Ni No Kuni, Impresiones

Confirmada su versión en inglés, Level 5 pone toda la carne en el asador para que la versión de PS3 de Ni no Kuni de a esta colaboración con los Estudios Ghibli la dimensión que se merece.

  La concepción de Ni No Kuni fue una cuestión de estar en el lugar adecuado y en el momento preciso. El presidente de Level 5, Akihiro Hino, es un apasionado de los estudios Ghibli y resulta que por diferentes contactos sabía que el estudio de animación iba a tener una ventana abierta en la que no tenía proyectos propios en desarrollo. Con todo, a buen seguro que no resultó nada fácil que el estudio creador de la Princesa Mononoke, Mi Vecino Totoro y El Viaje de Chihiro se involucrara a fondo con un videojuego. El co-fundador y alma del estudio, el director Hayao Miyazaki, tiene una opinión bastante pobre de los videojuegos y de la tecnología moderna en general alrededor de los niños, que a su parecer está cortando los lazos de la juventud con la naturaleza. Pero el otro co-fundador del estudio, el productor Toshio Suzuki, vió una buena oportunidad de expandirse por primera vez en un nuevo campo de la mano de uno de los estudios más exitosos de Japón, y además hacerlo en un periodo en el que la alternativa era tener a buena parte del equipo parado.

Así nació Ni No Kuni, literalmente 'Segundo mundo' y que suele ser traducido como 'El otro mundo', un proyecto en el que hino ha puesto mucha pasión y empeño, lo que le hizo duplicarlo en dos proyectos paralelos: uno para DS y otro para PS3. El juego de DS apareció hace ya algún tiempo en Japón, siendo posiblemente uno de los juegos más avanzados técnicamente de la portátil y con la particularidad de que venía acompañado por un voluminoso libro de hechizos, con las claves para usar conjuros en el juego. Con más de medio millón de unidades vendidas a un alto precio, no se puede decir que las ventas fueran malas, pero el propio Hino reconoció que no habían sido tan buenas como esperaba. Con la versión de PS3, mostrada en estado bastante avanzado en el TGS, se espera que el juego cobre la dimensión a la que aspira.

El argumento de ambas versiones es el mismo y cuentan con el mismo punto de partida, aunque parece que la versión PS3 será más ambiciosa en la escala -en todo caso, no se requiere jugar a uno para entender el otro, no son precuela y secuela, sino historias independientes y prácticamente paralelas-. El argumento se centra en un joven protagonista, Oliver, que con sólo 13 años tiene que afrontar la muerte de su madre. Lo único que le dejó es un muñeco, Shizuku, que resulta ser un ente mágico con vida propia, que asegura a Oliver que hay una posibilidad de traer de vuelta a su madre si viaja al mundo paralelo, una dimensión en donde la magia existe y en donde cada habitantes es una versión alternativa de la gente y animales que conoce en el mundo real.

Así comienza un viaje de aventura y descubrimiento, en donde Oliver, junto con acompañantes que conoce en el camino y los seres mágicos que llevan, se inicia en el camino de la magia aprendiendo el uso de conjuros gracias a un libro. El mundo paralelo es un lugar de maravillas, pero también de peligros y amenazas, por lo que el camino para conseguir traer de vuelta a la madre de Oliver será duro, tanto por las condiciones del viaje como por una serie de personajes en las sombras que se pondrán en el camino del protagonista.


Sin duda, lo que más destaca a primera vista de Ni no Kuni es su fantástica factura técnica. que brilla tanto por el mejor uso de cel-shaded de esta generación como por la calidad de la animación y el detalle de los escenarios. Es un juego asombrosamente bello, tal y como se puede apreciar en las imágenes estáticas, pero lo es mucho más cuando se ve en movimiento y se comprueba la enorme calidad de la animación. El objetivo ha sido imitar con los gráficos 3D el estilo y el cuidado de una película de animación de Ghibli, con un resultado que sólo se puede definir de espectacular. Una de las dos demos disponibles en el TGS permitía explorar una ciudad y era simplemente impresionante ver cómo animación tradicional y animación 3D se daban la mano para crear una fusión digna de admiración.

Ni no Kuni guarda más sorpresas. Por ejemplo, es un juego que sigue al pie de la letra los pasos tradicionales del JRPG, lo que no ha sido una norma en esta generación. Los que adoren ir con su protagonista explorando un mapa al estilo de los Final Fantasy clásicos, están de enhorabuena, ya que el juego ofrece un precioso y al parecer muy extenso mapa que habrá que usar para viajar entre un punto y otro, luchando con monstruos que aparecen en el camino. Siguiendo los cánones, al principio la marcha será andado, pero posteriormente también se podrá usar un barco e incluso se ha visto en el trailer como Oliver montaba en un dragón y sobrevolaba el mapa. Es un título que parece ceñirse por valores clásicos, aunque con algunas concesione -entrar en combate parece que no será completamente aleatorio y parece ser posible esquivar a los enemigos-.

El combate es uno de los principales puntos en los que se diferencia con la versión de DS, que era estrictamente por turnos. En la versión PS3, el combate es en tiempo real con acción indirecta, en el que Oliver, u otro personaje seleccionando, va gritando a su compañero mágico la acción que tiene que hacer, mientras que el resto son manejados por la IA y hacen lo propio con sus seres mágicos. Pero también hay que  mover al protagonista directamente para evitar que sea atacado y usar su libro de hechizos propio, lo que puede ser muy interesante tácticamente -por ejemplo, en una lucha contra un mini jefe se veía que había que posicionarlo de manera que no sea alcanzado por el enemigo y pueda ejecutar hechizos, algo más dinámico que meramente introducir comandos-. Junto a las órdenes y habilidades especiales de cada criatura, Oiver también cuenta con su libro de hechizos que puede usar en cualquier momento, aunque los conjuros tardan un mínimo de tiempo en ejecutarse. Aunque sea en tiempo real, en la demo el tiempo se detenía a la hora de introducir un comando, por lo que siempre hay cierto grado de control.  De momento, lo que se ha visto parece simple, pero divertido, aunque habrá que ver cómo evoluciona en una partida, es siempre difícil evaluar un sistema de combate en un JRPG clásico a partir de unos minutos de juego.

deseado anuncio de que iba a localizar esta versión del juego para USA y que aparecería para principios del 2012, lo que sería un récord para la compañía de Hino. El estudio hace ya tiempo que estaba trabajando en expandir su alcance, muy dependiente de Japón y que ha supuesto numerosas trabas a la hora de ver algunos sus juegos aquí -caso de Layton o Inazuma Eleven-. Ahora, con su sede en USA a pleno rendimiento, el estudio tiene más capacidad de operar internacionalmente y hacer funcionar su propio equipo de localización interno, lo que siempre aumenta la celeridad de ese proceso. No hay noticias sobre Europa, pero la traducción al inglés abre muchas puertas -y a las malas, la bendita ausencia de bloqueo regional de PS3 solucionaría el problema-. Ya sólo la calidad visual de juego y la perspectiva de escuchar otro trabajo en la composición musical del maestro Joe Hisaishi, hacen que este juego merezca estar muy alto en la lista de espera tanto de aficionados al RPG japonés como de amantes de la obra de Ghibli.

Ni No Kuni: La ira de la Bruja Blanca

Ni No Kuni: La ira de la Bruja Blanca, un proyecto conjunto entre el Studio Ghibli y Level-5, es un RPG en la sana tradición del género para PlayStation 3, en el que un joven llamado Oliver deberá viajar a un mundo paralelo para salvarse a si mismo de una maldición realizada por un mago oscuro.

Ni No Kuni: La ira de la Bruja Blanca