Sonic Generations, Impresiones

Por fin, después de una trayectoria un tanto irregular estos últimos años, el mítico erizo azul que fuera antaño el máximo estandarte de Sega, parece dispuesto a volver por la puerta grande en un título que despertará nuestra nostalgia sobremanera.

Sigue la Gamescom 2011 en directo en MeriStation con nuestras impresiones, vídeos y entrevistas 

 A medio camino entre un remake y un título completamente nuevo, en esta ocasión se darán cita dos sonics: el clásico de las entregas de megadrive, más bien regordete, con su versión moderna que se estrenó en las entregas de Dreamcast, más estilizada y ‘agresiva' por decirlo de alguna forma. La aparición de ambas versiones de sonic propicia dos vertientes  diferenciadas en lo que a jugabilidad se refiere.

Así pues, tendremos por un lado fases bidimensionales al más puro estilo de las entregas que se pudieron disfrutar en Megadrive cuando manejemos al Sonic clásico, en entornos 2,5D. Scroll lateral, y ningún rastro de habilidades como el turbo o el ‘homing attack'. Ni más ni menos como en las entregas de principios de los noventa. Nada más ponernos tras los mandos, podemos percibir el respeto con el que se ha tratado de replicar las mecánicas jugables y físicas de antaño. Aún habiendo pequeñas diferencias, esta vez sí vemos claramente que estamos jugando a un Sonic.

Pero no nos olvidemos del lado moderno que atesora este Sonic Generations. Las fases en 3D también tienen cabida en este título, y tendremos niveles que tendrán mecánicas parecidas a lo que pudimos ver en los entornos diurnos de Sonic Unleashed y en Sonic Colors. En esta ocasión tendremos un notable incremento de velocidad gracias a la posibilidad de hacer turbo, y más facilidad a la hora de eliminar a los enemigos con el ‘homing attack', propio de las nuevas entregas.

En esta demostración de los desarrolladores, hemos podido ver como se mueve la fase Rooftop Run, fase presente en Sonic Unleashed, tanto en modo clásico como moderno. Empezando por el clásico, vamos a un rooftop run colorido, vistoso y en constante movimiento. Confetti, un fondo plagado de elementos móviles como por ejemplo globos aerostáticos, apoyado por el efecto de profundidad de campo o depth of field, nos acompaña en estos momentos de plataformeo puro y duro. Vemos como el área está plagada de rutas alternativas, y zonas secretas donde coger los míticos power-ups.

Continuando en este mismo nivel, accedemos a una zona interior basada en uno de los niveles de Sonic en versión Werehog. Allí, caen barriles desde el techo que deberemos esquivar, aunque se pueden usar de forma estratégica para derrotar a una larga tirada de enemigos. Tras más plataformeo, salimos a la torre del reloj donde hay una sección donde nos enganchamos a distintos salientes dispuestos en las manecillas del reloj, alternando entre un saliente u otro para esquivar objetos que nos harían caer.

Acto seguido, nos enseñan el nivel de Sonic en su versión moderna. En este caso, el nivel es parecido a lo que pudimos ver en Unleashed, aunque todo parece más pulido. La cámara dinámica funciona bastante bien, y la sensación de velocidad se hace patente en todo momento gracais al uso del turbo. Rememoramos con ciertas variaciones el espectacular momento donde grindamos por un raíl con la vista aérea de la ciudad. Tras terminar esta demo, hay que decir que nos quedamos con ganas de ver más.

Sobre los gráficos, podemos ver como las imágenes hablan por si solas, gracias al apoyo técnico que proporciona el Hedgehog Engine, el mismo que se utilizó en Sonic Unleashed. Todos los escenarios resultan muy agradables y vistosos a nivel visual, con una paleta de colores saturada y colorida, que queda reforzada gracias a una lograda iluminación global, que aunque pueda resultar algo contradictorio, dota de realismo a la escena, creando unas sombras difusas que embellecen mucho este apartado. Pareciendo por momentos que nos encontramos ante una película de animación, que se mueve a una tasa de 30 fotogramas por segundo bastante regular.

En cuanto a sonido, nada que decir a tenor de lo que Sega ha ido mostrando hasta este momento. Podemos dar fe del gran trabajo que se está realizado, que rescata las melodías de los sonic clásicos con una ligera puesta al día. Si nos quedamos solo en este apartado, aquí sí podríamos considerarlo un remake, encontrándonos con melodías muy fieles a las originales en el caso de los niveles con jugabilidad clásica, y las mismas rehechas desde cero, completamente renovadas para las fases modernas.

La versión para consolas de sobremesa constará de nueve mundos, tres de megadrive, tres de dreamcast y tres de la actual generación, aún por confirmar. Tenemos Green Gill Zone, Chemical Plant, City Escape y Rooftop Run, y aunque este impresiones trata las versiones de sobremesa, hay que recalcar que los niveles de 3DS son exclusivos de la portátil. Hemos tenido un momento para probar dicha versión, y nos ha invadido la nostalgia al jugar a Green Hill Zone y Mushroom Hill, de Sonic & Knuckles. Y ya puestos a hablar de formato estereoscópico, hemos podido disfrutar también de la versión PS3 en una televisión en 3D, dotando al título de una profundidad bastante espectacular, manteniendo la misma tasa de fotogramas por segundo. Sin duda, una opción que los poseedores de una televisión de este tipo agradecerán.

Esta reciente Gamescom nos ha dado la oportunidad de probar un título que tiene por objetivo hacer que los fans recuperen la confianza que perdieron en el erizo azul que tantas horas de diversión les había proporcionado. Visto lo visto hasta el momento, parece que el Sonic Team va por muy buen camino, cogiendo lo mejor de los dos mundos de Sonic y reuniéndolo todo en un disco para uso y disfrute de los usuarios. Buenos gráficos, buen sonido y una jugabilidad satisfactoria libre de experimentos para devolver el erizo azul al lugar que le corresponde. Previsto para noviembre de este mismo año, estamos expectantes de poder hincarle el diente a la versión final del título.

Sonic Generations

Con motivo del 20º aniversario llega una nueva aventura de Sonic para PlayStation 3 y Xbox 360

Sonic Generations