[E3] Portal 2, Impresiones

Tras el exitoso experimento que supuso el primer Portal, Valve ha decidirlo darle más entidad a su segunda parte, añadiendo una historia más compleja que continúa la de la primera entrega, mayor duración y un buen puñado de desafíos totalmente originales. Vuelve uno de los juegos más originales de los últimos tiempos.

Portal fue uno de los extras incluido en "The Orange Box", un paquete con el que se Half-Life 2 se reunió con sus dos expansiones, acompañado también de Team Fortress 2. Parecía una apuesta sin muchas pretensiones, casi un regalo para los seguidores de Half-Life, pero obtuvo un gran reconocimiento por todo tipo de público y cosechó buenas ventas también por separado, gracias en gran parte a su reducido precio. En este E3 hemos podido ver su continuación y hemos descubierto cómo ese pequeño juego con geniales ideas de diseño se ha hecho mayor, creciendo en todos sus apartados.

Una de las principales sorpresas de la conferencia de Sony en la presente edición de la feria estuvo relacionada precisamente con Portal 2. Gabe Newell, uno de los fundadores de Valve, salió al escenario donde se celebraba el evento, ante los ojos incrédulos de la grada. Otrora un gran crítico de PlayStation 3, de la que llegó a afirmar que no tendría futuro entre otras muchas cosas, se ha desdicho y ha cambiado radicalmente de opinión. Asegura que la consola es la más abierta de las tres y permite introducir características como Steamworks, un sistema para descarga de contenido y actualizaciones que actualmente ya funciona en PC y Mac. Por éste y por otros motivos, considera que la de PS3 será la mejor versión de sobremesa.

En cuanto al juego en sí, empezaremos hablando por la historia, que tiene un peso mayor en esta ocasión. Tras la destrucción de las instalaciones donde trascurría la primera entrega, ahora el lugar esta dominado por la vegetación. GlaDOS, la irónica y divertidísima inteligencia artificial que dominaba todo el sistema, está de vuelta y, de hecho, reconoce a la protagonista, que por tanto también repite. Se pone manos a la obra e inicia la reconstrucción de los laboratorios Aperture, a la par que sigue con su curiosa relación con el personaje principal. Inolvidable la canción del final del primer juego. 

No será el único ente virtual con el que tendremos que lidiar. Ha aparecido un robot llamado Wheatley, que podríamos definir como a una parecido a una cámara de seguridad esférica. Normalmente se mueve sobre raíles, aunque es capaz de soltarse de los mismos para dejar que lo cojamos y hagamos uso de él. Su principal habilidad es conectarse a los sistemas del laboratorio y abrir algunas puertas. No será el único personaje que nos encontraremos a lo largo del juego, aunque tenemos una gran certeza de que todos compartirán un par de características: ser imprescindibles para continuar avanzando y la capacidad de hacer que nos partamos de risa con sus comentarios. Una buena combinación, ¿no es cierto?

El increíble motor físico del que hacen gala los juegos de Valve sigue siendo uno de sus valuartes. Es una delicia ver cómo interactúan todos los elementos entre sí, cayendo y rebotando, golpeando y empujando otros objetos, etc. En Portal había dos herramientas básicas para resolver los puzles: por un lado estaba el generador de portales, para cruzar de un sitio a otro del escenario, y por otro el tener que mover objetos para situarlos sobre interruptores, bloquear rayos o cualquier otra opción que se os ocurra utilizando los cubos de contrapeso y otros artefactos. Las cajas de Aperture han ganado la habilidad de desviar rayos láser que pueden disparar los enemigos.

Habrá nuevas tecnologías que tendremos que entender cómo funcionan y aplicarlas a la resolución de los niveles. Las cajas de Aperture han ganado la habilidad de desviar rayos láser que pueden disparar los enemigos, así que hay que colocarlas cuidadosamente para enviar el mortífero rayo al destino deseando sin necesidad de usar portales (o combinándolos). De este modo, podemos golpear a las torretas de seguridad con su propia arma. Por otro lado, algunos interruptores se activan mediante el rayo.

Uno de ellos es el rayo tractor, similar al que los extraterrestres suelen usar en series y películas y que traslada cualquier cosa (o persona) que si sitúe en su trayectoria a través del aire, aunque si somos nosotros los que vamos montados podemos salir en seguida. Como podéis esperar, los rayos también atraviesan los portales, de modo que su trayectoria es fácilmente manipulable por nuestra parte. En la demostración que se ha podido ver la fase era de un tamaño mayor del habitual y tenía varias alturas, así que una aplicación básica del mencionado rayo era ayudarnos a llegar a todas las plataformas.

Otro de los inventos con los que nos deleitará GlaDOS es un muelle para saltar o lanzar objetos puestos sobre los mismos con una determinada fuerza y dirección. Lo contrario a este dispositivo es probablemente otra de las novedades, un tubo de aspiración gigante. El uso es claro, colocar la salida del portal en su punto de absorción y la entrada al lado de lo que queramos que la tubería se trague. Alguna desembocarán en un extremo abierto donde dejará lo que haya capturado, así que si no queremos que nada se nos escape, podemos formar un ciclo infinito uniendo mediante portales entrada y salida.

Por último, tenemos quizá el añadido que más nos ha llamado la atención. Se trata de un gel de dos clases distintas, repulsión (azul) y propulsión (naranja). Resulta impresionante ver cómo pintan el escenario, en otra de las aplicaciones del motor físico, esta vez tratando con fluidos. El primero de los líquidos tiene la facultad de ser elástico, así que podemos rebotar sobre él. Con el segundo lo que conseguimos es deslizarnos a toda velocidad sobre él, atravesando zonas que de otro modo nos llevarían demasiado tiempo y, como se ha visto en la demo, acabando aplastados por unas planchas. La acción a llevar a cabo con estos productos es, básicamente, conseguir llevarlos mediante portales a la zona donde nos sean realmente útiles. De todos modos, como podéis imaginar, no será nada sencillo.

Hemos notado que los escenarios han aumentado de tamaño y algunas áreas apenas se pueden intuir pese a que necesitemos crear un portal sobre ellas. Esto aumenta todavía más la dificultad de los magníficos rompecabezas, al complicar la estructura de los niveles. Quizá por esto, junto a otros motivos, en Valve se han animado a incluir un modo cooperativo, de forma que dos jugadores (cada uno con colores distintos para sus portales) colaboren, sobre todo intelectualmente, para buscar la solución a cada fase. En principio, se tratará de retos diferentes de los del modo individual, pensados por tanto para dos personas. Tiene sentido, pues en caso contrario muchos niveles se harían demasiado fácil con un compañero.

Este modo estaría disponible tanto en pantalla partida como por Internet., aunque faltan muchos detalles por confirmar. No obstante, la fecha de lanzamiento está prevista para 2011, así que seguro que habrá unos cuantos cambios de aquí a que salga el juego. De hecho, no está previsto el uso de Kinect en Xbox 360 o Move en PS3, siendo en este último caso especialmente útil teniendo en cuenta el tipo de control del juego, así que esperemos que rectifiquen. Aparte de estas dos consolas, PC y Mac contarán con su propia versión.

Portal 2

Secuela del aclamado título de acción y puzles de Valve.
Portal 2