Monster Hunter Portable 3rd, Impresiones

Capcom no descansa en su objetivo de hacer de Monster Hunter la franquicia más popular en suelo japonés, como bien demuestra el último capítulo aparecido hace pocas semanas en PSP, obteniendo un éxito arrollador y notables críticas por parte de la prensa especializada. Escasos cambios para dar vida a un título que no necesita de presentación alguna, aunque en este caso se añaden novedades procedentes de Monster Hunter Tri que básicamente hacen de este UMD el candidato idóneo para pasar a engordar la estantería de todo aficionado a la caza de monstruos salvajes en mundos de fantasía.

Los datos de Monster Hunter son mareantes, sorprendentes e incluso diríamos intrigantes. No encontrará el lector una franquicia nacida en suelo japonés que haya cobrado mayor auge en los últimos años, superando récords que antaño se reservaban para los pesos pesados, viejas caras conocidas que el público reconoce en cuestión de segundos. Que cualquier capítulo de Dragon Quest supere los dos o tres millones de copias vendidas en Japón se ha convertido en un ejercicio de costumbrismo. Lo mismo sucede con Final Fantasy, Super Mario o Gundam: el caso es que en el mercado del país del sol naciente impera la ley de 'más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer'. Resulta cuando menos llamativo que Capcom se las haya ingeniado para que una licencia nacida en PS2 haya expandido sus tentáculos en el territorio portátil, con notables resultados a su paso por la única sobremesa de nueva generación que ha podido disfrutar de su particular estilo de juego, Nintendo Wii a través del sobresaliente Monster Hunter Tri.

El exitoso paso de Monster Hunter por las listas de ventas de medio planeta ha dado alas a la creación de un nuevo género del que compañías de renombre han tomado buena cuenta, tal es el caso de Square Enix -Lord of Arcana- o de Namco Bandai -God Eater-, por citar dos entre un extenso puñado de pseudo-imitadores, cada uno añadiendo su granito de arena a esta fórmula de eficacia probada. Capcom no ha tardado en aprovechar el tirón de la franquicia, aunque lo ha hecho siempre de forma respetuosa, tomando nota de las sugerencias de una comunidad de aficionados totalmente volcada en la materia. Entre todos los capítulos que han aparecido en el mercado bajo esta licencia, probablemente el más reputado sea Monster Hunter Freedom Unite, recibido con jolgorio por parte de los acérrimos que esperaban como agua de mayo la llegada de la entrega más completa y compleja de todas las que han visto la luz, especialmente en terreno portátil.

Era de esperar que Capcom siguiese apostando por el panorama de las consolas de bolsillo para potenciar el legado de la franquicia, como bien atestiguaría el anuncio oficial de la tercera entrega ‘oficial' de Monster Hunter Portable. Un título que se distancia de anteriores entregas en cuanto al mundo en el que transcurre la acción, introduciendo nuevas regiones, especies y un sistema Felyne totalmente revisado para la ocasión. De hecho, se diría que la novedad más importante que incluye este capítulo es, precisamente, las nuevas propiedades que se pueden otorgar a estos fieles acompañantes, que ahora cumplen un rol aún más importante si cabe que en el pasado.  Este detalle viene acompañado de un cambio total en la representación de los entornos, con una paleta de colores cambiante que se abraza a las tonalidades otoñales (marrón, rojizo…), dejando de lado el aspecto costero de Monster Hunter Tri.

Referencias directas
El cambio que se efectúa con el trasfondo en el que transcurre la partida es un ejemplo de la nueva perspectiva que se otorga al título en cuanto al estilo visual, aunque poco o nada influye en la mecánica jugable, que básicamente es un calco de lo que hasta la fecha se había ofertado en esta franquicia. Este detalle se aprecia desde la introducción principal -en otro ejercicio de virtuosismo por parte de la compañía japonesa- hasta los primeros compases de juego, donde se explican los fundamentos del sistema de juego. Tras crear a nuestro alter-ego virtual, es menester reconocer los recovecos del pueblo de Yukumo, impregnado de cierto aroma medieval japonés, tanto por la vestimenta de sus aldeanos como por la arquitectura que se emplea tanto en este escenario como en los nuevos baños termales, que sirven a modo de sala de espera para la reunión de varios jugadores o para sanar la energía de nuestro héroe en un momento dado.

El tutorial se centra en esta ocasión en describir las nuevas funciones de los Felynes, los acompañantes felinos que ahora se encargarán de echar una mano durante los combates, con opción a cambiar su indumentaria (armadura, arma personal), siempre con la mirada puesta en mejorar sus atributos de defensa y ataque. Monster Hunter Portable 3rd permite el uso de hasta dos de estos Felynes al unísono, facilitando considerablemente la caza, como también la búsqueda de distintos útiles a lo largo y ancho de los escenarios. Una de las nuevas zonas de caza, Keiryu, viene a poner de relieve la presencia de todos los campos de batalla presentes en Monster Hunter Tri, al igual que los de Monster Hunter Freedom Unite. Aunque cambia la estética ligeramente y se añaden novedades jugables, esta nueva entrega se preocupa por añadir la mayor parte del contenido de anteriores capítulos, tal y como sucede con los monstruos que pululan por las distintas biosferas de las que se compone el mundo.

Las nuevas criaturas que se incluyen en el plantel de monstruos vienen a complementar nuevos estilos de caza, de nuevo basados en los animales que encontramos en el mundo real, por así decirlo. Las subespecies Nargacuga o los Jinouga (Wyverns extremadamente salvajes y peligrosos) son dos ejemplos que seguramente harán las delicias de los expertos aventureros que ansíen nuevas experiencias en este sentido, aunque a juzgar por las impresiones que transmite la versión japonesa, lo cierto es que su integración en la plantilla de monstruos sólo parece ampliar el espectro de criaturas, sin ir mucho más allá. No obstante, los primeros compases de juego se molestan por ofrecen una perspectiva ligeramente distinta a la que estamos acostumbrados a ver en Monster Hunter, con mayor énfasis en el argumento y un marcado sentido del humor en las conversaciones que explican a grandes rasgos dónde estamos y cuál es nuestra misión.

El título recompensa a los jugadores que importen a su alter-ego de anteriores capítulos, con lo que se busca potenciar el cooperativo, que de nuevo tendrá lugar en forma de Ad-Hoc. No existe rastro de una infraestructura propiamente dicha -aunque se llegó a rumorear que sí estaría presente en la versión final del título-, por lo que nuevamente se convierte en un rasgo importante reunir a varios amigos para realizar las misiones participativas entre dos o más jugadores. Nótese que uno de los motivos por los que Capcom ha decidido incluir la posibilidad de controlar a dos Felynes es, según se puede apreciar en esta edición, eliminar la necesidad imperiosa de contar con varios amigos para poder disfrutar del juego en todo su esplendor, por lo que de una forma u otra ahora la aventura se abre a nuevas posibilidades para el individual.

Sea como fuere, los patrones básicos por los que se rige Monster Hunter sí que siguen estando presentes durante la aventura. La caza resulta imprescindible para recolectar alimentos, lo mismo que sucede con los útiles (hierbas, minerales) que se requieren para la creación específica de determinados objetos. Para aquellos que se preguntan si Capcom añadiría finalmente las zonas acuáticas de Tri, lo cierto es que la compañía confirmaba la ausencia de estos sectores en pos de enfocar la mirada hacia los sectores ya existentes y, en resumidas cuentas, a mejorar la experiencia de juego para hacer de este título el Monster Hunter portátil definitivo. La sensación que transmite esta primera toma de contacto con la edición japonesa es notable, aunque se aprecia cierta obsesión por mejorar el entramado gráfico y sonoro antes que por renovar los conceptos jugables del título.

Además de la presencia de nuevos monstruos y zonas recreativas, en Monster Hunter Portable 3rd también disfrutamos de una nueva clase de arma-un híbrido entre un hacha y una lanza-. En la línea del resto de novedades, su inclusión parece querer satisfacer las necesidades de los aficionados acérrimos antes que cambiar alguna de las premisas a las que se ha entregado la franquicia desde su aparición en el mercado hace ya más de una década, lo mismo que la introducción de nuevos movimientos específicos por arma. Suficiente para convencer a los usuarios de que la valía de este título se centra plenamente sobre su base jugable por más que haya cambiado la estética o que el sonido haya pasado a ser uno de los conceptos en los que Capcom ha puesto la lupa en esta ocasión. El público occidental no podrá comprobar la valía de Monster Hunter Portable 3rd hasta principios de verano, para cuando se rumorea tendrá lugar el lanzamiento. Capcom no se ha pronunciado al respecto, por lo que se trata de información extraoficial sin confirmar.

Éxito garantizado
El público japonés ha recibido Monster Hunter Portable 3rd como si de uno de los títulos más importantes de la década se tratase, acumulando una buena serie de clichés por el camino del éxito que le ha llevado a sumar más de tres millones de copias vendidas durante las dos primeras semanas de presencia en el mercado. Interminables colas, ediciones especiales agotadas, enorme reclamo popular… El calado de Monster Hunter viene acompañado, como suele suceder en estos casos, de un excelso despliegue mediático a todos los niveles: carteles abarrotando los espacios promocionales de los principales distritos de Akihabara, tiendas sin apenas espacio para colocar merchandising, grupos de usuarios disfrutando del título en bares y zonas de desasosiego. Tres millones de copias vendidas no es baladí en un mercado como el japonés, cada vez más exigente en cuanto a la calidad de los títulos que aparecen en las estanterías de las tiendas especializadas.

Monster Hunter Portable 3rd

Continuación de la exitosa saga de caza de monstruos para PSP. El juego contará con nuevas regiones, nuevos monstruos, un redefinido sistema de compañerismo (Felyne Comrade System) y un pulido modo cooperativo.
Monster Hunter Portable 3rd