Fallout 3: GOTY, Impresiones

Fallout 3 y sus cinco expansiones, todo en uno en el pack definitivo para Pc, Playstation 3 y Xbox 360 en el que se visitan todos y cada uno de los lugares del mundo postnuclear creado por Bethesda.

Bethesda sacó a la luz una tercera parte de una de las sagas de rol más aclamadas de todos los tiempos hace escasamente un año. Fallout 3, premiado por todos lados y uno de los juegos, si no el que más, destacados de 2008 no se ha detenido en ningún momento. La cantidad de horas que supone tamaña aventura se ha visto respaldada durante todo el 2009 por contenidos descargables que han hecho todavía más enorme el vasto mundo de Fallout 3. Ahora, una edición Game of the Year recopila las cinco expansiones con el juego principal para captar a los adeptos que todavía no hayan comprobado cómo es la vida postnuclear.

Fallout 3 reunía una serie de condiciones que lo llamaban al éxito. El nombre de una franquicia de culto entre el género de los juegos de rol y Bethesda detrás de su creación sólo auguraban lo que acabó siendo. Una obra maestra y un ‘lo han vuelto a hacer' para los desarrolladores del también aclamado Oblivion. La ingente cantidad de posibilidades disponibles en esta aventura, el valor de la palabra libertad y su atmósfera apocalíptica han convertido Fallout 3 en uno de los juegos multiplataforma más laureados de la presente generación. Un juego al que no han dado ningún tipo de descanso a lo largo de estos doce meses.


Y es que la propuesta de Fallout 3: Game of the year edition, es recopilar todo cuánto se ha publicado alrededor del último vástago de Bethesda. A la aventura principal con más de cien horas de juego se le añaden los cinco contenidos descargables, tres de los cuáles fueron exclusivos temporalmente para 360 y Games for Windows y que desde antes del pasado verano han ido apareciendo en Playstation 3. Los capítulos operación Anchorage, The Pitt y Broken Steel han visto como en el mes de junio se le añadieron  Point Lookout y Mothership Zeta. Cinco aventuras independientes y con el añadido de ofrecer variedad de escenarios que se unen en éste pack GOTY que, a pesar de su precio en los bazares por separado, se pone a la venta recientemente con cifras competitivas para quienes no se hayan decidido todavía a hacerse con Fallout 3: 59.90 euros en PS3 y 360 y 49.90 en PC.


Nace el niño
Fallout 3 ubica su aventura en un mundo devastado por las armas nucleares. Después de una primera toma de contacto en la que se ve el nacimiento y crecimiento del protagonista, pasando por diversas etapas de su niñez hasta su juventud, momentos utilizados a modo de tutorial y de editor en el que definiremos quiénes y qué queremos ser, empezará la verdadera aventura para nuestro particular héroe. O villano. En medio de un refugio que esconde la cruda realidad ahí fuera, nuestro destino cambiará cuando nuestro padre decida abandonar el búnker 101 sin motivos aparentes.


En el desierto nuclear en el que se ha convertido el planeta toca decidir los caminos que marcaran nuestra historia. Cientos de personajes esparcidos por un enorme mapeado, conversaciones a un lado, a otro. Emisoras de radio que hablan de la actualidad. Enemigos, humanos o no. Hay todo un mundo en liza en el que el protagonista sólo es una parte más de él. Fallout 3 destaca, como en sus predecesores (con muchos matices), en la interacción con los personajes, las posibilidades de crear un carácter propio según nuestras respuestas y en el alto poder de decisión sobre cómo queremos jugar y cómo queremos ser. Los atributos asignados durante nuestro crecimiento y el estilo a la hora de ser bueno o malo ya sea negociando o asesinando, robando o pagando, hará que se puedan jugar partidas totalmente diferentes en el mismo mundo.


Como buen juego de rol, las subidas de nivel están al orden del día. Éstas nos dan habilidades y puntos Especiales que sirven para marcar más a nuestro personaje. Podemos ser excelentes tiradores o tener unos grandes dotes de oración para evitar en muchos casos el uso de la violencia. Libertad. Esto, junto a un sinfín de misiones y un sinfín de maneras para realizarlas, es la gran baza de Fallout 3 a la que se le suma un mundo y una trama principal madura. Y un sistema de juego profundo. Ya sea en primera persona o en tercera, el modo de combate V.A.T.S. es el que marca la diferencia en los combates. Un sistema que mezcla la acción por puntos disponibles en una especie de turnos en el que los enemigos se mueven lentamente y en el que podemos escoger que extremidad disparar. Algo que se puede alternar con la acción directa, más al estilo actual. Hay tanto por recorrer, tantos objetos, historias y lugares que visitar que convierten Fallout 3 en uno de los juegos más largos y completos de la presente generación.


El mundo Operation
Los tres primeros packs de descarga anunciados para Fallout 3 tuvieron en Operation Anchorage su estreno. Se trataba de una misión en un impactante entorno gélido: Alaska. Las nieves montañas sustituyen el desértico Yermo y la acción directa acaba también con el estilo Fallout. Una interacción nula con el escenario, un desarrollo lineal y acción sin descanso, casi sin mediar palabras. Precisamente el intercambio de balas con el mayor número de enemigos en pantalla vistos en el juego es el mayor atractivo para esta primera DLC.


La segunda operación que Bethesda ofreció como descarga fue The Pitt, la visita a unas ruinas de la antigua Pittsburg, ciudad que a pesar de no quedar afectada por la gran guerra, pagó un alto precio por su ubicación a la orilla del mar: habitantes mutados. Nuestra misión será ayudar a sus habitantes, que se encuentran a manos de un cabecilla que tiene una cura para sus mutaciones pero que a cambio los tiene esclavizados. En este caso se vuelve a la esencia de Fallout, con un desarrollo más pausado y en el que las decisiones morales vuelven a coger peso después del frenetismo de Anchorage. Nuevos objetos, enemigos silenciosos que pueden dar más de un sobresalto y un nuevo diseño del entorno sorprendente hicieron de esta descarga una opción muy recomendable.


Pero no fue hasta la llegada de Broken Steel cuando se vio una obra totalmente redonda. Ubicado en el Yermo y quince días después del final del juego, el protagonista es rescatado por la hermandad del acero y apenas recuerda nada de lo sucedido. Con un compendio de misiones y una trama principal que queda abierta para poder campar a nuestras anchas por el Yermo cuando esté terminada, se convirtió en la expansión más recomendada. Por las nuevas habilidades disponibles y por una reclamación de la comunidad escuchada: la posibilidad de subir de nivel más allá del 20, el límite del juego principal. Cuenta con la visita a zonas no presenciadas anteriormente, y algunos momentos que permiten cambiar radicalmente atributos como el karma  del protagonista.


El pentágono
Point Lookout apareció después del trío de expansiones Operation pero con un buen sabor de boca cercano a Broken Steel. En este caso, se trataba de visitar una zona pantanosa con nuevos tipos de personajes y un mapeado bastante extenso para tratarse de un DLC. La zona, nada afectada por la guerra como pasa con el Yermo, tiene una riqueza especial gracias a sus personajes rurales y a los nuevos enemigos. De nuevo la dualidad entre el bien y el mal está presente, aunque en este caso se cuenta también con muchos momentos de acción cercanas a un juego de terror por su ambiente opresivo y el ataque en manada de los enemigos.


Mothership Zera es la última de las cinco expansiones que han alimentado al monstruo Fallout durante todo el año. Se trata de un viaje espacial en una nave extraterrestre de la que intentaremos escapar. En ella encontraremos todo tipo de personajes abducidos que nos marcaran las misiones a superar. El cambio de escenario, de nuevo, es rompedor. Sobre todo por el hecho de pasar a grandes llanuras sin fin a una nave cerrada con sus pasillos y habitaciones. Esta trama alternativa, lineal y un tanto corta, aporta como es habitual nuevas armas y habilidades para el personaje.


Fallout 3: GOTY es el pack más completo posible para quién quiera descubrir absolutamente todos los entresijos de la obra de Bethesda. Una historia principal larga, abierta, rejugable e imponente a la que se le unen las cinco descargas que, a pesar de ser alguna de ellas bastante regular, completan un universo enorme con cientos de horas de diversión. Además, a un precio realmente competitivo teniendo en cuenta lo que ha llegado a cobrar la compañía por estos packs por separado. Una compra obligada para cualquiera que todavía no haya podido comprobar por sí mismo que significa ser parte de Fallout.

Fallout 3: Game of the Year edition

Pack recopilatorio de Fallout 3 y las cinco expansiones que han ido saliendo a lo largo de su primer año de vida
Fallout 3: Game of the Year edition