Hokuto no Ken Musou

Hokuto no Ken, el Puño de la Estrella de Norte, vuelve por la puerta grande en una producción donde Tecmo y Koei quieren demostrar por qué son los reyes de la acción tridimensional en Japón. La última adaptación del popular anime ochentero aparecerá en la sobremesa de Sony y Microsoft con ganas de convertirse en la alternativa de Dynasty Warriors. La compañía afincada en Japón presentaba hace unos días su último título estrella: recopilamos toda la información e imágenes para relatar paso a paso todo lo que se conoce sobre él.

 A principios de la década de los 80, dos figuras japonesas emergerían en el mundo del manga con una obra que acabaría por crear escuela. Hokuto no Ken, El Puño de la Estrella del Norte, cuenta es obra del célebre Sho Fumimura -más conocido por el apodo Buronson- y del no menos polifacético Tetsuo Hara. Uno se encargaba de crear un guión adulto, maduro, tan característico de aquella época, mientras que el otro es el responsable de dar vida a los dibujos que años más tarde acabarían siendo retratados como una serie de animación de gran éxito a nivel global. De hecho sería una de las primeras en llamar la atención del público occidental, además de contar con el prestigio de ser una de las franquicias que cuenta con mayor número de adaptaciones a videojuego que hemos tenido ocasión de conocer hasta la fecha.

Hokuto no Ken ha pasado prácticamente por todas las consolas relevantes del mercado, enfatizando en SNES, PlayStation (sendos modelos), PSP, NDS e incluso Wii en un extraño recopilatorio lanzado por Sammy que veía la luz en territorio japonés hace dos años con nula repercusión mediática. La importancia de la serie ha ido variando con el paso del tiempo hasta llegar al punto de justificar una precuela elaborada por los autores originales en la que se explica detalladamente la vida del antecesor de Kenshiro -que curiosamente recibe el mismo nombre aunque con distinto apellido-, y que a día de hoy sigue siendo publicada con un éxito considerable en territorio japonés.

El argumento que recoge la serie sigue los pasos de un fornido guerrero que se embarca en una compleja odisea (que muchos han querido comparar con los grandes tomos literarios de la Historia) cuyo principal objetivo recae en la búsqueda de su amada. El contexto es frío, gris: recoge la historia paralela que habría vivido el país del sol naciente de haberse producido un holocausto nuclear que deja a más de media humanidad desperdigada sin ninguna clase de futuro. Precisamente es el pesimismo de la serie, este ambiente tan peculiar que pocos han sabido retratar con tanto esmero, lo que siempre la ha caracterizado de cara a los nuevos usuarios que se animan a probar con ella. No es de extrañar que, con este trasfondo, las adaptaciones a videoconsola hayan sido de las más codiciadas por las compañías japonesas.

De vuelta a la actualidad
Hace dos días Koei Tecmo Holdings celebraba un evento en pleno núcleo de la industria para celebrar un anuncio del que se conocía más bien poco. La sorpresa llegaba con la confirmación de un nuevo Hokuto no Ken basado en la serie tradicional (que no en la precuela, denominada Fist of the Blue Sky) donde el jugador tendría que seguir los pasos de Kenshiro desde los primeros compases del manga, con la épica introducción que le caracteriza, hasta los últimos compases de su odisea, enfrentamiento final inclusive. En un mundo desolado, el héroe ha de luchar por amor haciendo uso de una técnica de lucha ficticia que los creadores del manga se sacaron de la manda para aumentar más aún si cabe el universo de la serie.  La técnica Hokuto Shinken, apodada como tal en referencia a una de las constelaciones de la Osa Mayor, es única en el mundo y extremadamente letal. Lo más destacado en este sentido es, no obstante, la inclusión de una nueva trama específicamente diseñada para esta adaptación de la que hasta el momento no se conoce detalle alguno.

No debe de extrañar pues que la mayoría de las versiones de consola que se han producido sobre la franquicia hayan estado siempre orientadas hacia la lucha, bien sea 1vs1 o ampliada siguiendo la línea de los beat ‘em up tradicionales. Como no podía ser de otra manera, a poco de comenzar la velada el portavoz de turno se encargaba de desvelar un secreto a voces: esta adaptación supone la enésima vuelta de tuerca al concepto Musou que ha puesto de relieve durante tantos años Dynasty Warriors, sin conseguir todavía hallar un hueco en el exigente catálogo de la nueva generación. Así pues, tenemos a un Kenshiro desatado que debe recorrer los escenarios del anime a golpe y porrazo entre centenares de enemigos pero, ¿hasta dónde pretende llegar realmente Koei Tecmo en esta ocasión?


Habrá a quien le extrañe invocar a esta compañía recientemente fusionada en vez de hacer lo propio con Sega, que tradicionalmente se ha venido encargando de la distribución de la serie, del mismo modo que Arc System Works ha llevado la batuta de las últimas producciones de PlayStation 2. No obstante no hay nada que temer ya que, en última instancia, la esencia que se trata de recoger en esta nueva adaptación -que hasta el momento se conoce por Hokuto Musou- es exactamente la misma que en ocasiones anteriores. Como buen Musou que se precie la mecánica no invita a demasiadas divagaciones: controlaremos a un único personaje cumpliendo diversos objetivos, aunque para poder cumplirlos primero hemos de derrotar a una marabunta de contrincantes que tratan de derrotar a Kenshiro.

Para defenderse tiene a su disposición el pad de Xbox 360 y de PS3, que hará gala de los controles tradicionales. Aquí lo que realmente importa es la puesta en escena, la forma de llevar a cabo las técnicas de combate y el arte marcial que caracteriza al héroe. Siendo fiel a la serie original, Kenshiro manejará diversos estilos a la hora de golpear, tumbar, empujar e incluso dilapidar a los enemigos que se crucen en su camino. En la presentación del título hubo ocasión de ver en primera persona un vídeo en el que el héroe recorría diversos escenarios haciendo uso de un poder especial representado con un halo azul, que en última instancia le permite asestar rápidas y letales combinaciones de golpes a más de una veintena de enemigos que se apilan a su alrededor.

La sangre es omnipresente, se respeta la crudeza de la serie en todo momento, sin menospreciar la esencia guerrera que obliga a Kenshiro a desplegar todas sus habilidades en entornos tridimensionales, que lucen un aspecto bastante bien recreado a juzgar por las imágenes que se adjuntan en este texto, así como por el tráiler en cuestión que comentábamos anteriormente. Se ha apostado por un aspecto realista rico en detalles que va desde el gore puro y duro hasta distintos efectos secundarios donde Kenshiro cambia su aspecto a medida que recibe ataques críticos. Será posible realizar ataques aéreos, pelear con distintos clanes guerreros tal y como sucedía en la serie original (sus cabecillas serán nuestros jefes a batir), aunque de momento no se conoce a ciencia cierta hasta qué punto será posible deformar los escenarios

También en Occidente
Más allá de la sorpresa inicial de confirmar un Hokuto no Ken en la actual generación (algunos blogs especializados como Siliconera la daban por muerta pese al éxito que sigue acumulando en Japón, y más concretamente en sus últimas adaptaciones en PSP), lo que ha llamado la atención a propios y extraños es el hecho de confirmar que el título aparecerá fuera de las fronteras japonesas. Dicho en otras palabras: el público occidental también podrá disfrutar de esta nueva apuesta musou que representa un soplo de aire fresco para una fórmula que pedía a gritos una renovación integral tanto del estilo de juego como del contexto en el que se desarrollaba, después de comprobar cómo Dynasty Warriors ha dejado de ser rentable fuera del país del sol naciente (en vista de los últimos batacazos que se han llevado las últimas propuestas de Koei).

Hokuto Musou viene con ganas de convertirse en un nuevo referente en el género de los beat ‘em ups o, cuanto menos, de ser la adaptación definitiva de una serie que se la merece tanto o más que las últimas incorporaciones que hemos conocido en la actualidad de la manganimación japonesa. Por su argumento es un título que encaja perfectamente con las querencias del público occidental, entendiendo que en Asia el pesado se venderá por sí solo por el mero hecho de devolver la franquicia al plano que nunca debería haber abandonado. Su lanzamiento está previsto en Xbox 360 y PS3 a mediados de 2010. Esperemos que esta vez la buena imagen que deja el juego a primera vista no se convierta, como de costumbre, en humo que se disipa unos días antes de aparecer el juego en las estanterías del mercado global. Por el momento las expectativas son buenas… Muy buenas. 

El Puño de la Estrella del Norte

Nueva entrega de la franquicia Hokuto no Ken donde Kenshiro, el héroe de la historia, se las verá con centenaras de enemigo al estilo Dynasty Warriors.
El Puño de la Estrella del Norte