Sonic Generations, Impresiones

La mezcla de lo clásico y lo moderno se dan cita en Sonic Generations, la nueva apuesta de Sega por conquistar a un público que lleva mucho tiempo esperando un regreso triunfal del famoso erizo azul. Asistimos al primer evento internacional del título celebrado en Barcelona, dónde tuvimos la oportunidad de entrevistar a Iizuka-san, productor del título, y comprobar de primera mano si Sonic Generations estará a la altura de lo que los fans de la saga piden cuando se cumplen 20 años del nacimiento de esta importante franquicia.

Lo primero que llama la atención de Sonic Generations nada más visualizar el trailer es la aparición de dos Sonic: uno clásico, bajito y con barriga, y otro moderno, más estilizado y actual. Y es que el nuevo título de Sega apuesta por la peculiar fórmula de unir en un mismo videojuego la jugabilidad del Sonic tradicional de Megadrive con la del Sonic moderno que empezó a acuñarse en Dreamcast. Una idea que nos ha sorprendido gratamente, ya que será posible disfrutar de ambos Sonic sin necesidad de cambiar de juego.

Según comentó Iizuka-san durante la presentación del juego, 'el Sonic Team ha pensado los últimos años qué hacer para el 20 aniversario de Sonic y poder contentar a los fans. Sonic tiene una larga historia, por tanto decidimos juntar en un solo juego todo lo anterior para satisfacer las demandas de todos ellos.' Asimismo, Iizuka añadió que 'tras pensar seriamente todas las opciones, creemos que el equipo decidió  finalmente escoger y desarrollar la más correcta de todas'.

Por tanto, Sonic Generations variará entre la jugabilidad clásica y la moderna dependiendo del capítulo que juguemos. Durante la presentación, sólo pudimos acceder a la demo jugable de las dos primeras fases para poder comprobar las diferencias entre el clásico Sonic de los tiempos de Megadrive y el Sonic moderno basado en Unleashed y Colors. El primero de ellos toma referencias directas de Sonic The Hedgehog 1 y 2, y mantiene una jugabilidad en 2D de scroll lateral muy sencilla y  fácil de aprender. Mediante el uso de dos botones (salto e impulso), iremos avanzando, abatiendo enemigos y recolectando los clásicos anillos dorados para completar la pantalla en el mejor tiempo posible.

Eso sí, gracias a la potencia gráfica que ofrecen Xbox 360 y PS3, el juego luce unos gráficos en alta definición muy coloridos que poco tienen que ver con lo que ya vimos en los años 90. De hecho, los nuevos gráficos y el rediseño de escenarios serán las mayores novedades con respecto al título original, aunque Iizuka nos confesó durante la entrevista que 'todavía quedan muchas novedades por anunciar, y habrá nuevos elementos que resultarán frescos y atractivos de cara a todos los jugadores', por lo que habrá que esperar a fechas futuras para ir conociendo detalles más concretos sobre este modo clásico.

Lo que sí adelantó el productor es que Sonic Generations incluirá escenarios propios de otros títulos de la saga (Adventures, Colors, Hedgehog 1…), además de, como es lógico, otros completamente nuevos. A pesar de todo, el modo clásico nos dejó un sabor agridulce, ya que, aunque nos devuelve el gran recuerdo que dejó en su momento, resulta mucho menos espectacular y llamativo que su homólogo moderno. De todos modos, tenemos que confesar que sólo pudimos probar el primer nivel, muy simple y sencillo, por lo que es muy pronto para aventurarse a concretar nada hasta que no se presente una demo con más niveles jugables.

En este sentido, Izuka dejó claro que será un modo de juego 'que agradará especialmente a los que ya disfrutaron de Sonic en Megadrive y además servirá para que los jugadores que no lo jugaron en su momento puedan probar la esencia de la jugabilidad clásica'. Y tras haberlo probado, podemos afirmar que las declaraciones de Iizuka son correctas,  ya que jugar al Sonic Generations en su vertienete clásica nos hará sentir una nostalgia parecida a la que, por ejemplo, nos dejó Donkey Country Returns el pasado diciembre.

Cuando cojamos el rol del Sonic más reciente comprobaremos de inmediato que el estilo 2D en scroll lateral desaparece para ofrecernos una perspectiva que, según la circunstancia, variará entre la tercera persona y la perspectiva en 2D. Todo ello dentro de un escenario muy dinámico y colorido, en el que la sensación de profundidad no será un mero efecto decorativo y servirá para encontrar atajos y caminos alternativos al principal. En cuanto a la jugabilidad, el Sonic moderno es mucho más rápido y frenético que el clásico, y da una mayor sensación de control y de aplomo, lo que repercute, a nuestro juicio, en una mejor jugabilidad.

Con el Sonic moderno deberemos estar muy atentos a la barra del turbo situada en la parte inferior de la pantalla. Este turbo podremos activarlo cuando deseemos y servirá para acelerar de manera vertiginosa mientras avanzamos eliminando sin complicaciones a los enemigos. Eso sí, el turbo es limitado y se gastará en seguida, aunque bastará con coger anillos o realizar combos en el aire para recargarlo. Por lo demás, nos encontramos frente a un modo de juego que nos recordará a títulos como Sonic Adventures o Sonic Colors, de los que bebe directamente. Aun así, volvemos a insistir en lo anterior, puesto que un solo nivel no es suficiente para comprobar con detalle lo que ofrecerá este modo de juego.

Lo que si podemos aventurarnos a decir es que el Sonic moderno resulta, a priori, mucho más jugable y adictivo que el modo clásico; en especial por el diseño del escenario, plagado de detalles dinámicos y rutas alternativas, y sobre todo, por la mayor sensación de velocidad. Y velocidad es el sello de identidad de la franquicia y lo que hace distinto a Sonic de otros títulos del mismo género, por lo que enfatizar en este aspecto siempre es un punto a favor. En cualquier caso, poder disfrutar de ambos sistemas de juego de forma alternativa cuando deseemos es un lujo que todo fan del erizo azul agradecerá.

Con respecto al apartado audiovisual, Sonic Generations presenta un aspecto cuidado y muy colorido que gustará en seguida. Los escenarios son alegres y simpáticos, con un diseño muy bien realizado y repleto de pequeños detalles que dan una buena razón para rejugarlos. En cuanto a los enemigos, nos encontramos con los típicos robots y alimañas de otros títulos de la saga que nos darán más de un quebradero de cabeza y arruinará nuestra 'S' final en más de una ocasión. Los efectos sonoros también presentan una buena calidad, pero es la banda sonora la que nos hará sonreír gracias a la reinterpretación de las clásicas melodías de Sonic que todo jugón reconocerá en seguida.

Del modo historia poco se ha desvelado por ahora, pero Iizuka comentó durante la presentación que 'el argumento del juego girará entorno a la colaboración entre el Sonic clásico y el moderno para resolver las dificultades a las que tendrán que enfrentarse'. Además, el productor nipón añadió que 'habrá un nuevo y misterioso némesis al que Sonic deberá hacer frente', por lo que nos hace dudar de si el archienemigo de Sonic, el doctor Robotnik, estará presente finalmente en esta nueva aventura. Otro aspecto a destacar de Sonic Generations es que vendrá completamente traducido al castellano e incluirá, además de los dos Sonic, otros personajes de la saga como Shadow, Tails o Knuckles, por lo que previsiblemente habrá un mayor y diferente número de retos para completar.

Tras varios intentos de devolver el merecido prestigio que el famoso erizo azul se granjeó durante la década de los noventa, Sonic Generations parece que puede ser el título que tantos años llevan esperando la mayoría de los fans. Esta primera toma de contacto con el título de Sega nos ha dejado una impresión muy positiva y sobre todo, una agradable sensación de regreso a la verdadera esencia de la franquicia. Es cierto que resulta quizás demasiado conservador y poco revolucionario, pero a la pregunta de si Sonic Generations será el título que contentará a todos lo usuarios, Iizuka nos contestó con un contundente 'sí'.

Esperemos que el productor no se equivoque y Sonic Generations se convierta en un título que guste a los fans y atraiga a nuevos jugadores con ganas de vivir las aventuras del erizo azul. Además, qué mejor manera para celebrar el 20 aniversario de la franquicia con un título que pueda hacer regresar por la puerta grande a la conocida mascota de Sega. En cualquier caso, habrá que esperar a que Sega fije una fecha concreta de salida este 2011 para poder comprobar el resultado final.

Sonic Generations

Con motivo del 20º aniversario llega una nueva aventura de Sonic para PlayStation 3 y Xbox 360

Sonic Generations