Spec Ops: The Line, Impresiones

El último título producido por 2K Games rescata una de las series clásicas de Take Two. Con The Line, Yager rompe con la herencia de Spec Ops y presenta una Dubai devastada por tormentas de arena en la que vivir un nuevo Apocalypse Now. Rescate imposible.

El último título producido por 2K Games rescata una de las series clásicas de Take Two. Con The Line, Yager rompe con la herencia de Spec Ops y presenta una Dubai devastada por tormentas de arena en la que vivir un nuevo Apocalypse Now. Rescate imposible. 
La historia de los videojuegos no guarda un buen recuerdo de la saga Spec Ops. Aparecida a finales de los 90 en PC y llevada hasta PlayStation y Dreamcast, este shooter táctico de Take Two pasó sin pena ni gloria a lo largo de 8 entregas. Afortunadamente es todo lo que necesitamos saber de ella, porque con el título que hoy nos ocupa, Spec Ops: The Line, únicamente tiene en común el nombre, demasiado jugoso como para deshacerse de él. The Line es uno de esos proyectos que se llevan gestando tiempo en la industria, y que aguardan pacientemente su momento. La prensa internacional tuvo ocasión de echarle un vistazo a su original concepto en la Games Convention del 2008, a puerta cerrada y previa firma de acuerdo de confidencialidad, algo que no impidió que se filtrase un teaser que dejaba entrever el importante peso de la arena en él.   
El título se anunció oficialmente en el canal norteamericano Spike TV el pasado 12 de diciembre, dentro de los Video Game Awards, con un tráiler que ya comenzó a esbozar el tipo de juego que tendremos delante a finales de 2010 -aunque sería más prudente pensar en un lanzamiento a principios de 2011-. Este último Spec Ops está desarrollado por el estudio alemán Yager Development, que debutó con  el título que le da nombre -Yager- en 2003 para PC y Xbox, y que ahora mismo cuenta con una plantilla multicultural de 100 personas entre los que se encuentran varios españoles. El mes pasado visitamos sus dependencias en Berlín para tener una primera toma de contacto con el juego y sus creadores. The Line, como shooter táctico en tercera persona, nos pone en la piel de un escuadrón de Delta Force norteamericanos que deben realizar una misión de rescate en una Dubai arrasada por tormentas de arena. Y ahí, en ese elemento, radica uno de sus principales atractivos. La arena será capaz de moldear los escenarios, de jugar a nuestro favor cuando estemos en minoria, de crear caminos alternativos por los que abrirnos paso, de dificultar los combates o incluso de tendernos trampas mortales. Su recreación y comportamiento está tremendamente conseguida mediante el uso de un motor de físicas independiente que se ha añadido al Unreal Engine 3, responsable del apartado gráfico del título. Gráficamente impacta la escala de esta Dubai devastada; sus ostentosos rascacielos siguen clavados en la arena, pero apenas son el esqueleto de lo que un día fueron, ruinas de colosos de hormigón, metraquilato y acero. El estudio desplazó a varios de sus integrantes a la capital de Emiratos Árabes con el fin de inspirar el diseño, y pese a que la recreación no es 1:1 -no encontraremos réplicas exactas del Burj Khalifa, Burj Al Arab o las torres Al Kazim- el diseño está inspirado en ellos. Básicamente nos encontraremos una Dubai post-apocalíptica, víctima de esta catástrofe natural que se detalla en la intro CG que abre The Line. Según Corey Davis, diseñador jefe, la elección de Dubai como marco de la acción se debe a que "es una ciudad sorprendente, con una arquitectura de fantasía, que combinada con las tormenta de arena se convierte en una ciudad de contrastes, sustrato perfecto para ambientar un shooter de temática militar, enfocado al combate de media y corta distancia". Como comentábamos antes, el jugador toma el papel del capitán de los Delta Force Martin Walker, que junto con dos soldados, es enviado a la ciudad a rescatar al coronel John Konrad, reportado como desaparecido tras completarse la evacuación de la zona ante el azote de las tormentas de arena. Konrad reaparece enviando una señal de estrés, lo que motiva el despliegue de dos escuadrones Delta para tratar de extraerle. Dubai se ha convertido en una ciudad sin ley, repleta tanto de milicianos como de subcomunidades que subsisten de cualquier manera posible, y a los que el jugador tendrá que enfrentarse.  The Line bebe de la novela "El corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad, publicada a principio de siglo y que inspiró también a la oscarizada Apocalypse Now de Coppola retratando la guerra de Vietnam. De ahí el homenaje del coronel compartiendo nombre con el autor original. Para aquellos que hayan leído el relato, disfrutado con la película, o ambas, será fácil intuir el primer giro que presenta el guión: el coronel Konrad enloquece, convertido en un megalómano que no quiere ser rescatado, y como Brando en Apocalypse Now, será nuestro principal enemigo. El estudio destaca también el aspecto narrativo de Spec Ops: The Line, bautizándolo como uno de los shooters más provocativos que se han llevado a cabo. "La narrativa es oscura y a lo largo de la historia el jugador tendrá la oportunidad de modelar al Capitán Walker en su viaje a la oscuridad, con la toma de decisiones. ¿Hará lo correcto, o lo necesario? Hemos querido retratar las situaciones y dicotomías que viven los soldados reales en combate" comentaba su director. Entrando en materia jugable, The Line presenta un sistema de cobertura muy similar a Gears of War, con la particularidad de que los elementos son totalmente destructibles, y apenas serán lugar seguro durante unos segundos. Igualmente la IA está preparada para evitar situaciones del tipo "gato y el ratón" que se dan en los juegos que usan ese sistema cuando un jugador y el enemigo se encuentran espalda con espalda en el mismo obstáculo. Aquí la IA apenas tarda unas milésimas de segundo en detectar el momento apropiado para saltar y abordarnos. Además, tendremos control de los dos Delta Force que acompañan a Walker, uno de ellos experto en armamento pesado y el otro con perfil de francotirador, a los que podremos dar las órdenes habituales en los shooters tácticos y desplegar a voluntad. El desgaste de los combates se reflejará en la apariencia de nuestros soldados, con un sistema que la modifica, al igual que sus movimientos, dependiendo de las situaciones a las que han sido sometidos. Spec Ops The Line también contará con modo multijugador, aunque éste no ha sido anunciado oficialmente y se espera más información al respecto. La primera impresión ha sido muy buena. El lanzamiento, como mencionábamos al principio del texto, tendrá lugar oficialmente a finales del año fiscal 2010 que se cierra en marzo de 2011, en PlayStation 3, 360 y PC.  

Spec Ops: The Line

Nueva entrega de la serie Spec Ops, ahora en la nueva generación. Una aventura de acción en tercera persona ambientada en la guerra moderna.

Spec Ops: The Line