[E3] Battlefield 3, Impresiones

Electronic Arts está apostando muy fuerte por Battlefield 3 en la feria y no es para menos. DICE ha dado el todo por el todo en su asalto a Call of Duty y van por una inmejorable senda. La apasionante campaña y el excelente modo multijugador componen uno de los mejores títulos de la presente edición del E3.

Si tuviéramos que preguntarnos qué juego está levantando más pasiones entre los desplazados al E3 2011 ése no es otro que Battlefield 3. Las bocas abiertas tras las demostraciones están siendo de lo más común y los atributos que está demostrando este FPS están superando nuestras expectativas. Si el contenido que se había ido mostrando hasta ahora prácticamente se centraba en escenarios más pequeños y una acción más concentrada, durante la conferencia de EA por fin pudimos ver la guerra en todo su esplendor. Un campo de batalla abierto, tanques asaltando una base enemiga, ataques aéreos… ingredientes para imbuirnos en un estado de excitación sin igual.

Battlefield siempre ha sido sinónimo de realismo, no en el sentido que daría esa palabra a un género como la simulación, pero sí en la forma de representar los combates de manera creíble. Ciertos elementos como la destrucción de los escenarios o el mismo humo de las armas al dispararse contribuyen a hacernos pensar que estamos viviendo una auténtica guerra y formamos parte de ella. En este sentido, el salto adelante que realizará esta tercera entrega es en gran parte debido a la llegada de Frostbite 2. El nuevo motor de DICE está dando mucho que hablar y es que los suecos han logrado ponerse a la cabeza de la innovación en una compañía como Electronic Arts, aportando su tecnología al resto de estudios de la multinacional.

Esta unión entre divisiones de esta multinacional del entretenimiento ha dado lugar también a que se adopte para el juego el sistema de animaciones tan avanzado que encontramos en la franquicia FIFA. No obstante, para que os hagáis una idea de lo que supone Frostbite 2 en Battlefield 3, basta con echar la vista atrás y observar lo que estaba disponible en anteriores juegos de la franquicia. En el primer Bad Company, apenas ciertas partes de los edificios caían ante las granadas y las bombas. El segundo ya permitía tirar abajo casas enteras. Ahora se alcanza un nuevo nivel, como se comprobó con la escena del rascacielos que se dio a conocer hace unas semanas, en la que veíamos desmoronarse el cartel de publicidad dejando un rastro de polvo en su caída. Otros de los puntos mejorados es el de la iluminación dinámica, una de las virtudes que más han querido resaltar los desarrolladores.

A diferencia de lo que ocurría en los Bad Company, donde prácticamente en cada instante nuestros compañeros eran siempre los mismos tres, en Battlefield 3 los combates contarán con más efectivos en nuestro bando, contribuyendo una vez más a hacernos sentir partícipes de una gran guerra. El despliegue de tanques de la operación 'Carrera del trueno', como así se llamaba la demo de la conferencia, ejemplifica esto mismo a la perfección. Rodeados de tanques aliados, podemos ver cómo van cayendo ante el fuego enemigo. Por tanto, no somos continuamente el centro de atención y la idea de tener compañeros siempre con nosotros se ha visto aún más reforzada.


Faltan muchos detalles del modo historia que DICE guarda con celo, pero al menos hemos tenido acceso al multijugador en una partida clásica en la que un equipo va avanzando por el territorio enemigo y controlando diferentes zonas, mientras el otro retrocede, salvo que logre retener su base. El escenario concreto que hemos contemplado ha reforzado nuestra concepción de que Battlefield 3 también ha sido capaz de crecer en un aspecto fundamental, que es la variedad en los mapas. Anteriormente casi siempre nos conformábamos con entornos boscosos y montañosos a campo abierto, sin apenas imaginación en el diseño. Todo lo contrario esta vez, ya que gran parte de los enfrentamientos tenían lugar en un túnel de metro, con muchos más recovecos para que el enemigo se cubra y se esconda. Y lo que es más, ver el metropolitano parisino destruido no tiene precio.

La angustia de estar en un lugar tan cerrado como una estación de tren no llega a ser tal por el hecho de que hay varias rutas disponibles a seguir. Los escenarios de Battlefield siempre han destacado por su tamaño y éste volverá a ser un baluarte. Eso favorecerá el retorno al listado de modos de juego disponibles el enfrentamiento a muerte por equipos que tanto echábamos en falta, donde no hay más objetivo que acabar con tu rival y con tantos jugadores disputando las partidas puede convertirse en una auténtica batalla campal. Pero también hay hueco para los que buscan una experiencia más íntima, gracias al modo cooperativo a dos para el que se han dispuesto hasta diez mapas diferentes.

Volveremos a contar con un sistema de clases, que ha sufrido ciertos ajustes para adecuarse a las estadísticas sobre el uso que hacen de cada una los jugadores. Para empezar, el soldado de asalto asumirá las funciones de médico, pues según los desarrolladores es la unidad que más cae en combate gracias a su supuesta agresividad. Gracias a ello podrá repartir kits médicos o revivir a un compañero. El ingeniero sigue siendo clave cuando se circula con un vehículo, como el nuevo tanque. Es igualmente muy efectivo contra otros vehículos porque dispone de armas anti-carro.

El llamado 'gunner' ha ganado un soporte para su fusil en forma de dos patas que, ahora sí y no como antaño, tendrá una utilidad práctica. Quienes hacen uso de las mismas ganan en precisión, aunque pierden en tiempo de reacción. Otro elemento que distinguirá a esta clase es la linterna que tienen en la frente, que es capaz de deslumbrar de cerca y dejar ciegos a los enemigos, literalmente, durante un segundo. La última clase es uno que no podía faltar a la cita, el francotirador. Aquí los cambios han venido por los dos lados, tanto para mejorarlos como para suavizar su ventaja. Se les ha añadido una opción extra que permite que aguante la respiración momentáneamente antes de disparar, con lo que una vez más la puntería se incrementa a cambio de no poder cambiar de postura automáticamente. Por otro lado, ahora un cierto resplandor indica la presencia de un francotirador a lo lejos si pasamos la mirilla por encima, para que estar agazapados no sea sinónimo de no poder ser encontrados en absoluto.

Sin haber visto aún cambios en los modos disponibles para multijugador, ya hemos comprobado un mayor equilibrio entre las diferentes clases que se traduce en que los equipos sean multidisciplinares dependiendo del gusto de cada uno por un tipo de personaje u otro. La parte social se verá reforzada gracias a la implementación de placas personalizadas en las que podremos poner un mensaje que le aparecerá al oponente cuando acabemos con él cuerpo a cuerpo; eso sin olvidar la llegada de Battlelog, del que aún tenemos pocos detalles. Por otro lado, aunque la demostración haya tenido lugar en PC, el despliegue de poderío prometer se espectacular en cualquier plataforma. Battlefield 3 es muy superior a sus antecesores, al menos visualmente. Tiene bastantes papeletas para ganar algún premio como juego del E3 de este año.

Battlefield 3

Battlefield 3 es una nueva entrega de la serie de acción first person shooter Battlefield de la mano de EA DICE y Electronic Arts para PC, PlayStation 3 y Xbox 360.

Battlefield 3