Actualidad

Ebert insiste en que los videojuegos nunca serán arte

El crítico del Chicago Sun-Times reafirma sus ideas de hace unos años.

Roger Ebert, el prestigioso crítico cinematográfico del Chicago Sun-Times, manifestó hace unos años su discrepancia sobre el supuesto valor artístico de los videojuegos. Ahora ha vuelto a la andadas en su blog para profundizar en sus razonamientos sobre la imposibilidad de que los videojuegos puedan considerarse algún día obras de arte.

El crítico ha escrito: "Quizás sea una tontería decir nunca, porque nunca, como nos dijo Rick Wakeman, es mucho, mucho tiempo. Dejadme decir que ningún jugador actual vivirá lo suficiente para disfrutar de este medio como una forma de arte. Una diferencia obvia entre el arte y los juegos es que puedes ganar un juego. Tiene reglas, puntos, objetivos y un resultado. [Kellee] Santiago puede citar un juego sin puntos ni reglas, pero diría que entonces deja de ser un juego y se convierte en una representación de una historia, una novela, una obra, un baile, una película. Esas son cosas que no puedes ganar; sólo las puedes experimentar".

Ebert rebate los argumentos de Kellee Santiago, que defendió la tesis opuesta. Así, a los ejemplos de Waco Resurrection, Braid y Flower, el crítico ha replicado: "Los tres ejemplos que elige como ejemplos no elevan mis esperanzas de que un videojuego merezca mi atención lo suficiente para jugarlo. Son, lamento decir, patéticos. Repito: 'Nadie de dentro o fuera de la industria ha podido citar un juego que merezca compararse con los grandes poetas, directores de cine, novelistas y poetas [sic]".