarias. Exactamente cómo los videojuegos influyen en los individuos es un gran debate, pero por vez primera los socios del Comité han discutido nuestro papel y responsabilidad para tomar acciones contra las violaciones de las leyes humanitarias en los videojuegos."

Por el momento, el Comité no ha tomado ninguna medida, aunque sí está seguro de que "hay que tomar medidas." Una de ellas podría ser "animar a los diseñadores y productores de juegos para que incorporen las leyes humanitarias internacionales durante el desarrollo y diseño del juego, además de incitar a los gobiernos a que adopten leyes y regulaciones para esta industria en constante crecimiento." Por su parte, la Entertainment Software Association de EE.UU. comentó respecto a esta iniciativa que su compromiso con los desarrolladores permanece inamovible, en el sentido de asegurar su derecho "a la libertad creativa y a alcanzar sus objetivos artísticos."

Se da la circunstancia de que, en 2007, otra organización comprometida con los derechos humanos y los crímenes de guerra, TRIAL, sugirió una iniciativa similar.