Aion, Impresiones Parche 2.5

Casi dos años después, regresamos a los mundos de Aion para ver qué ha cambiado y, sobre todo, para comprobar todas las novedades que ha incorporado el esperado parche 2.5 Empyrean Calling. ¿Está Aion preparado para la nueva generación de MMORPG?

En un momento en el que todo aquél que había intentado quitarle un pedazo de pastel a World of Warcraft había prácticamente fracasado en el intento por culpa de lanzamientos anticipados y cargados de problemas (con Age of Conan y Warhammer Online como máximos exponentes de esa ambición), NCSoft nos trajo a occidente un MMORPG sumamente cuidado y rodado (ya que como recordaréis, llevaba un año funcionando en Asia) que sí consiguió ganarse la aceptación de buena parte del público que esperaba ansioso una alternativa a Azeroth.

Sin embargo, y pese al tremendo éxito inicial de Aion, no tardó NCSoft en darse cuenta que algunos de los planteamientos del juego no encajaban tan bien en el mercado occidental como en oriente, y de una forma muy plausible, ha ido lanzando a lo largo de los últimos dos años grandes parches de contenido (e incluso una expansión) con ajustes y novedades para adaptar los contenidos a las exigencias de los jugadores americanos y europeos. Concretamente, en occidente hubo fuertes quejas por la gran cantidad de "grindeo" necesario para subir de nivel, algo que se ha ido corrigiendo constantemente mediante la inclusión de centenares de nuevas misiones e incrementos en la cantidad de experiencia que otorgan las mismas. A día de hoy, Aion es un juego mucho más accesible que antaño en ese sentido, pues ya no necesitamos tirarnos horas matando enemigos llegados a niveles altos para subir de nivel.

El último de esos parches ha sido el 2.5, llamado Empyrean Calling, y que representa el siguiente paso hacia lo que NCSoft quiere acabar logrando con Aion (allá por el 3.0) a tenor de lo que vimos en el espectacular trailer Visions of the Future. Como sabéis, con ese trailer se quiso mostrar lo que los desarrolladores querían acabar logrando en el juego: mejores gráficos, monturas, posibilidad de "gameplay" bajo el agua, un sistema meteorológico, housing... Como decimos, el parche 2.5 es el primero en empezar a incorporar algunas de estas características, y por lo tanto, son varias las novedades que durante estas últimas semanas hemos estado probando.

Quizás el cambio más llamativo, precisamente por ser el primero que notaremos nada más abrir el cliente del juego, sea el renovado apartado gráfico. NCSoft ha implementado una versión más actual del Unreal Engine 2 original, y eso se traduce en unos mejores y más realistas efectos de luz, sombras y, sobretodo, en una mejor representación de los modelados de los personajes. Aion, sin lugar a dudas, luce mejor que nunca. Sin embargo, nos ha decepcionado que NCSoft no haya dedicado un mayor esfuerzo en mejorar y aumentar el detalle de algunas de las texturas que visten los escenarios. Aion es un juego que, sobretodo en zonas de nivel alto, muestra un negativo contraste entre la calidad de los modelos de los personajes y el detalle de los escenarios, y esa diferencia se ha acentuado con el último parche. Esperemos que con el parche 3.0 por fin se retoquen algunas vistas que para nada están a la altura del resto del llamativo apartado gráfico que nos ha dejado este Empyrean Calling. Y que de algún modo se consigan recuperar las funciones de antialiasing que han desaparecido con el nuevo motor gráfico.

Entrando ya en el ámbito del nuevo contenido, Empyrean Calling incorpora dos nuevas mazmorras, una de ellas similar a lo que vimos en Trial of the Crusader en World of Warcraft, siendo una sucesión de combates en un mismo escenario que aporta algo de originalidad a la fórmula de "dungeon" clásica que hemos visto hasta ahora en Aion. Con el parche 2.5, además, se ha corregido mediante un sistema de mentores el típico problema para los jugadores de nivel bajo de disfrutar del contenido de nivel alto. Cualquier personaje con más de 10 niveles puede automáticamente "ponernos a su altura" para poder completar misiones juntos, y ambos obtener jugosas recompensas por ello. El hasta ahora insalvable "gap" entre jugadores de alto y bajo nivel se soluciona gracias a este sistema.

También se ha incorporado con este parche un trabajado sistema para las mascotas, de cara a ofrecer a los jugadores mayores alternativas y posibilidades más allá de matar enemigos y completar misiones. Básicamente, lo que se ha implementado es un sistema que no dista mucho de lo que vendría a ser una mascota virtual: hay nuevas mascotas que conseguir, y cada una de ellas presenta un sistema de estados de ánimo que vamos alterando mediante acciones que podemos realizar sobre ellas. El fruto: funcionalidades propias de cada mascota, como "buffs", tamaño extra de inventario o auto-loot de los enemigos muertos. Como decimos, pese a no ser una mecánica fundamental para nuestro progreso como personaje hasta nivel máximo, es uno de esos añadidos que dan vida al juego y ofrecen otras cosas que hacer y en las que dedicar el tiempo de juego, algo que se echaba de menos en los primeros meses de Aion.

Luego también hemos podido comprobar un montón de pequeñas novedades, como por ejemplo varios cambios en la interfaz gráfica, entre los que destaca el nuevo mapa. En él, ahora podemos filtrar los puntos de referencia que nos interesen, desde misiones a NPC's pasando por mercaderes, artefactos, fortalezas o, básicamente, cualquier elemento de interés que podamos encontrar en cada escenario. Se ha retocado también el diseño de las capas de las Legion, y se han añadido nuevos peinados y características físicas con las que diseñar nuestro personaje (a todas las cuentas se les ha otorgado la posibilidad de modificar una vez de forma gratuita al personaje). Si a todo ello le sumamos las dos nuevas habilidades que se han añadido a cada clase, los nuevos sets de armadura que conseguir para PVP y, como decimos, un sinfín de pequeños ajustes y añadidos, lo que tenemos entre manos es un parche al que realmente poco le ha faltado para ser una expansión como lo fue Assault on Balaurea.

Como decíamos al principio de estas impresiones, Aion ha sido uno de los pocos MMORPG que ha aguantado el tipo frente a World of Warcraft. Su éxito en Asia queda fuera de toda duda (aunque habrá que ver qué pasa ahora que el esperado TERA empieza a asomar la patita), y en occidente sigue existiendo una legión de fieles jugadores que garantizan la estabilidad del título de NCSoft. Ahora solo nos queda esperar que se terminen de implementar todo lo que vimos en el ya citado Visions of the Future para que Aion tenga en su mano todo lo necesario para poder competir de tú a tú con los pesos pesados que están por llegar al mercado en los próximos meses. Hasta entonces, disfrutad de Empyrean Calling, que no es poco lo que ofrece para todo tipo de jugador.

Aion: The Tower of Eternity

Juego de rol online multijugador de corte fantástico y con grandes influencias mitológicas.
Aion: The Tower of Eternity