Empire: Total War - The Warpath Campaign
Empire: Total War - The Warpath Campaign
Carátula de Empire: Total War - The Warpath Campaign
  • 9

    Meristation

¡Que vienen los indios!

Ramón Méndez

La primera expansión para la última gran entrega de la franquicia Total War nos pone en la piel de los indígenas americanos, que intentan defender sus territorios de los conquistadores. Nuevas facciones, unidades y árboles tecnológicos que ofertan abundantes horas de juego.

La franquicia Total War de The Creative Assembly se ha convertido, por méritos propios, en sinónimo de la mejor estrategia. A lo largo de distintas épocas históricas, hemos ido disfrutando de los conflictos bélicos más importantes de la humanidad: los shogunatos de Japón, el imperio romano, el medievo, y más recientemente, la época de los conquistadores con el descubrimiento de América; por no olvidarnos del recientemente anunciado capítulo ambientado en las campañas napoleónicas. Pero nuestra próxima parada en el repaso histórico es una expansión para Empire: Total War, que bajo el título de Sendero de Guerra, nos presenta la otra cara del conflicto: nos pondremos en la piel de los indígenas americanos que intentan resistir la invasión de las grandes potencias.

Como es lógico, esta expansión incluye nuevas facciones jugables, que se unen al ya de por sí extenso plantel del juego básico. Ahora tendremos también cinco tribus indígenas del territorio norteamericano: la nación iroquesa, la de los hurones, las naciones de las praderas, las naciones pueblo, y la nación cheroqui. Al tener nuevas razas, también disfrutaremos un mapa del territorio norteamericano mucho más detallado y con nuevas regiones, adaptándose a las nuevas alternativas jugables. Como es lógico, para conservar el rigor histórico tendremos una nueva fecha de inicio de la partida, 1783 (hasta un límite de 1813). Esto no implica que nos limitemos a disfrutar, de forma independiente en su propia campaña, de estas facciones, ya que estarán disponibles también en el modo multijugador.

Al tener nuevas facciones, inevitablemente tendremos también nuevas unidades (tanto normales como Elite) específicas, propias de la tecnología y el estilo de vida de los indígenas protagonistas de Sendero de Guerra: por ejemplo, tendremos guerreros Mohawk, soldados Cheyenne, exploradores Navajo, así como chamanes (que se encargan de los aspectos de infiltración) y exploradores (para sabotear las unidades y asentamientos enemigos). Tampoco faltarán las nuevas tecnologías tribales, un total de 18 tecnologías que pasan a formar parte de un nuevo árbol evolutivo, con cosas como la medicina espiritual, la llamada de la naturaleza, etcétera.

Quitando estas nuevas características, propias de una expansión de este tipo, podemos ver que el juego sigue siendo exactamente el mismo. Estrategia por turnos en la que deberemos estudiar a conciencia nuestras opciones y realizar nuestros movimientos antes de que la máquina haga lo propio, con distintos objetivos según la facción que estemos controlando (como es lógico, las cinco recién incorporadas tienen sus propios intereses), que deberemos cumplir antes de que se nos acabe el plazo de tiempo. Sencillo de controlar y con una gran profundidad jugable, en este aspecto seguimos encontrándonos con el más puro estilo Total War, una excelente entrega estratégica que permite a los aficionados disfrutar de una nueva campaña que cumple con solvencia su cometido.

LO MEJOR

  • Cinco nuevas facciones.
  • Poder utilizarlas en su campaña propia o en el multijugador.
  • Precio justo.
  • Árbol tecnológico particular.

LO PEOR

  • La base sigue siendo la misma.
  • Sensación de que las nuevas facciones están por detrás tecnológicamente, con algún momento de frustración.

CONCLUSIÓN

Aquellos que hayan disfrutado de la franquicia Total War en general, y de Empire en particular, se encontrarán en Sendero de Guerra una expansión sencilla, pero que es justo lo que se podría esperar: una nueva campaña, con un mapa propio (mejor dicho, revisado con respecto al que vimos en la edición básica) y cinco nuevas facciones, con características particulares, que se pueden usar también para el multijugador. A un precio bastante reducido de siete euros, se convierte en una alternativa bastante interesante, para ampliar nuestra experiencia con uno de los más grandes de la estrategia para PC. En definitiva, misma base jugable y técnica, pero con añadidos interesantes que aseguran un buen número de horas de juego. [image|nid=1479587|align=center|preset=inline] - Cinco nuevas facciones.- Árbol tecnológico particular. - Poder utilizarlas en su campaña propia o en el multijugador.- Precio justo.

9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.