NieR

Realizamos un nuevo vistazo a la última propuesta de Square Enix y Cavia para descubrir que NieR es algo más que un hack'n slash de corte clásico.

Realizamos un nuevo vistazo a la última propuesta de Square Enix y Cavia para descubrir que NieR es algo más que un hack'n slash de corte clásico.

La última vez que vimos NieR, o también llamado Nier Gestalt para Xbox 360 en Japón, fue en el pasado Tokyo Game Show, donde pudimos probar una primera demo, en la cual no quedaba muy claro lo que sucedía; algo así como un hack'n slash donde teníamos que aporrear botones para eliminar monstruos al más puro estilo Devil May Cry. Ahora hemos tenido la oportunidad de profundizar un poco más en el nuevo título desarrollado por Square Enix en colaboración con Cavia, para descubrir mucho más de su historia y su contexto. Según sus creadores el guión será muy complejo, con continuos giros argumentales y sorpresas, que mantendrán al jugador en vilo a lo largo de la aventura.

La historia principal nos sitúa en el verano del año 2049, en un mundo postapocalíptico azotado por una terrible pandemia. El protagonista de la historia es NieR, un padre atormentado por la enfermedad de su hija Yonah. Con la aparición de una posible cura desarrollada por científicos, la enfermedad mutó a algo aún peor, un nuevo virus llamado Garabato Negro, gracias al cual aparecieron criaturas oscuras sedientas de sangre por todas partes. En las primeras escenas de la aventura, podemos ver como NieR hace frente a un grupo de monstruos mientras busca comida para su hija. Aún así, vemos que el sufrido padre necesita más poder para hacer frente a esta situación y decide recurrir a un libro que le otorgará poderes mágicos, llamado Grimoire Weiss.

El libro hace que NieR pueda realizar devastadores ataques mágicos; desde invocar un brazo enorme para que golpee a los enemigos, lanzar orbes rojos o hacer que aparezcan lanzas desde el suelo para empalar a cualquier enemigo situado dentro de su radio de acción. Asimismo, cargando nuestra barra de poder mágico, podemos causar mucho más daño a nuestros enemigos. El menú de hechizos será configurable a nuestra voluntad, decidiendo cuales nos serán de mayor utilidad según la situación a la que nos enfrentemos. A pesar de recordar a nuestra hija que no debe acercarse al libro bajo ningún concepto, éste se convertirá en nuestro mejor aliado, aportando ayuda y consejos útiles a lo largo de la aventura.

Después de esta introducción al mundo de NieR, sucede algo desconcertante; la acción se sitúa 1.300 años en el futuro y vemos a nuestro protagonista al lado de su hija que reposa en la cama, aún enferma. Ahora estamos en una sociedad medieval, a pesar de recorrer más de un milenio hacia delante. Los creadores no han desvelado las razones de este inesperado giro argumental para que podamos vivir la aventura al completo con la edición final del título. A partir de aquí descubriremos la mezcla de géneros de NieR; ahora podremos interactuar con los personajes que encontremos por la ciudad, desde vendedores de armas hasta misteriosos personajes que nos ofrecerán misiones.

El título transcurrirá en una perspectiva tridimensional en tercera persona, pero cuando entremos en los edificios, la vista pasará de las tres a las dos dimensiones, con un look plataformero. Una vez salgamos al exterior todo volverá a la normalidad; los creadores mantienen que, según la situación en la que nos encontremos, la jugabilidad cambiará para dar variedad a un género ya muy visto. En estas situaciones, la jugabilidad se acercará a los clásicos RPG japoneses, con la posibilidad de hablar con la gente, obtener información o recibir encargos; incluso podremos pescar o cazar animales. Una vez tengamos la versión definitiva, veremos si realmente se ha innovado en este apartado y si la mezcla de géneros ofrece buenos resultados.

Las armas disponibles serán muy variadas; desde enormes espadas a dos manos, con una gran poder destructivo pero pesadas en su manejo, hasta ligeros cuchillos, menos dañinos pero mucho más rápidos de utilizar. Tanto nuestras habilidades como las armas y los hechizos serán mejorables gracias a las palabras que dejarán caer los enemigos al morir y que podremos combinar en grupos de cuatro en nuestro libro para desbloquear nuevos atributos. También encontraremos personajes que se unirán a nuestra causa y nos acompañarán en la lucha contra estos seres oscuros, como Kaine o Emil; no los manejaremos pero podremos darles órdenes, decidiendo si nos conviene más su ayuda para defendernos o para que sean más agresivos.

Los combates serán muy variados y nos encontraremos con monstruos de todo tipo y tamaño, incluso con resistentes armaduras. Estas secuencias resultan espectaculares y en ocasiones podremos realizar golpes finales a modo de cuidadas cinemáticas; asimismo, la velocidad de estos combates será altísima, a la altura de los mejores hack'n slash. La pantalla se teñirá del color de la hemoglobina con nuestros ataques, dando como resultado un título bastante sangriento. El apartado gráfico resulta atractivo y nuestro protagonista se mueve con agilidad en los combates, que por otro lado son muy vistosos, con muchos efectos de postprocesado.

Antes de finalizar esta breve introducción al título, pudimos vivir uno de los primeros enfrentamientos contra uno de los jefes finales típicos de este género. En un poblado medieval donde se sitúa la aventura tras nuestro misterioso salto en el tiempo, tendremos que afrontar varios combates contra numerosos monstruos. Una vez eliminados, entra en escena una criatura descomunal de aspecto gelatinoso y brillante, suficientemente grande como para pasar sobre los muros de la ciudad. Como viene siendo habitual, para ganar a este tipo de criaturas, es suficiente con evitar sus golpes y aprender su patrón de ataque. Una vez hayamos localizado sus puntos débiles, aparecerán unos indicadores de daño, que irán disminuyendo a medida que los golpeemos.

Esto es sólo una pequeña parte del título que han estado desarrollando Square Enix y Cavia tanto para Xbox 360 como para PlayStation 3. Cabe destacar que la versión para la consola de Sony titulada Nier RepliCant y sólo disponible en Japón, ofrece un estilo mucho más adaptado al mercado nipón, con la misma ambientación pero con un protagonista mucho más joven que lucha para salvar a su hermana pequeña. Aún así, la versión que nos ocupa desarrollada expresamente para el mercado occidental y titulada sólo como NieR (NieR Gestalt en Japón, exclusivo para la consola de Microsoft) está prevista para Europa y Estados Unidos en ambas plataformas. Estaremos expectantes ante la aparición de nuevas noticias, para comprobar si el título de Cavia cumple con lo prometido.

NieR

El mundo está hecho pedazos por culpa de una enfermedad y una plaga de oscuras criaturas de origen desconocido. El jugador tomará el control de Nier, el tenaz protagonista que no parará hasta encontrar una cura para su hija, infectada por el virus del Garabato Negro. Con la ayuda de poderosos aliados y un libro misterioso, Nier se encontrará con cosas que podrían confundir incluso al más bravo guerrero.
NieR