Actualidad

Un médico prescribe como tratamiento jugar a la Nintendo DS

La inusual terapia parece haber sido todo un éxito.

Uno de los males que una gran cantidad de expertos y padres han achacado a los videojuegos desde su nacimiento ha sido el relacionado con los trastornos de la vista, habiéndose llevado a cabo desde entonces una gran cantidad de estudios que así lo han corroborado o, por contra, lo han desmentido.

Hoy nos encontramos con una curiosa noticia que viene a sugerir el efecto no tan pernicioso que los videojuegos tienen sobre el sentido de la vista: Ben, un niño de seis años de nacionalidad británica, poseía en su ojo derecho el síndrome de "ojo vago" o ambliopía. La receta que su médico le prescribió fue la de jugar con su Nintendo DS dos horas diarias  mientras mantenía tapado su ojo izquierdo para ejercitar así el derecho.

Según la madre del niño, Ben recuperó un 250% de visión tras una semana de tratamiento a base de portátil y Mario Kart, el juego favorito de este. Ken Nischalm, médico de Ben , explica su particular terapia aduciendo a que los videojuegos pueden ayudar a los niños con problemas de visión débil al estimular movimientos del ojo repetitivos que ayudan a entrenar al ojo para enfocar correctamente.

El problema, según afirma Nischalm, estriba en que los especialistas no saben aún si realmente hay una mejora fisiológica del aprendizaje de percepción visual debida al uso de los videojuegos. O si dicha mejora se debe únicamente a la mejora del cumplimiento del tratamiento (los niños son menos reacios a llevar un parche en el ojo).