Pro Evolution Soccer 2012
Pro Evolution Soccer 2012
  • Plataforma PS2
  • Género Deportes
Carátula de Pro Evolution Soccer 2012

Aquellos maravillosos años

Alfonso Arribas

Si hay una saga deportiva mítica en PlayStation 2 esa es Pro Evolution Soccer. Desde el año 2001 dejó claro que iba a ser el gran dominador de esta plataforma, ofreciendo un juego muy arcade y divertido que, 10 años después, sigue ofreciendo la mejor experiencia jugable dentro de la consola de Sony.

Konami sin ningún temor, ante un producto de otra época, ha decidido ofrecer nuevamente su gran buque insignia a unos jugadores que, aunque ya muy mermados en número por su paso a la nueva generación, siguen deseando y añorando las sensaciones jugables y la diversión que este título les aportaba. Sin duda, Pro Evolution Soccer 2012 nos lleva a sentir añoranza ante una época pasada, que muchos desearán volver a revivir en compañía de sus amigos. Estas razones, y la aparición de la nueva generación de videoconsolas, han hecho que Konami decida mantener la jugabilidad intacta.

El histórico sistema de juego fue evolucionando hasta llegar a su punto culmen con PES 5, en ese momento los usuarios encontraron un equilibrio perfecto en su jugabilidad, pudiendo controlar con gran precisión a los jugadores, sintiéndose participes del juego, y disfrutando en todo momento con una recreación arcade, basada en la velocidad y los sencillos regates disponibles, que aportaba diversión y piques sin límites. Esta jugabilidad tan rápida se vía favorecida por una IA de los jugadores poco evolucionada que, sobre todo en defensa, era incapaz de leer las jugadas, situándose siempre lejos de la zona de presión y dejando grandes huecos en la defensa.

Estas deficiencias defensivas fueron también su gran acierto, pues permitía un juego rápido, lleno de espacios por las bandas, lo que hacía que la mayor cualidad ofensiva fuese la velocidad de los jugadores, siendo esta característica la más importante para definir al mejor jugador. Si a todo esto le unimos la increíble espectacularidad de los disparos, que siempre eran ajustados y potentes, y la inoperancia histórica de los porteros, mostrando pocos recursos bajo los palos, nos encontramos con un juego de ida y vuelta muy divertido, que permitía un gran número de goles, y que ofrecía la mejor diversión posible en compañía de amigos, algo que hoy en día se sigue ofreciendo con esta entrega.

Esta jugabilidad y diversión justifica la compra de un producto que, aunque desfasado, sigue aportando un toque diferente al mundo del fútbol, algo que muchos jugadores adoran. Pero PES 2012 no se queda en ser una copia de sus antecesores, sino que ofrece una gran variedad de modos de juego, que ya hubiesen querido muchos jugadores hace 10 años tener a su disposición. Algunos de los más espectaculares son los trofeos oficiales de la UEFA Champions League y la Copa América Libertadores, ambas perfectamente recreadas y con una ambientación espectacular.

We are the champions
Las máximas competiciones de clubs de Europa y América se presentan en PES 2012 como su gran baza jugable, mostrando una organización del torneo semejante a la real y una variedad de conjuntos oficiales impresionante, aunque se echa en falta la posibilidad de recrear ambas competiciones exactamente igual a la original. Aún así, tenemos a la gran mayoría de los equipos, en la Copa Libertadores están todos los que la disputan, lo que hace la experiencia muy realista y divertida. Recordar que contar con la licencia oficial les permite disponer de los himnos, logos y presentaciones de la UEFA Champions League y la Copa Santander Libertadores, lo cual hará alucinar a más de un jugador. Indicar como punto negativo que no estarán presentes la UEFA Europa League y la Supercopa de Europa, dos torneos que si aparecen en la versión de Xbox 360 y PlayStation 3.

Otro modo de juego, que habría hecho alucinar a los jugadores de PlayStation 2 hace unos años, es mi jugador. En este estilo de juego podremos asumir el papel de cualquier jugador, excepto de los porteros, en el club que nosotros queramos, adentrándonos desde el primer momento en el rol de un futbolista de primer nivel, permitiéndonos poder vivir la carrera deportiva de nuestro jugador favorito y hacer más grande su leyenda. Para este modo se utiliza un sistema diferente de cámaras que favorece la experiencia jugable, pues permite al jugador seguir mejor la acción, evitando perder de vista lo que acontece. La cámara para ello se situará de forma alejada cuando no tengamos el balón y se acercará cuando estemos con el mismo, una opción visual muy acertada por parte de Konami.

Sin embargo, el estilo de juego presenta grandes deficiencias jugables, principalmente en lo referente al sistema de castigo y premio, que se muestra inexistente. Esta falta de recompensas, o de indicaciones sobre si se está haciendo bien o mal, hace que perdamos completamente la posición, pues no se nos indica donde debemos estar, y que cada acción que realicemos sea tan válida como cualquier otra, perjudicando en última instancia, no sólo al equipo, sino a nosotros mismos. Además, existe una nula interacción con los compañeros, impidiéndonos en todo momento poder seleccionar, si queremos, recibir un pase o si optamos por ayudar en defensa, un rasgo que debería mejorar dentro de la saga PES, tomando como referencia a otras franquicias deportivas como NBA 2K, que presenta un sistema perfecto para jugar con un solo futbolista.

Este estilo de juego también se ve implementado de una forma más profunda y divertida con el modo leyenda, que nos invita vivir la carrera deportiva de una promesa del fútbol que comienza sus andadas con 17 años y que deberá ir demostrando, año a año, que es el mejor jugador del mundo, necesitando para ello infinidad de trofeos individuales y colectivos. Esta gestión futbolística individualizada nos permite una profundidad jugable muy divertida que, aún siendo simple, nos enganchara sobre manera, siendo uno de los modos más dinámicos y entretenidos del juego.

Los clásicos nunca mueren
Debemos hablar también del modo clásico más querido por los fans de la saga Pro, la famosa liga master. La propuesta histórica de Konami en este modo ha sido la de evolucionar a un equipo, ya sea inventado totalmente por nosotros, totalmente original o real pero con jugadores inventados, para llevarlo a lo más alto y conseguir, a través de victorias y fichajes, ser el mejor equipo del mundo. Gracias a este modo, muchos jugadores descubrimos, en PlayStation 2, la capacidad de tener un sistema 'profundo' de gestión deportiva y jugabilidad activa, algo que no había ofrecido ningún juego hasta ese momento.

Es cierto que, comparado con los modos de gestión activa que existen hoy en día en sagas como FIFA o NBA 2K, el juego está desfasado, pero hay que tener en cuenta que en aquel momento era toda una revolución. Hoy en día sigue teniendo esa sencillez, y a la vez perfecta inmersión, que hace que aún siendo simple nos haga sentir, en su justa medida, participes de la gestión. En la actualidad, la profundidad de la gestión es tan grande que muchos jugadores no soportan tener que controlar tantos parámetros y dejar de lado lo que importa, jugar partidos de fútbol.

Otros modos clásicos que no desaparecen con los años son el modo liga, donde podemos elegir entre las ligas oficiales de España, Francia, Holanda y Italia, o 2 ligas inventadas que pueden ser configuradas a nuestro gusto, incluida la inglesa. En este apartado tenemos también el modo copa, que nos permite disputar diferentes torneos internacionales, siempre de selecciones, pudiendo elegir entre 4 copas diferentes, según el continente geográfico, y otras 2 adaptadas a los gustos del jugador, que puede configurar el torneo según le apetezca. Por último, no hay que olvidar el modo que cuenta con más horas de juego en la saga Pro Evolution Soccer, este no es otro que la partida rápida.

Este modo de juego ha dado tantas horas de fútbol y diversión que, sin duda, se lleva el galardón de ser el mejor modo de juego, gracias a la posibilidad de elegir entre todos los equipos oficiales y no oficiales, salvo los equipos de la Copa América Libertadores, y entre una gran variedad de parámetros personalizables según nuestros gustos. Este modo hizo de este juego de fútbol el mayor entretenimiento deportivo domestico de finales del siglo XX y las horas con los amigos frente a tu antiguo televisor nunca serán olvidadas.

Otros dos modos muy interesantes, y que pueden dar un gran juego a los usuarios, son comunidad y selección de partidos. En el primer caso nos encontramos con un modo donde podemos crear una especia de comunidad de jugadores, en una misma consola, para disputar una serie de torneos y ligas, según decidamos nosotros mismos, con la finalidad de crear una experiencia mucho más completa e integrada de nuestros partidos en compañía, una opción sin duda muy entretenida y dinámica. Por su parte, el modo selección de partidos nos lleva a poder jugar con equipos inventados, a base de mezclarlos según nuestros criterios, para ello podremos elegir que se mezclen 4 clubs de diferentes ligas, o bien solamente jugadores de un continente o de una liga, creándose verdaderas plantillas galácticas.

Aún así, los parámetros de selección de jugadores están algo difusos y las plantillas creadas presentan unos titulares muy flojos, en comparación con el arsenal presente en el banquillo, aunque se da la opción de configurar tu once titular. Este modo también tiene la posibilidad de hacer un proceso semejante con las selecciones nacionales, pudiendo elegir entre diferentes áreas de un mismo continente o alternar, pudiendo crear plantillas espectaculares.

Se ve mejor por la videoconsola
Todas estas opciones de juego vienen acompañadas por un apartado gráfico que vuelve a estar a un nivel magnífico para PlayStation 2. Es importante remarcar qué plataforma es la que reproduce este videojuego, pues aunque hoy en día los gráficos serían muy deficientes, para sus posibilidades sigue presentando un resultado solvente e increíble, aportando un gran realismo a los partidos. Tenemos, por un lado, un gran parecido físico de los jugadores más conocidos, y por otro, una perfecta recreación de las equipaciones y los estadios. Sin duda, un apartado muy bien trabajado, mostrando un resultado realista que aunque sorprenda, en comparación con los gráficos actuales, sigue mostrando un aspecto nostálgico que hace al juego inconcebible con un motor gráfico más avanzado.

Este apartado gráfico también se muestra solvente en la jugabilidad, ofreciendo en todo momento una gran velocidad y dinamismo, así como un sinfín de repeticiones de jugadas, entradas, gesticulaciones de jugadores, árbitros o simplemente ambiente de los estadios, que sin duda aportan un aspecto muy televisivo al conjunto. Sí que es cierto, que se echa en falta una mejor integración del público y una optimización de los ambientes que, como era habitual en la saga, están completamente muertos, y sin atisbo de movilidad exterior.

Toda esta magnífica recreación futbolística debe ir acompañada siempre de un apartado sonoro a la altura, para ello Konami ha intentado desarrollar una composición musical que, por fin, este acorde con lo que se espera de un título con su importancia. Para ello se han decidido a incluir un gran número de temas de lo más variados, que van desde el estilo rock, a la música electrónica, incluyendo un tema del increíble grupo The chemical brother, sin olvidar los temas propios de PES que, aunque igual de monótonos y repetitivos que siempre, presentan una variedad algo mayor.

Otro aspecto fundamental de este apartado del juego son las retransmisiones, en este caso se vuelve a contar con Carlos Martínez y Julio Maldonado 'Maldini, para llevar el peso de los encuentros. Los partidos disponen de una continuidad narrativa, durante los 90 minutos, bastante optimizada respecto a sus anteriores entregas, aunque aún tiene graves lagunas sin presencia de comentarios, que desmerecen en última instancia el resultado final. Dichas retransmisiones cuentan en todo momento con el sonido ambiente de los estadios que, aunque muy repetitivo y basado en una biblioteca de sonidos nada actualizada, siguen cumpliendo con lo que se espera de este título. La ambientación se ve muy favorecida con la aparición de la UEFA Champions League y la Copa Santander Libertadores, que presentan los himnos oficiales de las competiciones y eso hace mejorar el resultado de manera considerable. Sin duda, el apartado más flojo de todo el título, mostrándose nuevamente incapaz de llegar a unas cuotas que superen la decencia para una entrega de su entidad.

No se puede tener todo
En este apartado de las carencias, Pro Evolution Soccer siempre se ha caracterizado por tener un número muy reducido de licencias oficiales, algo que se vuelve a repetir en esta entrega. Las licencia oficiales se reducen a 4 ligas, por un lado la española, esta vez con todos los equipos perfectamente licenciados, la italiana, la holandesa y la francesa, juntando así 80 equipos de primer nivel representados con todo lujo de detalles. Sin embargo, las carencias aparecen en otras ligas importantísimas a nivel mundial como son la Premier League y la Bundesliga, ambas poseedoras de algunos de los mejores futbolistas de la actualidad. Recordar que estas ligas sólo incluyen 4 equipos oficiales, entre los que se encuentran el Bayern de Munich y el Manchester United.

Las deficiencias de clubs, al no incluir otras ligas importantes y equipos de segunda división, se suplen con un total de 33 equipos independientes de diferentes partes del mundo, entre los que destacan Boca Juniors u Oporto, que hacen algo más interesante las plantillas disponibles. A nivel de selecciones, nos encontramos con más de cien equipos, de los cinco continentes, que hacen atractivo cualquier encuentro internacional, aunque se echan en falta la oficialidad de muchas de ellas y mayor número de licencias.

Es hora de analizar el partido
Pro Evolution Soccer 2012 es otra de esas maravillas futbolísticas a las que Konami nos tenía acostumbrados en PlayStation 2 y que, como no podía ser de otra forma, ha vuelto a ofrecer un producto excelente para los amantes de este 'viejo' estilo de juego. Su antigüedad visual no repercute en una falta de diversión, pues dispone de uno de los sistemas de juego más trabajados y dinámicos que se han creado nunca a nivel deportivo. Obviamente, estamos hablando de un producto fuera de contexto en el mercado, en comparación con los títulos deportivos actuales de última generación, pero que, aún así, cumple perfectamente con los nostálgicos, o simplemente con los poseedores de una PlayStation 2, que disfrutan más con un sistema rápido, sencillo y fluido, más propio de otras épocas, que con los complejos estilos de juego actuales, llenos de opciones y variantes.

Hay que entender por lo tanto que sus defectos gráficos, sonoros o de licencias, son asumidos por el jugador, que conoce perfectamente que este no es un título, a día de hoy, fundamental para los planes de venta de Konami. Por lo tanto, que salga a la luz por solo 19 euros, es algo sorprendente y hará las delicias de los jugadores que deseen revivir este tipo de experiencias jugables. En definitiva, un título de fútbol imprescindible para todo aquel que disponga de una PlayStation 2 y quiera disfrutar con todos los equipos y selecciones, completamente actualizados, en la infinidad de modos de juego presentes en PES 2012.

Lo mejor
- Jugabilidad rápida, sencilla, fluida y dinámica, en definitiva todo lo que hizo grande a esta franquicia.
- Plantillas y selecciones completamente actualizadas.
- Los partidos de la UEFA Champions League y la Copa Santander Libertadores.
- Gran variedad de modos de juego, adaptados a todos los usuarios.
- Su económico precio.