Phantasy Star
Phantasy Star
Carátula de Phantasy Star

Su propio universo

El universo online de Sega se adapta a la portátil de Nintendo. Un MMORPG que funciona bastante bien en DS, con un modo historia offline y un muy interesante multijugador online, que satisfará a los aficionados al género.

Con un importante retraso con respecto al lanzamiento original japonés (que data de diciembre de 2008), por fin llega a nuestras fronteras Phantasy Star Zero, la nueva incursión portátil de una de las franquicias más importantes de Sega. Aunque sus inicios fueron los de un RPG de corte tradicional por turnos, la franquicia no tardaría en evolucionar y, llegada la época de Dreamcast, se estrenaría con el subtítulo de Phantasy Star Online. De este modo, manteniendo la estética medieval y futurista de ciborgs y dragones, nos encontrábamos con el que se convirtió en el primer MMO para consolas; un éxito de Sega que, pese al tiempo transcurrido, todavía no se ha encontrado con mucha competencia, aún cuando son numerosos los títulos que se van preparando para llegar a las tiendas dentro de dicho género.

Así pues, la franquicia Phantasy Star abandonó su estilo tradicional para convertirse en el referente de los MMO en consola (también contó con versiones para PC, donde pasó más desapercibido), y tras PSO llegaría Phantasy Star Universe y, más recientemente, Phantasy Star Portable para PSP. Está claro que las consolas portátiles son un territorio en el que la franquicia de Sega se siente como pez en el agua, ya que junto a la segunda entrega para PSP, Phantasy Star Zero es un completo MMO para Nintendo DS que tiene mucha calidad y que se adapta a la perfección a la portátil de dos pantallas. Con un completo multijugador online y un modo historia offline, Phantasy Star Zero es una buena alternativa para los usuarios de DS.

Una nueva versión del mundo
Si a alguien le choca el estilo inocente y amable del juego, en comparación con sus anteriores encarnaciones, mucho más serias en diseño, eso es porque no se trata exactamente del mismo universo, sino de un planeta Tierra alternativo, 200 años después de la gran guerra que acabó con la antaño próspera civilización humana. Los supervivientes trabajaron muy duro para conseguir llevar una existencia pacífica, construyendo nuevas Ciudades; algunos, los que trabajan como Hunters, prefieren aventurarse por las extensiones de tierra que rodean a dichas Ciudades, cazando monstruos y criaturas que amenazan la seguridad de esas zonas civilizadas.

Lo primero que deberemos hacer nada más empezar nuestra partida es crear a nuestro personaje: humano, CAST (ciborg), o Newman. Una vez elegida la raza entre las tres disponibles, podremos personalizarlo a nuestro gusto (con equivalencias en el caso de los CAST): el tipo de pelo, el color del mismo, el color de la ropa, el color de la piel, la voz que queremos para el personaje, y el color de nuestro pequeño asistente electrónico. Pese a que las limitaciones de Nintendo DS, que provocan que las posibilidades de personalización no sean mucho más profundas, lo cierto es que es bastante como para que nos encontremos una amplia variedad de personajes, sin caer en repetición fácil de estilos y personajes en el universo online.

Argumentalmente, lo cierto es que el juego no es excesivamente profundo. Esos 200 años transcurridos se conocen por la gran ausencia de información, un vacío en la historia de la humanidad que muchos intentan resolver y llegar a conocer las causas. Según el personaje que nos creemos y la raza a la que pertenezca, la historia será diferente, pero con el avance en la aventura se irán unificando y acabarán siguiendo todas las mismas directrices y puntos de historia. En total tendremos siete capítulos en los que el argumento se desarrollará a través de secuencias de vídeo o largas conversaciones con otros personajes. Como juego orientado al multijugador, el modo historia para un solo jugador no es demasiado profundo, y no se aprovechó la oportunidad de contar una historia independiente, como acontece en Phantasy Star Universe.

Sistema de juego
El desarrollo del juego es bastante sencillo y, hasta cierto punto, repetitivo. Básicamente, tendremos una ciudad central, de escasas dimensiones, donde podremos adquirir objetos y prepararnos para el combate, así como aceptar misiones; desde esta ciudad, podremos acceder a las diferentes misiones que hayamos adquirido, tanto principales del argumento como misiones secundarias. Todas ellas siguen un esquema bastante marcado, sin demasiadas opciones de exploración, limitándonos a ir atravesando secciones cerradas en las que deberemos acabar con todos los enemigos para poder seguir adelante. Al final de cada misión nos espera el tradicional jefe de zona, o tal vez sólo un grupo de enemigos normales, y una vez llegados al final volveremos a la ciudad.

Cierto es que hay ocasiones en las que podremos tomar algunas decisiones del camino a seguir, pero son cambios bastante menores y en los que, por lo general, no influye mucho la elección que tomemos. Además, en ocasiones algunas misiones estarán ambientadas en el mismo lugar, y la situación de enemigos y secciones es idéntica. Esto deja un cierto sabor agridulce, pero hay que reconocer también que este no es el espíritu de Phantasy Star Zero, más centrado en las misiones sueltas y el desarrollo del personaje. Además, al estar centrado en el multijugador online, las misiones están pensadas para ser sencillas y directas, permitiendo la cooperación de los usuarios.

De hecho, más allá del modo historia, lo realmente interesante en Phantasy Star Zero es el multijugador online, donde tendremos a nuestra disposición no sólo algunas misiones del modo para un jugador, sino que contará además con una serie de misiones específicas. Tendremos diversas opciones de juego: modo Libre, donde la máquina nos meterá en un equipo con otros tres usuarios, de forma aleatoria; el modo Amigos nos permitirá invitar a nuestros conocidos a una sala privada, o viceversa; y por último, el modo en solitario, donde jugaremos solo con el único objetivo de subir de nivel, pudiendo así disfrutar de las misiones exclusivas del online. Diversas opciones según lo que busquemos.

A nivel de controles, Phantasy Star Zero es muy sencillo; lo principal en el juego son los combates, que se desarrollan en tiempo real. Tendremos tres ranuras, vinculadas a los botones A, B e Y, siendo posible determinar los ataques y objetos que queremos utilizar en cada ranura; esto implica golpes rápidos, ataques más fuertes, especiales, o uso de objetos. Pulsando el botón R, tendremos acceso a una nueva selección de tres ranuras, pudiendo tener más accesos directos; no olvidemos que, siguiendo con la estética Phantasy Star Online, el juego nunca se pausa, por lo que saber utilizar estos accesos será crucial de cara a salir indemnes de las mil y una misiones que deberemos superar.

Según el tipo de personaje que tendremos, podremos utilizar distintas armas y habilidades. En total, podremos disfrutar de más de 350 armas a lo largo del juego, una cifra muy elevada y que nos costará conseguir las más poderosas, como es lógico. Repiten todos los tipos de arma de la franquicia, pero se han añadido dos nuevos tipos de armas, las gunslashes, una mezcla de arma de fuego y pistola, y los escudos de defensa; una mejoría suficiente para que los habituales de la franquicia tengan nuevos juguetes con los que experimentar. Además, todas las armas se podrán mejorar y personalizar, dotándolas de habilidades especiales. Por último, comentar el sistema VisualChat; gracias a la pantalla táctil, podremos escribir y dibujar para comunicarnos con los demás jugadores, un sistema bastante sencillo y rápido que facilita la interacción social entre usuarios online. Además, podremos guardar hasta 20 mensajes para utilizarlos de forma directa, sin tener que volver a escribirlos o dibujarlos.

Apartado técnico
Visualmente no se le puede reprochar demasiado a Phantasy Star Zero, ya que explota con bastante acierto el potencial de Nintendo DS. Buenos gráficos completamente tridimensionales, con formas definidas y entornos que transmiten con bastante acierto las sensaciones acordes a cada misión. Los personajes, tanto amigos como enemigos, también están muy bien animados, con fluidez y movimientos precisos. Eso sí, se nota un poco menos de ritmo en los combates, posiblemente para adaptarse a lo que la portátil es capaz de mover; otras entregas eran mucho más dinámicas e intensas, pero Phantasy Star Zero está un peldaño por debajo. Cierto es que, posiblemente, así se haya evitado el tener que sacrificar en otros aspectos y, pese a todo, sigue siendo perfectamente jugable.

Más molesta puede ser la cámara, que no siempre nos deja ver con claridad el campo a nuestro alrededor. Esto puede ser molesto cuando no somos capaces de localizar a los enemigos o no nos percatamos de por dónde estamos recibiendo los ataques. Podremos recolocarla y centrarla detrás de nosotros con L, o bien pulsar X y girarla a nuestro antojo, pero no son alternativas del todo válidas y no siempre se puede recurrir a ellas, más con el combate en tiempo real. Destacar muy positivamente las secuencias de vídeo, hechas con animación y con una calidad de compresión muy satisfactoria; una verdadera delicia visual que deja con ganas de más y anima a seguir adelante en la aventura.

El apartado sonoro está bastante cuidado también, con buenas melodías y efectos bastante logrados y que consiguen transmitir lo que personajes, enemigos y armas están haciendo en cada momento y situación. Pero donde Phantasy Star Zero debe destacar es en la jugabilidad, y en ese aspecto, los amantes de la franquicia o los que busquen un MMO portátil, estarán satisfechos con el resultado final. A las muy numerosas misiones disponibles se le une al terminar el juego una Torre de retos con más horas de diversión. Con juego offline y online, quien pueda explotar todo el potencial del juego tiene mucho por hacer. Eso sí, jugando en solitario no desata todo su potencial, sobre todo porque la IA de los compañeros controlados por la máquina dista de ser la ideal, y las misiones son casi todas iguales, lo cual resta ciertos puntos de diversión al juego.

LO MEJOR

  • Buen acabado técnico.
  • Gran cantidad de armas, con nuevos tipos.
  • Muy interesante multijugador online.

LO PEOR

  • El combate no es tan fluido como en otras entregas.
  • La IA de la máquina no es muy buena.
  • Misiones casi todas iguales, algo repetitivas.

CONCLUSIÓN

Phantasy Star Zero consigue adaptar con acierto la franquicia online de Sega a la portátil de Nintendo, aún a pesar de las limitaciones que le impiden explotar todo su potencial. Variado, con un importante número de armas, un completo modo online que funciona a la perfección, y un sistema de control bastante sencillo y directo, tiene virtudes más que suficientes para abrirse camino en el mundo de los MMORPG portátiles. Eso sí, se percibe cómo el juego está un paso por detrás de las demás incursiones de la franquicia, por su estilo más lento y sus misiones repetitivas y poco profundas. Un buen acabado técnico, pero cuyas limitaciones de hardware hacen pensar que tal vez fuese un proyecto demasiado ambicioso para DS. Pese a todo, ha resultado ser un buen juego, muy recomendable para quienes busquen un juego de rol online portátil.

7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.