El Sleeper de 2011

Todos los años nos encontramos en el mercado con esos títulos que apenas hacen ruido, con origen humilde, poca cobertura mediática o simplemente ninguna expectativa por parte de crítica y usuarios. Repasamos los de esta temporada y coronamos a ese juegazo desapercibido del año.

Con la antesala del 2012 ya ante nuestros ojos y el periodo de lanzamientos más intenso del año a nuestras espaldas, llega el momento para el que Diciembre ha sido concebido: hacer balance. Ha sido un año tremendamente intenso, con todas las plataformas mostrando una gran salud y un estado muy evidente de madurez, lo que se ha traducido en que los desarrolladores han podido centrarse en construir sobre lo realizado. Eso da para juegos más sólidos técnicamente, aunque también ha sido caldo de cultivo para que la mayor parte de los lanzamientos hayan sido secuelas, lo que siempre hace que todo parezca 'menos nuevo' a los ojos de muchos aficionados, incluso aunque sean secuelas de tanta calidad como Skyrim o Skyward Sword, que han protagonizado más que ningún otro título estas últimas semanas..

Pero sería un error pensar que todos los grandes lanzamientos del año componen el todo del escenario del videojuego del 2011. Sí, había muchos juegos acompañados de redobles de tambores de los que ya se sabía de antemano que iban a ser un éxito en mayor o menor medida, también hay franquicias y estudios que resultan tan sólidos que es fácil apostar por ellos. Pero a lo largo de estos 11 meses también ha habido lugar para sorpresas, juegos que han llegado en silencio, sin anticipación, pero que han demostrado su gran calidad sólo en la hora de la verdad, cuando ha llegado el momento de jugarlos. Proyectos muchos relativamente modestos, de estudios tanto conocidos como desconocidos, ofertas nuevas, originales y sorprendentes que han dado color a los catálogos de sus respectivas plataformas.

Por ello, antes de adentrarse en las inevitables listas sobre los mejores y más recomendados, este aó hemos querido empezar nuestro balance exactamente por estos títulos, aquellos que más nos han sorprendido. 16 títulos han entrado a un corte inicial, todos títulos aptos de aparecer bajo la condición de Sleeper del año por sus cualidades. Con la lista bien asentada, cada miembro de la redacción ha emitido su voto particular por el que consideraba que era el 'tapado del año'. La votación final, bastante ajustada -por un voto de diferencia con respecto a Ghost Trick-, ha dado un ganador, aunque es de justicia decir que en esta lista 'ganadores' son todos, pues son 16 juegos absolutamente recomendables para aquellos que buscan algo más dentro de su oferta lúdica.

Explorando la lista se puede ver un poco de todo. Por razones obvias no hay apenas secuelas, pero las pocas que hay están ahí por el salto de calidad que han dado respecto a sus predecesores. También hay representantes de juegos 'normales', títulos físicos de compañías importantes que han logrado su presencia en la lista gracias a su gran calidad y un perfil bajo que los ha mantenido indetectables al radar hasta que ya han llegado directos a nuestras consolas, transformando el desconocimiento en disfrute y reconocimiento ante la gran labor realizad. Y, por descontado, también hay notorios representantes de la escena indie, que sigue su imparable ascenso en cuanto a cantidad y variedad de títulos ofrecidos, apoyándose en plataformas y tiendas digitales para ofrecer apuestas rompedoras que han calado hondo en cientos de miles de jugadores, sin campaás publicitarias ni marcas reconocibles, sólo haciendo bien las cosas, fomentando el boca a boca y creando ofertas con personalidad, títulos que han sido concebidos desde la pasión de su pequeño grupo de desarrolladors frente a los estudios de mercado y otros artificios que utilizan muchas de las grandes compañías para sus monstruos anuales. El resultado final es una lista muy heterogénea, que esperamos que sea útil como referencia a aquellos que buscan algo diferente.

Catherine
Aunque en Europa al final aparecerá en Febrero, Catherine ha sido protagonista en los últimos tiempos por su arriesgada apuesta y notable ejecución. No parecía que la apuesta de Atlus fuera de fácil encaje, con esa extraña combinación entre aventura y puzle que parecía limitada de antemano a un público muy especializado. Sin embargo, su sorprendente planteamiento, innegable calidad y una trama muy bien trenzada en donde se confunde lo cotidiano y lo sobrenatural, le ha hecho merecedor de buenas críticas. El boca a boca y la bendición de los propios jugadores ha terminado de arrastrar las ventas de un título que ya ha alcanzado el medio millón de copias -cifras muy importantes para Atlus dentro de su volúmen habitual-. El tardío desembarco de la productora japonesa en las máquinas HD no podía haber sido mejor.


Bastion
Ópera prima de un pequeño grupo, SuperGiant Games, formado por veteranos determinados a traer de vuelta un concepto más inocente y puro del videojuego. A la vista de su primer trabajo, está claro que van por el buen camino, pues Bastion es un juego que combina muy bien sus virtudes para lograr una fantástica experiencia. En apariencia es un ARPG normal y corriente, con un personaje dotado de ataques básicos enfrentado a una gran variedad de monstruos bajo una perspectiva isométrica. Pero a medida que se va jugando, Bastion nos descubre sus numerosas capas de profundidad, la inmensa cantidad de opciones que pueden ser desbloqueadas, el amplio abanico de armas, pociones y elementos que pueden incorporarse al Bastion, la base central que da nombre al juego y que debe ser reformada con los actos del jugador. A su bien medido sistema de comabte y gran vaierdad se añade un gran estilo visual y algunos toques geniales como la figura del narrador que nos acompaña durante las aventuras. Un gran juego en todos los sentidos.

Terraria
Es fácil definir a Terraria como un Minecraft en 2D, así empezó a conocerse y desde luego a sus desarrolladores no les vino nada mal la asociación. Pero esa es sólo una parte de la historia, Terraria es mucho más que eso, o por lo menos algo muy diferente. Bien es cierto que usa la idea de mundos creados aleatoriamente, y bien es cierto también que se puede construir o excavar en él libremente. Pero también incluye mucho más cosas como enfrentamientos a toda clase de enemigos, incluyendo jefes finales, uso de una gran variedad de armas y hechizos ofensivos, PVP, contrucción de fortalezas con sirvientes... En el fondo, Terraria es más un juego de acción 2D de vieja escuela, pero con muchos extras. Su éxito es incuestionable, habiendo llegado al millón de unidades vendias hace bien poco y a las puertas de una nueva actualización, la 1.1, que añadirá un sinfin de novedades. Gran juego y mejor inversión.

Xenoblade Chronicles
La esencia del JRPG en esta generación ha ido a parar en buena parte a las portátiles, dejando a las consolas un poco huérfanas en esta faceta. Y a pesar de han sido muchos los grandes títulos de este subgénero aparecidos en PSP y DS, se echaba en falta más presencia del mismo en las consolas de mesa, con ese extra de ambición que siempre supone trabajar en un hardware más potente. Monolith Soft no sólo recogió ese guante, sino que sorprendió a propios y extraños con un soberbio título que ocupa un puesto de lo más alto en su categoría. Recogiendo elementos muy diversos de otros juegos -de Final Fantasy XII por ejemplo, o incluso de MMOs-, combinándolos con ideas propias y encajando todo en un marco incomparable, los creadores de Baten Kaitos y Xenosaga han logrado realizar uno de los mejores juegos de Wii sin lugar a dudas. Buena historia, unos personajes muy bien definidos, gran sistema de combate, multitud de interesantes subsistemas con los que jugar y un mundo abierto que explorar a placer, con un majestuoso sentido de la escala y una gran originalidad en su concepión visual. Simplemente fantástico.


Saints Row: The Third
Saints Row llevaba dos iteraciones siendo el primo pobre de GTA, un intento tosco de realizar una parodia del juego de Rockstar, pero sin tener las cosas claras y demostrando una preocupante falta de solidez técnica. A la tercera es cuando Volition ha descubierto el camino a seguir, abrazando una concepción sin complejos del concepto sandbox, e introduciendo un sinfin de juguetes con los que mantenernos entretenidos durante horas mientras martirizamos a los habitantes de la ciudad, sin revoluciones, pero refinando y aumentando lo apuntado en anteriores entregas de la serie para alcanzar un grado de solidez suficiente para hacerlo brillar. Sigue sin ser un juego redondo en lo técnico, pero su gran sentido de humor, su ingente cantidad de armas, vehículos y utensilios, así como su inagotable capacidad para sorprender y divertir lo convierten en una gran apuesta.


Dishwasher: Vampire Smile
La segunda parte de Dishwasher refina y mejora todos los elementos que hicieron destacar a su predecesor. El juego de Live! Arcade es una ejecución impecable de lo que sería un Devil May Cry en 2D, introduciendo un rico sistema de combos y un ritmo frenético para alimentar un auténtico espectáculo visual. Además del gran abanico de posibilidades de combate, James Silva y su equipo han logrado crear un título con una brillante concepción audiovisual, con algunos escenarios que consiguen llamar poderosamente la atención por su puesta en escena. Si a todo eso le sumamos una historia potente y amplias posibilidades de personalización del protagonista, tenemos un título tremendamente reomendable que dará muchas satisfacciones a los amantes de la acción más directa.



Nightsky
Nicklas Nygren 'Nifflas' es uno de los autores indie más interesantes de la escena, capaz de producir juegos repletos de buenas ideas y de gran estilo visual. Su última obra es el sugerente Nightsky, un título de bella estética que juega con luces y sombras para crear un escenario que invita a la exploración. Controlando a una esfera, habrá que manipularla para conseguir superar obstáculos usando habilidades especiales como la aceleración, que permitirá superar distancias que podrían parecer insalvables. Su relajado y notorio aspecto audiovisual, unido a un gran diseño, unos puzles imaginativos y una constante capacidad de sorprender, lo conviernten en un gran candidato para disfrutar de unas horas de entretenimiento.


The Binding of Isaac
Parte Smash TV, parte Rogue-Like, The Binding of Isaac es la última genialidad de Edmund McMillen, esta vez asociado a Florian Himsl. Se trata de un proyecto claramente menos ambicioso que Super Meat Boy pero también tremendamente divertido y original. El protagonista es un niño embarcado en una misión desesperada por escapar de las garras de su madre, que quiere sacrificarlo a dios. Para ello, habrá que avanzar por decenas de habiatciones acabando con enemigos y jefes que van apareciendo de forma aleatoria, tomando pociones cuyos efectos se desconocen para potenciar -o no- las habilidades ofensivas de Isaac y trasformándolo en versiones cada vez más grotescas del mismo, cada una con sus ventajas e inconvenientes. Su gran abanico de posibilidades resulta un complemento perfecto a la sencillez de sus mecánicas de juego, haciéndolo un título fácil de jugar y con muchas horas de entretenimiento que ofrecer.


Dungeon Defenders
Una de las mejores interpretaciones de Tower Defense que se han visto en los últimos tiempos. Permitiendo al jugador tomar el control de un pequeño héroe en la defensa de un cristal mágico, se ofrece un juego mucho más activo y dinámico que un Tower Defense normal. Dependiendo de la clase de héroe que se elija y en función de desarrollo, es posible orientar la acción al combate directo contra hordas de enemigos, o bien apoyarte en trampas y torretas defensivas para cortar el avance de las temibles criaturas que asaltarán el castillo. Con una dificultad considerable, una gran variedad de objetos y posibilidades de personalización y un fantástico modo multijugador, Dungeon Defense es una pequeña joya que no te puedes perder si tienes algo de interés en este particular subgénero.


Ghost Trick
Shu Takumi, el creador de Ace Attorney, nos regala otra muestra más de su gran capacidad para crear historias sorprendentes y personajes hilarantes. Ghost Trick es una fantástica aventura gráfica para DS e iOS, en la que se pide al jugador encarnar al espíritu de un hombre recién asesinado. El protagonista, Sissel, no tiene recuerdos de su vida pasada, excepto un vago recuerdo de conexión con una detective llamada Lynne, que también resulta asesinada. Sin embargo, gracias a los trucos fantasmas, Sissel tiene habilidades como las de viajar en el pasado cuatro minutos antes de la muerte de alguien, pemitiéndole alterar su destino. Junto a otras habilidades como la de poseer objetos inanimados, Sissel debe investigar su vida pasada y los motivos de su muerte, conduciendo al jugador a una aventura con una estructura de juego tremendamente original y una estética visual única y muy divertida. Una de las mejores aventuras de consola que se pueden encontrar.


El Shaddai
Estilo puro, El Shaddai no es el juego de acción más elaborado que existe ni mucho menos, más bien todo lo contrario -peca de simple en ocasiones-, pero el paseo audiovisual que nos abre es una experiencia como pocos juegos de esta generación puede ofrecer. Con un gusto exquisito, este título no deja de sorprendernos con sus oníricos parajes y sus constantes cambios de ritmo que nos lleva a tocar géneros como la acción en terecera persona, las plataformas 2D o incluso los juegos de carreras. Diseñado por Takeyasu Sawaki, uno de los responsables de diseño y personajes en Okami, El Shaddai es uno de los títulos que mejor utiliza la tecnología moderna para dotarse de personalidad visual propia, hasta el punto de no parecerce a ningún otro juego. Una apuesta segura para los que buscan algo diferente.


Bloodrayne: Betrayal
Pocos juegos se acoplan mejor al término de tapado como el último Bloodrayne. Sus orígenes como parte de una serie olvidada como la de la semi-vampiresa Rayne no deparaba nadabueno, y el hecho de que apareciera como descargable indicaba que la apuesta financiera era limitada. Pero el acierto de contratar a WayForward y dejarles manos libres para esta nueva entrega de la serie ha obrado el milagro. Con la más que evidente inspiración de la saga Castlevania, bastante acertado dada la temática, y el habitual buen hacer del estudio en gráficos 2D, han conseguido crear un título de gran calidad. El aspecto gráfico no es su única virtud, ya que Betrayal también cuenta con una dificultad muy bien medida, que hace de cada combate un reto e invita al jugador a volver a intentarlo y replantearse su estrategia, imponiendo cierta necesidad de fineza que evita caer en el planteamiento machacabotones, lo que lo acerca a la esencia de los grandes títulos de antaño.


The Book of Unwritten Tales
Una de las mejores aventuras gráficas aparecidas este año para PC y seguramente de las más olvidadas dada su extraña distribución -casi dos años de retraso con respecto al lanzamiento original en Alemania- y su ausencia de traducción frente a otras series más asentadas como el también Hollywood Monster 2. A pesar de esas dificultades, es difícil resistirse a los encantos de esta obra, escrita con un fino sentido del humor y gran sentido de la sátira, lo que también se refleja en sus fantásticos personajes. No es una aventura para expertos en el género, los puzles son sencillos, pero eso también permite su disfrute a cualquier clase de jugador aunque no tenga experiencia en el género. A todas sus virtudes narrativas hay que sumar su notable calidad audiovisual y una cantidad de contenido generosa, convirtiéndolo en una gran aventura.

Outland
Housemarque ha sido una de las sorpresas más agradables de esta generación. Con sus raíces fuertemente arraigadas en la scene que nació alrededor de Amiga, el grupo finlandés ha tenido una gran trayectoria con juegos como Super Stardust y este Outland. La explicación más rápida a la hora de explicar este título sería que es un plataformas combinado con mecánicas propias de Ikaruga, imitando esa bipolaridad que aquí se interpreta en clave de luz y oscuridad. Los enemigos lanzan multitud de ataques de un color u otro, y el protagonista puede absorver los impactos siempre y cuando aparezca del mismo calor. Por tanto, la mecánica consiste en una mezcla de esquivar y cambiar entre los dos modos constantemente para conseguir hacerse con el espacio necesario para seguir avanzando. Más allá de esa mecánica, la luz y la oscuridad también es utilizada sabiamente para dar al juego un aspecto único, fruto de un fantástico diseño.

Magicka
La apuesta inicial de Magicka gustó en Meristation. Era un juego original, fresco y divertido, con un sistema de hechizos fantástico y un potencial para el juego cooperativo inmenso. Pero en su día no se pudo ignorar el pobre estado de optimización en el que estaba el juego publicado por Paradox. Innumerables problemas técnicos y de diseño dejaban al juego un poco tocado. Mucho ha llovido desde entonces, el equipo alrededor del juego ha sabido realizar una política de mejora y expansión constante, que ha mantenido la original oferta en el candelero durante todos estos meses hasta el punto de estar a las puertas del millón de unidades. Su gran sentido del humor y originalidad a la hora de plantear nuevas aventuras y novedades han servido para que Magicka se haya convertido en uno de los tapados honorarios de este año.

Rayman Origins
Había pocas dudas de que Rayman Origins iba a ser un buen título. Michel Ancel se volvía a poner a los mandos de su vieja creación y con cierto grado de independencia, a cargo de un talentoso grupo afincado en Montpellier con una filosofía de trabajo muy familiar. Sin la necesidad de convertir a Rayman en una alternativa a Mario 64 como sus antecesores, el grupo pudo regresar felizmente a sus raíces, creando de paso un motor propietario ideal para el desarrollo de juegos 2D. Pero a pesar de todo, había cierto miedo en que el proyecto se quedara algo corto en cuanto a ambición, un temor infundado a raíz del grado de excelencia alcanzado por el título, que se ha convertido en uno de los mejores plataformas de los últimos tiempos por derecho propio.

Lo primero que destaca del juego de Ancel son sin duda sus soberbios gráficos y un magnífico estilo visual que parece haber escapado de la tableta digital de algún artista gráfico. El nuevo motor permite a los creativos trasladas sin problemas su trabajo a mano al videojuego, automatizando diferentes procesos para evitar que haya que retocar cada frame individualmente. El resultado no sólo salta a la vista por el propio talento de los artistas, sino que también se intuye que la facilidad del proceso ha contribuido a que Origins sea un juego tan variado en cuanto a escenarios, enemigos y jefes finales. Para un amante del 2D tradicional, este título es como entrar en una línea temporal alternativa en donde toda la potencia técnica ganada en los últimos años se ha puesto al servicio de los plataformas de toda la vida.

A su excelencia audiovisual se une un cuidado diseño que muestra una más que obvia experiencia y afecto por el género. La curva de dificultad está perfectamente medida para ir introduciendo habilidades progresivamente hasta que se llega al punto de exigir al jugador que las utilice todas a la vez para poder sobrevivir. La dificultad siempre se mantiene en su justa medida para que la progresión tenga un grado justo de reto, ni lo bastante fácil como para aburrir, ni demasiado difícil como para cortar en exceso la progresión. Pero, como los buenos plataformas, también esconde los retos más complejos de forma que sólo aquellos que realmente quieran ponerse a prueba puedan acceder a ellos, con cosas como diabólicas contrareloj en las que hay que utilizar todos los conocimientos adquiridos y ejecutarlos a la perfección.

Sí, Rayman Origins es lo suficientemente especial para haber ganado nuestra votación interna y convertirse en el merecedor de Sleeper del año. La votación ha sido reñida, con un voto muy disperso entre títulos como Bastion, Ghost Trick, Outland o Terraria entre otros, pero finalmente el juego de Ancel se ha impuesto como nuestra gran sorpresa de este 2011 con todos los honores. Con un poco de suerte, el gran trabajo de Ancel y su equipo de Montpellier iluminará a una nueva comunidad de amantes de las plataformas y la acción 2D como para animar más proyectos en esta dirección. Sería sin duda la mejor de las noticias para los que mantienen vivos la pasión por la vieja escuela como una manera perfectamente válida de seguir evolucionando en el desarrollo de videojuegos.