Dungeon Siege III, Impresiones

Lo nuevo de Obsidian Entertainment está cada vez más cerca, por lo que su distribuidora ha querido invitarnos en exclusiva a un último hands on del juego para probar su modalidad cooperativa en una misma pantalla y a Katarina, el nuevo y enigmático personaje desvelado hace solo unos días. Dungeon Siege III nos vuelve a dejar claro su poderío técnico, jugable y de tamaño. Katarina demuestra que lo suyo son las armas de fuego aderezadas de magia, todo un nuevo enfoque de los combates que, jugados en cooperativo, dará una profundidad bastante personal al título.

El 27 de mayo llegará a las estanterías Dungeon Siege III, este action-RPG de marcado estilo tradicional y ambientado en el medievo fantástico, y que promete estar a la altura de los anteriores juegos de la licencia aunque actualizando por completo su profundidad jugable y apartado técnico. Koch Media, distribuidora del título en España, ha querido invitar a MeriStation en exclusiva nacional a probar al nuevo y recién presentado personaje controlable, la joven maga y experta en disparos Katarina. De paso, hemos podido tantear durante casi dos horas que duraba esta misión cómo es jugar en cooperativvo local y qué nuevas posibilidades abrirá este modo en un título así, con su particular ángulo de cámara y un mundo repleto de items que recoger o personajes con los que hablar.

Katarina es la joven hija de un comandante legendario y la alta bruja Lescanzi. Es capaz de dominar la magia y usarla como aderezo de diversas armas de fuego -artesanales en su mayoría- que irá recogiendo a lo largo de la vasta aventura y podrá utilizar, mejorar y dominar. Su estilo de combate, por tanto, es radicalmente distinto al de otros personajes. Katarina tendrá que mantenerse en la lejanía para atacar, moverse con agilidad cuando los enemigos se le acerquen demasiado o saber buscar las distancias óptimas en cada momento dependiendo de la potencia y alcance de cada una de las armas y hechizos que usará. Unida a un personaje que tenga un estilo de lucha más cuerpo a cuerpo, por ejemplo, ejecutaremos una combinación perfecta de ataques que harán de cada enfrentamiento, muy numerosos y con una adecuada exigencia, un reto más llevadero.

En la misión que pudimos jugar en cooperativo tras darle a Start nuestro acompañante y seleccionar personaje entre los cuatro disponibles -preparados para el modo online, que soporta 4 jugadores en cooperativo al mismo tiempo-, empezamos en la mansión de los legionarios que ya pudimos ver en otras demos. Al salir al bosque, somos asaltados por un PNC que nos pide con amabilidad que lo ayudemos a volver a abrir la Cripta de los Héroes, que ha sido sellada con magia de la Legión y que se encuentra en una situación crítica que solo nosotros, portadores ahora de los Anillos del Sello, podremos abrir y proteger. Con voces en inglés y texto en castellano con vistosos y legibles subtítulos -que es como llegará a nuestro país el juego finalmente- podremos seguir la conversación de los personajes hasta que nos decidamos por ayudar. Las conversaciones piden la interacción del jugador en puntos concretos, con una ruleta de intervenciones que dejan claro bastante bien qué línea de ideal lleva cada acción que escojamos, dejándonos un control absoluto de lo que queremos que se hable o el tono de las charlas, también numerosísimas en el juego.

Al echar a andar, nos adentramos en los claroscuros formados por los poblados bosques. El juego nos va mostrando un atardecer que irradia sobre cada elemento y deja sombras de prácticamente todo, lo que consigue un aspecto visual robusto y muy sugerente, pues se ha apostado mucho por el preciosismo de cada localización, la vida, el agua, los puntos de luz situados de manera estética... Lo mismo ocurre con la música, épica y sobrecogedora, que acompaña a toda la acción y traslada un poco más al jugador hasta este mundo de magia y enigmas que enmarcará esta tercera entrega de Dungeon Siege. Por supuesto, con el joystick derecho podremos mover a nuestro antojo las cámaras para visualizar los acontecimientos. No se queda uno con tan buen sabor de boca con las animaciones faciales en los diálogos, donde la cámra se acerca al personaje que hemos encontrado, ya que son bastante sencillas, planas y con una sincronización labial solo correcta y sencilla.

Katarina en profundidad
En el bosque camino a la aldea podemos probar a Katarina en combate. Su sistema de combos es radicalmente diferente debido a su armamento y estilo, claro. Con ella, los combos serán disparos que ejecutar a diferentes velocidades y con mayor o menor fuerza, incluso con las dos pequeñas armas de mano que porta a la vez. El apuntado es semiautomático y deja claro si hemos acertado o no con una estela morada que va tras el proyectil, siempre mágico. Con semiautomático queremos decir en un juego como éste que si estamos mirando de frente al enemigo que queremos atacar, Katarina acertará, pero también hay algunos disparos fallidos. Las balas mágicas son ilimitadas y podremos hacer uso de la magia más pura y contundente con el maná, que nos permitirá hacer un súper disparo de escopeta capaz de causar el cuádruple de daño, aunque es algo más lento.

Katarina se mueve con agilidad y encanto, y si pulsamos el gatillo L (el botón de bloqueo) a la vez que nos movemos, el personaje dará una rápida voltereta que la alejará de los peligros. No es una arquera, por lo que tampoco podremos mantenernos excesivamente lejos de la acción. Digamos que esta maga funciona con agresiones llevadas a cabo mediante impulsos, o tiros de corto alcance, por lo que habrá que permanecer en una posición media. También es cierto que cada arma varía el estilo, por ejemplo, hay escopetas casi letales pero que tendremos que disparar desde muy cerca y pistolas siempre certeras que requerirán muchos disparos para acabar con algún enemigo. La gran cantidad de items y equipo repartidos por todos los recovecos de los escenarios hará que los jugadores tengan que explorar en busca de estas mejores armas, o que las que se adapten a su estilo de juego.

Movimiento, desarrollo: libertad
Un minimapa en la parte superior de la pantalla nos va mostrando siempre los puntos de interés, como tiendas o puertas cerradas, y la dirección. Pulsando arriba con la cruceta podemos lanzar una guía de esferas que nos indique el camino, ya que el mundo abierto en el que nos encontraremos es verdaderamente enorme y lleno de caminos, senderos y recovecos de todo tipo que explorar y en los que recoger dinero, armas, orbes de vida y maná, escudos... Probando un poco todo esto, nos adentramos en una dirección opuesta  ala que establecía la misión, pudiendo llegar, por ejemplo, hasta una gran mansión oscura y abandonada, repleta de enigmas y que estaba totalmente abierta aunque no fuera parte de esta misión en curso que teníamos. Como en otros juegos de rol, se nos abrirán varias misiones a la vez pudiendo jerarquizarlas y decidir cuáles cumplimos y cuáles no.

Los estudios Obsidian siempre han hablado de esta libertad que quieren otorgar al jugador en Dungeon Siege III, reflejada en las decisiones de avance, los diálogos o el propio desarrollo de los personajes, completo y muy personalizable. Todo esto se lleva al extremo en el juego para hasta cuatro personas a través de internet, donde la cooperación y el pique están asegurados a la hora de recoger cada objeto o eliminar enemigos poderosos. Y sobre el sistema de mejora del personaje, cuando subamos de nivel podremos acceder a un complejo menú de elección de habilidades, destrezas y poderes, para ir confeccionando si queremoa  un tipo rudo con mucho aguante, a un mago frágil o a una especialista en armas de fuego, como Katarina. Todo bajo unos patrones iniciales pero que cada vez dejará más libertad de elección al jugador.

Lo mismo ocurre con la interacción con otros personajes no controlables, ya que ninguno está totalmente mudo y siempre aportan algo a lo que vayamos haciendo, lo que da al devenir del juego una verosimilitud asombrosa y llena de vida este mundo mágico donde nos enfrentaremos a todo tipo de criaturas, algunas de ellas realmente poderosas. Como viene siendo habitual en la saga, unos círculos de luz alrededor de cada aliado y enemigo mostrarán algunos parámetros, como su dalud (círculo verde cuando está entera y rojo a medida que va recibiendo daños) o posición exacta sobre los accidentados escenarios que recorreremos a veces. Aunque apenas hay grandes explanadas o espacios abiertos y todo el mapa, si lo reducimos a su mínima expresión, es un laberinto de pasillos, hay tantos de éstos que será fácil perderse y encontrar varios caminos alternativos para llegar a cada lugar.

Nueva y mejor impresión
Dungeon Siege III parece ir por el mejor camino en su evolución como producto destacable. Este nuevo hands on nos ha dejado aún mejores sensaciones de las que teníamos ya que su modo cooperativo realmente aportará una nueva concepción a la trama y la resolución de la aventura. Hasta cuatro jugadores podrán adentrarse de manera cooperativa en este universo mágico y enorme eligiendo libremente su desarrollo, acciones y estilo de combate. Katarina ha sido también una sorpresa agradable, ya que sus talentos son verdaderamente originales, mezclando el combate a media distancia con la magia y las armas de fuego, todo un nuevo enfoque de los enfrentamientos que hará que muchos se queden con ella desde que aparece como controlable. En dos meses sabremos si DS III ha cumplido todas las expectativas que nos está creando, que no son pocas con lo que vamos pudiendo probar.

Dungeon Siege III

Desgarrado, el delicado equilibrio de poder entre las diversas facciones poderosas del Reino de Ehb se ha roto. Como uno de los escasos componentes de los protectores de la tierra, la 10ª Legión, depende de ti para reedificar la que antaño fuera una Gran Legión y evitar que Ehb se sumerja en la oscuridad.
Dungeon Siege III