Bodycount, Impresiones

Bodycount dio señales de vida en el pasado Level Up. La última creación de los padres de 'Black' promete caos y destrucción hasta niveles que no conocíamos. Tendrán que hilar muy fino para llegar a la altura de su predecesor, una tarea nada fácil.

Bodycount es un fenómeno ciertamente extraño; es uno de esos títulos con cierto pedigrí por quien está detrás, pero que además entra directamente en esa categoría de juegos con un camino realmente tortuoso antes no llegan a puerto.  Creado por los mismos autores del aclamado 'Black'(para muchos el mejor FPS de la anterior gen), por aquel entonces en Criterion Games, ya desde un principio dio muestras de que no iba a ser un parto sencillo.  Al empezar el diseño del juego hubo serias discrepancias con EA, dueña de Criterion, sobre la dirección que debía tomar el nuevo título, dando como resultado que dos de los principales creadores de 'Black' cambiaran  de oficina dos calles más allá, literalmente, para fundar Guilford studio bajo el ala de Codemasters.

A mediados del año pasado nos llegaba información a todos los medios de lo avanzado que estaba el desarrollo del juego y de que se trataba del autentico sucesor espiritual de 'Black' con un lanzamiento previsto a principios de este año. Pero el caso es que desapareció de la primera línea pública y además existían ciertas discrepancias entre los diseñadores creativos, hasta el punto de que se hablaba de una posible cancelación. Nada más lejos de la realidad. Para sorpresa de muchos, en el pasado Level Up nos mostraron que han seguido trabajando y nos contaron interesantes detalles del juego que será lanzado este mismo verano.

La red y su objetivo
Somos miembros operativos de un grupo secreto más conocido como 'La Red'. Un grupo con una misión muy concreta: llegar hasta una implacable organización, sin dejar un solo testigo por el camino. 'El Objetivo' es el nombre de dicha organización (sí, nosotros también pensamos que no han dedicado mucho tiempo a escoger los nombres), capaz de manipular maliciosamente acontecimientos por todo el mundo desde sus bases secretas en puntos estratégicos del planeta. La excusa perfecta para ir a saco y destrozar todo y a todos, uno de los objetivos del juego sin duda.

Porque Bodycount ha tenido sobre todo eso en mente, tratar que la bala y su impacto sean uno de los pilares esenciales de la experiencia del juego. Los creadores esperan que el jugador sienta todo el poder y las consecuencias que supone apretar el gatillo durante nuestra partida. En palabras textuales, 'los jugadores sentirán la inmersión del título en una orgia de disparos y destrucción que marcará  nuevos estándares para el género'. Para nosotros son palabras mayores y pese a estar cerca del desierto el resultado nos dejó inevitablemente un tanto fríos.

Bodycount utiliza una evolución del motor EGO, conocido por ser el motor de sagas tan apreciadas como 'Dirt' o 'Operation Flashpoint'. Dicha evolución ha permitido que diferentes estudios de Codemasters pudieran compartir herramientas entre sus diseñadores y equipos técnicos. El resultado de las físicas en el entorno es muy realista, con un altísimo nivel de destrucción que conseguirá que cada partida sea diferente. El entorno cambiante por la destrucción que le inflijamos puede ayudar a planificarnos estratégicamente la partida, tanto como si queremos cubrirnos como si queremos crear nuevas rutas de escape.

Tendremos varias opciones de un solo jugador, como es el modo campaña y el modo Bodycount. En el campaña deberemos combatir en diferentes escenarios, desde África a Asia para acabar con 'El Objetivo' y así poder revelar la verdad que se esconde detrás de su organización. El modo Bodycount permite rejugar los niveles aumentando nuestra puntuación mediante muertes en cadena y muertes por destreza como objetivo para subir en los rankings y actualizar tanto nuestro armamento como la armadura.

Esto se realizará mediante puntos de inteligencia que nos dará el acabar con enemigos de las mil y una maneras. Por ejemplo, las muertes por destreza comprenden desde tiros en la cabeza, atravesar paredes para matar a nuestro objetivo o muertes silenciosas. Cuanto más brutales más puntos. Las muerte en cadena te permitirán ganar un buen puñado de puntos y obtener un rango superior al final de cada misión. En realidad cualquier muerte te da puntos de inteligencia, pero sólo las más brutales y con más estilo te permitirán tener la suficiente puntuación para desbloquear mejoras de armas o de ayudas.

Bodycount tiene sus modos de juego en solitario, pero quizás esta de más decir que parece prácticamente dirigido al modo multijugador. Para los creadores, el poder de destrucción es tal que los escenarios parecerán distintos de una partida a otra bajo el efecto de las balas y explosiones, lo que invita a su rejugabilidad. Contaremos con Deathmach de 12 jugadores por equipos donde podremos escoger si estamos en el bando de 'la Red' o de 'El objetivo'. También contaremos con El Deathmatch individual y un modo de juego cooperativo para dos jugadores donde tendremos que sobrevivir a innumerables oleadas de enemigos.

Tenemos un amplio abanico de armas que podremos utilizar, desde un par de rifles de asalto, pistolas, escopetas y algunas armas más futuribles como la Kaluka y la escopeta automática Mevdak. Todo ello con la única intención de sembrar el caos, sumando por cierto, las mejoras que tendremos con los puntos de inteligencia. Esas mejoras tienen varios niveles, y van desde el ya mencionado ataque aéreo, o la adrenalina que te hará invulnerable y esprintar como un loco durante un breve periodo de tiempo, a diferentes niveles de munición o de radar.

Tras esta primera toma de contacto mentiríamos si dijéramos que Bodycount arrasará con todo lo referente a FPS visto hasta ahora. No es el caso. Y en un género tan explotado por títulos de altísimo nivel le va a ser difícil encontrar un hueco; pero si hay alguien que se merece una oportunidad son los creadores de 'Black' porque ya demostraron que sabían muy bien lo que hacían y cual era la formula para divertir al jugador. Bodycount saldrá en PS3 y xbox360 este mismo verano.

Bodycount

Nuevo proyecto de Codemasters, un shooter encabezado por Stuart Black, creador del aclamado "Black" lanzado en 2006 para PlayStation 2 y Xbox.
Bodycount