Ultimate Marvel vs. Capcom 3
Ultimate Marvel vs. Capcom 3
Carátula de Ultimate Marvel vs. Capcom 3

¿La última?

Salva Fernàndez salbaFR

Ultimate Marvel vs Capcom 3 es la prematura revisión del crossover de lucha de la compañía japonesa. A los clásicos y necesarios reajustes de plantilla y modificaciones en la mecáncia de juego se añaden 12 nuevos personajes y un online potenciado. ¿Será la última revisión? Esperemos...

Marvel vs Capcom 3 fue uno de los grandes bombazos del género de los juegos de lucha para esta presente generación. Que se ha recuperado el buen tono en este tipo de productos es un hecho. Hemos repetido muchas veces el papel clave de Street Fighter IV para revivir un tipo de juego donde predominaba la lucha tridimensional y poco más. La tercera entrega del crossover más vendido de la historia parecía preparada para romperlo todo. Y convenció por su diversión. Pero algunos lastres que arrastró han llevado a Capcom a revisar su retoño. ¿El problema? Lo hacen solo nueve meses después.

El crossover de Capcom y Marvel traía 36 personajes rediseñados de nuevo, con un tono de cómic más oscuro que lo visto en el pasado y sin reutilizar sprites o técnicas similares que permitieron, en la segunda parte, tener un número de luchadores abrumador. Faltaban algunos clásicos en ambos lados -pedidos por los fans- pero la selección a nivel de variedad era interesante. La compañía dio un aviso con los dos luchadores descargables Suma Gorath y Jill Valentine, pero ese no ha sido el camino -DLCs a mansalva- de Marvel vs Capcom 3. Porque se ha acortado brutalmente. Incluso para los tempos en los que se mueve la compañía japonesa.

Personajes demasiado poderosos, técnicas abusivas, algunos glitches y un sistema online que no rendía como se había visto en otras obras de la compañía. Capcom ha preferido coger estos elementos, sumarle más acciones y personajes para mejorar su crossover y lanzar ya un nuevo producto que usar la vía de los parches para solventar algunos contratiempos. El resultado es un juego más completo, mejor. Pero una comunidad partida con menos de un año desde la salida de Marvel vs Capcom 3 y la sensación en el ambiente de preguntarse: ¿Será la última? Antes, la compañía nunca había revisado sus crossovers. Los cambios son más que sustanciales y convierten este Ultimate en una apuesta segura -por online, personajes, modificaciones- pero darle el título de "definitiva"... seguramente sí, sin descartar parches en un futuro si la ocasión lo requiere.

Dos mundos más amplios
La batalla de Ultimate Marvel vs Capcom 3 ofrece pocas diferencias respecto a la entrega original aparecida durante el mes de febrero. Mediante una puesta en escena de cómic, tenemos a dos mundos, Marvel y Capcom, que luchan entre ellos y contra un enemigo común: Galactus. El enorme personaje de la factoría de cómics vuelve a encarnarse como el gran enemigo del modo arcade, principal y casi única propuesta para el juego offline en esta edición Ultimate. Con esta premisa, vamos a ir luchando con equipos de tres una serie de combates hasta enfrentarnos con este enorme personaje. Para hacerlo, han cambiado los mundos y se han sumado protagonistas en cada una de las facciones del juego. Algunos eran esperados, otros son sorpresas.

Una de las novedades de esta entrega es la presencia de ocho nuevos escenarios, una cifra más que destacable si tenemos en cuenta que en la anterior edición el total de lugares en los que enfrentarse eran casi los mismo, nueve. Casi se doblan. Siguen la estela de los otros rincones de Marvel vs Capcom 3, con todo tipo de elementos decorativos en el fondo de la pantalla y situaciones que se van desarrollando mientras nosotros luchamos que no interfieren para nada en el transcurso del combate. Vistosos, como en la anterior ocasión, y llenos de detalles además de estar relacionados con algunos de los luchadores de turno.


Doce nuevos contendientes
Es uno de los principales atractivos de esta revisión Ultimate, aunque a efectos prácticos sean mucho más importante los cambios jugables. Capcom ha preparado una tanda de doce nuevos personajes que se añaden a los 36 ya disponibles en la entrega original. La cifra actual pasa a ser de 48 luchadores, más que suficiente. Los dos DLCs disponibles en la obra anterior vuelven a estarlo en esta, llegando al medio centenar de personajes. Entre las novedades, destaca Strider, que vuelve a la saga después de estar ausente en Marvel vs Capcom 3 y que era uno de los más pedidos por la comunidad. Se ha hecho caso, o ya estaban previstos, otros nombres como Frank West -presente en Tatsunoko vs Capcom de Wii- o Phoenix Wright, el abogado que tiene una particular manera de luchar golpeando casi sin querer y usando a su secretaria una y otra vez. La lista de contendientes nuevos de Capcom la cierra Vergil, de Devil May Cry, Firebrand -enemigo de Ghost and Goblins- y Némesis, llegado directamente de Resident Evil.

Estos luchadores ofrecen mucha variedad de posibilidades y dan riqueza al plantel de Capcom. Frank West con sus combinaciones a corta y media distancia, la velocidad de Vergil con la espada -similar a Dante- o la contundencia de Nemesis, poderoso en sus golpes pero con una hitbox enorme similar a la de Hulk. El más curioso de todos es Wright, por su estilo de combate recabando pistas en medio de la lucha y por el tono humorístico que le han dado en sus ataques y combinaciones especiales. Firebrand también se muestra como una buena opción gracias a sus proyectiles y su pequeña hitbox.

En el otro lado, Ghost Rider está a la cabeza de las novedades de Marvel junto a personajes conocidos como Doctor Strange, Nova, Hawkeye, Iron Fist o una de las sorpresas: Rocket Racoon. Entre ellos, más diferencias que amplían las posibilidades del plantel. La larga distancia de Rocket, el control de Strange, los golpes a corta distancia de Iron Fist o la versatilidad de Ghost Rider. Lejos de crear clones -a pesar de las similitudes entre algunos nuevos con otros ya veteranos- Capcom ha sabido impregnar diferencias sustanciales entre los cincuenta luchadores, algo que se agradece. Por desgracia, eso sí, seguimos sin contar con personajes que la gente ha estado reclamando. Megaman, Venom, Silver Surf, alguien de los Cuatro Fantásticos…

Cambios profundos
La docena de nuevos luchadores es un elemento importante, pero lo es tanto o más la enorme lista de cambios que la compañía ha realizado en la práctica totalidad de personajes. El juego tenía bastantes técnicas y situaciones abusables, y Capcom ha decidido poner remedio no solo eliminando -o intentando, ya que sólo cuando el juego está en la calle durante meses se descubre todo el potencial de cada personaje- esos elementos abusables, sino que también ha ido añadiendo ataques, quitando acciones y cambiando elementos ya presentes. Una auténtica revolución para intentar equilibrar más el plantel y dar opciones a todos los luchadores. Por eso veremos golpes que tardan más en salir, otros que hacen más o menos daño que antes, nuevas propiedades en según que acciones y muchas particularidades distintas.

luchadores de Marvel y de Capcom. Por ejemplo, Hulk tiene un nuevo ataque que se puede combinar con todo tipo de ataques, Iron Man es más rápido en su dash pero tarda más en arrancar, Spiderman ha recibido bastantes mejoras en sus movimientos -y modificaciones en otros- o personajes como Arthur y Zero tienen ahora más puntos de vitalidad. Hay cambios de todo tipo, desde Trish que puede combear ataques normales que no eran posibles antes a la reducción de vida de luchadores como Sentinel o Wesker. Sobre el enorme robot, se ha modificado algunas de sus ventajas. Otro personaje tocado por la varita del balanceo es Fénix, que pasa de tener 500 puntos a sólo 375, conscientes en Capcom que es un personaje ofensivo que debe correr más riesgos si se utiliza. Algunas de las trampas que utilizaba se han erradicado, aunque sigue siendo letal en buenas manos. En definitiva, multitud de cambios que sin ser radicales, ofrecen nuevas posibilidades a casi todos los personajes. La voluntad ha sido equilibrar, no cambiar por cambiar, por eso hay muchos ataques que han sido modificados en cuanto a framedata.

Una mecánica de juego similar
La base de Ultimate Marvel vs Capcom 3, eso sí, sigue siendo casi inalterable. Se mantienen los controles y particularidades de este crossover que lo han hecho, por encima de todo, un juego divertido. Tenemos tres botones de ataque (flojo, medio, fuerte) el launcher ideal para mandar al rival a los cielos y seguir con el combo aéreo, dos botones para pedir asistencia de nuestros compañeros o cambiarnos por ellos y luego las combinaciones clásicas: ataques especiales, Hyper Combos que gastan barras de energía, snap backs para enviar fuera a un enemigo y que entre otro, advance guard para poder separarnos de la presión de un rival mientras lo estamos bloqueando, Hyper Combos combinados con nuestro equipo, ataques combinados en el aire y el Factor X, que está de vuelta pero con nuevas particularidades.

Activar el factor X nos permitía ganar velocidad, fuerza, regeneración de vida y otras propiedades durante un tiempo determinado. Como peor estuviera el equipo en vitalidad, mejor sería este factor. Era una herramienta de remontada casi definitiva en Marvel vs Capcom 3, y se mantiene en esta edición pero cambiando sus propiedades. Dura algo menos, se puede activar en el aire y está sujeto al damage scalling cuando usamos Hyper Combos. Son cambios importantes que evita el abuso de esta técnica, aunque eso sí sigue siendo muy efectiva para intentar dar la vuelta a la tortilla en un combate que parece estar perdido.

Hay otras modificaciones algo menores en la jugabilidad. Los combos aéreos de equipo, que permiten golpear a un enemigo con los diversos personajes, ahora están representados por colores cuando lo hacemos hacia un lado u otro. Esto se hace así para que el que está recibiendo los golpes pueda reaccionar y contraatacar en esa dirección -hacer un tem aerial counter- con algo de base, no como antes que era pura suerte intentar acertar por donde seguía el combo aéreo. Además, algunos HyperCombo hacen más daño si pulsamos repetidamente los botones de ataque mientras lo ejecutamos o, como el caso de un Hyper de Spiderman, vamos dando círculos al stick de control mientras hacemos el ataque. Por último, los personajes con dash aéreo no se pueden cubrir cuando lo están haciendo.

Diversión en estado puro
El resultado es conocido por todos. Más allá de tener un personaje procedente de Marvel vs Capcom 3 que ahora tiene mejores o peores cualidades, lo cierto es que la fórmula sigue siendo igual de divertida que en el mes de febrero. Los combos de flojos a fuertes, poder hacer el launcher y enlazar rápidamente con los Hypercombos, la presencia del Factor X, saber combinar los assists… es un juego fácil de jugar en sus primeros compases, pero muy profundo si se quiere dominar absolutamente todo: saber castigar con asistencias, combinar los Hypercombos entre ellos (se han eliminado los glitches que reseteaban el damage scalling), usar el Factor X en cada momento, cambiar de personaje cuando lo haga el rival… hay juego para horas, y más con tanto personaje y con lo variados que son.

La mecánica de juego, salvo por los pequeños cambios comentados, es exactamente la misma que en Marvel vs Capcom 3. En este sentido, si la obra original no gustó este a duras penas podrá cambiar la opinión de los jugadores. En cambio, quien disfrutó de Marvel vs Capcom 3 sabe que con Ultimate le llega una obra más pulida, con un trabajo detrás en intentar equilibrar el juego -algo básico en los fighting games- y con más personajes. Se mantiene el sistema de combate simple para los jugadores que quieran disfrutar sin complicaciones del juego y hacer combos con facilidad, aunque no es recomendable debido a la limitación que ofrece y lo poco que se explotan las posibilidades de los luchadores con este sistema.

El single player sigue olvidado
Uno de los puntos oscuros de Marvel vs Capcom 3 tenía que ver con el juego offline. Después del modo arcade con el que luchar contra Galactus, poco más. Un modo entrenamiento, las misiones para aprender mecánicas y combos de todos los personajes y un modo versus para jugar en compañía. Nada más. Por no haber, tan siquiera la posibilidad de luchar combates contra la CPU fuera del modo Arcade. En esta ocasión, tampoco se puede y tampoco se ha ampliado la experiencia en este sentido más allá del modo Galactus, que nos permite controlar al jefe del modo arcade. Cierto es que hay algunos DLCs en camino -de momento anunciados como gratuitos- que ampliarán el juego contra la CPU, pero es inexplicable, por ejemplo, que el Shadow Mode que se podía adquirir como contenido descargable en Marvel vs Capcom 3 no esté disponible en Ultimate (como sí lo están Suma Gorath y Jill Valentine).

Las mejoras se han ido directamente al modo online del juego, la base de cualquier producto de lucha de la presente generación y donde los usuarios dedican la mayor cantidad de horas posibles a competir, ganar y mejorar. Una de las promesas de Capcom era y es mejorar el rendimiento online del juego, que se vio afectado a las primeras de cambio cuando empezó el flujo de jugadores con el juego ya en casa. Por desgracia, que una mejora de esta índole llega en el juego nuevo y no mejorando o haciendo un parche para Marvel vs Capcom 3 es un indicador del camino peligroso que está tomando la industria. No es lo único que se ha potenciado del sistema online (potenciado, pero que se verá si realmente aguanta cuando el grueso de jugadores esté en línea).

Hacer posible lo imposible
Capcom dijo en la salida de Marvel vs Capcom 3 que no era posible crear salas de espectador para el juego en línea, ya que eso afectaría al rendimiento de las partidas. Pues bien, el resultado fue que en lobbies de varios jugadores uno tenía que esperar para jugar sin mirar qué hacían sus contrincantes… y el rendimiento online no era el mejor para un juego que necesita encadenar combos de pocos frames de margen. Ahora, eso que era imposible sí es posible, y los jugadores podrán visualizar los combates de los demás mientras esperan su turno. Eso sí, de momento no hay rastro de modo repetición ni nada por el estilo. Además de los lobbies, se pueden jugar partidas de jugador sin ránking y las clásicas partidas igualadas donde sumamos puntos según nuestros resultados. Se mantiene el sistema de iconos y títulos que vamos desbloqueando a medida que jugamos al juego.

Apartado técnico
Visualmente, Ultimate Marvel vs Capcom 3 presenta pocas novedades. El estilo artístico es exactamente el mismo que se vio en el juego del mes de febrero, y eso es en definitiva un compendio de diseños de cómic en 2D con un toque maduro y oscuro que sienta a las mil maravillas. Juego veloz, lleno de efectos de luces espectaculares, animaciones fluidas y movimientos de todo tipo que están acompañados de escenarios coloridos, llenos de vida paralela a nuestros combates. Ultimate se mantiene como una propuesta muy vistosa, en la línea de Marvel vs Capcom 3 y con efectos especiales que pueden llegar a hacernos perder por la pantalla. Comprender lo que sucede, eso sí, es cosa de unas pocas horas de práctica con el juego. Destacar que el motor gráfico sigue sólido, sin bajones de ningún  tipo.

Por otro lado, las melodías nos ofrecen un compendio de músicas clásicas según cada personaje pero remezcladas y a ritmos más frenéticos, ideales para seguir combates de alta velocidad com los que ofrece el juego. Traducido al castellano, las voces de los luchadores se pueden poner tanto en inglés como en japonés, eso ya a gusto de cada jugador. Por lo demás, tanto los efectos sonoros de impactos y golpes como los gritos de los luchadores se mantienen igual que en Marvel vs Capcom 3. Lo cual significa que tienen un gran nivel.

Conclusión

LO MEJOR

  • Doce nuevos personajes variados que elevan la cifra de luchadores a 48 (50 con los dos DLC)
  • Mantiene la esencia de MvC3: Diversión en estado puro
  • Modo espectador para los lobbies online
  • Multitud de cambios importantes en pos de equilibrar el juego

LO PEOR

  • El modo para un jugador sigue descuidado
  • Llega solo nueve meses después de la entrega original, partiendo la comunidad
  • Pasar por caja para tener elementos perfectamente viables con parches (mejora del online, equilibrio de personajes, modo espectador...)
  • Sin repeticiones, de momento; ni tampoco compatibilidad con el Shadow Mode

CONCLUSIÓN

Ultimate Marvel vs Capcom 3 es una buena revisión del crossover de Capcom, de eso no hay duda. Tenemos doce nuevos personajes, ocho nuevos escenarios, cambios sustanciales y de todo tipo (nuevos movimientos, cambios de vida, propiedades de ataques modificados, eliminación de ataques abusivos…) en la gran mayoría de luchadores para intentar equilibrar el juego y un modo online que promete mejorar el rendimiento de las partidas y permite visualizar en modo espectador los combates de nuestros rivales. Además, se han matizado algunas mecánicas como reducir la efectividad del X-Factor o eliminar algunos glitches presentes en según que circunstancias. Todo ello, perfecto. El problema: Parte la comunidad de Marvel vs Capcom 3 solo nueve meses después de la salida del juego original, muchos de estos cambios deberían ser exigibles vía parche para aquellos compradores del mes de febrero y sigue faltando -a falta de DLCs anunciados- más variedad en lo que el modo para un jugador se refiere. Quienes disfrutaron Marvel vs Capcom 3 tienen en Ultimate una revisión importante que los satisfacerá sin duda: El juego sigue siendo diversión en estado puro. Eso sí, no convencerá a los escépticos y la política de revisiones de Capcom puede pasar factura a este Ultimate. [image|nid=1107473|align=|preset=inline] - Mantiene la esencia de MvC3: Diversión en estado puro- Multitud de cambios importantes en pos de equilibrar el juego- Doce nuevos personajes variados que elevan la cifra de luchadores a 48 (50 con los dos DLC)- Modo espectador para los lobbies online