NeoGeo Battle Coliseum
NeoGeo Battle Coliseum
Carátula de NeoGeo Battle Coliseum

Coliseo de estrellas

NeoGeo Battle Colisseum es probablemente el mejor crossover salido de las manos de SNK Playmore, un título de lucha 2D tan tradicional como reivindicable.. o condenable. Casi cinco años después de que llegase a PlayStation 2, aparece en el Xbox Live Arcade arreglando algunos problemas del original pero presentando las mismas carencias. Bueno, no las mismas: por fin, tenemos modo Online.

Los primeros años de la pasada década no fueron especialmente buenos para la lucha bidimensional. Capcom anunciaba su retirada del mundillo dejando como último ejemplo de su potencial el sosísimo y desaprovechado Capcom Fighting Jam, Guilty Gear mantenía la calidad pero comenzaba a perderse en relanzamientos y nuevas versiones (de modo similar a Street Fighter II en los 90). No había mucha sangre nueva, desde luego, y los últimos The King of Fighters habían sido ligeramente decepcionantes. Con la 'muerte' de SNK en 2001 y la creación de SNK Playmore, y Capcom abandonando el género, pocas esperanzas podían esperarse dentro de los combates en 2D. SNK Playmore se dedicó a vivir de colecciones de juegos de NeoGeo y posteriormente anunció un juego por sorpresa: NeoGeo Battle Coliseum. ¿Un crossover entre los héroes de una gran cantidad de franquicias de la compañía? Sonaba casi como una panacea.

En 2005 llegó a Japón y en 2006, más rápido de lo habitual (SNK Playmore y su socia de distribución en Europa, Ignition, solían tomarse su tiempo para traer las cosas al viejo continente) apareció en España para PlayStation 2. Neo Geo Battle Coliseum llegaba tras ser criticado en su país de origen y aún así, en una época de extrema sequía, suponía un pequeño oasis de magia y calidad: un título de lucha 2D, clásico, con un montón de personajes (más de 40) procedentes no sólo de las franquicias de lucha tradicionales (KOF, Fatal Futy, Art of Fighting) sino recuperadas de licencias que habían caído injustamente en el olvido y que merecían volver a la actualidad. En esta casa puntuamos el título original con un 8/10 -notable- pese a sus fallos, que los tenía. Ahora llega al Xbox Live Arcade manteniendo algunos de ellos, arreglando otros, pero dejando la misma sensación: se agradece otro juego de lucha 2D, pero ni es el mejor que pudo haber llegado ni se siente como algo 'actual'.

Colisionando
NeoGeo Battle Coliseum para el XBLA es prácticamente el mismo juego que llegó a PS2 hace ya cinco años, añadiendo un nuevo filtro gráfico que pule un poco los sprites (no eran, ni son, HD), eliminando los molestos tiempos de cargas del título para la Bestia Negra (que eran tremendamente abusivos) e incluyendo una modaldidad que se nos debía y que se cortó de raíz en PS2: el Online. A grandes rasgos el juego es pues el mismo, con sus pros y sus contras, así que en este análisis nos centraremos en hacer un breve resumen de lo que ofrece la oferta de SNK sin pararnos a analizar punto por punto cada cosa. Para consultar esta información os remitimos a nuestro análisis original de la versión para PlayStation 2, al que podéis acceder haciendo click aquí.

Dicho esto, vamos al lío: NGBC es un crossover en el que se introdujo un sistema TAG, es decir, que los combates pese a ser 1vs.1 permitían al jugador y al oponente seleccionar a dos personajes y, presionando un botón, intercambiarlos en cualquier momento de la batalla en tiempo real, sin ralentizar la acción. Pese a que la mecánica se mantenía así a modo de juego de lucha tradicional, este añadido que se hizo más popular con los Marvel vs. Capcom (aunque ya había juegos que lo incluía, incluso de la propia SNK, como Kizuna Encounter) dotaba de frescura a un sistema de combate que por otro lado era totalmente clásico: dos botones de puñetazo, dos de patada, otro para cambio de luchador y un sexto para burla.

Era un título completamente old school hasta el punto de parecer en cierto modo 'caduco' en el momento de su lanzamiento, no por falta de efectividad sino por su nula ambición a la hora de llegar el género un paso más allá. Echando la vista atrás es fácil reconocer a Street Fighter IV como el único juego que ha sabido coger una base y evolucionarla hasta un nuevo nivel. Es injusto comparar NGBC con el lanzamiento de Capcom pero sirve para ejemplificar en dónde flojeaba Playmore, que se conformó con ofrecer un notable título que habría sido excelente en los circuitos de NeoGeo (aunque Garou siga siendo muy superior, con un tercio de esta plantilla) pero que en la época de PS2 ya estaba un poco obsoleto. Por supuesto esta sensación, aunque se mantiene en esta conversión, es más fácil de disimular con el añadido del Online (verdadera alma del título) y su ajustado precio: 800 Microsoft Points, menos de diez euros, por un fantástico crossover que no reinventa la rueda pero tampoco la estropea.


NGBC presenta un sistema de batalla tradicional, al margen de los controles, basado en la inclusión del modo TAG y varias técnicas especiales, los Desesperation Moves, que podían realizarse cuando una barra de energía (que podía cargarse entre uno y cuatro niveles) estaba llena. En estos casos, mediante una combinación de botones, los personajes podían realizar varias técnicas finales que quitaban una buena parte de su energía a los rivales. Paralelamente, la inclusión del TAG derivó en el D-Assault, habilidades en las que ambos luchadores -activo y del banquillo- se unían para atacar al mismo tiempo al rival. Clásico y funcional. Por supuesto, no todo era ofensivo, también existe una barra de defensa que nos permite bloquear varios golpes del enemigo reduciendo en mucho el porcentaje de daño.

Uno de los problemas más evidentes de NGBC fue su escasez de modos de juego y por supuesto, esto no ha cambiado. Disponemos del Story Mode (modo historia) en el que seleccionando a dos personajes debemos vencer a varios equipos hasta llegar al jefe final. Dependiendo del tiempo que tardemos, de si perdemos o no batallas, etcétera, nos enfrentaremos a uno de los cuatro jefes finales disponibles: Orochi, NeoDio, King Lion o Goodman. Dentro de esta modalidad encontramos otro problema: la IA. En muchos juegos de lucha 2D se suele descuidar un poco este aspecto, quizá pensando que el jugador va a centrarse más en el versus que en el propio modo principal. En NGBC, no será muy complicado tumbar a los equipos de enemigos hasta llegar a Orochi, probablemente uno de los jefes más trucados y abusivos del género, que se dedica a lanzar proyectiles continuamente sin permitir el avance hacia él. El resto de modalidades se completan con un Survival (supervivencia), el tradicional versus 1vs1, modo práctica, combates en Xbox Live, posibilidad de subir rankings de puntos y una galería de artworks. También hay logros, por supuesto.

Habiendo explicado a grandes rasgos lo que se puede encontrar en el juego, sólo quedaría poner la lista de personajes que engrosarían la plantilla de Neo Geo Battle Coliseum, sin duda uno de los puntos más notables del título, una plantilla sorprendente repleta de caras conocidas, algunas de ellas nada obvias, rediseñadas totalmente para la ocasión. La lista completa es la siguiente, separando a los personajes por sus juegos originales:

  • Fatal Fury: Terry Bogard (traje de MotW), Mai Shiranui, Geese Howard, Kim Kaphwan, Tung Fu Rue, Rock Howard, Hotaru Futaba, Jin Chonshu, Jin Chonrei.
  • Art of Fighting: Mr. Big, Robert Garcia, Lee Pailong.
  • Samurai Shodown: Haohmaru, Nakoruru, Genjuro Kibagami, Shiki, Asura.
  • The King of Fighters: Kyo Kusanagi, Iori Yagami, Shermie, K', Mizuki -Orochi-.
  • World Heroes: Hanzo Hattori, Fuma Kotarou, Mudman, Neo Dio.
  • Agressors of Dark Kombat: Kisarah.
  • The Last Blade: Washizuka Keiichiro, Kaede, Akari, Moriya Minakata
  • Metal Slug: Marco Rossi, Mars People.
  • King of the Monsters: Ciber Woo.
  • Savage Reign: King Lion.
  • Athena: Athena.
  • Buriki One: Mr. Karate (Ryo Sakazaki).
  • Personajes originales de NGBC: Yuki, Ai, Goodman.

LO MEJOR

  • La inclusión (por fin) del modo online. Si te gusta competir a través de Internet, este añadido te justifica adquirir el juego.
  • Un sistema de juego clásico, in florituras, con los pies en la tierra…
  • Una gigantesca plantilla de luchadores repleta de caras conocidas, incluyendo algunos que nunca esperarías en un juego de lucha, como los Mars People de Metal Slug.
  • Visualmente ha ganado con los filtros y se han perdido los interminables tiempos de carga de la versión PS2.

LO PEOR

  • La IA es bastante irregular: pasa de no hacer nada a aturdir al jugador a base de proyectiles.
  • Los escenarios son un poco sosos y la BSO ni siquiera es eso; directamente es mala.
  • Pocos modos de juego.
  • … claro que con lo que SNK pudo haber sacado de aquí, se antoja a poquita cosa. Este punto negativo depende, exclusivamente, de tu nostalgia.

CONCLUSIÓN

NeoGeo Battle Coliseum es un buen juego de lucha 2D con un sistema tan tradicional que esto puede convertirse en un arma de doble filo: ofrece combates TAG, con el aroma de los clásicos 1vs1 y una plantilla de luchadores fantástica aunque algunos de ellos estén un poco mal ajustados. Por el contrario, es difícil recomendar un título así a quien nunca se ha sentido interesado por el género. De hecho, es imposible. Si te gusta la lucha 2D es un fijo, siempre y cuando ya hayas jugado a Garou Mark of the Wolves (también disponible en el Xbox Live Arcade) y te apetezca algo más de este estilo, aunque no a tan buen nivel. Si buscas un título para jugar en solitario, réstale al menos un punto a la nota final, pues es parco en modos de juego y la verdadera miga del título es el versus, bien sea en local contra un amigo o a través del Live. De una forma u otra, con sus fallos e imperfecciones, está claro que es un título que merece la pena para el público al que va dirigido. No es Street Fighter IV, ni siquiera está al nivel de los verdaderamente grandes de la SNK de antañó (Garou), pero por 800 Microsoft Points es una oferta difícil de rechazar. [image|nid=1390380|align=|preset=inline] Una gigantesca plantilla de luchadores repleta de caras conocidas, incluyendo algunos que nunca esperarías en un juego de lucha, como los Mars People de Metal Slug. La inclusión (por fin) del modo online. Si te gusta competir a través de Internet, este añadido te justifica adquirir el juego. Visualmente ha ganado con los filtros y se han perdido los interminables tiempos de carga de la versión PS2. Un sistema de juego clásico, in florituras, con los pies en la tierra…

7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.