Arma 3

Revelamos los primeros datos sobre la tercera entrega de uno de los simuladores bélicos más realistas y logrados de los últimos años. Aún falta un año para la llegada de ArmA 3, pero eso no impide que podamos estar preparados ante el nuevo conflicto del 'Armaverso'.

Alcanzar el equilibrio perfecto entre realismo y jugabilidad es uno de los retos de cara a ciertos productos. El conjunto de usuarios es tan variado como sus gustos, y por ello deben existir alternativas que puedan satisfacer a las distintas clases de jugador existentes. En este sentido, Bohemia Interactive ha conseguido posicionarse con un juego de acción bélica que se ha convertido en uno de los mejores simuladores de combate modernos que se pueden encontrar hoy día. Los amantes de este género están de enhorabuena, porque ArmA 3 está en desarrollo, y hoy echaremos un vistazo a las características que traerá consigo.

En primer lugar, es necesario ponerse en situación. La serie ArmA no se caracteriza precisamente por su simplicidad, lo que se traduce en un alejamiento ante cierto tipo de jugadores. Hablamos de simuladores extremadamente realistas, donde cada fase es un 'sand-box' en si misma y nos permite ejecutar cualquier táctica de combate que se nos venga a la cabeza. Para ello, además de la pericia habitual a la hora de elegir nuestros movimientos y la puntería necesaria para abatir a los enemigos, es necesario aprender ciertos comandos con los que dar órdenes al grupo de soldados que nos acompaña. Alcanzar cierto grado de maestría en los controles conlleva unas cuantas partidas de experiencia, pero es la mejor manera de aprovechar en su totalidad las opciones que nos brinda ArmA. Y quienes hallan seguido de cerca la serie de Bohemia Interactive, podrán asegurar que no son pocas.

Todo apunta a que ArmA 3 seguirá por el mismo camino, aplicando mejoras sobre la base que ha afianzado durante las entregas anteriores. El primer cambio sustancial vendrá con la nueva localización que se ha escogido para los eventos. En este caso, el conflicto se mueve a Lemnos, una isla situada en el mar Mediterráneo y uno de los últimos reductos de las fueras militares de la OTAN. Siguiendo las directrices de la Operación 'Magnitude', un grupo especial es trasladado al punto estratégico situado tras las líneas de los enemigos del Este. Pero las fuerzas enviadas son derrotadas por sus oponentes, y la misión apunta a fracasar estrepitosamente. Solamente un hombre, el Capitán Scott Miller, se ha mantenido en una posición lo suficientemente segura como para dar un giro al rumbo de los acontecimientos y en su manos se encuentra el futuro de la Operación 'Magnitude'.

Este argumento, digno de película de cine bélico, solamente marca el trasfondo con el que ocurrirán los eventos, pero ArmA nos deja total libertad para llevarlos a cabo de la manera que queramos. La campaña para un único jugador se divide en misiones en las que tendremos que conseguir ciertos objetos primarios con la posibilidad de cumplir otras tantas tareas de menor importancia. Este libre albedrío solamente se puede conseguir con la correspondiente extensión del terreno en el que se lleva a cabo la acción, y para ello se ha tirado la casa por la ventana una vez más. Podemos recorrer el terrotitorio completamente, aunque necesitaremos tiempo y paciencia... si Takistán, el escenario de ArmA II: Operation Arrowhead, contaba con 160 kilómetros cuadrados de superficie, el total disponible para nuestra isla mediterránea es casi dos veces y media mayor. No es moco de pavo.

Es evidente que el tamaño es importante, y nos referimos exclusivamente a la superficie de la isla, nada más. Sin embargo, casi 400 kilómetros cuadrados de pradera con margaritas no tendrían mucho sentido en ArmA 3. El escenario se ha creado a partir de territorios reales, como en el caso de Takistán, y proveerá distintos entornos entre los que se cuentan más de 50 asentamientos entre pueblos y aldeas. Todos los edificios serán accesibles, aunque no en todos ellos vamos a encontrar elementos de interés. Eso sí, nos servirán como protección frente a posibles ataques enemigos, que ya es suficiente utilidad en caso de guerra. El final de ArmA 3 será abierto, a pesar de que exista un guión predeterminado para orientarnos por el hilo argumental, de forma que se pretende conseguir una mayor sensación de libertad en todos los niveles del juego.

El Capitán Scott Miller, nuestro protagonista durante ArmA 3, estará solo durante las primeras fases del conflicto, pero poco a poco irá reincorporando miembros a su pelotón. Esto significa que no perderemos la opción de dar órdenes a nuestros subalternos, como viene siendo habitual en otras entregas de la serie. Se implementará un mejora en los menús del juego, aunque todavía no se ha especificado los criterios que se han seguido para ello, pero todo apuntaría que se dirige a facilitar en cierto grado la navegación por el mismo, con la intención de simplificar un poco la cuestión de seleccionar los comandos para dar órdenes a los soldados que nos acompañan. Eso sí, no se pretende perder ni una sola de las opciones, solamente hacerlas más accesibles, por lo que los jugadores con más trasfondo en ArmA no tienen de que preocuparse con esta medida.
Respecto al multijugador, existirán dos opciones claras. Aunque la opción de jugar la campaña en modo cooperativo no estará disponible, sí que podremos jugar algunas de sus misiones acompañados por nuestros amigos. También se abrirá la posibilidad de tomar parte en enfrentamientos con varios jugadores, en los que se podrá tomar parte por alguna de las facciones existentes en el juego. La primera sería la OTAN, como bien hemos comentado, aunque la realidad sobre los demás bandos todavía se basa en rumores. En principio, el bando opuesto a la OTAN sería Irán, según se deduce de la información presentada durante el pasado E3, mientras que las facciones locales o independientes todavía no se han desvelado. Lo que sí se ha confirmado es una revisión del código para permitir más usuarios simultáneos que en ArmA II: Operation Arrowhead.

Otra de las novedades será la relativa a la personalización de nuestro soldado, que en ocasiones anteriores era algo limitada. En esta ocasión vamos a tener más libertad para completar ciertos aspectos que nos permitan seleccionar el uniforme que queramos, porque estar en guerra no significa desinteresarse por la moda. Contaremos con diferentes tipos de cascos o chalecos de protección, basados en los que utilizan los equipos de fuerzas especiales en la actualidad. También tendremos decisión sobre el armamento utilizado, hasta el punto de poder escoger los distintos componentes que formarán nuestras armas entre mirillas, silenciadores, miras láser, munición, … Esta modificación se podrá realizar 'al vuelo', es decir, mientras estemos jugando. No es necesario escoger una configuración antes de la misión y limitarnos a ella durante todo su desarrollo.

Tendremos vehículos, como viene siendo habitual, tanto los tradicionales transportes por tierra como por aire. Durante nuestras misiones se nos brindará la oportunidad de conducir jeeps, motocicletas e, incluso, helicópteros de combate. Pero la principal novedad en esta característica es el añadido de vehículos marítimos, y es que no podemos olvidarnos de que nos encontramos en un isla. De hecho, por primera vez en ArmA se nos instará a realizar operaciones submarinas, con lo que no nos quedará otro remedio que desplazarnos en lancha y sumergirnos con un equipo de buceo. Por otro lado, se ha confirmado la distribución de un editor 3D, por lo que el juego podrá ser modificado por cualquiera, lo se traduce en que las comunidades de usuarios terminan por implementar nuevos vehículos, nuevas clases de armamento, misiones adicionales e incluso nuevos escenarios para ArmA.

Técnicamente, las mejoras en ArmA 3 serán sustanciales. Se hará uso de PhysX para la simulación de los vehículos, que será soportada también por gráficas ATI, y se añadirán mejores animaciones para los modelos. Aún no se han podido ver animaciones de animales, uno de los puntos en los que su directo pedecesor flojeaba un poco, aunque no cabe duda de que Lemnos tendrá su propia fauna. En general, lo que se ha podido apreciar en vídeos y capturas es bastante prometedor. En cuanto al escenario, se mejora la calidad de los eventos meteorológicos, hasta el punto de que las nubes contarán con volumen que será perfectamente apreciable mientras nos desplacemos en un vehículo aéreo, en lugar de parecer elementos planos dibujados en el firmamento. De igual manera, prácticamente todos los elementos podrán ser destruidos.

Por supuesto, esto implica que los requisitos técnicos de ArmA 3 serán algo más exigentes que la media habitual. En primer lugar, el uso de DirectX 10/11 será obligatorio, y una gráfica que se acerque a los 1024 MB con soporte Shader Model 3 una necesidad evidente. Parece que el juego va a necesitar al menos 2 GB de RAM para poder correr con fluidez, y cerca de 15 GB de disco duro para almacenar toda la información y los datos de las partidas guardadas. En lo que a procesador respecta, aún no va a pedir un i7 de Intel, pero sí que vamos a tener que disponer de un procesador Intel i5 o un AMD Phenom 4x. Por último, los que todavía se niegan a dar el salto y dejar Windows XP tendrán que pensárselo dos veces si quieren jugar a ArmA 3: solamente Windows Vista y Windows 7 serán las versiones aceptadas para el sistema operativo.

Todavía queda un año hasta poder ver el resultado final, pero Bohemia Interactive está haciendo bien sus deberes. De momento parece que se está respetando al máximo la esencia de las anteriores entregas, y los cambios que se pretende añadir van orientados en el sentido de extender la libertad de acción dentro del juego, lo que siempre es de agradecer. Y aunque pueda parecer un juego complicado para acercarse por primera vez, los que no conozcáis este 'Armaverso' de primera mano estáis de enhorabuena: ArmA 2ha pasado al formato free2play. Ahora no hay excusa para prepararse para la guerra en el Mediterráneo... tenéis todo un año por delante para hacerlo.

ArmA 3

ArmA 3 es la tercera entrega del juego de acción bélica de Bohemia Interactive para PC, en la que nuestro soldado totalmente personalizable puede subir a vehículos aéreos, terrestres y navales para superar las diferentes misiones.

ArmA 3