Dementium II
Dementium II
Carátula de Dementium II
  • 8

    Meristation

Regreso al manicomio

El terror regresa a Nintendo DS con un título que mejora en prácticamente todo lo visto en el primer capítulo. Mejor acabado técnico, un nuevo protagonista, un terrorífico argumento, nuevos entornos, más peligros que nunca... y todo, en la pantalla de una portátil que todavía tiene capacidad para sorprendernos.

Al igual que a su predecesor, a Dementium II le ha costado llegar a nuestro país, por motivos que se escapan a nuestra comprensión. Pero la muy buena calidad del producto invitaba a perdonar todas las vicisitudes vividas durante su periplo hasta nuestras fronteras, dado que se trataba de un interesante y digno juego de terror en primera persona, ambos géneros que no se prodigan en exceso en la portátil de Nintendo. Pero si ya el primer Dementium nos dejaba buen sabor de boca, esta segunda entrega mejora sustancialmente en prácticamente todo a la entrega original, lo cual rompe claramente (como suele ser habitual en el mercado de los videojuegos, todo sea dicho) con el típico tópico de que segundas partes nunca fueron buenas

La propuesta de Dementium es muy sencilla: invitarnos adentrarnos en un mundo de pesadillas, en el que nada es lo que parece y nuestro personaje, de psique atormentada y graves problemas mentales, lucha por huir de sus propias pesadillas. Un juego no apto para todos los títulos que, pese a las limitaciones impuestas por la plataforma portátil de Nintendo, consigue romper con todos los estándares posibles para crear un universo terrorífico propio que por momentos bebe de los grandes clásicos del género, pero a las ideas que toma prestadas las dota de su propio espíritu. Si ya la primera entrega se convertía en algo pocas veces vistas en la portátil, esta segunda incursión consigue elevar todavía más el listón, completando un producto que hará las delicias de los amantes del terror.

Argumento
Es preciso destacar que, pese a lo que el número al final del título pueda sugerir, esta entrega no es una continuación real, sino que tan solo comparte ideas, conceptos y presentación con el capítulo anterior, ya que argumentalmente se trata de un título completamente independiente. De igual modo que ocurre con muchos de los Silent Hill, tenemos un universo creado en el cual se ven involucrados diferentes personajes. El protagonista en esta ocasión, nos pondremos en la piel de William Redmoor, un hombre que sufría de intensas pesadillas que le estaban amargando la existencia, hasta el punto de haber pasado 5 semanas inconsciente. Todo parece haber terminado y empieza a remontar el vuelo, pero la recaída no tardará en llegar.

Dentro del manicomio (¿o prisión?) Bright Dawn, William empezará a percatarse de que las pesadillas no han terminado, con visiones (¿o realidades?) que le atormentarán y la duda siempre presente de si lo que está viviendo será la realidad o estará todo en su mente. Un médico asegura haber estado experimentando con nosotros, igual que con todas las demás monstruosidades que no cesarán de asaltarnos en ambos mundos (uno que parece el real, otro que parece sacado de nuestras peores pesadillas), y nuestro objetivo principal será acabar con él, creyendo que así acabaremos con el infierno que estamos viviendo. En total son 5 capítulos, cada uno con su propio motivo y argumento menor, de gran interés y a cual más intenso, pero bastante cortos.

Sin duda, el mayor defecto del juego es este, su muy escasa duración, que girará en torno a las cuatro horas de juego en su modo historia principal. Cierto es que estamos ante un título portátil que cuenta a mayores con un interesante modo supervivencia que añadirá bastante longevidad al cartucho, pero se agradecería algo más de vida al título, ya que se antoja incluso algo más corto que el original, en parte por ser ligeramente más sencillo. Pese a la excelente ambientación, al buen argumento y a su interesante jugabilidad, Dementium II se convierte en una experiencia corta que puede dejar al usuario fácilmente con ganas de más, ya que la gran mejora con respecto al predecesor en todo su planteamiento hace pensar que el juego podría haber dado mucho más de sí.

[pagebreak|pageTitle=|chapterTitle=]

Sistema de juego
Dementium II es, a todos los niveles jugables, idéntico al primer Dementium. Es decir, se trata de un juego de acción en primera persona, en el que controlaremos al personaje con la cruceta, disparando con el botón L, pero controlando la cámara y los menús con la pantalla táctil. Un sistema que al principio puede resultar un poco caótico pero que acaba siendo bastante intuitivo y sencillo de controlar. Sin lugar a dudas, es un sistema de juego que funciona a la perfección en Nintendo DS, y el hecho de que repita con mayor éxito demuestra que así es. La dinámica del juego implica investigar por los escenarios, cargados de criaturas y enemigos, resolver puzles, buscar el modo de abrirnos camino hacia la siguiente zona e ir leyendo la infinidad de mensajes que nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo.

Todo esto ya estaba en el primer Dementium, como decimos, y para más información sobre los elementos básicos de juego, os invitamos a leer el análisis del juego original. Vamos a comentar algunos detalles que se han visto retocados y que ayudan a la mejora general del sistema de juego de Dementium II. En primer lugar, lo más notorio, es que ahora el personaje podrá llevar la linterna al mismo tiempo que otra arma de una sola mano; por ejemplo, podremos llevar la pistola y la linterna a la vez, sin molestos cambios de luz y arma que podían resultar excesivamente agotadores. Eso sí, con las armas a dos manos la cosa cambiará, y no podremos, como es lógico, llevar también la linterna.

Otro elemento que se ha visto cambiado, afortunadamente, es la regeneración de los enemigos. En el primer Dementium, cada vez que salíamos de una estancia las criaturas volvían a aparecer. En esta segunda entrega ya no ocurrirá esto, y nos bastará con eliminar a los enemigos una vez para poder recorrer con seguridad esa estancia en posteriores ocasiones. Eso sí, esto no simplifica necesariamente la cosa, ya que habrá momentos en los que, para poder avanzar, deberemos acabar con un determinado número de criaturas, sin poder salir de la estancia en cuestión. Y aunque algunas son similares a las del primer juego, hay otras que son una auténtica pesadilla, muy esquivas en todo momento y que acabar con ellas puede convertirse en una auténtica odisea.

También se habrá añadido la posibilidad de saltar y agacharse, así como un mapa en la pantalla inferior que indica los lugares que ya hemos visitado, las puertas cerradas que necesitan llave para abrirlas, etcétera. Eso sí, los puzles se han visto muy simplificados y el juego ya no nos incitará tanto a dar vueltas por el escenario perdidos en busca de una solución, sino que será una progresión más clara y comprensible, que por momentos parece ser única aunque tengamos libertad para explorar algunos escenarios. Y también es muy de agradecer el aumento en la variedad de escenarios, ya que aparte del manicomio y de la dimensión paralela, visitaremos un pueblo, unas minas, una iglesia, etcétera. Así pues, un juego que sigue unas directrices muy básicas pero que las explota al máximo, componiendo un título muy satisfactorio a nivel jugable.

Apartado técnico
El avance con respecto al primer Dementium se nota sobre todo en el apartado visual, donde el juego luche mucho, muchísimo mejor que la entrega original. El importante aumento del número de polígonos se hace notar sobremanera en todo momento, con unos enemigos y unos escenarios mucho más definidos, cuidados y satisfactorios. También se ha visto muy mejorada la tasa de frames, casi completamente estable ahora, y las texturas se han tratado con especial mimo para resultar mucho más satisfactorias si cabe que en la primera entrega. Todo esto con unos efectos de luz que dejan en evidencia al original, ya que los juegos de luces y sombras se convierten en un elemento crucial para transmitir la atmósfera, sobre todo con el gran uso que se hace de la linterna.

[pagebreak|pageTitle=|chapterTitle=]

Tal es el mimo que se ha puesto en el apartado visual que incluso el completo y excelente trabajo de traducción (el juego está completamente en nuestro idioma) se refleja en el título en sí, ya que los mensajes en paredes y suelos están en castellano en la propia textura, lo cual ayuda mucho a crear una atmósfera creíble y satisfactoria para el jugador español. Este elevado nivel en el apartado visual también se traslada al nivel sonoro, donde tendremos unas melodías estupendas que propician la atmósfera tensa que tan propicia se antoja para el juego. Destacar también especialmente los efectos de sonido, de gran categoría y que consiguen dar vida con acierto a todas las criaturas que pueblan el juego. En definitiva, a pesar de encontrarnos al final del ciclo vital de DS, títulos como Dementium II demuestran que aún se podría exprimir más la portátil de Nintendo gracias al excelente trabajo realizado.


Dementium II consigue mejorar en todo al original, dejándonos con un excelente sabor de boca y con ganas de más. Con un apartado técnico de lujo, fácilmente uno de los juegos de acción en primera persona más bellos de la portátil de Nintendo, su excelente doblaje al español, su habilidad para crear una atmósfera agobiante y con abundantes sorpresas, y su dinámica y muy accesible jugabilidad, se convierte en una grata sorpresa para los amantes del terror portátil. Eso sí, tiene un problema fundamental que radica en su muy escasa duración, que por mucho que se haya añadido el modo supervivencia deja bastante que desear. Pese a todo, el acabado general del título es tan satisfactorio a tantos niveles que incluso a pesar del problema de la duración sigue siendo un título notable, de lo mejor del género de la acción en primera persona en Nintendo DS y una interesante incursión en el terror.

- Mejora mucho lo visto en el original.
- Gran jugabilidad, más dinámica y cómoda.
- Técnicamente, a un gran nivel para la portátil.
- Completamente en español.

- Excesivamente corto.
- Más fácil que el original, con menos puzles.
- La narrativa podría haberse pulido un poco más.
- Los constantes retrasos para su llegada a nuestro país.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.