Earthworm Jim HD
Earthworm Jim HD
Carátula de Earthworm Jim HD
  • 8

    Meristation

Welcome to New Junk City

El nombre de Earthworm Jim no le dirá mucho a los que se han iniciado en el mundillo los últimos años, en una época donde la calidad de los títulos parece basarse en motores gráficos. Pero para los más nostálgicos, significará rememorar uno de los plataformas de acción más notables de las 16bits. Con Earthworm Jim HD se acabaron los recuerdos; la magia del gusano espacial sigue intacta en este relanzamiento que analizamos a continuación.

Una vez más, hay que agradecer la existencia de los sistemas descargables por permitirnos rememorar algunos de los mejores juegos de las consolas de 16bits. Earthworm Jim fue sólo una de las múltiples licencias que surgieron en aquella época, un plataformas de avance lateral que fusionaba este género con el de la acción arcade dando como resultante un híbrido tan notable como inolvidable, que por sus numerosas características (únicas, o comunes pero potenciadas al límite) convertían una rutinaria fase de disparos en algo que iba un paso más allá. Las señas de identidad de esta franquicia creada por Shiny Entertainment eran, al margen de su mezcla de géneros, un sentido del humor retorcido, sanamente freak y estrambótico con ciertas similitudes con el slapstick, un héroe carismático y un torrente imaginativo para diseñar situaciones nunca vistas.

Los creadores de la criatura fueron David Perry (MDK, Messiah, Enter the Matrix) y Doug TenNapel y el primer juego que protagonizó data de 1994, fecha en la que el juego apareció en el mercado en Super Nintendo y Sega Megadrive. Tuvo un éxito sin precedentes en una época en la que la guerra Mario/Sonic estaba en su máximo apogeo y en la que los plataformas sobresaturaban ambos sistemas, lo cual tiene doble mérito, aunque siempre se vió respaldado por la crítica. Lo haría también con su segunda entrega (considerada por mucha gente la mejor de la saga) y Eathworm Jim 3D. Posteriormente se lanzó otra entrega de la saga para GBC y el resto de itineraciones del gusano Jim en el mundo de los videojuegos se limita a ports de los originales a otras plataformas. Paralelamente, la franquicia contó con una línea de juguetes y una serie de animación que mantenía el sentido del humor de los juegos.

Considerando la calidad de los juegos originales y el carismático universo creado por Perry, TenNapel y el resto del equipo de Shiny, no es raro encontrarse con multitud ed seguidores exigiendo una nueva entrega de la saga. Lo que tenemos hoy entre manos es, a medias, algo así, aunque el protagonismo absoluto de esta creación de Gameloft reside en poder disfrutar de la primera entrega de la saga con gráficos rediseñados en alta definición. Eso sí, no llega un port 1:1, sino que está acompañado de jugosos extras que comentaremos a continuación. Pero para ponernos en situación, ¿de qué va el juego? Un prólogo estático nos muestra cómo Jim era una simple lombriz de tierra que luchaba por seguir con vida, esquivando cuervos y otros depredadores. Una contienda en el espacio derivó en la caída al planeta de un traje especial que, casualmente, llegó a para a Jim… transformándole en un superhéroe con gran fuerza y habilidades especiales, así como un buen manejo de las armas de fuego. Jim tenía desde ese momento un objetivo: salvar a la princesa aunque eso costase hacer un viaje interplanetario.

Jugabilidad
Earthworm Jim HD es, como su nombre indica, una versión en alta definición del original Earthworm Jim lanzado hace ya 17 años en SNES y Sega MD. De esta forma lo que nos encontramos es un plataformas de avance lateral en la línea de Mario y Sonic, aderezado con elementos de acción más cercanos a franquicias como Contra o Metal Slug, aunque sin llegar al frenetismo de éstos. Controlando a la lombriz Jim, introducida en el traje especial que le confiere habilidades únicas, tendremos que recorrer numerosos niveles y vender a varios jefes para llegar a rescatar a la princesa de turno. La mecánica es pues sencilla: avanzar, acabar con varios enemigos, saltar de un lado a otro, resolver algún pequeño puzzle y vencer al jefe final. Los clásicos nunca mueren y he aquí la prueba más evidente de que hay títulos que no envejecen, por el contrario, ganan con el tiempo.

Jim es un protagonista bastante versátil, siendo capaz de realizar numerosas técnicas ya desde el principio del juego. Su arma principal es una pistola que puede mejorarse a medida que se progresa, cogiendo varios potenciadores para variar el tipo de disparo desde uno básico hasta otro sostenido, incluyendo un disparo-láser que tiene bastante rango de daño. Además, puede quitarse la cabeza para golpear con ella a sus enemigos a modo de látigo, es capaz de planear en el aire haciendo una especie de helicóptero con su cabeza e incluso usarla colgarse de salientes o ganchos, lo que le permite avanzar balanceándose. A lo largo del juego se alternarán todas estas posibilidades, presentándose jefes que sólo son capaces de ser derribados mediante ciertos ataques y secciones jugables en las que tendremos que usar el ingenio para progresar.


Earthworm Jim HD presenta además una gran variedad de escenarios, siendo sin duda alguna una de las claves de su éxito: comenzaremos en una especie de vertedero repleto de neumáticos en el que tendremos que escapar de perros y cuervos, para ir avanzando por el mismísimo Infierno (territorio repleto de fuego y zonas candentes), lugares futuristas con criaturas similares a extraterrestres, un mundo acuático en el que haremos uso de vehículos e incluso el interior de un cuerpo humano. En cada una de estas localizaciones nos enfrentaremos a diferentes enemigos que intentarán a toda costa a cabar con Jim y, al final de los mismos, nos enfrentaremos a jefes y/o enemigos finales, dependiendo del nivel, que rozan lo surrealista y van desde un pollo con jetpack hasta un robot bailarín, un pez dentro de una pecera (vencerle es tan sencillo como suena).

Variedad, calidad y diversión. Cada uno de los enemigos a los que se enfrentará Jim tienen una forma determinada de atacar a nuestro héroe, derivando esto en animaciones únicas en base al tipo de monstruo que nos aflija. Un cuervo nos cogerá por la cabeza e intentará arrancarnos el 'pelo', el perro nos morderá en el trasero, los OVNI tratarán de abducirnos y nos dejarán atontados unos segundos, etcétera. Todo esto se representa con unas animaciones excepcionales, que ya lo eran antaño y que no han perdido un ápice, gracias en parte al trabajo que ha realizado Gameloft para darle un aspecto actual con los gráficos en alta definición. De esta aspecto se benefician los citados escenarios, siendo tremendamente vistosos todos ellos y, sumados a la cantidad de cosas que podemos hacer a lo largo de las fases (no todo es saltar, ni todo es disparar) dan como resultante una experiencia de juego fantástica: subirnos a un hamster gigante para comernos a enemigos molestos, defender a un perro dándole latigazos o pilotar una nave bajo el mar son sólo algunas de las cosas que podremos hacer en el juego, entre otras como intentar ganar en una carrera a un pollo con jetpack, mientras esquivamos asteroides en una fase en tercera persona a modo de shoot'em up.

Y la cosa no acaba aquí. Earthworm Jim era (y sigue siendo) un juego desafiante, que puede poner en más de un apuro al jugador novato e incluso al experimentado, pero también era corto. Uno de los logros del juego en esta versión para Xbox 360 (llegará al PSN de PS3 dentro de un mes, según se ha confirmado) es terminarse la aventura completa en menos de una hora. Gameloft, conocedora de este pequeño handicap, aunque también siendo consciente de que la rejugabilidad es un valor añadido en el título y que ahora esto se verá ampliado gracias a la posibilidad de subir la puntuación a rankings online, ha incluido novedades al juego de forma paralela a la campaña clásica. De esta forma no se empaña la experiencia retro sino que se potencia a modo de extra. Uno de los añadidos más interesantes son los niveles extra que iremos desbloqueando a medida que progresemos en la campaña, recogiendo varios coleccionables para obtenernos. Estos son tremendamente imaginativos, muy divertidos y presentan unos jefes finales sencillamente hilarantes, muy respetuosos en cuanto al tono humorístico del título original pero sin perder ese toque actual capaz de reírse de estereotipos. Uno de ellos, por ejemplo, es un gato que toca de forma compulsiva un teclado musical. Sí, es fácil relacionarle con el famoso vídeo aparecido en Internet hace unos años.

Pero sin duda alguna el añadido más interesante es el multijugador. Se antojaba extraña esta opción, considerando que el título original era bastante 'hermético', cerrado a un jugador sin posibilidad de incluir a otro. Gameloft se las ha ingeniado para que esta sensación desaparezca automáticamente dando soporte para hasta cuatro jugadores en la misma pantalla (por supuesto, también puede jugarse con sólo dos personas o tres) tanto a través de Xbox Live como en la misma consola. El multijugador toma como base los escenarios de la campaña pero re-imagina casi completamente los objetivos: las zonas de avance se han multiplicado, hay puzzles cooperativos que consisten, por ejemplo, en ir activando varias puertas, debiendo pasar primero un jugador para que presione el siguiente interruptor, y permitir así acceso al segundo. Dicho tal cual puede parecer robótico o demasiado obvio, pero afortunadamente la cosa va más allá. La duración de este multijugador/cooperativo es considerable, así que se garantiza un buen rato aunque no haya ningún problema para pasárselo en una tarde de vicio.

LO MEJOR

  • Buen añadido multijugador con soporte para hasta cuatro personas, tanto Online como en local.
  • Cuesta menos de lo habitual, 800 MP.
  • Frenético y divertido, compensa su escasa duración con imaginación y energía.
  • Los gráfico HD son fantásticos y no enturbian las estupendas animaciones del original.

LO PEOR

  • El multi, pese a ser bueno, tampoco alarga mucho la experiencia de juego.
  • Una vez completado, al margen de mejorar puntuaciones, no queda mucho por hacer en la campaña.

CONCLUSIÓN

Earthworm Jim HD es una fantástica puesta al día de uno de los más clásico y mejores plataformas de acción de las 16bits, una pequeña joya que llega remozada al Xbox Live Arcade a un precio estimado de 800 Microsoft Points (menos de diez euros), con gráficos adaptados a la alta definición sin perder un ápice de la comicidad original, bien animado, con una campaña entretenidísima aunque (eso sí) algo corta, niveles extra y un modo multijugador completamente nuevo con soporte para cuatro jugadores. Una inyección de energía retro que debería disfrutarse sí o sí, una parada ineludible para los amantes de las dos dimensiones y la forma perfecta de descubrir a Jim después de un parón demasiado largo sin protagonizar un videojuego propio. Sin duda alguna, merece la pena. [image|nid=1385607|align=center|preset=inline] Frenético y divertido, compensa su escasa duración con imaginación y energía. Buen añadido multijugador con soporte para hasta cuatro personas, tanto Online como en local. Los gráfico HD son fantásticos y no enturbian las estupendas animaciones del original. Cuesta menos de lo habitual, 800 MP.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.